Análisis del BQ Aquaris X Pro: la mejor cámara en un móvil Android español

Análisis del BQ Aquaris X Pro: la mejor cámara en un móvil Android español

Analizamos el nuevo BQ Aquaris X Pro: el teléfono con el que BQ quiere despuntar. Así es su diseño, especificaciones, cámara y rendimiento.
Error

Analizamos el nuevo BQ Aquaris X Pro: el teléfono con el que BQ quiere despuntar. Así es su diseño, especificaciones, cámara y rendimiento.

BQ comenzó su andadura siendo una marca de libros electrónicos española. De ahí saltaron al mundo de los smartphones de gama media y de entrada. Y consiguieron hacerse un hueco cuando fabricantes como Motorola empezaron a despuntar, algo destacable cuanto menos. Se han convertido en uno de los jugadores presentes en el mercado, y siguen lanzando dispositivos interesantes.

El último de estos dispositivos es el BQ Aquaris X Pro: una versión mejorada del BQ Aquaris X que ya analizamos en El Androide Libre. Este teléfono mejora las características que tiene su hermano pequeño, y nos trae una apuesta clara por el mercado de gama media-alta. ¿Consigue mejorar la buena base que ha establecido el BQ Aquaris X? ¿Vale la pena el extra que cuesta a cambio de esas mejoras?

BQ Aquaris X Pro

9,0
  • Pantalla de 5,2"
  • Snapdragon 626
  • Cámara de 12 Mpx
  • Más especificaciones
PVP 359€
273,80€
Comprar
Comprar
Nos gusta
  • Duración de batería excepcional
  • Muy buena experiencia Android
  • Cámara a la altura de las expectativas
No nos gusta
  • El diseño frontal tiene margen de mejora
  • El sonido flaquea
BQ

Especificaciones: entre la gama media y la alta

Por supuesto, y como viene siendo costumbre, comenzamos hablando de las especificaciones de este dispositivo. Nos encontramos un procesador destinado a la gama media-alta y firmado por Qualcomm, una pantalla Full HD que supera las 5 pulgadas y especificaciones internas a la altura del conjunto. Respecto al BQ Aquaris X, nos encontramos con pocos cambios.

La cámara cambia y ahora comparte sensor con el Samsung Galaxy S7, entre otras mejoras. También nos encontramos una parte trasera  y más opciones de memoria interna y memoria RAM. El resto de especificaciones del BQ Aquaris X Pro son idénticas a su compañero de viaje. Son pequeños detalles que se pueden apreciar cuando tienes el teléfono en tus manos.

¿Qué cambia en el BQ Aquaris X Pro respecto al BQ Aquaris X?

  • La memoria RAM aumenta hasta los 4 GB
  • Tenemos tres opciones de memoria interna: 32 GB, 64 GB y 128 GB
  • Mejores materiales de construcción: de plástico a cristal 3D
  • El sensor de la cámara cambia: ahora tiene al “primo hermano” del que tiene el Samsung Galaxy S7, según BQ

Hoja técnica del BQ Aquaris X Pro

  • Pantalla LCD IPS de 5.2 pulgadas Full HD (1080p), con protección Dinorex, Quantum Color + y brillo hasta 650 Nits
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 626 de ocho núcleos a 2.2 GHz
  • 3 – 4 GB de memoria RAM
  • 32 – 64 – 128 GB de memoria interna + microSD de hasta 256 GB (usando el hueco de la segunda SIM)
  • Batería de 3.100 mAh con Quick Charge 3.0 y cargador incluído
  • Cámara trasera de 12 MP con sensor Samsung S5K2L7SX ‘Dual Pixel’, apertura f/1.8, 6 lentes Largan, flash de doble tono y estabilización de vídeo
  • Cámara frontal de 8 MP con sensor Samsung S5K4H8YX, apertura f/2.0, 3 lentes y flash frontal
  • 4G+/LTE de categoría 6, USB 2.1 tipo C, LED de notificaciones, Bluetooth 4.2, GPS, NFC y lector de huellas trasero
  • Protección IP52 contra salpicaduras y polvo
  • 146.5 x 72.7 x 7.8 mm, 158 gramos
  • Android 7.1.1 Nougat
  • Dos colores: blanco y negro

El teléfono de pruebas que BQ ha enviado a El Androide Libre tiene 4 GB de memoria RAM y 64 GB de memoria interna.

