Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Anlizamos el Wiko Upulse, uno de los terminales que complementan la gama baja que ofrece el fabricante francés. Sorprendente, a la vez de barato.
22/06/2017 a las 20:52 UTC · Manuel Fernández
En:

Analizamos el Wiko Upulse, un teléfono algo especial dedicado al público joven que se mueve en el límite entre un gama media y un gama de entrada. Con sus cosas buenas y también las malas, os damos todos los detalles.

La juventud ha llegado a nuestras manos por parte del Wiko Upulse, un dispositivo del que ya os adelantamos ciertos detalles y que se diferencia del resto de sus hermanos de la gama de entrada a la que va destinado. Entre sus características propias de un híbrido entre lo más bajo y lo intermedio de Android, nos encontramos con un acabado metalizado, una cámara que destaca y unas especificaciones poco habituales en este rango de precio. Aunque como todo, posee sus carencias a si que no le faltará algún tirón de orejas a lo nuevo de la firma francesa.

Wiko UPulse

7,0
  • Pantalla de 5.5"
  • Mediatek 6737
  • Cámara de 13 Mpx Mpx
  • Más especificaciones
PVP 189€
147,46€
Comprar
15,85€
Comprar
Nos gusta
  • Materiales
  • Cámara
  • Versión de Android
No nos gusta
  • Potencia
  • Sonido

Se nota que Wiko tiene un objetivo claro con este Upulse: el público joven. Terminal económico enfocado a aspectos multimedia y redes sociales. ¿Estará a la altura de las exigencias de las generaciones venideras? Lo comprobamos.

Características del Wiko Upulse

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

En cuanto veamos las características de este Wiko Upulse nos daremos cuenta de que tenemos un poco de todo: un hardware que implementa aspectos de una gama de entrada y de gamas más intermedias. Como siempre, le damos un repaso a lo que lleva este Wiko en sus entrañas:

  • Pantalla IPS de 5’5 pulgadas con resolución HD (720p) y cristal 2.5D.
  • Procesador MediaTek MT6737 con una CPU Cortex-A53 Quad-core con una velocidad de reloj máxima de 1’3 Ghz.
  • 3GB de memoria RAM.
  • 32GB de memoria interna ampliables con tarjetas micro-SD de hasta 128GB.
  • Batería de 3000 mAh con puerto micro-USB, nada de tipo C.
  • Cámara trasera de 13MP con flash LED con capacidad de grabación de vídeo a 720p y modo Super Pixel, capaz de sacar fotos con 54 megapíxeles.
  • Cámara delantera de 8MP también con flash LED incluido.
  • Lector de huellas en la parte trasera y capacidad Dual-SIM. La tapa que cubre dichas SIM se puede extraer y tiene un acabado metalizado.
  • Medidas: 153 x 77 x 8’5 mm
  • Peso: 167g
  • Android 7.0 Nougat.
  • Colores: Negro y dorado.

Diseño: sorprendente pero sobrio

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Cuando veo el Wiko Upulse, me viene a la mente de forma inmediata otro dispositivo, por lo menos en lo que a la parte trasera respecta: el BQ Aquaris U Plus. Un diseño algo sobrio pero que a la vez tiene un toque algo especial por la ergonomía que posee. No es un Android para todos los bolsillos, puesto que sus 5’5 pulgadas de pantalla junto a su peso consiguen que a veces sea algo tosco de usar. La curva de la parte trasera le otorga un agarre firme y cómodo que adereza una sensación de robustez al darnos cuenta que su acabado es metálico. Y no, no lo emula puesto que dicha parte trasera se puede retirar y es palpable desde el minuto uno.

El poder extraer la parte trasera es algo que está en peligro de extinción a día de hoy

Al tener los botones en pantalla, los marcos delanteros que coronan el frontal del Wiko Uplus pueden sonar algo excesivos. Pero contextualizando en el rango de precio en el que se mueve este terminal, podríamos incluso decir que están bien situados, además de estilizados con el llamado cristal 2.5D. Los laterales finiquitan la buena sensación del tacto metálico con unos bordes que acaban la curvatura trasera y con un aspecto algo más aterciopelado que el resto del metal. Además, tenemos la sensación (acertada) de estar ante un teléfono bastante rudo y resistente, lo cuál es de agradecer. Además destacamos la inclusión de flash LED en la cámara delantera.

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Como si de un teléfono de cristal se tratase, el Wiko Upulse supone un auténtico imán para las huellas. En la parte trasera se notan sobremanera y más con el color negro característico de nuestra unidad. Tenemos un lector de huellas ubicado bajo la cámara, la cuál no sobresale demasiado y aparte de la serigrafía de la marca francesa tenemos un altavoz que destaca por ser un punto negativo, ya lo veréis.

