He vuelto al Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

He vuelto al Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

Un incidente me hizo volver a mi Nexus 5 y mi sorpresa fue considerable al ver que lo rápido y fluido que funciona este móvil con 3 años a la espalda.

Un incidente me hizo volver a mi Nexus 5 y mi sorpresa fue considerable al ver lo rápido y fluido que funciona este móvil con 3 años a la espalda.

Hace poco relaté mi historia de la muerte súbita de mi Nexus 5X. Algo que me pilló por sorpresa pero no desprevenido. Tenía guardado a mi anterior Nexus 5 para algo así. Un smartphone que vuelvo a usar tras poco más de un año con su descendiente.

La sorpresa ha sido mayúscula cuando me he dado cuenta de que… El Nexus 5 funciona realmente bien. Pongámonos en situación, un dispositivo lanzado en 2013 y que a día de hoy sigue satisfaciendo mis necesidades en cuanto a fluidez. No entraremos en temas de cámara y batería por no hacer sangre.

Ver como un móvil de 2013 me daba un rendimiento similar a otro de 2015 ha sido sorprendente. Es cierto que no hay un gran abismo entre las especificaciones de ambos dispositivos, pero sí hay 2 años de diferencia y nueva tecnología de por medio.

Rapidez y fluidez, todo funciona bien

Soy de esas personas que cambian muy rápido entre aplicaciones. Lo mismo está en Twitter que pasa a Telegram, de ahí a Whatsapp, se va a Inbox y termina en Instagram para luego volver a Telegram y así. Los cambios entre aplicaciones en el Nexus 5 me han dejado sorprendido. Es cierto que tengo reducidas las animaciones, pero los tiempos de carga siguen dejándome sorprendido.

Vuelvo a mi Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

La mayoría de mis aplicaciones no son muy exigente en cuanto a prestaciones así que estoy servido con lo que ofrece este Nexus 5. Estamos hablando de un procesador Snapdragon 800 y 2GB de RAM. Frente al Snapdragon 808 y los 2GB que tenían el Nexus 5X. Pero aunque este último fuese rápido, no me da la misma sensación que su antecesor. ¿Será el  «Efecto Nexus 5»?

En resumen, no he notado una gran diferencia entre el paso entre aplicaciones del Nexus 5 y el Nexus 5X

Se quedó en Marshmallow de forma oficial pero la comunidad lo adora

Vuelvo a mi Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

Fue la nube de algodón la última golosina que probó el Nexus 5 y es su segunda actualización mayor. Una versión que pule todos los problemas de este dispositivo y lo deja listo para aguantar tanto como queramos. Con algún cambio de batería de por medio, pero a nivel bugs, todo solventado.

Existen una gran cantidad de ROM modificadas para el Nexus 5

Lo bueno es que la comunidad de desarrolladores de ROMs adoran al Nexus 5. Hay una grandísima cantidad de versiones modificadas de Android para este dispositivo. No sólo custom ROM, también custom kernel y demás tweaks que explotan el potencial de este dispositivo. Larga vida en la scene.

La batería tras los años es la gran perjudicada

No es nada nuevo decir que el Nexus 5 venía con poca autonomía bajo el brazo. Pero es que si tenemos en cuenta el deterioro de las baterías de Li-On, la autonomía tras los años es aún menor. Si antes me llegaba a duras penas a las 3 horas de pantalla, ahora si llego a 2 es todo un milagro.

Salir de casa por la mañana, con intención de llegar a la tarde-noche sin la batería externa es saber que no puedo usar demasiado el móvil si no quiero tener que depender de un cargador antes de volver a casa. Estoy hasta pensando en cambiarle la batería por otra nueva..

Un móvil que puede satisfacer aún necesidades, aunque no todas

Vuelvo a mi Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

El Nexus 5 no contaba con las mejores especificaciones técnicas en general. La cámara no era de las mejores del año, la pantalla destacaba por ser cálida y la bater… Ya paro, lo prometo. Si eres amante de la fotografía, este móvil se te quedó corto a los 6 meses de tenerlo. Si es la pantalla, la calidad no es la mejor y los colores pueden distorsionarse hacia tonos cálidos. El altavoz no es tan fuerte como otros de mercado pero recordamos su precio de venta: 350€.

No tenía lo mejor pero tampoco valía como tal

Yo tuve el Nexus 5X y su cámara era brutal. Muy buenas fotografías he hecho pero ahora con el Nexus 5, eso queda en un segundo plano porque las comparaciones son odiosas. Echo de menos tener una buena cámara en la que confiar para hacer cualquier fotografías.

Pero es que pocos móviles los he probado tras el tiempo y me he quedado tan sorprendido. Estamos hablando de paso entre aplicaciones a un nivel que algunos nuevos dispositivos ya querrían alcanzar. Hablamos de aplicaciones bien optimizadas debido a que el Nexus 5 fue un dispositivo muy usado por los desarrolladores. En definitiva, un móvil bien hecho en general. Un conjunto que da como resultado un terminal capaz de resistir a los años.

El sensor de huellas, lo que más echo de menos

Vuelvo a mi Nexus 5 y ahora no sé por qué lo dejé

Aunque lo que más echo de menos y con diferencia es el sensor de huellas. La facilidad con la que sacaba el móvil del bolsillo y mientras lo hacía colocaba el dedo para tenerlo desbloqueado al llevármelo a la cara. Si la cámara la echo de menos, esto ya ni os digo.

Claro está, un móvil de 2013 a lo único que aspiraba si contaba con sensor de huellas es a tener el que tenía el Galaxy S5. Decir que lo he probado y seguía usando el patrón. Así que en parte lo ‘agradezco’.

Si tan bien te va, ¿por qué cambiaste?

Yo pasé directamente del Nexus 5 al Nexus 5X. Un dispositivo compacto, con la mejor cámara a la que podía optar por ese precio y un sensor de huellas con una críticas increíbles. En mi caso, soy un usuario que valora mucho la fotografía así que quería una mejora en este aspecto.

Nexus Imprint me llamaba enormemente por el tema de Android Pay pero.. ¿Qué hay de España? Ya os lo digo yo: nada. Podemos pagar con ciertas aplicaciones de bancos pero nada de soporte oficial de Android Pay. Uno de los motivos por los que opté por este móvil.

Claro está, el motivo principal era porque ser un nuevo terminal compacto firmado por la gran G. Un nuevo Nexus con un tamaño reducido para los que buscan algo más manejable.

Ahora que vuelvo al Nexus 5 me doy cuenta que, si no fuera por estos dos factores, no hubiese cambiado de smartphone. Hubiera cambiado la batería y listo. O quizás hubiese optado por un OnePlus. Que no descarto a día de hoy un OnePlus 3T como sucesor de mi Nexus 5X tras las cuestionables políticas de Google con sus Pixel.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Cómo escuchar la música del móvil en el coche por Bluetooth
Los temas de CyanogenMod no estarán en LineageOS