ZTE Axon 7: Análisis y experiencia de uso

ZTE Axon 7: Análisis y experiencia de uso

El ZTE Axon 7 promete ser uno de los mejores terminales de gama alta en relación calidad/precio. Esta ha sido nuestra experiencia utilizándolo.

El año 2016 ha sido bastante interesante para aquellos que buscan terminales de gama alta. El procesador Snapdragon 820 ha supuesto un salto de calidad importante, y las pantallas AMOLED ya no son solo cosa de Samsung.

Un sector cada vez más importante son los terminales de gama alta con un precio de salida que ronda los 400 euros. La compañía china ZTE tiene mucho que decir con el ZTE Axon 7, un teléfonazo con mayúsculas que promete bastante.

¿Cumplirá las expectativas? Lo sabremos durante este análisis.

ZTE Axon 7

9,0
  • Pantalla de 5,5 pulgadas"
  • Snapdragon 820
  • Cámara de 20MP Mpx
  • Más especificaciones
PVP 449€
351,15€
Comprar
240,00€
Comprar
Nos gusta
  • Sonido
  • Diseño
  • Rendimiento
No nos gusta
  • Botonera táctil
  • Se calienta si no hay cobertura
ZTE

ZTE Axon 7: Ficha técnica

ZTE Axon 7: Análisis y experiencia de uso

El ZTE Axon 7 es un teléfono de gama alta, así lo dicen sus especificaciones. Incluye un procesador Snapdragon 820, mucha RAM y mucho almacenamiento interno. Por otro lado, componentes de primer nivel como la pantalla, altavoces o cámara.

A continuación os mostramos la ficha técnica del terminal, donde podréis conocer las especificaciones al completo.

  • Procesador Snapdragon 820, dos núcleos Kryo a 2.15GHz y dos núcleos Kryo a 1.6GHz.
  • GPU Adreno 530.
  • Pantalla de 5.5 pulgadas AMOLED, resolución 2K.
  • 4GB de memoria RAM.
  • 64GB de almacenamiento interno.
  • Soporte para tarjeta microSD de hasta 256GB, usando el segundo slot para tarjeta SIM.
  • Cámara principal de 20MP f/1.8 con estabilizador óptico y doble flash LED (doble tono).
  • Cámara frontal de 8MP.
  • Doble altavoz estéreo.
  • Sonido 32-bit a 192kHz y Dolby Atmos.
  • USB 3.0 tipo C.
  • Lector de huellas (zona trasera).
  • LTE Cat6 (300Mbs descarga y 50Mbs de subida). Bandas 800, 1600 y 2400.
  • Bluetoooth 4.2.
  • Android 6.0.1 Marshmallow con capa de personalización MiFavor 4.0.
  • Batería de 3.000mAh.
  • Medidas: 151.7 x 75 x 7.9mm.
  • Peso: 175 gramos.

Un diseño familiar y con aire fresco

Un diseño familiar y con aire fresco

ZTE es una compañía que cada vez invierte más en diseño, y es algo que se va notando. Ya durante el análisis del ZTE Blade mencionamos que la sensación del terminal era familiar, pero con ciertos detalles que le daban personalidad. El ZTE Blade V7 presumía en la zona inferior de su carcasa de estar diseñado en Munich. Este terminal sin embargo presume de ser diseñado en Estados Unidos, algo que no nos sorprende, ya que los Axon son modelos que se enfocan bastante en el mercado Estadounidense.

Y la sensación es la misma. Recorriendo el terminal podemos percibir líneas de diseño que nos recuerdan a otros terminales, pero con detalles que muestran que es un dispositivo con personalidad propia.

Un diseño familiar y con aire fresco

Se trata de un terminal en el que el metal y cristal son los auténticos protagonistas. En su frontal tenemos la primera de las sorpresas, y es que huye de un frontal 100% de cristal. Tenemos un doble altavoz frontal, ubicado en los extremos superior e inferior del terminal. Altavoces ya protegidos en un chasis metálico.

Además de los altavoces podemos ver en la zona superior su cámara frontal de 8MP, la pantalla de 5.5 pulgadas AMOLED y una botonera táctil. No nos ha gustado mucho esta botonera, ya que los botones se encuentran quizás demasiado cerca los unos sobre los otros. Si estás acostumbrado a terminales de este tamaño, seguramente te cueste adaptarte y acabes no-pulsando los botones de atrás y multitarea.

La parte frontal del terminal está muy bien aprovechada. Aunque la pantalla ocupe el 72% del frontal, los altavoces, sensores y botonera contribuyen a que el frontal no se sienta vacío.

En la franja negra superior encontramos un LED de notificaciones y los sensores del terminal, que son imposibles de ver a simple vista pero que están ahí.

