Cambié mi Nexus 9 por un iPad, os cuento mi experiencia

Cambié mi Nexus 9 por un iPad, os cuento mi experiencia

He cambiado de una Nexus 9 a un iPad, y aunque el cambio ha sido a mejor, lo cierto es que ninguno de los ecosistemas me acaba de convencer.

Existe el mito de que iOS es superior a Android en lo que respecta a Sistema Operativo para tablets. ¿Es cierto eso? Hemos pasado de una Nexus 9 a un iPad Air 2 y te contamos nuestra experiencia.

Si buscamos en Internet leeremos siempre las mismas opiniones. Android es mejor en móviles. iOS es mejor en tablets porque las aplicaciones están optimizadas para tablets. Windows es mejor porque puedes usar programas de PC.

Hemos llegado al punto de que puedes preguntar a cualquiera que no haya probado nunca una tablet que te dirá esas mismas frases. ¿Es mejor iOS que Android en tablets?

Una decisión que no fue para nada sencilla

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Solo había una forma de saberlo. Ya que Internet está lleno de opiniones extremas teníamos que probarlo en nuestras propias pieles. Ya en un artículo anterior comenté lo que le pasó a mi queridísima Nexus 9. Como Amazon no tenía unidades de reemplazo, me devolvieron el dinero y analicé qué alternativas tenía en mente.

Podía seguir en Android, pasarme a Windows o ir al lado oscuro que siempre he criticado (Apple). La alternativa Windows la descarté casi inmediatamente, ya que buscaba un dispositivo con gran calidad y solo la Surface 3 era capaz de darme lo que pedía. Como ya he vivido la experiencia táctil de Microsoft y me parece demasiado ortopédica, no tuve demasiados alicientes para obtener este producto. Por otro lado, alternativas como la Nvidia Shield las descarté por buscar un mayor tamaño.

Mis alternativas se redujeron a tres productos. Galaxy Tab S2, Google Pixel C y iPad Air 2. Visto que ya estaba contento con el hardware de mi Nexus 9 y no buscaba más, acabé eligiendo el producto más asequible de los tres, que irónicamente resultó ser el de la manzana.

Por qué elegí iPad

Como ya he mencionado, el primer aliciente para adquirir el iPad Air 2 en lugar de las alternativas fue su precio. El cambio de la Nexus 9 al Air 2 me salió a 30 euros, mientras que para las opciones premium de Android me exigían desembolsar unos 120-150 euros extra sin que hubiese un claro beneficio que me atrajese.

Reconozco que soy un rara avis en el mundo de la tecnología. Uso mucho más la tablet que el móvil y no solo la utilizo en casa, sino que la llevo siempre encima, por lo que prefiero disfrutar de la gama alta en tablets y cargar con un teléfono más modesto.

Buscaba lo mejor de lo mejor en tablets, así que quise comprobar si el mito de iOS era cierto

Lector de huellas y su integración

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Una de las primeras cosas en las que he salido ganando es en el lector de huellas. La verdad es que el lector de huellas no es el mejor que he probado (a pesar de ser extremadamente fiable, no es demasiado rápido), pero si tenemos en cuenta que no todas las tablet incluyen uno, ha sido un paso hacia adelante.

Me gusta la integración del lector de huellas, tanto en el sistema como en las aplicaciones y en la App Store. Poco a poco Android se va poniendo las pilas, pero aún está por detrás.

Nota: Desde Android 6.0 Marshmallow Google te deja proteger tus compras de Google Play con la huella dactilar, aunque esa opción no existía cuando adquirí el iPad.

De las mejores relaciones en cuanto a tamaño y peso

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Como ya mencioné, utilizo mucho la tablet y me la llevo a todas partes, a veces incluso sustituyendo a mi ordenador portátil. Teniendo en cuenta este aspecto, cada gramo pesa. El principal valor de la gama alta en tablets es no cargar con un bloque de cemento en la bolsa. Ya he vivido el llevar tablets que rondaban los 700 gramos y se hace incómodo. Quería un dispositivo de gran pantalla, pero que además fuese ligero.

Este era sin duda uno de los principales puntos fuertes de la Galaxy Tab S2. Desafortunadamente para la marca Surcoreana, prefiero cargar 45 gramos más a cargar con Touchwiz. Si en aquel momento hubiese sabido como iba a ser Samsung Experience habría cambiado de idea.

