Análisis de la Samsung Galaxy Tab S3: la mejor de las tablets, hecha para todo

Análisis de la Samsung Galaxy Tab S3: la mejor de las tablets, hecha para todo

Probamos la última tablet de gama alta de Samsung, la Galaxy Tab S3. Una tablet que sirve de todo: cuaderno, lienzo, pantalla, lector...
Error

La Samsung Galaxy Tab S3 es la última tablet de gama alta del fabricante coreano con la que quiere demostrar que Android sigue siendo un buen sistema para este tipo de dispositivos.

Sus características son las mejores que podemos encontrar. Un diseño cuidado con trasera de cristal como los últimos Galaxy S, una pantalla de gran resolución con HDR, un procesador de alta gama y hasta cuatro altavoces.

No ha querido dejar nada sin cubrir y la capa de personalización de Samsung añade algunas funciones bastante útiles para este tipo de dispositivo. Incluso sus accesorios son de primera, con una funda-teclado y un bolígrafo S Pen. Tras convivir en el día a día con esta tablet, te cuento mi experiencia mientras analizamos cada punto.

Samsung Galaxy Tab S3

8,7
  • Pantalla de 9.7"
  • Snapdragon 820
  • Cámara de 13 Mpx
  • Más especificaciones
PVP 679€
Comprar
4,53€
Comprar
Nos gusta
  • Pantalla
  • Peso
  • Altavoces multidireccionales
No nos gusta
  • Procesador del año pasado
  • Sin resistencia a salpicaduras
  • Pequeños detalles

Análisis de la Samsung Galaxy Tab S3

Samsung Galaxy Tab S3 y su caja

Poco más se puede pedir en cuanto a especificaciones a un dispositivo como este. Tenemos disponible una buena dosis de potencia, pantalla y diseño. Igual si hay que buscarle algo malo en la ficha es que no tenemos una cámara perfecta, pero es algo que no se echa en falta usando una tablet.

  • 237.3 x 169.0 x 6.0mm y 429g de peso.
  • Pantalla de 9.7” Super AMOLED con resolución QXGA (2048 x 1536) (264 ppp).
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 820 Quad-Core: 2 nucleos 2.15GHz + 2 nucleos 1.6GHz.
  • GPU Qualcomm Adreno 530.
  • 32 GB de almacenamiento y 4 GB de RAM.
  • MicroSD de hasta 256GB.
  • Cámara trasera de 13 MP con apertura f/1.9. Grabación 4K a 30 fps.
  • Cámara frontal de 5 MP f/2.2.
  • Lector de huellas dactilares frontal.
  • Batería 6000 mAh.
  • Android 7.0 Marshmallow con Samsung Experience
  • USB 3.1 Type-C, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Wi-Fi Direct, Bluetooth 4.2. Modelo con 4G LTE disponible.
  • Posicionamiento con A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO.
  • Cuatro altavoces «Tuned by AKG».
  • S Pen incluido. 4096 niveles de presión y punta de 0.7mm. Recambios incluidos.

El modelo del que he podido disfrutar era de color negro y sin conexión 4G LTE; aunque también está disponible en un color plateado que viéndolo en tienda me encantó. En ambos colores y, como pasa en el Samsung Galaxy S8, la parte frontal es negra.

Diseño: El cristal llega a esta fina y ligera tableta

El cristal llega a las trasera de esta tablet de Samsung

Ya van tres generaciones de teléfonos Galaxy S en los que Samsung utiliza cristal para la parte trasera. Una nueva seña del diseño de sus dispositivos que también ha empezado a llegar a la gama media en los Galaxy A 2017. Con la Samsung Galaxy Tab S3 este material llega también a las tablets.

El cristal luce perfectamente en esta tablet en la cual puedes admirar los reflejos la dejes del lado que la dejes. A decir verdad, pocas son las veces que dejas una tablet mirando hacia abajo pues su principal característica es su gran pantalla. Es al usarla, dejándola sobre una mesa, cuando al arrastrarla notas algo de miedo por los posibles rayazos en la parte trasera.

