El Androide Libre: todo Android

El Androide Libre

Móvil robado: qué debes hacer si has perdido o te han robado el smartphone

Móvil robado: qué debes hacer si has perdido o te han robado el smartphone

Un móvil robado, o un smartphone perdido, puede hacernos una faena tremenda. Te explicamos qué pasos debes seguir ante esta situación.

Un móvil robado, o un smartphone perdido, puede hacernos una faena tremenda. Te explicamos qué pasos debes seguir ante esta desagradable situación.

Nuestros teléfonos son piezas que, además de contener nuestra información, cuestan bastante dinero. Quizás es la pieza más valiosa que llevamos con nosotros todos los días. Y esto hace que los ladrones se hayan centrado en robarlos. O también podemos perderlos si somos despistados, algo que también nos fastidia el día.

Por eso es importante saber qué debemos hacer si nos encontramos en esa situación. No podemos dejarlo para el último momento, porque entonces será demasiado tarde. Hay medidas que tenemos que tomar antes de que nos roben o perdamos el teléfono. Y medidas que podremos tomar cuando esto suceda. Hoy os explicamos todas.

Antes del robo: protege tu teléfono

Usa un bloqueo de pantalla, sin excusas

Aunque parezca una tontería, el bloqueo de pantalla es la primera barrera ante todas estas amenazas. Es cierto que muchos deciden no utilizarlo porque resulta pesado desbloquear el teléfono cada vez que queremos usarlo. Pero eso no hace que no sea importante hacerlo.

Si tienes un lector de huellas, entonces sí que no tienes ninguna excusa para usar un bloqueo de pantalla. Desbloquearlo con el lector es tan sencillo como poner el dedo donde esté, y listo. No tendremos que andar poniendo códigos o dibujando patrones de desbloqueo. Y así evitarás que alguien que no seas tú pueda utilizarlo.

Utiliza un PIN para proteger la tarjeta SIM

Por descontado, tampoco se nos puede olvidar que proteger la SIM también es importante. Si no le ponemos PIN, un ladrón o curioso podría sacarla y meterla en otro teléfono. Y hacer llamadas a donde le apeteciera, incluyendo números internacionales y caros, cargando todo eso a nuestra cuenta bancaria.

Comprueba que tienes el administrador de dispositivos activo…

Google, como medida para combatir estos robos y pérdidas, lanzó el ‘Administrador de Dispositivos’. Aunque básico, se trata de una herramienta que permite hacer sonar, localizar, bloquear o borrar los datos de nuestro teléfono. En algunos Android viene ya activada, pero es importante asegurarnos de que lo está en Ajustes > Seguridad > Administradores de dispositivos.

…o utiliza una aplicación de terceros para ello

En cualquier caso, no estás obligado a usar la solución de Google. El Play Store está lleno de aplicaciones y servicios que realizan esta función. Y, además de contar con más funciones, pueden adaptarse mejor a lo que necesitamos. A continuación os dejamos algunas:

Asegúrate de tener el IMEI del teléfono guardado

Por último, es importante mirar que tengas guardado en alguna parte el IMEI de tu teléfono. El IMEI es el identificador único que nuestro teléfono usa para registrarse en las antenas de telefonía móvil. Lo podemos conseguir del propio teléfono y de la caja en la que venía. Y es importante asegurarnos de que lo tenemos a mano en caso de robo, porque lo necesitaremos para denunciar.

Después del robo: pon a salvo tus datos

Paso 1: bloquea el teléfono y activa el modo de teléfono perdido

Lo primero que tenemos que hacer cuando nos lo roban, o descubrimos que nos lo hemos dejado en alguna parte, es bloquear el teléfono con las herramientas que hemos instalado antes. Si no has instalado ninguna, comprueba en todo caso el administrador de dispositivos de Google, lo más probable es que ya lo tengas activado. Y para hacerlo fuera de casa puedes pedirle el móvil a alguien, y usar una pestaña de navegación de incógnito.

Es cierto que una de las estrategias sería no bloquear el teléfono, y dejar que el ladrón lo use para obtener sus datos. El problema de esto es que estamos dejando expuestos nuestros datos: cuentas de usuario, fotos, mensajes, documentos, y un largo etcétera. Puedes seguir esta táctica e ignorar este artículo, pero ten cuidado, esto podría causar aún más dolores de cabeza.