Respecto a la Pixel C, 517 gramos sin funda ya es una cifra que entraba en terreno peligroso.

Me encanta su consumo en reposo

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Quizás uno de los factores en los que mejor he salido ganando sin dudar es en el modesto consumo de iOS. El iPad Air 2 lo cargo cada dos días, mientras que la Nexus 9 llegaba al final de un día estándar con un 30%, siendo necesaria cargarla cada noche.

En los días estándar, la clave ha sido el consumo en reposo, ya que mis hábitos utilizando la tablet no han variado lo más mínimo. En los días intensos la autonomía de ambos dispositivos era la misma por otro lado, mientras que en fines de semana, el iPad ha aguantado mejor el tipo. Esto último se debe a que en fines de semana aprovecho para jugar más, y el Nvidia Tegra K1 es bastante más tragón en este tipo de situaciones para una misma experiencia.

La seriedad de la App Store y sus aplicaciones es genial (siempre que estés dispuesto a pagar)

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Otro de los mantras que siempre se han repetido una y otra vez es que los desarrolladores en iOS se lo toman más en serio que en Android. Esto se debe en mayor medida a el control que tiene Apple en su App Store.

Si la compañía no te permite publicar una aplicación mal hecha, pues no habrá aplicaciones mal hechas en la tienda de apps. Por otro lado, al tratarse de un sector más premium, la mayoría de usuarios están más dispuestos a pagar por una aplicación si esta es buena.

Aplicaciones como PixelMator o iMovie no las vas a encontrar en Android, y algunos juegos son incluso más baratos como The Banner Saga.

Esto es de lo mejor y peor que nos podemos encontrar. Evidentemente si estás dispuesto a pagar el valor de una aplicación, vas a encontrar muchas más alternativas, si quieres comprar juegos, vas a encontrar más juegos de paga una vez y juega siempre.

¿Cuál es la parte negativa de todo esto? Que tanto control tiene sus pegas.

Para publicar aplicaciones en Android necesitas una licencia que cuesta 20 euros y cualquier ordenador. Para desarrollar en iOS necesitas un Mac y una licencia más costosa. Si buscas algo de calidad, es casi seguro que tengas que pagar.

Aunque por otro lado, Spark es uno de los mejores clientes de correo que he probado y es gratuito y sin publicidad.

El modo multiventana me parece bastante bien resuelto

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Especialmente el Split View, ya que el modo de ventanas para los videos creo que es mejorable.

No es un modo que consigue que ames el iPad, pero es algo que se agradece. Puedes leer un PDF mientras tomas apuntes de forma bastante intuitiva, o consultar Telegram mientras estás escribiendo, y la interfaz está bien definida. El modo multiventana que probé en Nougat está un paso por detrás (aunque creo que las aplicaciones con Material Design funcionarán genial en este modo en la siguiente versión de Android).

La smart cover es lo mejor sin dudas

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

A veces la grandeza se encuentra en los pequeños detalles. Si me preguntasen qué es lo mejor del iPad, repetiría una y otra vez la misma respuesta, sin dudar un segundo.

La smart cover es lo mejor que ha parido Apple en el mundo de las tablets. Estrenaron este producto con la que considero que ha sido la mejor tablet (iPad 2 en 2011) y lo han perfeccionado a lo largo de los años.

Se trata de una simple tapa para la pantalla que está imantada. Cuando la cierras apaga la pantalla y al abrirla, se enciende. Se puede plegar y convertirse en un atril, y lo mejor de todo es que deja la espalda al descubierto (que tener una tablet de metal para cubrirla de plástico es un desperdicio).

En cualquier otra marca, las alternativas que encontraba ofrecían lo mismo que la smart cover, pero estaban sujetas por una funda de plástico malo que cubría la parte trasera del dispositivo, tirando por borda la sensación de sostener un equipo premium y ligero.

La Magic Cover de HTC para la Nexus 9 fue mi mayor decepción, mientras que la Smart Cover ha sido mi mayor alegría.

Aunque hay aspectos en los que me arrepiento

Seguramente más de uno habrá cerrado el artículo pensando que menudos fanboys de Apple en El Androide Libre. Para los que os habéis quedado, ahora comienza la parte divertida. Gracias por vuestra paciencia.

