Por qué los fabricantes han abandonado Android Wear este año

Por qué los fabricantes han abandonado Android Wear este año

Android Wear, el sistema operativo para relojes compatible con Android parece ser que no acaba de gustar entre los fabricantes los cuales no se arriesgan.

Android Wear fue lanzado en 2014 y estamos ya terminando 2016. ¿Ha llegado ya la revolución de Android Wear? No. ¿Va a llegar pronto? No lo parece.

El sistema operativo de Google para relojes inteligentes empezó con buen pie, dispositivos de LG y Motorola, seguidos de Samsung, Sony y más de LG, a los que se unió Huawei y Asus. Incluso en procesadores hubo ayuda por parte de Intel y de Qualcomm. ¿Muy moderno? Marcas conocidas del mundo de la relojería se unieron también a Android Wear como Fossil, Tag Heuer o hasta la mítica Casio.

2016, un punto de inflexión en cuanto a nuevos relojes

infografía-timeline-wear-logo

Si en 2014 fue el inicio, en 2015 fue el crecimiento, un 2015 que acabó con LG sacando a la venta el LG Watch Urbane 2, el más completo reloj con Android Wear. Éste fue cancelado una semana después por problemas con la pantalla (¿ves, Samsung Galaxy Note 7? No estás solo) a largo plazo tras comprobaciones de calidad postventa y resurgió silenciosamente a inicios de 2016.

Desde entonces, los fabricantes tecnológicos han desaparecido de Android Wear, incluso sus principales aliados desde el inicio, LG y Motorola. En un sistema controlado por Google, donde cada innovación debe pasar por éste primero, ha sido Qualcomm quien ha ayudado a que no caiga en el olvido.

Sus procesadores Snapdragon Wear ofrece una plantilla sobre la que fabricantes veteranos de la relojería han podido crear sus relojes y presentarlos durante este año. Hemos visto a Casio, Nixon, Fossil, Michael Kors y la sorpresa del verano, Polar, veterano en cuanto a dispositivos deportivos inteligentes.

Samsung y Apple por su lado, pero nadie se arriesga

gear s3

Aunque Samsung fue junto a LG el primer fabricante en incluir Android Wear en unos de sus relojes, el éxito del Gear S2 le ha separado más de la plataforma. Por otro lado, Apple se ha subido al carro y es algo que ni la (reducida) compatibilidad de Android Wear con iOS puede frenar.

LG no se ha atrevido a renovar sus Android Wear a lo largo de todo el año ni parece haber planes de encontrar un nuevo reloj suyo este año, al igual que Motorola, donde parece que aún con el éxito del Moto 360 no le interesa a Lenovo este aspecto. Huawei llegó más tarde y también fue aclamada por su Huawei Watch, de los primeros con altavoz y con una mejorada pantalla, pero ya no se ha vuelto a saber nada de ella.

Sony venía de un buen pasado en cuanto a relojes inteligentes, habiendo creado el Sony Smartwatch y Smartwatch 2 llegó a Android Wear con el Smartwatch 3 en 2014, pero no ha vuelto a mostrar interés por la plataforma.

Asus sí ha decidido dar un paso y dejar el formato de reloj cuadrado para unirse al diseño redondo con su Asus Zenwatch 3, por el camino se queda el altavoz pero mejora la velocidad de carga del dispositivo.

Entre todos estos fabricantes echamos en falta algunos, como HTC, la cual desde el principio no se ha arriesgado con Android Wear. Tampoco vemos a marcas más pequeñas como Meizu, Xiaomi o OnePlus. El avance tampoco está complicado, Samsung ha anunciado el Gear S3 y Apple el Series 2, pero son solo actualizaciones de software sin nada sorprendente.

Android Wear como sistema cerrado

lg-watch-urbane-2nd-edition-01

Los fabricantes compiten, todos quieren tener algo especial que les diferencie y haga que la gente les elija. Hasta Google parece interesada en hacer esto con los nuevos teléfonos Pixel. Samsung puede presentar algo revolucionario en sus relojes Gear porque tienen el control total, Apple igual, pero en Android Wear es Google quien decide y sus fabricantes deben añadir funciones extra en aplicaciones, sin modificar a grandes rasgos el funcionamiento.

