OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

El OnePlus 3 despierta admiración y desconocimiento a partes iguales. ¿Cómo se comporta realmente? Tras un mes de uso, éstas son nuestras opiniones.
En:

El OnePlus 3 es de esos móviles que tienen un algo especial, aunque sólo sea por todo el ruido que consigue la marca en torno a sus lanzamientos. Potencia de sobra para realizar cualquier tarea, es bonito por fuera, no le falta de nada para disfrutar de Android, posee una muy buena cámara con la que hacer fotografías y vídeos, entra dentro de lo aceptable para un gama alta… En fin, se le pueden poner pocas pegas.

¿Que no tiene pegas? No hay móvil que carezca de ellas, incluso entre aquellos con la relación calidad/precio del OnePlus 3. Su batería podría ser mejor, por ejemplo: es uno de los principales defectos que yo le veo; el sonido tampoco me termina de convencer, tanto por auriculares como a través de su altavoz externo; y alguna que otra pega mínima, como el brillo máximo en exteriores.

Ya hicimos el análisis a fondo del OnePlus 3 en su momento. Sigue vigente, por lo que leerlo debe convertirse en el primer paso a la hora de elegir o no este smartphone. ¿Qué encontrarás en este artículo de hoy? Un análisis en base a la experiencia como móvil diario tras un mes de uso intensivo. ¿Es recomendable este móvil? Sí, pero no para todos.

Si buscas potencia no hay móvil mejor: el OnePlus 3 es una bestia

OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

Si algo comprobé tras un mes utilizando a diario este smartphone es que no hay nada que se le resista. En todo momento se muestra fluido, las transiciones entre apps son casi inmediatas, jamás redibuja el launcher al volver al home, las aplicaciones se mantienen tal y como estaban antes de dejarlas en segundo plano… Mucha discusión tuvieron los 6 GB de RAM, pero yo no les he visto ningún problema.

Si buscas lags o ralentizaciones con lupa te das cuenta de que es inútil: el Qualcomm Snapdragon 820, la combinación de su RAM DDR4 y el almacenamiento UFS 2.0 consiguen que el OnePlus 3 vaya como una bala. Es muy difícil notar diferencias entre la gama alta de este año, pero con éste no hay discrepancias: si no es el Android más rápido poco le falta. Bajo mi opinión, es el número 1 en este sentido.

No hay discusiones: el OnePlus 3 está en lo alto de la tabla si se hace mención a la potencia bruta

Oxygen OS está bastante maduro en su versión 3.2.1 (la actual); y permanece actualizado a Android 6.0.1 Marshmallow. Es ligero y no lastra el sistema con excesivos ajustes extra, aunque yo sí echo en falta el Cyanogen OS del primer OnePlus. Los añadidos para el ajuste de pantalla, los gestos y el conmutador de sonido están bien, pero no veo un ecualizador, algo que para mí es imprescindible. Sobre todo teniendo en cuenta que el sonido me decepcionó.

Por diseño no será: líneas y materiales «premium»

OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

El diseño siempre será un aspecto subjetivo en un smartphone: lo que a algunos les parece bonito a otros no tanto; aunque sí que existen ciertos patrones que terminan asustando a la vista y al tacto. Puedes hacerte una idea, pero no los encontrarás en el OnePlus 3: tanto la construcción como el diseño son de nota. Sobre todo por el tacto del aluminio y el efecto 2,5D de la pantalla.

Está muy dicho, pero es la realidad: el OnePlus 3 se ve y se siente en la mano de maravilla

Como no todo son palabras bonitas, quizá el diseño del OnePlus 3 no sea distintivo. Creo que no es algo que le termine desmereciendo, pero sí es cierto que su aspecto general podría ser el de muchos otros móviles de gama alta y media. Tampoco me gusta que la lente sobresalga tanto del cuerpo: a pesar de que no se me arañó, tengo claro que tarde o temprano lo hará. Igual que el cuerpo de aluminio, algo de lo que pecan casi todos los smartphones con este material.

En cuestión de tamaño y de peso he de decir que nunca se me hizo grande. No es pequeño, las cosas como son, pero se mantiene bastante ajustado en torno a las dimensiones de su pantalla (quizá bajar hasta las 5,2 pulgadas le hubiese venido bien). Alguna vez se me ha resbalado ligeramente de las manos, aunque no me parece resbaladizo per se. Eso sí: al sostenerlo por los bordes de la pantalla a menudo se pulsa sobre ella sin querer.

El aluminio no se hace resbaladizo, pero tampoco se agarra por completo a la mano

Nadie dirá que el OnePlus 3 no es un móvil de categoría, y eso es bueno. Sólido, resistente (tampoco lo estrellé para corroborar este punto) y se siente de muy buena calidad. Para mí es una garantía: no sólo pago por un buen móvil, éste lo aparenta y lo demuestra también por dentro.