Diseño y materiales: cristal y aluminio que sientan bien

El cristal es la seña que diferencia el modelo Pro del estándar

Lo primero que aprecias al coger el teléfono es la parte trasera de cristal: la gran seña que diferencia el BQ Aquaris X Pro del Aquaris X estándar. Está curvada en los puntos en los que se une con un marco de aluminio bastante duro, y se junta a la perfección con el módulo que integra la cámara. Lo único que quebranta esa superficie plana es el lector de huellas dactilares, colocado justo encima del logo de BQ en la parte superior.

La parte delantera es similar: el cristal tiene relieve en el borde con el marco para dar sensación de profundidad. En la parte de abajo tenemos una botonera táctil que usa el logo de BQ como home. En la parte superior encontramos el LED de notificaciones, un flash LED, el altavoz interior, la cámara delantera y diferentes sensores. La pantalla domina toda la parte frontal, aunque es cierto que esos marcos podrían ser más pequeños.

La antena se integra en el marco, con varias franjas en los laterales y en la barra inferior. La parte superior tiene un micrófono auxiliar y el jack de 3.5 milímetros, mientras que la parte inferior cuenta con el micrófono principal, altavoz, micrófono y un USB de tipo C. Tanto los botones de volumen como el botón de bloqueo están en el lado derecho. En el lado izquierdo sólo nos encontramos la bandeja para la doble SIM, o la SIM y la tarjeta microSD.

El cristal trasero quizás es algo resbaladizo, en la mesa podemos arrastrarlo sin que genere casi fricción, aunque no es nada preocupante: no se nos va a escurrir el teléfono a la mínima. Los bordes curvados ayudan a mejorar la sujección del teléfono. No se hace demasiado grande en la mano, o en el bolsillo. El lector de huellas trasero está al alcance del dedo, y los botones quedan cerca del pulgar derecho.

No es un teléfono ligero, pero tampoco es pesado. Está en un tamaño y dimensiones adecuadas. No es nada complicado utilizarlo con una mano o llegar a las esquinas de la pantalla. También conviene recordar en este apartado que tenemos resistencia a las salpicaduras, muy práctico ante los accidentes que puedan ocurrir. Aunque cuidado, esa protección no es a las inmersiones, sólo a contactos superficiales con líquidos.

Para gustos ya tenemos los colores, pero el BQ Aquaris X Pro es muy bonito por detrás. La combinación de cristal y colores blanco y dorado es perfecta, con la cámara redondeada como toque. Por delante el diseño podría mejorar, demasiados elementos en la parte superior. La pantalla podría ser más grande a cambio de implementar una botonera virtual, y de reducir el tamaño de los marcos superior e inferior. Y me gusta en especial lo bien integrada que está la cámara trasera con el resto de la carcasa.

Pantalla: una apuesta propia en el frontal

La pantalla del BQ Aquaris X Pro es la misma que la que tiene el BQ Aquaris X: un panel IPS con un tamaño de 5.2 pulgadas que apuesta con los Quantum Dots +. Para los que no conozcáis la tecnología, se trata de un filtro de nanocristales semiconductores que absorben luz azul para convertirla en luz verde y roja. Esto causa que las pantallas muestren mayor profundidad y colores más fieles a la realidad. Y, aunque no son los únicos fabricantes que apuestan por ello, en BQ lleva usando los Quantum Dots desde la gama E.

Además de cristales semiconductores, la pantalla del BQ Aquaris X Pro cuenta con una resolución Full HD (1080p), lo cual nos proporciona 423 píxeles por pulgada. El panel detecta hasta 10 dedos al mismo tiempo, está protegido por un cristal Dinorex (la competencia de Gorilla Glass) y también tiene un tratamiento antihuellas. En el lado más técnico nos encontramos un brillo máximo de 650 Nits, y es capaz de reproducir un 85% de colores del espectro NTSC.

Ivan, en su análisis del Aquaris X convencional, ya destacó que el brillo máximo de la pantalla se ve de maravilla ante la impasible luz solar. Ocurre lo mismo con la versión Pro: ese brillo tan alto es el culpable de que la pantalla se vea de maravilla bajo el sol. Esa resolución en algo más de 5 pulgadas hace que todo se vea bien. Algo que esperábamos viendo las especificaciones sobre el papel. Y los colores destacan por esa fidelidad, alejándonos de pantallas como las AMOLED que tienden a saturar los colores.

