Análisis del Honor 8, un móvil genial con el error de siempre

Análisis del Honor 8, un móvil genial con el error de siempre

Honor 8 análisis review del móvil de gama alta por 400€ que viene a recordarnos que no hace falta gastarse más para conseguir un excelente móvil.

¿Ya vamos por la octava generación? No, pero lo cierto es que pocos nos acordamos que Honor solo tiene dos años como marca propia. Tengo en mis manos el Honor 8, dispositivo que he estado probando últimamente y cuyo análisis os traemos hoy. Un producto de gama alta con un precio oficial de 399€.

La historia se repite, Honor quiere convencernos que no hace falta gastarse tanto dinero para tener acceso a un móvil top. A base de especificaciones y buen diseño rivaliza de tú a tú contra móviles como el Galaxy S7, LG G5, Nexus 6P o el Huawei P9, un móvil parecido y fabricado por el mismo dueño.

¿Qué ha cambiado respecto los años anteriores? Seguimos teniendo un procesador Kirin, una cámara excelente, una batería con carga rápida de 3000mAh y una pantalla FullHD. Ahora tenemos USB Tipo C, 4GB de RAM y el diseño es diferente. Precisamente este último apartado es el que consigue enamorarnos, el Honor 8 a diferencia de sus antecesores tiene carisma, tiene un feeling especial, ese toque sutil que le diferencia del 99% de móviles metálicos chinos. Cuando uno tiene el móvil en la mano siente que es un smartphone distinto, algo que solo suele ocurrir en los gama alta. Veamos si esto resulta suficiente convincente.

Honor 8, características y especificaciones

Aquí os dejo la lista de especificaciones completa del Honor 8. Una lista que nos resulta familiar y de la cual pocos móviles se diferencian.

  • Pantalla de 5,2″ con resolución Full HD, LTPS, 72.5% ratio-pantalla, 1500:1
  • Procesador Kirin 950 de ocho núcleos (2.3/1.8 GHz)
  • GPU Mali T880MP4
  • 4GB de RAM LPDDR4
  • 32 GB de memoria interna, ampliable mediante microSD de hasta 128 GB
  • 12MP en la doble-cámara principal, f/2.2
  • 8MP en la cámara frontal, f/2.4
  • Lector de huellas
  • 3.000 mAh de batería (con carga rápida)
  • USB de Tipo-C, Dual SIM Híbrida (LTE Cat 6 + microSD/3G), BT 4.2, NFC, infrarrojos
  • 145.5 x 71 x 7.5 mm
  • Peso de 153 gramos
  • Colores blanco, negro y azul
  • Android 6.0 Marshmallow con EMUI 4.1

¿Por 399€ qué echamos en falta? Poco que añadir. La resistencia al agua es un añadido reservado para unos pocos, una pantalla 2K habría reducido su batería y los megapíxeles ya no representan nada en cuestión de calidad fotográfica.

No podemos pedir mucho más hoy en día en ese rango de precio, quizás el procesador Kirin 955 que incorpora el Huawei P9, aunque entonces eclipsaría al actual buque insignia de la compañía. Se agradece que el modelo base parte de los 32GB, menos en este rango de precio sería imperdonable.

Diseño

reflejos

Si tenemos que destacar algo del Honor 8 eso es su diseño. Lejos del diseño clásico metálico del Honor 7, este año han decidido apostar por una parte trasera de cristal que nos ofrece unos resultados sorprendentes. Sí, la verdad es que no me esperaba un móvil así. Estamos ante un dispositivo con un cuerpo bastante compacto aunque ligeramente pesado, puntas redondeadas, una pantalla de 5,2″ y bordes conseguidos.

El modelo de prueba es el azul pero también está disponible en negro. La novedad es una trasera de cristal en la que se han utilizado hasta 15 capas distintas para provocar todo tipo de reflejos y dar distintas sensaciones dependiendo de la luz que incida sobre él. Solo decir que cuando lo saqué de la caja pensaba que había un plástico protector y que tenía que quitarlo. Me pasé varios segundos intentando despegar ese algo raro, pero nada. Al cabo de unos minutos te acostumbras pero la sensación nueva está ahí. Buen punto para Honor haber conseguido un acabado original.