En los laterales tenemosla botonera de subir y bajar volumen además del botón de desbloqueo. Si bien parecen recios y tienen una buena pulsación, la posición es algo incómoda y un tanto extraña, máxime dado el tamaño de pantalla que posee este Wiko Uplus. Si quieres subir de volumen, tendrás que estirar los dedos algo más de lo que te gustaría, aunque es una cuestión más subjetiva dependiendo del usuario.

Al ser un dispositivo grande, tenemos el inconveniente de que el botón de subir volumen se nos queda algo arriba

Tenemos una conexión jack de 3.5 mm en la parte superior y otra dedicada al micro-USB. Como es de esperar, al ser un dispositivo de gama de entrada o baja prescindimos del nuevo estándar USB. Por lo demás, no tenemos ningún tipo de resistencia al agua más que el cuidado que nosotros tengamos con una pantalla tan prominente. Y si quitamos la tapa trasera nos encontraremos con la ranura para tarjetas micro-SD y una sorpresa: dos ranuras para tarjetas micro-SIM. Además, como detalle interesante es de mencionar que en la misma caja Wiko te otorga unos adaptadores para la SIM y que puedas insertarla desde el minuto uno.

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Hay que mencionar que una de las pruebas más fehacientes de la buena construcción del Wiko Upulse es lo horrorosamente difícil que es retirar la tapa trasera. Está tan enganchada que desde primer momento que tienes el temor de acabar sacando parte del móvil. Como era de esperar, esto no ha sucedido y demuestra que hacer un dispositivo barato no implica que salga una chapuza. Punto a favor para este curioso Android.

Rendimiento: falto de músculo

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

En la vida no se puede tener todo, y el procesador del Wiko Upulse es una clara muestra de ello. El procesador Mediatek que da vida a este Android es el punto más flaco del dispositivo con diferencia, puesto que la experiencia de rendimiento queda lastrada por sus 4 núcleos Cortex A-53 a 1’3 GHz. No tendremos problemas para las tareas básicas del día a día en el que incluso se denota una fluidez poco habitual en este tipo de procesadores. La gracia llega cuando nos ponemos a exigirle al Wiko Upulse, en el que queda claramente por debajo de sus rivales directos.

De nuevo nos sorprendemos al ver que el Wiko Upulse sale de la caja con Android 7.0 Nougat, un claro «bravo» a favor de este terminal cuya versión más probable debería haber sido Marshmallow. Este software está «aderezado» con una capa propia del fabricante francés, llamada WikoUI. La potencia se compensa en este aspecto, puesto que si bien WikoUI posee añadidos bastante curiosos a la par de útiles, es una capa casi stock con ligeros rediseños, lo cuál ayuda a la fluidez general del móvil. Eso sí: no busques jugar a juegos. 

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Desconocemos si se trata del mismo rendimiento del procesador o algún problema de optimización, pero jugar a juegos en este Wiko Upulse es poco más que decepcionante. Tenemos algunos aprietos incluso con juegos bastante básicos como el Magikarp Jump y ya ni hablemos de juegos algo superiores. Algún que otro lag, caídas de frames… Y contrasta bastante, puesto que la interfaz general se mueve con soltura. Eso sí, no te librarás de algún que otro bug dentro de WikoUI, como notificaciones que se vuelven locas o cuelgues muy puntuales que seguro arreglarán con alguna que otra actualización. Por lo demás, nuestro Upulse cumple sobremanera las tareas del día a día.

Estaremos cubiertos para las tareas del día a día, pero tendremos problemas con los juegos puntuales

Seguimos «destripando» el Wiko Upulse cuál Frankestein y vemos que tiene unos buenos 3GB de RAM que debo decir que han cumplido su labor excelentemente. Hace poco he recuperado mi teléfono personal, un Nexus 5X y como sabréis, sus 2GB de RAM suelen ser algo insuficientes. Este Upulse ha podido con una buena cantidad de aplicaciones abiertas, tales como redes sociales, WhatsApp, Telegram… No se me ha reiniciado ni una vez ninguna aplicación excepto cuando he dejado un gran número o estaba abierto algún que otro juego casual. En este apartado no tenemos objeción alguna.

Batería: más que suficiente

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Si fuéramos un profesor, la definición perfecta para la batería de este Wiko, sería simple: un «suficiente.» En el interior de la preciosa tapa trasera que adorna este Upulse se esconden 3000 mAh de puro amperaje esperando a ser gastados. Y tengamos en cuenta varios factores, como la resolución comedida de la pantalla, el tamaño del dispositivo, el procesador y sobre todo la optimización del software. Con todo esto metido en la olla, nos sale una autonomía bastante correcta que les dará a la gran mayoría de usuarios libertad suficiente para no tener que depender del cargador. Y más teniendo en cuenta que no poseemos ni carga rápida ni USB tipo C, algo lógico en este rango de precios.