Un diseño familiar y con aire fresco

Los bordes del terminal tienen una curvatura ovalada que facilita bastante su agarre. No es un terminal pequeño, pero su diseño hace que sea cómodo de manejar. En el lateral derecho tenemos los botones de apagado y volumen, en el lateral izquierdo tenemos la ranura de tarjetas SIM y MicroSD. En la zona inferior tenemos micrófono y puerto USB Tipo C, mientras que en la superior encontramos el micrófono de cancelación de ruido y la entrada jack de 3.5mm.

Un diseño familiar y con aire fresco

En cuanto a la espalda del terminal, pocas sorpresas con este teléfono. Nos encontramos con las típicas franjas superior e inferior para las antenas del terminal, una cámara que sobresale, junto a su doble flash LED. En cuanto al lector de huellas tenemos una buena ubicación. Nos gusta el lector de huellas, no solo por ubicación, sino por las líneas que acompañan al lector.

¿Opinión sobre el diseño? Es imposible no ver a este terminal y compararlo con el mítico HTC One M8. El terminal de HTC ya me encantó en su día y este terminal me resulta una versión estilizada del terminal de los Taiwaneses. Quizás la botonera táctil con botones tan cercanos y no retroiluminados consideramos que sea el único error de diseño.

Un phablet orientado al multimedia

Un phablet orientado al multimedia

Cuando hablamos de phablets, nos gusta dedicar parte del análisis a la experiencia multimedia que aportan. No es para menos, ya que consideramos que uno de los principales motivos para adquirir un teléfono de gran tamaño en lugar de un modelo más compacto es disfrutar de mucho contenido multimedia o juegos. Así que te contaremos que tal nuestra experiencia.

En cuanto al panel, nos encontramos con una pantalla AMOLED de 5.5 pulgadas que ocupa un 72% del frontal. A pesar de no ser un ratio muy generoso, gran parte del espacio restante está ocupado por los altavoces del teléfono, que como mencionamos antes, son frontales. Nos gusta este tipo de distribución para disfrutar de contenidos multimedia, ya que el sonido es dirigido directamente a nosotros.

Un phablet orientado al multimedia

Es una delicia consumir contenido multimedia gracias a su pantalla AMOLED y a su doble altavoz con gran calidad de audio.

La calidad de la pantalla es bastante buena. Si hace unos años la tecnología AMOLED tenía ciertos inconvenientes, la mayoría de ellos se han disipado. Tenemos una pantalla con colores vivos (que si queremos, podremos configurar en su software por si queremos colores más “naturales”), en ningún momento percibimos ningún tono con mayor saturación de la debida, y mucho menos de los “blancos verdosos” que caracterizaban a las AMOLED en el pasado. En cuanto al brillo, es bueno, podremos utilizarlo a plena luz del sol sin inconvenientes, aunque tampoco tendremos una experiencia óptima. A la sombra no tendremos problemas.

Un phablet orientado al multimedia

Junto a la pantalla AMOLED, tenemos un doble altavoz frontal con tecnología DOLBY Atmos. El nivel máximo es bastante fuerte y claro. Apenas percibiremos distorsión en el audio en los niveles más elevados, algo que suele ocurrir en la mayoría de terminales, y que en ocasiones ni la gama alta se escapa.

Otro extra bastante interesante es que el ZTE Axon 7 incluye unos auriculares muy parecidos a los Earpods de Apple. No solo son similares en apariencia, también nos ofrecen un buen sonido (de 32 bits a 192KHz, concretamente). Desde luego es un detalle, teniendo en cuenta que cada vez menos fabricantes optan por añadirlos en caja.

Experiencia de uso: Las capas de personalización hacen dieta

Experiencia de uso: Las capas de personalización hacen dieta

La experiencia de uso es otro de los aspectos principales de un teléfono. De nada sirven unas grandes especificaciones si la experiencia del día a día no se encuentra a la altura. En esta ocasión, el ZTE Axon 7 incluye Android 6.0.1 Marshmallow con capa de personalización MiFavor 4.0 y parche de seguridad de Android a fecha de 1 de Julio, fecha que si bien es bastante reciente, nos gustaría que recibiese actualizaciones de seguridad mensuales. En la actualidad no existen confirmaciones de actualización a Nougat, pero algunas filtraciones apuntan a que se encuentra en desarrollo.

Experiencia de uso: Las capas de personalización hacen dieta

La personalización de la capa es bastante ligera. A nivel de interfaz en Android vemos como el launcher es distinto, característica que no suele ser un problema al poder cambiar de launcher al que más nos guste. Otro aspecto que cambia respecto a Android puro es la cortina de notificaciones. Es azul de colores planos y con bastantes ajustes rápidos cuyo orden podremos personalizar. También vemos como los ajustes del teléfono y aplicaciones principales están personalizadas por ZTE. Por cierto, no tenemos radio FM, aunque tampoco tendremos mucho bloatware más allá de las aplicaciones básicas y preinstadas por Google.