El iPad Air 2 no es perfecto, y no se debe a que sea un producto de 2014. El iPad Pro más moderno y el iPad Mini más reciente también sufren estas limitaciones. Android es mucho mejor en ciertos sentidos que iOS, y ahora comienzo con la lista de decepciones que me he llevado.

Pérdida de aplicaciones que no tienen cabida en el ecosistema de Apple

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Tanto control garantiza cierta calidad, pero acarrea una pérdida de libertad que limita la variedad de aplicaciones.

Un ejemplo muy sencillo es la programación. A pesar de que las tablets no sean dispositivos idóneos para programar, una aplicación para editar texto y sincronizar en Dropbox es excelente para esos momentos en los que te apetece escribir código.

Las mejores compras que hice para mi Nexus 9 son DroidEdit Pro (si editas código en tablet y quieres tenerlo inmediatamente en tu PC por Dropbox es 10/10, insuperable) y el soporte para Dropbox de ArduinoDroid. iOS por un lado tiene una gran variedad de editores de código si eres programador web, pero no existe una herramienta polivalente buena, bonita y barata.

Además de las aplicaciones de programación, los emuladores de consolas existen en iOS, pero la experiencia deja muchísimo que desear al lado de los de Android. Al final los acabas borrando y deseando llegar a casa para disfrutar de la experiencia retro.

La nube solo funciona genial si es iCloud, y no me gusta iCloud

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Otro de los mitos de iOS. La sincronización entre dispositivos es perfecta y bla bla bla.

No seré yo quien lo ponga en duda, pero cuando solo tienes un dispositivo de Apple te quedas a medias. Si usas Windows, Linux, Android e iOS al final no vas a utilizar iCloud nada más que para tus copias de seguridad.

Pero la mayor molestia viene al utilizar Google Photos. Olvídate de la carga automática de Google Fotos, ya que solo funcionará si inicias la aplicación.

Accesorios a precio prohibitivo y con peores resultados

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Otro aspecto bastante molesto es el precio de los accesorios. Sin duda alguna se encuentran a un precio bastante elevado.

Podría llegar a justificar ese elevado precio si la experiencia lo compensara, pero la realidad es desoladora. No solo cuestan decenas de euros más, sino que la experiencia es aún peor.

El adaptador de tarjetas SD solo te permite importar imágenes a la tablet, aunque no exportar. Los dispositivos de almacenamiento más de lo mismo. No puedes conectar ratones, no puedes conectar cualquier mando para jugar. Solo acepta teclados Bluetooth.

Si estás acostumbrado al USB OTG, elige mejor una tablet con Android.

No Apple, no quiero cambiar mi Chromecast por un Apple TV

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Pero lo que más me duele es la integración con Chromecast. Si quieres la experiencia inalámbrica completa vas a necesitar un Apple TV para sacar el máximo partido a Airplay.

Si tienes un Chromecast lo vas a poder utilizar con tu iPad, pero la experiencia es más satisfactoria con un Android. Muchas más aplicaciones lo soportan y los exploradores de archivos de Android amplían las posibilidades.

Actualizaciones que me dan miedo

Otra de las grandes ventajas de Apple es su gran soporte de actualizaciones. Lo normal es que Apple actualice sus dispositivos a lo largo de cinco años, pero la realidad es que las actualizaciones no siempre son para mejor.

Hablando con muchos usuarios de iOS he percibido ese aura de escepticismo frente a las actualizaciones. Durante los dos primeros todo genial, pero en los siguientes años han percibido como todo iba a peor.

Sobre este punto no puedo comentar demasiado (si el mito se cumple, iOS 11 debería ser el comienzo de la debacle para el iPad Air 2), pero creo que más que «dejadez de Apple» se debe a la poca potencia de sus primeras generaciones, que no han podido sobrevivir a la evolución de su propio sistema.

Aún así me dan mucho miedo. Desde que actualicé a iOS 10 la aplicación de Correo Electrónico nativa me va fatal. Motivo por el que me pasé a Spark.

Un detalle estúpido con el WiFi

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Como comenté con la Smart Cover, a veces lo que más importa son los pequeños detalles. Uno que me molesta demasiado es cambiar de WiFi.

Si quieres cambiar de red WiFi, tienes que dirigirte a Ajustes, buscar en conectividad WiFi y cambiar de red. Si tenemos un ajuste rápido desde el cual se puede encender y apagar el WiFi. No entiendo que necesidad hay de complicarse la vida, especialmente en una compañía que apuesta por lo inalámbrico siempre.