Sistema operativo y rendimiento: Android puro y pocos añadidos

En el interior del dispositivo nos encontramos Android 7.1.1 Nougat, en el que BQ ha metido algo de mano. Aunque ojo, no es nada preocupante, sólo se trata de algunas funciones adicionales integradas con el sistema y alguna aplicación propia. La verdad es que nos encontramos un Android bastante limpio. Tenemos cosas como un launcher personalizado para la ocasión, pero no son para nada intrusivas. Y siempre podemos cambiarlas si no nos gustan.

El teléfono funciona muy bien, incluso bajo un uso exigente

Puede que sea ese el motivo por el que Android funciona tan bien en el BQ Aquaris X Pro: que el fabricante español deja hacer a Android sin entrometerse. Nos encontramos una experiencia muy cercana a AOSP, y eso se nota en términos de rendimiento y estabilidad. La multitarea funciona a la perfección, ya sea con música o con llamadas de fondo, gracias en parte a los 4 GB de memoria RAM.

No nos encontramos tirones, o fallos graves que nos impidan utilizar el teléfono. Lo único reprochable pueden ser algunas asperezas que te encuentras tras usar mucho el teléfono, y que se pueden solucionar por actualizaciones sin ningún problema. Por lo general el teléfono funciona muy bien, incluso bajo un uso exigente. Y no sólo en rendimiento o en estabilidad, también en otros apartados como la batería (de los que hablaremos un poco más abajo).

En lo que se refiere a aplicaciones propias, nos encontramos poco. Tenemos un launcher bastante ligero y acorde a las líneas de Nougat, una aplicación que nos permite adquirir un seguro para el móvil de BQ, una aplicación de “servicios de BQ”, una aplicación de cámara con Google Fotos como galería y una aplicación de Radio FM. Además de esas aplicaciones, y de las secciones adicionales dentro de Ajustes, nos encontramos con un Android limpio y estable.

Mientras, el Snapdragon 626 que lleva nunca ha estado destinado a la gama alta. Pero eso no significa que este teléfono le tenga nada que envidiar a los grandes. Funciona perfectamente en un uso diario, puede con todo lo que le echemos. Lo que más le cuesta, como es natural, es la grabación de vídeo en 4K, pero puede hacerlo sin problemas. Y los 4 GB de memoria RAM, usada en la multitarea y las aplicaciones, es más que suficiente.

Benchmarks del BQ Aquaris X Pro

Los benchmark son pruebas que se hacen al teléfono, y que tratan de medir el rendimiento de un teléfono. Para ello, y cuando realizan las pruebas, le dan una puntuación que podemos comparar con otros dispositivos.

Nosotros no creemos que los benchmark sean la medida definitiva para contaros cómo funciona un teléfono. Preferimos comentaros cómo funciona el teléfono en nuestras manos. Pero, y con el propósito de que podáis comparar con otros dispositivos, os dejamos a continuación varias de las puntuaciones que ha obtenido nuestra unidad de pruebas con diferentes aplicaciones de benchmark.

  • 3DMark | Sling Shot Extreme | 466 puntos
  • PCMark | Work 2.0 | 5091 puntos
  • AnTuTu Benchmark | v6.2.7 | 65920 puntos

Batería: licenciado con matrícula de honor

Quizás es la batería lo que más me ha llegado a sorprender del conjunto. Sobre el papel nos encontramos con una capacidad de 3.100 mAh, la cual no está mal. A esto le acompaña la carga rápida, en este caso firmada por Qualcomm y su Quick Charge 3.0. El cargador rápido viene incluido en la caja, así que tampoco tendremos que comprar nada para aprovecharla.

Sin privarse de nada, el teléfono ha llegado a 6 horas de pantalla encendida sin despeinarse

La sorpresa ha llegado en el uso diario. Yo soy un tipo de usuario que, aunque no le da mucha caña al teléfono a lo largo del día, sí que es algo exigente con el uso. Siempre estoy enviando un montón de mensajes, jugando o navegando por Internet, todo mientras escucho música en Spotify o hago una llamada por teléfono o por Telegram. Y sin apagar datos móviles o WiFi en ningún momento (algo mortal para la batería cuando vives en una ciudad que no tiene cobertura en el metro), con el brillo automático y todas esas funciones que consumen batería.