MiFavor es una capa de personalización que sin penalizar en rendimiento nos ofrece añadidos muy interesantes.

Experiencia de uso: Las capas de personalización hacen dieta

Algunos añadidos interesantes de esta capa sobre Android son la posibilidad de tener un botón virtual al que podremos añadir una función en cualquier lateral de la pantalla, poder programar el encendido y apagado automático del teléfono o iniciar una aplicación desde el teléfono apagado pasando un dedo concreto por el lector de huellas. También podremos alternar el orden de los botones de atrás y multitarea en nuestra barra de navegación.

Experiencia de uso: Las capas de personalización hacen dieta

En cuanto a rendimiento, pocas quejas tenemos frente a este terminal. La capa de personalización no parece lastrar en rendimiento, manteniéndose fluido prácticamente el 99% del tiempo de uso (cuando está muy caliente si hemos percibido alguna pequeña bajada de frames en pequeños momentos). En los test de rendimiento si que hemos notado una menor puntuación que otros dispositivos con Snapdragon 820, pero nada que haya significado una experiencia de uso de menor nivel.

Existe un aspecto que no me ha gustado especialmente de este ZTE Axon 7, y es su comportamiento cuando no encuentra cobertura. Generalmente, la antena es uno de los componentes que más energía consumen, y quedarnos sin cobertura significa que la antena consumirá más energía para encontrar señal. Acostumbro a estar en zonas con poca cobrertura durante bastantes horas, y cuando este terminal lleva bastante rato sin cobertura se calienta a horrores, hasta el punto que resulta molesto tenerlo guardado en el bolsillo. Algo que nunca me había ocurrido con ningún dispositivo y que sin duda es molesto. Tenlo en cuenta si eres de los que pasan horas sin cobertura.

Por lo general, la experiencia de uso es digna de un terminal de gama alta. Podrá con cualquier aplicación o juego sin problemas.

Una buena cámara, pero no la mejor

Una buena cámara, pero no la mejor

A día de hoy incluso en gamas bajas es fácil encontrar terminales con buen rendimiento. Sin embargo, es el apartado fotográfico donde la gama alta saca pecho. El ZTE Axon incluye un sensor fotográfico ISOCELL de Samsung. La resolución de este sensor es de 20MP, con una apertura focal de 1.8. En cuanto a la cámara principal, nos encontramos con un sensor de 8MP.

No creemos que la cámara del ZTE Axon 7 sea top, pero aún así ofrece resultados de muy buen nivel. En condiciones de buena luz los resultados son sobresalientes. En interiores también podemos comprobar como los resultados siguen siendo bastante buenos.

La prueba de fuego en este tipo de cámaras son las situaciones de poca luz. Nuestra experiencia con este ZTE Axon en este tipo de situaciones ha sido un tanto extraña. La cámara por defecto es capaz de detectar que nos encontramos en una escena nocturna y captar mejor la luz en este tipo de situaciones. Las fotografías por lo general tienden a tomar una tonalidad de color de la poca luz del ambiente en exceso. Con el modo manual podemos compensarlo y conseguir buenos resultados, pero si no tienes cuidado tendrás más ruido en la fotografía.

ZTE Axon 7

En cuanto a la aplicación de cámara tenemos pocas quejas. Tenemos un modo automático en el que podremos decidir si utilizar flash, modo HDR, temporizador o aplicar filtros en tiempo real. Una buena noticia para los amantes de la fotografía es que el modo manual se encuentra en un acceso muy vistoso. En el modo manual podremos personalizar la velocidad de obturador, ISO, exposición, balance de blancos, interval y enfoque. Además aprovecharemos los sensores del móvil para tener un nivelador integrado.

Por último contamos con una cámara de vídeo capaz de grabar vídeo en resolución 4K a 30 FPS. Además también podremos grabar a 1080p a 60fps, u optar por 1080p a 30fps, el modo de mayor calidad en el que el estabilizador óptico está activo. La calidad es muy buena, e incluso en las modilades sin estabilizador óptico no tendremos demasiados problemas a menos que tengamos movimientos demasiado bruscos, una situación en la que el estabilizador no funcionará. Como guinda para el pastel, tendremos filtros en la grabación de vídeo, característica limitada a 720p.

La autonomía es decente, sin ser una locura

Uno de los puntos más polémicos en los smartphones modernos. De nada nos sirve tener un terminal potente si nos quedamos sin batería. Este ZTE Axon 7 incluye una batería de 3.250 mAh. ¿Será suficiente para aguantar el día?