Cuando ves esta tablet lo que más destaca es el cristal trasero, pero cuando la coges todo cambia. La ligereza hace acto de presencia mostrando los bien logrados 429 g de peso (434 g el modelo con 4G). No solo el peso general es bajo, sino que su agarre es cómodo hasta con una mano dado que su peso se encuentra muy bien repartido y solo tiene 6mm de grosor.

Muy cómoda de usar gracias a su peso y grosor. Con un buen detalle del cristal trasero.

Las 9.7 pulgadas de pantalla están muy bien colocadas en el centro del dispositivo, con relación 4:3 que, si bien no es lo mejor para ver contenido multimedia, es muy cómodo para llevar en cualquier sitio sin perder espacio útil de pantalla. El ancho, para mis manos, es suficiente para poder escribir cómodamente en el teclado cuando se sujeta en vertical.

Software: Con todos los útiles añadidos de Samsung

La capa de Samsung ofrece bastantes utilidades

Alguien se echará las manos en la cabeza ahora, pero el tópico de que todo lo que lleve una capa de Samsung está condenado es ya, casi, un mito. Y explico por qué: las funciones que Samsung añade a Android vienen como anillo al dedo para este dispositivo. El rendimiento no se ve lastrado por ello.

Empezando por el rendimiento, quiero hacer un pequeño apunte. Alguna vez al cambiar de una aplicación a otra o navegando por el launcher me ha llegado a dar algún pequeño tirón, que no llega al punto de desesperar, ni es algo continuo, ni común, pero a veces tiene pinta de pasar en este dispositivo. ¿Es grave? No. Igual una vez cada dos días te das cuenta, igual una aplicación tarda un poco más de lo normal en abrir. Pero es algo que no ha afectado a mi experiencia diaria que califico como buena.

Si tuviera que enumerar cada función que incorpora Samsung esto se haría eterno, pero algunas les he sacado bastante partido como a la posibilidad de abrir aplicaciones en ventanas y poder minimizarlas y redimensionarlas al gusto. Una función perfecta para una tablet pero que Android Nougat solo permite la pantalla dividida.

Aplicaciones: para mí, no es bloatware inútil y molesto

Multiventana de Samsung Galaxy Tab S3

Otra función muy útil para una tablet es el modo niños, perfecto para si hay niños en la casa. Este modo, que está presente en forma de aplicación, limita el uso del dispositivo a unas pocas funciones y deshabilita las compras en aplicaciones. Los niños pueden hacer fotos y verlas en la galería además de instalar y abrir aplicaciones destinadas a su edad.

Teclado de Samsung para tablets

Otro detalle es el teclado en pantalla. Es bastante completo, con tecla de control y combinaciones como Control+Z para deshacer y teclas para desplazarse desde el teclado. Es bastante cómodo escribir en él y no tengo queja de su funcionamiento.

Entre las aplicaciones instaladas se encuentran las básicas requeridas por Google, la suite de Microsoft Office (Word, Excel y PowerPoint) con OneNote, OneDrive (con 100GB gratis para 2 años) y Skype. Por parte de Samsung están las aplicaciones básicas (correo, reloj, explorador, calculadora, galería, contactos, calendario y cámara), Samsung Flow para ver las notificaciones del móvil en la tablet, PEN.UP para ver y compartir dibujos, Samsung Internet, que es el que he usado y me parece mejor que Chrome, Samsung Notes para sacarle provecho al S Pen incluso con notas con la pantalla apagada y Samsung Club para disfrutar de ofertas exclusivas (recientemente hubo una de 2 meses gratis de HBO Now).

Batería: capaz de acompañarte todo el día hasta en clase

Se podría decir que no me he separado de la Samsung Galaxy Tab S3 desde que la he tenido, y ha estado a la altura. Su diseño es muy cómodo para llevarlo a todos lados y moverla de un lado a otro de casa según para lo que quieras usarla. Pero lo mejor es que su batería acompaña, aunque habría estado bien que fuera un pequeño paso más allá.