Los fabricantes usaron antenas Bluetooth y Wifi en sus relojes, pero Android Wear no estaba preparado para eso, ¿no podían activarlo los fabricantes en su «capa de personalización» como en móviles? No, porque eso no existe en Android Wear. Todos los relojes tienen la misma versión, sin capas. Altavoces, se repite la historia, estar estaban, pero hubo que esperar a que Google sacara una actualización varios meses después.

¿Qué fabricante va a querer apostar en un sistema en el que no puede innovar? Solo puede mejorar el diseño y el hardware ya existente y aquí es donde han sabido aprovechar los fabricantes tradicionales. Casio y Nixon crearon los relojes más resistentes para deportes de exterior, Fossil y Michael Kors ofrecieron un diseño tradicional y Polar aplicó su experiencia con sensores corporales.

Está difícil calar en la gente, donde si echamos un vistazo al las marcas con más ventas en wearables podemos encontrar que Apple, que solo tiene el Apple Watch, se encuentra tercera pero se ha desplomado un 50%, mientras que otros fabricantes especializados en pulseras cuantificadoras y relojes para deporte como Fitbit o Garmin están muy presentes. Android Wear y watchOS tienen muchas posibilidades, pero no han alcanzado todavía ese punto y la gente sigue prefiriendo dispositivos que solo hagan lo que buscan y más asequibles, no un casi sustituto al móvil.

Google al rescate de su propio sistema

La imagen filtrada hasta ahora de los Nexus Watch

Android Wear 2.0, la mayor actualización del sistema operativo está en camino. Anunciada en el Google I/O de este año y con Developer Preview para el Huawei Watch y LG Watch Urbane 2 ofrece un cambio radical en la forma de interactuar con el reloj y nuevas funciones para lograr un reloj más independiente del móvil.

En cambio no hay planes de los principales fabricantes en crear nuevos relojes, el MWC, la IFA, todo ha pasado con escasas novedades. El siguiente punto de mira está en el anuncio de los teléfonos Google Pixel donde se espera que aparezcan unos relojes Pixel que, como los Nexus en su día, establezcan el camino a seguir de la plataforma.

¿Están esperando los fabricantes al lanzamiento de Wear 2.0? Parece raro, cuando miramos al pasado hemos visto cómo los fabricantes anunciaban sus dispositivos antes de que llegara una versión que los aprovechara al 100%. Como aquellos con Wifi y altavoz ya mencionados o el Urbane 2 de LG que no pudo salir a la venta hasta que apareció una actualización para dar soporte (escaso, sin APN) a las redes móviles.

Vuelven a casa por navidad o a esperar al MWC

MWC-2016-EAL-dia-2

Todas las razones: un sistema aún con bastante desarrollo, no poder diferenciarse casi de la competencia, un dominio impuesto por Google y la falta de innovación parecen indicar que tenemos que poner la vista de cara al Mobile World Congress 2017 o al Google I/O de 2017 tras ver que Android Wear 2.0 no ha calado entre los fabricantes.

Los relojes inteligentes en general están estancados en cuanto a innovación y solo Google, Samsung y Apple parecen poder dar un golpe sobre la mesa, pero para ello deben pensar en algo con lo que dar el golpe. Mientras tanto, los fabricantes de Android Wear se limitarán a mejorar el hardware, hacer relojes más bonitos y seguir las pautas que Google les marque.

La época navideña son unas fechas a las que muchos fabricantes apuntan con sus novedades, con Android Wear 2.0 ya listo, ¿podríamos encontrar alguna sorpresa? No es lo más seguro, pero tanto LG como Motorola han transmitido a CNET que no esperan sacar ningún reloj antes de 2017.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
Me han desaparecido las notificaciones de Gmail [solucionado]
ZTE Blade V7: Análisis y experiencia de uso