Esta parte trasera también es la responsable que el Honor 8 sea bastante resbaladizo y se marquen las huellas. Unos pequeños inconvenientes que pasaremos desapercibidos porque realmente se siente bien en mano. Eso sí, cuidado con las caídas porque el Honor 8 no incorpora Gorilla Glass 4 y es susceptible a sufrir golpes. En su lugar tenemos la tecnología Nippon Electric Glass (NEG) cuya fiabilidad hemos preferido no testear. También debemos recordar que su cubierta es de cristal y al igual que sucede con este tipo de móviles es muy propenso a quedarse lleno de pequeños arañazos.

honor-8-pico

Un detalle es que la doble cámara no sobresale nada y queda debajo del cristal, el lector de huellas funciona correctamente y está ligeramente hundido, aunque nos detecta la huella simplemente pasando por encima. No solo eso, es también un botón pulsable y con el que podemos configurar diversos atajos. Uno de los mejores lectores de huella traseros que he probado.

Los bordes laterales son de aluminio, en el izquierdo encontraremos únicamente la ranura híbrida para la SIM y la microSD, en el derecho tenemos los botones de volumen y apagado/encendido, este segundo con un ligero acabado rugoso.

honor-8-sonido

En el borde superior tenemos el micrófono y el infrarrojo mientras que en la parte inferior encontramos el jack de 3.5mm (yeah!), el USB Tipo C (muy habitual por estas fechas) y el altavoz. El sonido que ofrece el Honor 8 es bueno, suficiente para la mayoría de ocasiones y viene con sus propios auriculares.

Pantalla

movil

El Honor 8 tiene una pantalla excelente. El fabricante chino utiliza una tecnología que se aleja de las clásicas IPS y AMOLED, tenemos un panel FullHD de 5,2″ con tecnología Low-temperature polycrystalline silicon, una evolución del TFT y que nos ha convencido gratamente. Tenemos un panel con unos colores muy vivos, excelentes ángulos de visión y suficiente para verse en exteriores. Un gran trabajo y que para nuestro gusto coloca a la pantalla del Honor 8 entre las mejores del mercado.

El cristal 2.5D ayuda a que sea fácil de agarrar y su tamaño de 5,2″ con bordes casi inexistentes me parece perfecto. Un tamaño contenido y un panel bueno embutido en el cuerpo del dispositivo para mirar todo tipo de información. En mi caso tengo las manos pequeñas pero me he acostumbrado al Nexus 6P, es un lujo volver a móviles más pequeños y aunque prefiero las pantallas grandes ya que estoy todo el día mirando el móvil, la pérdida de información y fatiga no es tanta.

compartiva-honor-nexus

La pantalla nos ofrece 460 nits y su visibilidad en exteriores a priori es buena. ¿Por qué a priori? Principalmente porque el brillo automático no nos funciona bien. Tarda demasiado tiempo en activar el brillo correcto y al final optamos por hacerlo manualmente. Un problema de software más que de hardware ya que como decimos la calidad del panel es excelente.

En estos últimos días de análisis estoy probando el modo ahorro de energía del Honor 8: Consiste en volver la pantalla a la resolución HD en vez de 1080p. La diferencia se nota claramente pero la calidad es suficiente buena como para no echarnos las manos a la cabeza y el aumento de autonomía es notable.

Cámara

trasera-honor-8

El Honor 8 incorpora una doble cámara de 12 megapíxeles, con f/2.2 y sensores B&W y RGB. Son los mismos que encontramos en el Huawei P9 pero su calidad dista enormemente y tampoco tenemos el monocromo característico del buque insignia de Huawei. En este aspecto el Honor 8 es un quiero y no puedo, incorpora muy buena tecnología pero se queda un paso atrás de sus competidores directos. Ojo, hablamos como rivales al Nexus 6P o al OnePlus 3 que actualmente tienen un precio similar.

