¿Vale la pena cambiar de móvil solo porque la batería no dura lo suficiente?

¿Vale la pena cambiar de móvil solo porque la batería no dura lo suficiente?

Cambiar de móvil porque no funciona es algo lógico, pero cambiarlo solo porque la batería se descarga muy rápido no lo es tanto.¿Merece la pena?

Cambiar de móvil porque no funciona es algo lógico, pero cambiarlo solo porque la batería se descarga muy rápido no lo es tanto.¿Merece la pena?

A lo largo de mi trayectoria profesional me he topado con muchos amigos pidiéndome recomendación para la compra de su nuevo smartphone. Seguramente a ti te ha ocurrido lo mismo si eres el «informático» de la familia: como escribió mi compañero Manu las consultas son algo habitual en nuestro hobby/profesión. Y el motivo más habitual para el cambio suele ser el mismo: «Es que ya no me dura la batería».

Lo que antes se solucionaba con el simple gesto de retirar la tapa trasera e intercambiar la batería en malas condiciones por una nueva ahora requiere una valoración más profunda. Sí, con los móviles «de una pieza» o unibody hemos ganado en diseño y avanzado en la resistencia al agua, pero hemos perdido otras opciones por el camino. Cambiar fácilmente la batería es una de ellas.

Socorro, tengo que cargar el móvil varias veces al día

¿Vale la pena cambiar de móvil solo porque la batería no dura lo suficiente?

Ningún smartphone sobrevivirá fuera del enchufe todo lo que nos gustaría, pero cuando la recarga se ha de hacer más de 3 veces diarias podemos decir que hay un problema. Como sabemos, las baterías se degradan con las cargas y con la mala utilización por lo que, tras un tiempo de uso (con el año ya se nota una menor capacidad), la batería deja de aguantar el día raspado a morirse antes de que nos demos cuenta. Y si el móvil ya tenía poca capacidad de serie el problema se agrava.

Abrir un smartphone unibody para cambiarle la batería no es un tema que podamos tomarnos a la ligera ya que a las primeras de cambio nos lo cargamos. Literalmente: hay que usar cuñas de plástico, ventosas, hacer uso del secador o pistola de calor cuando el móvil es resistente al agua… Total, que si no somos mañosos no vale la pena. De ahí que, cuando la batería no da mucho más de sí, optemos por cambiar el móvil al completo.

Cambiarle la batería a un móvil unibody supone un gran riesgo si no somos mañosos

Hay que resistir la tentación cambiar el móvil a no ser que el actual se quede corto en especificaciones para el uso correcto. Si nos quedamos cortos de memoria constantemente, cuando hay un problema que agrave las molestias (una pantalla rota, por ejemplo) o, también, en el caso de que un cambio de smartphone suponga una mejora en nuestra experiencia con Android. Si tenemos el capricho y, encima, la batería dura menos que un cruasán estando a dieta, pues tampoco vamos a desaprovecharlo.

Un cambio de batería en móviles unibody tampoco es tan caro

¿Vale la pena cambiar de móvil solo porque la batería no dura lo suficiente?

Como siempre, dependerá del modelo y de la tienda de reparaciones a la que acudamos, pero en ningún caso debería suponer un desembolso mayor a comprar un móvil nuevo. Dependiendo de la tienda nos puede costar desde 60 euros a unos 90; también menos de esa cantidad según la categoría del establecimiento y si se trata del servicio técnico oficial. En cualquier caso, cambiar una batería es una reparación que cualquiera con amplios conocimientos de electrónica debería saber casi al dedillo.

Llevar el móvil a una tienda con garantías es mi primera recomendación. Y asegurarse de pedir presupuesto antes de dejar el teléfono, no sea que después pretendan cobrarnos más de lo estipulado. Además, desconfía de los precios demasiado baratos: seguramente le pongan a tu móvil una batería de mala calidad.

Desconfía de las reparaciones demasiado baratas: la batería siempre debe ser la original

¿Que quieres cambiar la batería tú mismo? Como dije antes, dependiendo del móvil es mejor dejarle la tarea a un profesional, sobre todo si se trata de un smartphone con resistencia al agua. Aun así, y seguiendo los tutoriales que hay por YouTube, tampoco resulta tan complicado efectuar esa reparación. Hay multitud de tiendas de recambios por internet que te venderán la batería; además del siempre socorrido eBay.

Si tu móvil tiene menos de dos años lo mejor es cambiar la batería. Más allá de los dos años ya dependerá del modelo y del cariño que le tengas: quizá el resto del hardware haya envejecido al mismo ritmo que la batería y ya no te sirva para lo que acostumbras a hacer. Cada caso es personal, pero no te asustes solo porque tu móvil no tenga batería intercambiable: poner una de reemplazo no es tan costoso como imaginas.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Samsung Z4, Tizen 3.0 para un móvil súper básico
Es oficial: El nuevo HTC U será presentado el 16 de mayo