Bajo esas condiciones exigentes, sin privarme de nada, el teléfono ha llegado a 6 horas de pantalla encendida sin despeinarse. Es decir, me ha durado todo un día de uso sin tener que pasar por el enchufe, y me ha sobrado para utilizarlo en casa durante la noche.

Esto no es algo que suela ver en los teléfonos con Android que analizo, y que me ha dejado más que satisfecho. En las primeras cargas con el teléfono me sorprendía ver cómo, con un 50% de batería, había alcanzado las 4 horas de pantalla. Y estoy seguro de que, conteniendo un poco el uso que hago del teléfono y aprovechando el modo de ahorro de batería, llegaría a las 7 u 8 horas de pantalla sin ningún problema.

Respecto a la carga rápida, lo cierto es que no hay mucho que contar. Utilizarla es tan sencillo como conectar un cargador rápido y listo, el teléfono se encarga de todo lo demás. Tened algo de cuidado si queréis utilizarla con este calor porque el teléfono se calienta, no sólo el cargador. Y podemos esperar un 25% de batería en unos 15 minutos. Si estamos más interesados en cargar por completo, el 100% de la batería se carga en algo más de una hora. Visto en cifras parece poco, pero si tenemos en cuenta lo mucho que aprovecha la batería el sistema, es más que suficiente para darle un pequeño empujón si lo necesita.

Cámara: el factor diferencial del X Pro

La cámara es la gran protagonista del conjunto. Es donde BQ ha puesto más énfasis, donde están las mayores mejoras respecto al BQ Aquaris X. Dejan a un lado el sensor Sony que tiene el modelo estándar, y han equipado al Pro con un sensor Samsung de idénticas especificaciones al que lleva el Samsung Galaxy S7: apertura de f/1.8, tamaño de píxel de 1.4 um y ‘Dual Pixel’ para conseguir un mejor rendimiento con poca luz.

La cámara es donde BQ ha puesto las mayores mejoras

BQ ha escogido un sensor como el del Samsung Galaxy S7, pero presumen de que han sido ellos quienes han trabajado en todo el apartado del software. Su aplicación de cámara incluye dos modos de HDR, uno “estándar” y otro “más agresivo”. También tenemos la posibilidad de sacar ‘time-lapses’ y ‘stop-motion’ a través de una sección dedicada de la aplicación de cámara. Y no faltan funciones para los expertos en la fotografía, como los controles manuales (exposición, enfoque e ISO) y el formato RAW.

El terreno del vídeo tampoco ha quedado descuidado. Además de funciones ya típicas, como la grabación en resolución 4K a 30 FPS o 1080p a 60 FPS, nos encontramos una tecnología de estabilización de vídeo de una compañía llamada ‘Vidhance‘. Esta función, que se puede activar en los ajustes de la cámara, reduce el temblor de nuestra mano que se percibe cuando grabamos un vídeo con el móvil.

Con todo eso en mente, las fotografías y los vídeos que sacamos con el BQ Aquaris X Pro no decepcionan. Ya sabíamos, de nuestro tiempo con el Aquaris X, que la cámara es bastante competente cuando la iluminación acompaña. Y se cumple con el Pro, porque las fotos que saca son buenas. Reproduce bien los colores en los modos automáticos, no tenemos que andar ajustando para que los muestre bien. Quizás la única pega que le puedo poner es que, al hacer zoom en las fotos, nos empezamos a encontrar con algo de ruido y falta de resolución. Pero sólo lo notaremos si le pedimos mucho al recorte o al zoom.

El modo HDR merece una mención especial: saca muy buenas fotografías cuando tenemos varias zonas con iluminaciones muy diferentes. Incluso, cuando la iluminación es muy fuerte, podemos activar HDR+, una opción para conseguir fotos con un HDR más agresivo. Eso sí, tened en cuenta que este modo es sólo manual: con el HDR automático jamás se activará HDR+.

La fotografía nocturna suponía la gran asignatura pendiente de BQ, y la han aprobado

Aunque lo que más ha mejorado con diferencia es la fotografía nocturna. Suponía la gran asignatura pendiente de BQ, y la han aprobado en esta especie de recuperación. Buena parte de culpa está en el trabajo de BQ. El teléfono estrena una función (llamada ‘Multi Image Processing’ por la compañía española) que, cuando detecta que estamos sacando una foto de noche, selecciona las 4 que mejor luz tienen, y las fusiona para conseguir la mejor foto como resultado final.