De aceptar la cámara a disfrutarla en menos de un mes

Debo decirlo: comparando la cámara del OnePlus 3 contra las del Samsung Galaxy S7 y LG G5, la primera no resulta vencedora, pero sí se acerca bastante. Éste es un detalle que acentué los primeros días y que, a base de sacar fotos, fui desechando con el tiempo. El OnePlus 3 posee una buena cámara todo terreno. Sin obviar sus defectos, claro.

Su tendencia a subexponer no me gusta nada, incluso en momentos de buena iluminación; el enfoque automático me ha dado más de un disgusto; y el modo HDR puede ser tan agresivo que a veces estropea la foto. Aun así, los resultados están a muy buen nivel con imágenes que a menudo no parecen hechas por un móvil. La lástima es que esto no sea la norma, algo que el S7 o el G5 consiguen con más facilidad.

Pierde el miedo a dejar la cámara en casa: el OnePlus 3 no sólo sale del paso, los resultados están a muy buen nivel

La captura manual y el guardado en RAW son un caramelo, toda una alegría para alguien que prefiere tenerlo todo bajo control. El vídeo también me gusta: el estabilizado de imagen hace buen trabajo. Tiene opción a 4K, cosa que es notoria, aunque aún no se le saca partido (bajo mi uso, ojo).

¿Merece la pena comprarse hoy un OnePlus 3? Sin duda. Pero…

OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

El OnePlus 3 siempre será una excelente compra, incluso aunque pasen dos años. Lo mejor de este smartphone, además del precio de partida, es que está pensado para aguantar en el tiempo gracias a un hardware holgado que debería burlar la obsolescencia. El procesador más potente de 2016, el doble de RAM de lo habitual, el doble de espacio, conjunto muy rápido… Y todas las conexiones necesarias, incluida la banda 1800.

Gracias a que lo tiene todo, y de lo mejor, el OnePlus 3 está destinado a aguantar en el tiempo

El sensor de huellas es otro de esos elementos que eleva la nota media: muy rápido y efectivo con una zona para la colocación del lector que se me hace cómoda. También me gusta que se le dé al usuario la opción a elegir entre botones capacitivos o en pantalla; pudiendo alterar el orden de los botones incluso en los físicos. Sé que esto tiene sus detractores, pero a mí me resulta muy positivo.

OnePlus 3, opiniones tras un mes usando a diario el móvil

¿Es el OnePlus 3 para todos los usuarios? En principio sí, aunque sólo lo aprovecharán por completo aquellos que estén dispuestos a exprimir todo el hardware. Algo seguro es que no se quedará corto en ningún momento, pero no por eso tiene que ser mejor: hay veces que compensa adquirir un modelo inferior si éste se adapta a lo deseado. 400 euros puede ser un precio accesible teniendo en cuenta la competencia y el hardware integrado, pero sigue siendo mucho dinero.

400 euros sigue siendo mucho dinero por más que el OnePlus 3 sea un smartphone «top»

Como destaqué todo lo que me gustó tras un mes usándolo, ahora ejerceré de abogado del diablo comentando los puntos por los que yo no lo recomendaría. Veamos.

  • No tiene SD. El espacio es de 64 GB (sin formato), más que suficiente para la mayoría. Pero si acostumbras a ir con mucho contenido multimedia, o quieres grabar en 4K, vas a tener problemas.
  • No tiene radio FM. En lo personal, a mí no me molesta, pero sé que este componente es de vital importancia para muchos. Si es tu caso, mira otro móvil.
  • La autonomía no es la mejor. Ésta es mi principal pega con el OnePlus 3: a pesar de que 3.000 mAh podrían parecer suficientes, lo cierto es que la autonomía de este smartphone deja un poco que desear. Sobre todo tras la última actualización (que tampoco agrava en exceso la autonomía).
  • Los tiempos de envío pueden eternizarse. Qué alegría, se terminaron las invitaciones para comprar el OnePlus 3; pero debes lidiar con el tiempo de envío. Pongo mi ejemplo: dos semanas tardó el móvil en estar conmigo. Dos semanas a pesar de que se envía desde Europa (en teoría).
  • El OnePlus 3 es grande. Bastante grande. Lo normal en un móvil de 5,5 pulgadas, está claro. Sus 158 gramos también pesan.
  • Hay muy buenas alternativas por menos dinero. Si el dinero es un factor importante, por menos se consiguen smartphones de calidad, buena construcción y sin una exagerada diferencia en prestaciones. Incluso yendo a la gama alta del año pasado.

Puedo sacarle pegas, pero eso no quitará lo evidente: usar un OnePlus 3 es enamorarse de él. Eso es lo que me ha ocurrido tras el mes de estar a su lado. Pocos puntos en contra, muchos a favor y una experiencia inmejorable en la mayor parte de las ocasiones. ¿He dicho ya que la carga rápida es una maravilla? No, pero lo digo ahora: mis siguientes móviles deben tener carga rápida DASH. Impresionante.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Los Nexus, junto con Android One, ya tienen protección nativa contra el SPAM telefónico
Google Maps renueva su diseño y añade áreas de interés