La aplicación de cámara del Honor es la misma que encontramos en otros modelos como el Huawei Nova. Incorpora multitud de opciones tales como un modo pro para elegir manualmente el enfoque, la ISO o la apertura. Tenemos diversos filtros de belleza y tomas nocturnas, podemos añadir marcas de agua rápidamente, escanear documentos, tomas rápidas así como las clásicas opciones de HDR, panorámica y filtros de tonos y colores entre ellos el monocromo, pero como decimos los resultados no son tan sorprendentes como en el P9.

camara-honor-8

Uno de los usos habituales de la cámara doble es la de utilizarla para hacer fotos con poca profundidad de campo. Con una lente enfoca al objeto cercano y con la otra lente enfoca al objeto lejano, al combinar tenemos una foto donde se encuentran medianamente enfocados los dos elementos. Este efecto bokeh podemos elegirlo entre F/16 y f/0,95.

En general las imágenes realizadas son excelentes con un detalle que equipara la cámara del Honor con la de tops como el Nexus 6P, sin embargo en tomas nocturnas a pesar de su flash de doble tono adolece de colores apagados y no representa de manera natural los juegos de luces como sí vemos en el móvil de Google.

Un punto donde tampoco logra igualar al Nexus es en la grabación de vídeo; el Honor 8 no dispone ni de OIS ni de vídeo 4K y se queda en 120fps por los 240fps del Nexus, una limitación principalmente de hardware.

Por su parte la cámara frontal de 8MP hace unas fotografías increíbles. Ha llegado tal punto que la frontal de estos dispositivos es mejor que la trasera de la mayoría de móviles de hace unos años. Como siempre, aquí os adjuntamos una serie de fotografías para que podáis apreciar los resultados. Todas ellas hechas por una mano inexperta como la mía, pero con resultados más parecidos a los que cualquier usuario puede realizar.

Rendimiento y software

honor-software

El Honor 8 tiene unos componentes internos suficiente potentes para que el móvil vaya como una flecha pero a la práctica no es así. La RAM y la CPU son más que suficientes para todo tipo de tareas pero en los juegos más exigentes notamos que le falta potencia gráfica. A priori la Mali T880 es una de las GPU más nuevas pero en el caso del Honor solo tenemos cuatro núcleos, es decir, tiene una tecnología top pero no la exprime como es debido. Nos extraña ya que con el P9 no teníamos estos problemillas.

Algunas animaciones no son del todo fluidas y cuando lo comparamos con el Nexus 6P es casi de risa. Es cierto que el segundo es conocido por ser uno de los móviles Android más rápidos pero estando en rangos de precio parecidos esperábamos un desempeño mejor del Honor 8. En los benchmarks el Honor 8 ofrece resultados como era de esperar ligeramente por debajo del Huawei P9. En AnTuTu unos 94000 por los 97000 del P9. Equivalentes resultados encontraremos en el resto de pruebas.

¿Por qué un móvil con estos resultados y ese procesador decimos que va lento? Tiene una respuesta muy simple y no es la primera vez que lo decimos: EMUI 4.1 es un lastre.

juegos-honor

  • ¿Por qué tengo que dedicar varios minutos a borrar juegos y aplicaciones que no me aportan nada?
  • ¿Por qué ofrece 32GB si luego perdemos una barbaridad con aplicaciones inútiles?
  • ¿Por qué la multitarea va más lenta que en un gama media con Android puro?
  • ¿Por qué los ajustes avanzados están escondidos?
  • ¿Por qué el panel de notificaciones es tan confuso?
  • ¿Por qué tenemos dos apps de calculadora idénticas?
  • ¿Por qué no he podido aguantar sin Nova Launcher más de 10 minutos?

Sí, EMUI tiene sus cosas buenas pero ni de lejos justifican que esos problemas no se hayan arreglado y ya llevan muchos años igual. Samsung logró reconducir TouchWiz hacia la buena dirección, esperamos que Huawei siga sus pasos si realmente algún día pretende arrebatarle el trono. No se trata de potencia, hablamos de segundos que ganamos con cada acción.

honor-8-espacio

Me gustan los fondos de pantalla que incorpora EMUI. Me enamora el lector de huellas del Honor 8 que podemos configurar para que active determinadas apps según las pulsaciones. En mi caso probé con un toque para abrir Chrome y dos toques para la cámara. Los ajustes del Honor 8 tienen miles de detalles y ofrecen muchísima información detallada en cada apartado, cosas así sí se agradecen. También que nos permite personalizar cada rincón; desde la barra de navegación hasta los controles por voz.