Por otra parte, la cámara frontal también está firmada por Samsung, y cumple de sobra para sacarnos fotos de nosotros mismos. La gracia es que, como viene siendo habitual en la marca, BQ ha incorporado un flash a esta cámara delantera, así que podremos sacarnos selfies en la oscuridad y de noche sin ningún problema. Tenemos, además, un modo belleza que nos alisa la piel en la aplicación de cámara, en caso de que os gusten esa clase de funciones.

Como siempre, a continuación os dejamos una galería de fotografías tomadas con el dispositivo. Han sido disparadas en varias situaciones de toda clase, y no cuentan con ninguna edición. Lo que véis es lo que saca la cámara por sí sóla.


Sonido: un apartado que podría ir a más

El sonido palidece en comparación al resto de características deslumbrantes. Y ojo, no es porque sea un mal sonido: se encuentra en la media en lo que a smartphones se refiere. Solo queda por debajo si lo comparamos con las demás notas. Nos encontramos un único altavoz principal situado en el marco inferior, un altavoz interno y un jack de 3.5 milímetros. En el marco superior también tenemos un micrófono secundario, para reducir el ruido en las llamadas y para apoyar las grabaciones de sonido.

El sonido palidece en comparación al resto de características

El altavoz principal tiene un volúmen máximo bastante alto, pero distorsiona cuando nos acercamos a esos decibelios máximos. Es decir, nos enteramos de que nos llega una llamada o una notificación sin ningún problema, pero no es recomendable usar esto para escuchar música.

El jack de 3.5 milímetros, probado tanto con auriculares de gama alta como auriculares básicos, funciona muy bien combinado con música en buena calidad. Y el altavoz interno también funciona, las llamadas se escuchan con claridad y el contacto nos escuchará bien.

Conclusiones: su gran ventaja es la falta de desventajas

El BQ Aquaris X Pro es un teléfono muy equilibrado. Es más, su mayor ventaja es que no tiene grandes debilidades. Es cierto que ciertos aspectos, como puede ser el sonido (algo que también ocurre con el BQ Aquaris X), no son tan buenos. Pero este BQ parte de la base equilibrada que supone el Aquaris X y mejora muchas de sus debilidades, como la cámara. Nos encontramos con un teléfono que funciona a la perfección, y que no tiene grandes pegas que le podamos sacar.

Su mayor ventaja es que no tiene grandes debilidades: es un teléfono que funciona a la perfección

¿Y cuáles son sus mayores rivales? Tanto el Samsung Galaxy A5 2017, como el LG G5 SE, podrían tratar de hacerle frente. Ambos dispositivos pueden ganar en ciertos aspectos; algunos pueden preferir la pantalla AMOLED o la construcción del Galaxy A5 2017, por ejemplo. Pero estos dispositivos tienen grandes pegas que, en comparación con este BQ Aquaris X Pro, palidecen. A menos que se te haya antojado de verdad uno de estos, es mucho mejor apostar por este BQ.

Porque además, otra de sus ventajas es el precio. El dispositivo acaba de ser lanzado y tiene un precio de 359€ (subiendo a 399€ si acudimos a la versión con 128 GB de memoria interna). Sus rivales han llegado a esa franja de precio después de varios meses, con sus consiguientes rebajas. Es un buen precio para todo lo que ofrece el dispositivo de la marca española. Y, en cualquier caso, puedes esperar para ver ese precio rebajado si tienes algo de paciencia. Saldrá al mercado el 20 de junio, y ya se puede reservar en Amazon o en la tienda online de BQ.

BQ Aquaris X Pro - Smartphone DE 5.2
BQ Aquaris X Pro - Smartphone DE 5.2" (Nano SIM, Bluetooth 4.2, Octa Core 2.2 GHz, 64 GB de Memoria Interna, 4 GB de RAM, cámara DE 12 MP, Android 7.1.1 Nougat) Negro
268.75 €
Antes: 359.9 €
Encuéntralo en Amazon.es
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis del PocoPhone F1
Análisis del Xiaomi Mi 8
Análisis Xiaomi Mi A2
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Samsung Galaxy S9 y S9 Plus: pre análisis
Inauguración de la tienda de Xiaomi en Barcelona
Los Xperia X y X Compact empiezan a actualizar a Android 7.1.1 Nougat
Google Now y Nova Launcher, ahora compatibles en Android 5 Lollipop