La autonomía es decente, sin ser una locura

Creemos que el terminal tiene una batería más que suficiente para sobrevivir un día lejos del enchufe. Una autonomía que ronda entre las 3 y 4 horas de pantalla en las que hemos realizado bastantes fotografías, chateado y sobre todo, visto mucho contenido multimedia con aplicaciones como YouTube, Netflix o Twitch.tv. Consideramos que la batería es justa y necesaria para un día, pero tendrás que pasar por el enchufe para el día siguiente.

¿Y qué tal la carga de batería? Nos encontramos con un terminal que no solo es compatible con Qualcomm Quickcharge 3.0, sino que además incluye un cargador compatible con este sistema de carga en la caja. En nuestras pruebas hemos comprobado que es capaz de cargar del 15 al 90% de batería en apenas una hora, una cifra bastante buena. Recordamos que además de carga rápida, tenemos un conector USB Tipo C 3.0, que nos da la ventaja de ser reversible.

Conclusión: Un candidato perfecto para navidades

Conclusión: Un candidato perfecto para navidades

Como siempre, llegamos al final de este análisis, y el momento de emitir un juicio. ¿Merece la pena comprarnos este ZTE Axon 7? Analicemos de forma breve sus puntos fuertes y débiles, para facilitaros la decisión.

Creemos que si eres un usuario que le da mucha importancia al sonido es uno de los mejores teléfonos nos podemos comprar. El Marshall Phone y HTC 10 son capaces de ofrecer mayor calidad, pero se mueven en un escalón de precio por encima. En su precio es el mejor teléfono, en lo que respecta a audio.

Si buscamos un terminal con una gran relación calidad precio, nos encontramos con un terminal que compite directamente con el OnePlus 3. Ambos terminales ofrecen especificaciones muy parecidas, y la experiencia de ambos es de casi 10. Elegir entre uno y otro sería como elegir entre papá y mamá, y la decisión al final dependerá de pequeños detalles, como por ejemplo la ubicación del lector de huellas, los altavoces, o si buscas un teléfono para ROMs (punto fuerte del OnePlus).

Conclusión: Un candidato perfecto para navidades

¿Buscas lo mejor en fotografía? Creemos que si es tu prioridad, obtendrás una mejor experiencia invirtiendo en un terminal como el Huawei P9 o Galaxy S7. ¿Merece la pena invertir 50-100 euros más por las mejoras en fotografía? Depende de tu afición a la fotografía, aunque nosotros creemos que no.

Actualmente podemos adquirir el ZTE Axon 7 por unos 449 euros en Amazon. Como punto aparte debemos considerar que en este ZTE Axon 7 tendremos en la caja varios accesorios incluidos. No solo incluye el cargador Quickcharge 3.0, sino que además tendremos una funda de silicona transparente, un adaptador USB Tipo C a MicroUSB y unos auriculares que ofrecen mucha calidad. Es importante tener este factor en cuenta, porque es un dinero que nos ahorraremos en accesorios.

Creemos que el ZTE Axon 7 será un hueso muy duro de roer. Se trata de un terminal que viene a por todo en temporada navideña. Si buscas un terminal de gama alta con un precio coherente no deberías infravalorar al buque insignia de ZTE, porque es capaz de sorprender.

ZTE Axon 7 - Smartphone Libre de 5,5
ZTE Axon 7 - Smartphone Libre de 5,5" (4G, Qualcomm Snapdragon 820, 4 GB RAM, Almacenamiento Interno de 64 GB, Bluetooth, WiFi, Android), Color Dorado
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
STADIA, así cambiará Google los juegos para SIEMPRE
10 consejos para que tu móvil dure más de dos años
Activa Google Assistant con el Botón Bixby
Lo MEJOR y lo PEOR del Honor View 20 tras 1 mes de uso
Cómo saber el IMEI del móvil
Xiaomi Redmi Note 7 o Xiaomi Mi A2 Lite: cuál comprar
Minigolf, tensión y diversión: este juego lo tiene todo
Personaliza el botón de Bixby
Así es el OnePlus 7
Los móviles Xiaomi serán más caros
Samsung Galaxy S10 Plus: análisis en español
Análisis del Xiaomi Redmi Note 7
EXPRIME BIXBY con las rutinas – Comandos rápidos de Samsung
Cómo poner tipografías diferentes en Instagram
Análisis del Xiaomi Mi 9

Lo más visto

Xiaomi Redmi 4 ya disponible para comprar en preventa desde 147 euros
Los Samsung Galaxy S8: Con pantalla curva, más grandes y herederos del Note