¿Es raro que una persona tenga dos redes WiFi en casa? Es posible, pero al menos en Android contemplan ese caso y nos dan una solución.

No es tan intuitivo como crees

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tantoA mi Android me parece más intuitivo

Y pasando a más pequeños detalles, pasamos a otro de los mitos más fuertes de iOS. Es mejor para el usuario porque es más intuitivo.

Que algo sea intuitivo significa que no requiere de un análisis previo para saber utilizarlo. Desde su primer momento, no he tenido ningún problema para utilizarlo. Tienes varios botones, cada uno con un dibujo que te hace darte una idea de para qué sirve. Sabes abrir las notificaciones porque aparecen arriba y cuando vas a tocar, despliegas por instinto (aunque el tema de las notificaciones no viene a cuento ahora).

Acceder a la multitarea es complejo para alguien que no haya tocado un producto Apple en la vida (por fortuna podemos buscar por Internet), y la gran mayoría de gestos pasan por la vida sin pena ni gloria (excepto el de Split View o el de cambiar a la aplicación anterior, que me parecen geniales).

Otro detalle es la ausencia del concepto «Atrás». En iOS es muy confuso. A veces el botón está arriba, otras abajo, otras en el popup que has abierto para tocar un ajuste. Ojalá existiese un botón llamado «Atrás» que estuviese siempre en el mismo sitio. Ya sabéis…como Android.

Encontrar el botón atrás no es intuitivo

Penoso diseño de los altavoces

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Bueno, no son malos altavoces, pero si eliges iOS vas a tener que convivir con ellos, y a veces molestan.

Si la Smart Cover es lo que más me gustó del iPad, donde más he perdido en el cambio a iPad es en altavoces. Parece mentira que haya que explicarle a la compañía que popularizó los tablets y que además han creado una Smart Cover que la hace perfecta para el consumo multimedia que lo ideal en unaltavoz es que esté dirigido hacia el espectador, y no hacia un lado.

No es el único caso de uso en el que resulta molesto. Si estás tumbado seguramente apoyes la tablet en el pecho. Como quieras reproducir sonido te va a molestar, porque además al hacerla sonar vibra (y si la sujetas por el lado del altavoz también te va a molestar).

Apple debería tomar ejemplo de la Nexus 9, o incluso de las tablets Xperia

Conclusión: Un cambio a mejor de un ecosistema que necesita plantearse las cosas

Cambié mi Nexus 9 por un iPad y la diferencia no es para tanto

Sí hacemos cuentas, como conclusión global creo que he salido ganando en seis aspectos, mientras he perdido en ocho. ¿Es hora de abandonar el iPad y volver a Android? Es una difícil decisión.

La verdad es que seguramente decida seguir con iOS en tablets. Creo que las virtudes me aportan bastante más que los defectos, al menos en lo que respecta para mi uso en la universidad.

Una cosa es cierta, y es que es el software el que hace brillar al hardware. En iOS he comprado aplicaciones como Splashtop Wired X Display, que funciona bastante mejor que en Android (imagino que se debe al conector Lightning) o Pixelmator. De la suite de iWork que regala Apple me quedo con iMovie, y de las aplicaciones preinstaladas me encanta iBooks (que la utilizo más de lo que creía).

De no ser por la avería, nunca me habría planteado cambiar de tablet

Por otro lado, romperé una lanza en favor de Android, y es que la gran mayoría de aplicaciones que utilizo en el día a día están perfectamente adaptadas a tablets. En ningún momento con tablets Android he sentido que la pantalla estuviese mal utilizada.

Creo que la línea entre ambos sistemas cada vez está más cerca, y seguramente con la nueva generación de tablets que integren Android N recibamos mejoras. La Galaxy Tab S3 y el rumoreado Pixel 3 con Andrómeda serán sin duda dispositivos que marquen un antes y un después. Por otro lado, la gama media también tiene mucho que decir, sector en el que Apple es incapaz de competir.

¿Es el iPad rey abosulto de las tablets? ¿O simplemente un buen producto al que han endiosado?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Cosas inútiles que necesitas 1: sustancia de la buena
Refuerza tus lenguajes de programación con Enki, el Duolingo de los desarrolladores