Paso 2: llama al teléfono perdido

Si lo hemos perdido, es posible que no haya caído en malas manos. Es probable que alguien lo haya encontrado y que nos lo quiera devolver. Por ello lo mejor que puedes hacer es llamar al teléfono una vez lo has bloqueado. Si quien lo tiene te lo quiere devolver, lo cogerá y os podréis poner de acuerdo. Si se niega, nos rechaza la llamada o directamente no lo coge, sigue leyendo.

Paso 3: usa el GPS para localizar el móvil

Una vez lo has bloqueado con una herramienta antirrobo, lo más probable es que ya se haya encargado de localizar el teléfono. Si no, activa la opción de localizar por GPS para saber dónde está en el mapa. A partir de aquí tenemos dos opciones:

  • Si hemos perdido el teléfono, no lo tiene nadie y está parado, podemos ir a buscarlo nosotros mismos. Problema resuelto.
  • Si nos han robado el teléfono, o quien lo haya encontrado se lo quiere quedar, ir no es la mejor opción. Intentar tomarse la justicia por nuestra mano puede acabar muy mal, y un teléfono no vale nuestra vida. En ese caso una opción puede ser acudir a la Policía a denunciar el robo, e indicarle a los policías dónde está el teléfono.

Paso 4: borra los datos del dispositivo

Sabes dónde está el teléfono y sabes que está bloqueado, pero se está quedando sin batería. O sospechas que el ladrón lo desconectará en cualquier momento. Llegados a este punto, y con las esperanzas de recuperarlo por los suelos, lo mejor que puedes hacer es borrar todos los datos a distancia.

La razón para hacerlo es sencilla: en este punto nos importa más asegurar nuestra información. Es vital que el ladrón no tenga acceso a nuestros datos. Borrando haremos que deje de tenerlos, y el teléfono seguirá estando bloqueado para que no pueda usarlo.

Paso 5: llama a tu operadora y bloquea el IMEI

Cómo funcionará la tarjeta telefónica virtual eSIM

Aquí suponemos que, con la localización en la mano, habrás ido a denunciar a la Policía. Estos te habrán pedido que aportes el IMEI del teléfono, ese identificador único del que hablábamos antes. Si lo has hecho, bien hecho está. Si no, es lo siguiente que deberías hacer.

Por último, debemos llamar a nuestra operadora y solicitar que hagan dos cosas. Estas medidas sólo se deben tomar cuando no tengamos ninguna esperanza de recuperar el teléfono, dado que sirven para inutilizarlo por completo.

  • La primera sería, con el número IMEI, pedirles que bloqueen el teléfono. Si el ladrón consigue desbloquear el teléfono, las antenas móviles siempre rechazarán la conexión si intenta conectarse a la red.
  • Se supone que nuestra SIM está bloqueada con un PIN, así que no podrán hacer llamadas con nuestro número. Pero nunca está de mas pedir que bloqueen también esa tarjeta SIM, para que no se pueda usar en ningún caso.
Las mejores aplicaciones para seguir el Campeonato de Formula 1 2017
Los problemas del Samsung Galaxy J7 y algunas soluciones
Vídeos El Androide Libre
Descarga el Puzzle Bobble original para Android
Huawei presentará un nuevo procesador el 2 de septiembre
Ulefone actualizará a Android 8.0 oreo algunos de sus móviles
Bixby Voice sigue sin hablar español
Android 8.0 oreo, novedades
YouTube para Android ahora se adapta al tamaño del vídeo
WhatsApp también tendrá stickers
Así es el Meizu M6 Note: tendrá procesador Qualcomm
Filtrados 3 nuevos móviles de Alcatel antes de su presentación en IFA
Samsung destaca las mejores características del Note 8
Xiaomi Redmi Note 5A, características y precio
Yotaphone 3, precios y características filtradas
WhatsApp elimina las fotos y los vídeos de un chat al borrarlo
Actualización con mejoras para el OnePlus 3 y el OnePlus 3T
El Samsung Galaxy Note 8 estará disponible en 3 versiones: conoce los precios