El uso que le he dado ha sido intenso. Ha sustituido a mis cuadernos en mis horas lectivas; también durante las horas de trabajo en casa y ha sido el dispositivo que he usado para leer redes sociales, noticias, escuchar música y pasar el rato jugando. Todo esto durante un día que para mi comenzaba a las 9 de la mañana y terminaba en el colchón cerca de las doce.

Con todo este uso no he necesitado cargarla y ha superado las 7 horas de pantalla encendida bastante bien, con ubicación al máximo, brillo automático y sin desactivar nada. Pero le pediría más porque al llegar la noche e ir a ver alguna serie la batería ya estaba en sus mínimos.

La batería aguanta bien para un día intenso, pero necesita más para perder el miedo a usar el cargador.

Una suerte tener cargador en la mesilla, pero si estás de viaje siempre puedes usar una batería externa. Cargar sus 6000mAh no supondrá ningún problema en cuanto a la paciencia pues cuenta con carga rápida adaptable como otros dispositivos de Samsung. Un rato cargando mientras cenas y al volver, lista para irte a otro lado a ver ese capítulo de tu serie favorita que acaban de sacar.

S Pen: ya no hace falta seguir utilizando papel

La Samsung Galaxy Tab S3 es una tablet que puede sustituir a tus cuadernos

He nombrado en mi uso que ha sustituido a mis cuadernos y es verdad. El mérito de llevarme a ese cambio fue en verdad de la Surface que llevo utilizando durante todo el curso, pero durante el tiempo que he tenido esta Samsung Galaxy Tab S3 la he estado utilizando como cuaderno. Se agradece la ligereza y la buena calidad del S Pen.

Al contrario de los S Pen de otros dispositivos de Samsung, este es más grueso y grande, lo que lo hace perfecto para escribir, como si fuera un bolígrafo. Dispone de una parte metálica en la parte superior donde pegarlo a un imán, aunque no hay un sitio preparado para guardarlo en la tablet por lo que tendrás que llevarlo en un bolsillo o enganchado a la funda si tienes una. En la parte trasera de la tablet hay imanes destinados a la funda con teclado, por lo que puedes colocarlo ahí, aunque quizá apagues sin querer la tablet al hacerlo (porque las fundas al cerrarse apagan la pantalla).

Algo que me ha desagradado al usarlo es el botón lateral. Al pulsarlo teniendo el S Pen sobre la pantalla se abrirá un menú con accesos rápidos que puedes configurar y acciones como seleccionar parte de la pantalla (y hacer un GIF de ella), traducir un texto o iniciar una nota. Es muy útil, pero en su posición he estado continuamente pulsándolo sin querer mientras escribía.

El S Pen viene incluido y cuenta con hasta 4098 niveles de presión

La escritura es muy cómoda, rápida y responsiva a tus gestos y manera de escribir. El bolígrafo se desplaza suavemente sin problemas por la pantalla y traza correctamente hasta trazos rápidos. Cuenta con 4096 niveles de presión que permiten trazados más realistas.

Aunque es bastante rápida, la respuesta podría ser mejor, viendo como el trazo va con un poco de retraso por detrás del boli. Solo ocurre al hacer trazos muy rápidos, algo que pasa también con otros dispositivos de este tipo también, pero que no afecta al resultado porque termina trazándose igualmente el camino que has seguido con el bolígrafo. Escribiendo o haciendo pequeños dibujos, en el uso real, no notas este retraso.

Aunque con la Samsung Galaxy Tab S3 viene incluida la aplicación Samsung Notes, he encontrado mejor OneNote, de Microsoft, para escribir. Tiene soporte a los niveles de presión, varios colores de trazo y muchas opciones para organizarte y adjuntar archivos como imágenes o notas de voz. Además es multiplataforma, aunque no tiene tantas opciones como en su versión de Windows 10.

Pequeños detalles que pulir en un S Pen que es capaz de sustituir a tus bolígrafos.