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

Es curiosa la forma que tiene el sistema de adivinar cuántas horas le quedan aproximadamente al Wiko

En lo que respecta a reposo, los usuarios menos exigentes serán los más beneficiados. Con el móvil en uso esporádico, la batería te puede llegar a un día o día y medio, lo cuál es una buena señal para este Wiko. «Achuchándolo», como diría mi madre, hace entre unas 3 horas y media o 4, dependiendo mucho del tipo de uso intensivo, ya sea por juegos o por multimedia puro y duro. Con un uso medio, no bajamos de la barrera de las 3 horas y media, algo lógico pero con una buena reseña. He visto terminales con el mismo procesador y más amperaje hacer menos autonomía, y con la misma resolución de pantalla. O inferior. 

Sin darle caña, el Wiko Upulse nos dará un día y poco de autonomía. Exigiéndole, llegaremos perfectamente a las 3 horas

Este punto positivo va unido a otro muy importante que está en el nivel intermedio: a la carga. Como podéis suponer, el Wiko Upulse no posee carga rápida y el procesador no es que sea muy eficiente. Teniendo en cuenta el hecho de que este teléfono aún no ha dado el salto al nuevo estándar de USB tipo C, me esperaba una espera algo prolongada para tenerlo completamente cargado. Craso error: se carga de forma eficiente en un tiempo menor al esperado, una hora y media o una hora y 45 minutos, aproximadamente. Punto a favor para este «pequeñín» venido desde París con amor.

Para finalizar el apartado de la batería, tenemos otro punto positivo para el Wiko Upulse. Al ser la parte trasera metalizada, me esperaba que se calentara en exceso. Este Upulse me ha demostrado que no hay que juzgar un libro por su tapa, y me ha dado la patada consiguiendo retener el calor de forma idónea y sin notar que tengo una plancha ardiendo en mi mano. Además, soy de Andalucía y digamos que aquí si pones un huevo frito en el capó del coche, no tardas demasiado en tener un rico plato para comer. Bien hecho, Wiko.

Pantalla: no esperes alardes

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

¿Qué buscan los jóvenes hoy en día? Multimedia (qué viejo me acabo de sentir…). El Wiko Upulse es un terminal dedicado al público joven y por ello el tamaño de pantalla sube hasta las 5’5 pulgadas, una cantidad que a muchos les podría sonar algo aparatosa y que se sale del estándar cada vez más inexistente de las 5’2 pulgadas. Además, vengo de un Galaxy S4 y posteriormente de un Nexus 5X, por lo que sí, lo habéis adivinado: se me ha hecho bastante grande. Aunque tranquilos, no es un Xiaomi Mi MIX.

Si bien sus marcos superior e inferior podrían estar algo más conseguidos, no es un drama. El cristal 2.5D le da una sensación de suavidad necesaria para la apariencia tosca que posee este Wiko.La tecnología IPS consigue que la resolución HD no sea palpable, pasando incluso por un panel FullHD. Además, puedes configurar los colores por MiraVision, el cuál da un resultado bastante positivo, dando un contraste que mejora todavía la pantalla. Al estar contextualizando en el bajo precio del Wiko Upulse, no podemos comparar su panel con rivales de las altas esferas, pero sin ser una pantalla sorprendente, cumple más de lo que se debería presuponer.

Una pantalla algo superior, pero no llega al nivel de sorpresa de otros rivales

Y aquí es cuando nos ponemos serios. Lo primero que notas cuando empiezas a usar la pantalla del Wiko, es que posee una latencia de toque algo mayor de la media. Al principio es algo que tienes en cuenta pero no le das importancia debido al amplio espacio que tienes para actuar, pero para algunas tareas donde necesitas precisión como escribir o juegos puntuales, es incluso agobiante. El mandar un Telegram se vuelve una ardua tarea llena de erratas escribiendo y lentitud a la hora de pulsar que consiguen que te sea más rentable irte al ordenador que usar la propia app. Esto se aplica a todas las partes de la interfaz, lo que consigue empañar y bastante la experiencia de uso con esta pantalla.

Cámaras: «¡pero bueno!»