No queremos que EMUI pierda funciones interesantes ni sea menos potente, esa es la parte buena de su esencia. Lo que pedimos es que se organice, mejore los diseños, sea más transparente al usuario y sobre todo elimine animaciones pesadas, procesos en segundo plano y apps preinstaladas que no aportan nada. Solo así podremos recomendar el Honor 8 como un móvil con buen software y rendimiento.

Batería

bateria-honor

3000mAh de batería deberían ser suficientes para pasar todo el día con el móvil. En nuestras pruebas el Honor 8 nos ha ofrecido unas 10h de uso medio con unas 4h de pantalla. Unas cifras aceptables pero poco satisfactorias para un móvil de gama alta. Ojo, no es el único que no destaca en este aspecto pero quizás sí esperábamos algo más.

Afortunadamente tenemos carga rápida con el cargador USB Tip C de 9V2A incluido. En 20 minutos tenemos el 40% de la batería y en 50 minutos alcanza el 65%. Números habituales y a los cuales una vez te acostumbras no quieres volver atrás. La batería es uno de los aspectos más importantes pero gracias a la carga rápida ha dejado de ser un quebradero de cabeza. Siempre encontraremos ese hueco de 10-15minutos suficiente para que el móvil nos dure unas cuantas horas de más.

Si estamos faltos de batería siempre podemos recurrir a los diversos modos de ahorro de energía que ofrece EMUI. Desde el modo ROG que vuelve la pantalla a 720p hasta el ahorro extremo en el que tendremos un menú básico de color negro. Sí se nota la diferencia, pero hablamos de márgenes de unas horas más de uso.

Conclusión

honor-8-contra

“Su cámara no está entre las mejores pero cumple, la batería es suficiente y su único fallo a la larga será una mezcla entre falta de soporte y parte trasera estropeada.” No, no me refiero al Honor 8. Son las palabras con las que terminé la review del Honor 6+. Parece que en la práctica poco ha cambiado con los años.

El Honor 8 cuenta con un diseño exquisito, es un móvil realmente bonito pero su carisma termina ahí. El Honor 7 se actualizó a Android 6.0 en marzo, no esperéis que este dispositivo reciba Nougat antes. Nos alegra ver que la pantalla, la cámara y el diseño siguen mejorando hasta niveles sorprendentes pero las críticas de hace años siguen sin ser escuchadas.

He tomado una decisión: por el momento no voy a recomendar el Honor 8.

Me encanta el lector de huellas. Me gusta su diseño y tamaño contenido (los rivales son más grandes). Ojalá todas las pantallas tuvieran esta calidad. Su doble cámara ofrece buenísimas fotos. Sí, es un pepino de móvil pero mi padre necesita un smartphone y no creo que lo ponga en su lista de posibles. Es una lástima porque seguramente al abrir la caja le habría encantado.

Honor/Huawei, si queréis cobrarnos 399€ por un móvil que sea por una buena batería como el Nova Plus y si queréis que vuestros móviles vayan fluidos deberéis invertir mucho más en EMUI antes que en mejorar los procesadores Kirin. El Honor 8 solo se vende online y es un canal idóneo para el público al que va dirigido pero si nuestra recomendación sirve de algo es que espereis un par de meses. Por cuatrocientos euros tenemos actualmente opciones más interesantes aunque tengo la sensación que pronto lo veremos con suculentos descuentos. A 350€ empezaremos a tener dudas y cuando para el Black Friday se acerque a los 300€ entonces sí será momento de olvidar sus problemas y disfrutar de sus bondades.

Honor 8 Smartphone Libre Android, Pantalla 5.2
Honor 8 Smartphone Libre Android, Pantalla 5.2", 4G, WiFi, Bluetooth, 32 GB, 4 GB RAM, Dual Nano SIM, Cámara DE 12 MP/8 MP, Azul
199 €
Antes: 399.9 €
Encuéntralo en Amazon.es
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Samsung Galaxy S9 y S9 Plus: pre análisis
Inauguración de la tienda de Xiaomi en Barcelona
Análisis Honor 9 Lite
Consejos para hacer mejores fotos con tu móvil cuando salgas de fiesta
Cómo ver cualquier vídeo en la TV con Chromecast y VLC para Android
Aprovecha tu Android Wear XXI: Capturas, diseños y lluvias
Google Allo a punto: el competidor de WhatsApp se lanzaría esta semana