Si te gusta más escribir con bolígrafo que teclear en el teclado en pantalla te gustará saber que dispone de teclado para escribir con el S Pen. Aunque mi letra no es la mejor del mundo, la verdad es que reconoce bastante bien lo que has escrito y sino es muy fácil, con el boli, arreglar los fallos. También puedes pulsar los botones de atrás y multitarea con el boli.

Pantalla: muchos colores para un HDR escaso en contenido

Samsung Galaxy Tab S3 con una pantalla muy buena para series

Una pantalla Super AMOLED con HDR. Vas a las tiendas de tecnología y te quedas embobado viendo pantallas así que cuestan un riñón y parte de otro, pero aquí puedes disfrutar de una. Y se disfruta, sí, cuando encuentras un contenido adaptado porque el HDR solo está disponible para vídeos descargados y Amazon Prime Video. Tanto Netflix como Youtube, entre otras plataformas que soportan HDR, no han ofrecido soporte todavía.

La gran cantidad de colores que puede reproducir esta pantalla, junto a su negro puro característico de una pantalla OLED, hace que sea una delicia ver series, películas, documentales o hasta vídeos de Youtube en ella. El soporte a contenido HDR es un gran añadido, pero más de cara al futuro pues por el momento no encontrarás diferencia a no ser que te descargues un vídeo a propósito.

Si eres de los que prefieres unos colores más básicos y no tan saturados o quizá una pantalla algo más azulada o rojiza, puedes adaptarla desde los ajustes de pantalla. Su brillo es excelente para interiores (donde se le da más uso a una tablet) y a pleno sol en el exterior no tendrás que acercarte la tablet a la cara, pues se ve, aunque no tan bien. El brillo automático por su parte hace un gran trabajo, aunque en entornos sin luz, por la noche por ejemplo, no baja el brillo al mínimo sino que se queda justo un punto antes de ello y tienes que bajarlo manualmente.

Muestra de diferencia entre una pantalla HDR y una no HDR

En la parte inferior una pantalla LCD sin HDR de buena calidad. En la parte superior, la Galaxy Tab S3 con HDR. Ambas reproduciendo el mismo vídeo.

Relacionado con el S Pen, se agradecería que la separación entre la pantalla y el cristal fuera más reducida, para que así la punta del S Pen estuviera más cerca de los píxeles que representan su trazado. Aunque la diferencia no es extrema, el punto que representa el bolígrafo en la pantalla está se ve un poco desplazado de donde está el S Pen debido a ello. Esto perjudica cuando estás escribiendo letras muy pequeñas o dibujando con mucho detalle.

La pantalla es una delicia sin contenido para disfrutarla.

Un detalle extra si tienes vídeos en 4K es que puedes reproducirlos sin problemas en la Samsung Galaxy Tab S3 dado que soporta la reproducción a 60fps de vídeos grabados en resolución 4K aunque su pantalla cuenta con una resolución QXGA (2048 x 1536).

Sonido: experiencia estéreo en cualquier posición «by AKG»

El sonido en la Samsung Galaxy Tab S3 es protagonista con sus cuatro altavoces

Al principio te dicen que tiene altavoces estéreo y te imaginas uno en la parte superior y otro en la inferior, pero en el frontal. Al ver que están en los bordes que rodean el dispositivo ya te decepcionas un poco, pero esa decepción desaparece al usarlo. Los cuatro altavoces logran una muy buena experiencia inmersiva.

Ya sujetes en vertical o en horizontal la Samsung Galaxy Tab S3 podrás disfrutar del sonido estéreo gracias a sus cuatro altavoces. Lo más impresionante es cómo gracias a la información de orientación de la tablet cada altavoz cambia para ofrecer el sonido «derecho» o «izquierdo». Si mantienes en vertical por ejemplo, los dos de más a la izquierda emitirán los sonidos izquierdos y los dos de más a la derecha el sonido derecho.

