Online Head Ball. Y este juego ¿qué hace aquí?

Online Head Ball. Y este juego ¿qué hace aquí?

Online Head Ball es una presencia sorprendente en los tops de descargas tanto de Google Play como de iOS. ¿A qué se debe?

El top de descargas de Google Play suele ser bastante estable. Whatsapp se mantiene arriba seguida de Facebook e Instagram siempre suele estar por ahí. Aplicaciones que tienen éxito en un determinado momento también pueden tener una presencia larga en la lista de honor, como Snapchat o Wallapop, o juegos como Candy Crush o Clash of Clans. Ahora mismo el top cuenta con una presencia sorprendente: Online Head Ball.

Online Head Ball, como otros tantos de éxito en plataformas móviles, tiene una mecánica muy sencilla: dos cabezas jugando a fútbol en un campo lateral. Simplemente nos podemos desplazar lateralmente y realizar un chute alto, uno bajo y saltar. Además de reaccionar a nuestros chutes, la pelotita también rebotará en nosotros. por lo que los goles accidentales o de churro son muy habituales.

Dos cabezas jugando a fútbol

Además, tendremos a nuestra disposición una serie de superpoderes que pueden, por ejemplo, congelar al rival. Según el modo de juego, también pueden ocurrir eventos aleatorios, como que las porterías o los jugadores se hagan grandes o pequeños. Los partidos duran 90 segundos, tiempo suficiente para alcanzar marcadores muy abultados, superando los diez goles.

Online Head Ball

Cuenta con modo On Line, que te permite jugar contra tus amigos, así como modo offline. Su descarga es gratuita pero cuenta con compras in app tan habituales en este tipo de juegos, que te permitirán personalizar tu jugador a tu gusto con gorros o máscaras. Además, contiene publicidad a chorrón.

Online Head Ball: Tercera en Play Store y primera en la App Store

Online Head Ball

Online Head Ball es divertido y tiene un punto de adictivo, sin embargo, sigue sorprendiendo que se encuentre tan arriba -tercero en Play Store y primero en la AppStore de Apple, aunque ya ha caído hasta el puesto 11-. El juego no ha tenido prácticamente reseñas en páginas importantes ni se ha visto una gran campaña publicitaria tras él y a priori no cuenta con una imagen que invite a descargarlo de forma masiva.

Probablemente la respuesta se encuentre en la comunidad gamer oriunda de YouTube. Ya en Twitter se puede ver una gran actividad de gente compartiendo sus nicks y pantallazos de la partida, pero en la plataforma de video de Google una búsqueda de Online Head Ball nos devuelve hasta 525.000 resultados, algunos con más de 50.000 visualizaciones en menos de un día.

Un éxito en YouTube

Online Head Ball

Si seguimos indagando en las redes sociales, vemos que su cuenta en Twitter está actualmente suspendida. Es posible que, ante la inminente Eurocopa, los responsables del juego iniciaran algún tipo de campaña en la red de microblogging que fuese en contra de las reglas de esta, pero que sin embargo, lograse viralizar el juego.

Muchos desarrolladores importantes gastan un auténtico dineral en publicitar sus juegos, llegando incluso a anunciarlos en televisión. Online Head Ball parece haberlo logrado de una manera mucho más asequible gracias a su viralización en YouTube (aunque no es descartable que esto lo favorecieran pagando a algunos YouTubers). Y ahí está arriba del todo, por encima de Instagram. Ahora queda por ver si logran que el fenómeno sea estable.

Versión: 32.08
Autor: Masomo Gaming
Requiere 4.0.3 y versiones posteriores
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

7 trucos geniales para la aplicación de Google Maps
Inhibidores de frecuencia: qué son y por qué están prohibidos