¿Qué ocurre en WhatsApp para que deje de funcionar de repente?

¿Qué ocurre en WhatsApp para que deje de funcionar de repente?

¿Por qué hay veces que Whatsapp decide dejar de funcionar? Aquí os explicamos posibles causas de estas caídas temporales de servicios como Whatsapp.

¿Por qué hay veces que WhatsApp deja de funcionar? Aquí os explicamos posibles causas de estas caídas temporales de servicios como WhatsApp y que se pueden extrapolar a otros servicios.

Estás tranquilamente en tu casa o en la calle, te acuerdas de que tenías que mandar un mensaje de WhatsApp a un grupo pero.. ¡Sorpresa! WhatsApp no te da el segundo ‘tick’ en el mensaje (o se queda con el reloj). El indicativo de que el mensaje ha sido entregado al destinatario pero aún no ha sido leído hasta que se ponga en azul.

En esta situación, optas por entrar en otra aplicación o hacer una búsqueda en Google para descartar un problema de conexión. Abres Google, escribes «El Androide Libre» y carga perfectamente la página. El problema está en WhatsApp. Ahora bien, ¿por qué tanto WhatsApp como el resto de servicios online como Facebook, Instagram o Spotify, fallan?

Todo contenido que haga uso de la vasta e inmensa internet tiene que pasar por una serie de servidores. Cuando buscamos en Google fotografías de gatitos, entramos en el servidor de Google y nos redirige a otro servidor desde donde descargarla. Igual pasa con los servicios online que tenemos actualmente a nuestra disposición.

Spotify, Facebook, Instagram y WhatsApp se basan en un modelo de cliente y servidor. En este escenario, nosotros somos el cliente y el servicio, el servidor. Pero concretamente en el caso de WhatsApp y Telegram, servicios de mensajería instantánea, el escenario está formado por dos clientes y un servidor que envía información en ambos sentidos.

El camino de un mensaje desde tu móvil al de tu contacto

Para que os hagáis una idea, cuando vosotros le mandáis el iconito de la flamenca a una amiga para celebrar tu aprobado en la universidad hay un complejo mecanismo detrás. WhatsApp, desde la capa más alta del modelo TCP/IP (capa de aplicación) se encarga de preparar el paquete para enviarlo a la red. No vamos a entrar en el resto de capas porque no es relevante, pero hay un elaborado proceso interno que no vemos y se ejecuta en cuestión de milésimas.

Ahora que el paquete está preparado, se envía al servidor a través de internet. El servidor, lee sólo el destinatario, lo busca en la base de datos y reenvía el mensaje hacia la otra persona. Ésta lo recibe, desencripta y su aplicación de WhatsApp se lo muestra en el chat. ¿Veis cómo hay una pieza fundamental en este proceso? Exacto, el servidor.

El servidor es el eje principal en una comunicación a través de internet

Un servidor, como cualquier otro mecanismo electrónico, no está exento de fallos o problemas que impidan su correcto funcionamiento. Cuando WhatsApp cae es porque sus servidores no están en su mejor momento. Pero ¿qué causa estos problemas en los servidores de WhatsApp?

Un fallo en el servidor puede ser voluntario o involuntario

Que un servidor no funcione correctamente se puede deber a WhatsApp o a factores externos. En el caso de ser una caída voluntaria del servicio, es algo no muy habitual. Debido al mecanismo de duplicado de servidores de las empresas donde si deshabilitan uno, tienen un segundo donde apoyarse. Pero WhatsApp puede estar probando algo o cambiando cierto código y se necesite apagar el servidor para aplicar estos cambios. Esto serían caídas por mantenimiento no comunicado.

Quizá no sea ni voluntario ni por un factor externo, puede ser simplemente un problema en el servidor que hizo que se desestabilizara su funcionamiento. Algún problema dentro del código que ejecuta el servidor, un accidente en la planta, sobrecalentamiento, etc. Todo dispositivo electrónico está expuesto a esta serie de percances.

Los crackers están detrás de muchas caídas de grandes servicios

Aunque lo más habitual es que las caídas de los servidores de WhatsApp se deba a factores externos. Todos saben que hay personas en internet que se dedican a ‘fastidiar’ a otros por disfrute propio. Pues si muchas personas así se unen, llega a repercutir en grandes empresas. Uno de los motivos más habituales cuando hay caídas de grandes servicios como WhatsApp o Facebook.

Los servidores están preparados para un cierto pico de usuarios pero, si se excede, se dan las famosas caídas

Una empresa adquiere un servidor que es capaz de atender un número de peticiones de forma simultánea. Dependiendo del flujo de clientes que vas a tener, haces un desembolso mayor o menor. Claro está, los servidores de WhatsApp tienen que ser capaces de atender millones de peticiones a la vez. Esto, mediante estudios, se hace un seguimiento de si se necesita aumentar los servidores o no. Profesionales de la materia son capaces de determinar qué pico de usuarios debes poder esperar en un cierto instante.

Ataques DDoS: Colapsando los servidores

En el mundo de la ciberdelincuencia existe algo famoso entre los conocedores de la materia que son los ataques DDoS, lo que se traduce al español como: Ataque de denegación de servicio distribuido. Esto, para que lo entendáis todos, es cuando un grupo de crackers (hackers malos) hace un exceso de peticiones a un servidor a través de dispositivos zombies.

Los dispositivos ‘zombies’ hacen peticiones sin que su usuario original lo sepa

Vamos a explicar que son estos ‘dispositivos zombies’. Existe un tipo de virus, que es bastante costoso de detectar, que se ejecuta en segundo plano a la espera de una orden. Este programa se convierte en un ‘cliente’ que hace peticiones a un servidor de forma continuada. Entonces, si un grupo de crackers ha infectado 1 000 000 de usuarios y hacen un ataque a un servidor cuyo pico de usuarios es 100 000 usuarios, se consigue colapsarlo mediante un DDoS.

Un servidor colapsado deja fuera a los verdaderos usuarios

Cuando un servidor está colapsado, se consigue bloquear las peticiones de verdaderos usuarios. En el caso de WhatsApp, que otros usuarios se intercambien mensajes a través de la aplicación. Esto es porque el servidor siempre intenta atender a todas las peticiones que recibe hasta que su mecanismo de seguridad detecta el ataque, bloquea estos clientes y vuelve a su funcionamiento correcto. Algo que puede tardar muy poco, a varias horas según lo elaborado que sea el ataque.

Este artículo es una breve explicación de los posibles fallos que pueden darse en un servicio online como WhatsApp. Así sabréis qué puede estar pasando dentro de los servidores de WhatsApp cuando tus mensajes no se envíen. Puede que estén lidiando con un ciberataque o con extintores dentro de la planta.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
Juegos clásicos que no actualizan y merecían una continuación
La gran mudanza de Android: de Linux a Fuchsia y qué significa todo esto