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

«¡Pero bueno!» es la mejor onomatopeya para definir uno de los aspectos más importantes del Wiko Upulse: sus cámaras. El Wiko Upulse posee un sensor trasero Sony de 13MP y uno delantero de 8MP con flash incluido. Es el punto al que Wiko le ha puesto más énfasis a la hora de fabricar este dispositivo, y esto es lo menos habitual de todo. ¿Qué es lo que siempre suele caer primero en una review de un Android de gama baja? El apartado fotográfico. Pues este Upulse tiene mucho que decir y bastante músculo que sacar. Y por supuesto, lo hemos probado en todas las condiciones posibles y os mostramos unas muestras para que veáis el nivel al que está. Aparte, os dejaremos un link de Mega con un zip donde tendréis todas las fotos a vuestra disposición.

Unas cuantas fotos del Wiko Upulse en todo su esplendor

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

De nuevo, debemos contextualizar. Por supuesto no estamos comparando esta cámara con la de un Galaxy S7 Edge ni mucho menos, pero tengamos en cuenta el precio que tiene y la gama a la que va enfocado. Con estas consideraciones, podemos decir que esta cámara sobresale bastante contra sus rivales más directos y tiene un muy buen rendimiento, tanto a la hora de la captura de la foto como del procesado. Sin duda, este es el punto más fuerte de este Upulse que puede presumir de ser uno de los mejores exponentes para esta gama de entrada que Wiko está reforzando. Pero… ¿Qué tal de noche?

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

No diré otra vez lo de la contextualización, puesto que es cierto que en situaciones de poca luz, la cámara del Wiko Upulse sufre bastante. No tiene los niveles de los smartphones más baratos del mercado, que la noche supone su peor pesadilla, pero sale bastante bien parado y poseemos algunas fotos con cierta calidad que sorprenden dadas las condiciones. El nivel de detalle es correcto, y se aprecia un nivel de ruido esperable a la par de positivo. Es sorprendente lo bien que se porta la cámara del Upulse.

Además, el fabricante francés hace hincapié en un modo bastante especial llamado Súper Pixel, el cuál consiste en conseguir fotografías de 54 megapíxeles. Una cifra bastante grande para la cámara que tiene el Upulse, y debo decir que se nota mucho el cambio de calidad. Si bien tarda un poco en tomar la instantánea, cuanto más lo aprecias más embobado te quedas. La definición es muy notoria frente a las fotos normales desde el primer momento, llegando a impactarte en el proceso. Sólo os diré que la instantánea que os pondremos a continuación la hemos tenido que reducir para poder ofrecérsola. La original y completa está en el enlace de Mega para vosotros.

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

La grabación de vídeo llega a los 720p. Algo escueto teniendo en cuenta que ya hay dispositivos por debajo de los 300 euros con FullHD y grabación a 1080, pero se lo perdonamos dado el nivel fotográfico que tiene nuestro Wiko Upulse y más con el modo Súper Pixel. Además, realmente va bastante bien si nos paramos a pensar en el público al que va destinado este teléfono, el joven, el que está todo el día conectado y usando redes sociales.

Como colofón tenemos un curioso añadido: un flash delantero. Una rara avis incluso en terminales bastante más caros. Aunque aquí debemos hacer una puntualización: no es todo lo potente que nos gustaría. En situaciones de escasa luz, su iluminación es bastante nimia y no llega a ser suficiente para hacerte un selfie en la oscuridad o querer fotografiar algo puntual. También se debe a la baja resolución de la cámara delantera, que es totalmente testimonial siendo de 8MP.

Conclusión: El término medio en toda su expresión

Análisis del Wiko Upulse: un gama baja con mucha personalidad

El Wiko Upulse debería salir en el diccionario al lado del término «intermedio.» Se caracteriza por detalles de gama de entrada, otros de gama media y con aspectos sobresalientes como la cámara o los materiales de construcción. Parece que Wiko ha querido con este Upulse dar un teléfono económico a sus compradores que a su vez estuviera a la altura de sus consumidores, y que pudiera usarse para bastante más de lo que se tenía pensado primer momento.

El principal escollo al que se enfrenta Wiko con este terminal es que es una marca menos reconocida que otras más grandes que ya tienen el mercado casi dominado por otros Androids más consagrados. La publicidad es clave para que este dispositivo prospere, sumado al hecho de que se podría distribuir muy bien con ofertas entre operadoras o ventas al público más propenso a comprar esta gama de entrada. A si que sin ser fácil, puede que por cosas como la cámara o el diseño metálico el fabricante francés lo tenga algo más fácil si encuentra la estrategia adecuada.

Mi conclusión final se resumirá en esto: Si buscas un teléfono barato, sencillo y que te dure, ve a por el Wiko Uplus. Dudo mucho que te defraude.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Brawl Stars para Android: aún no existe, pero la Google Play se llena de copias
Android 8.0 Oatmeal Cookie no será el nombre definitivo de la nueva versión