El nombre de la marca AKG, experta en equipos de audio profesional, está muy presente en este dispositivo. Incluso aparece en la parte trasera. El «Tuned by AKG» que aparece no hace referencia a que han sido ellos quienes han creado los cuatro altavoces sino que son quienes los han calibrado. El resultado son cuatro altavoces que logran un volumen muy alto y una calidad de sonido buena aunque no excepcional.

Un sonido bueno, pero no excepcional. Con un gran detalle en el estéreo.

A mi gusto, diría que le faltan graves y que el efecto de estéreo no se consigue al 100% como cuando tienes dos altavoces enfocando hacia ti. Por suerte el ecualizador te permite modificar fácilmente el nivel de graves frente a agudos y de sonido instrumental frente a vocal. También puedes añadir efectos simulados como el de estar en un auditorio o un sonido más estéreo. Si prefieres el audio por conector Jack, dispone de un configurador para adaptar el sonido a tus oídos.

Cámara: Suficiente para lo que se utiliza en una tablet

Ejemplo de fotografía de la cámara de la Samsung Galaxy Tab S3

Las cámaras no son lo mejor de este dispositivo y, al contrario de otros componentes, no está a la altura de un móvil de cámara alta. Pero claro, ¿utilizas igual las cámaras de un móvil que de una tablet? Para el uso que se le da a la cámara de una tablet tiene unas cámaras más que suficientes.

Hacer fotos a papeles, usar aplicaciones de escaneo de documentos, hacer fotos a cosas de casa porque es la cámara que más a mano tienes o usarla para hacer una foto en el exterior porque tu móvil hace malas fotos. Su resultado es bastante bueno. Su gran apertura (f/1.9) de la cámara trasera permite que hasta en interiores con una lampara encendida puedas hacer una foto a lo que quieras. Los 13MP bien aprovechados permiten poder captar detalles como letras pequeñas en un papel.

Cámara suficiente para lo que se requiere de una tablet.

Disponemos de un modo PRO aunque muy pobre con solo la opción de cambiar ISO, tono y contraste. También hay un modo HDR no automático y cámara rápida. Se destaca la posibilidad de grabar contenido en 4K utilizando la cámara trasera.

Samsung Galaxy Tab S3

Rendimiento: a las puertas de lo mejor

La Samsung Galaxy Tab S3 funciona bastante bien con juegos

En cuanto a rendimiento no hay queja alguna excepto en el aspecto de gráficos donde un juego tan potente (y nuevo) como Injustice 2 tarda bastante en cargar. Es el único con el que he tenido problema, aunque es algo que se entiende puesto que es un juego nuevo y potente.

Pero puesto que esta tablet también busca una buena fiabilidad en la productividad, y por tanto monta un procesador de gama alta, habría estado mejor, también dado su precio, que dispusiera del Qualcomm Snapdragon 835. Aunque lo dicho, con el Qualcomm Snadragon 820 que lleva es capaz de hacer funcionar todo con bastante velocidad.

Conclusión final: la mejor tablet, con un precio de mejor tablet

Todo es bueno en la Samsung Galaxy Tab S3, en lo que más escasea, es en lo que menos se necesita. Puedes usarla de cuaderno gracias a su bolígrafo y pantalla de buena resolución. Puede ser tu dispositivo para ver series y películas con una gran calidad. Puede ser tu altavoz de música mientras no la usas y tu principal dispositivo de juego. Puede ser tu equipo de trabajo con su funda con teclado (que no hemos podido probar) e interfaz de ventanas. Puede ser tu dispositivo para mostrar tu potencial creativo.

La Samsung Galaxy Tab S3 es la mejor tablet con Android

La Samsung Galaxy Tab S3 puede ser todo lo que una tablet puede ser. Su precio de 679€ (de salida, en España, para el modelo Wi-Fi), se hace grande, pero no por su potencial. En mi opinión esta tablet casi merece ese precio por toda la calidad que incluye en sí.  Pero tiene pequeños detalles en los que falla y se echa en falta el procesador Snapdragon 835 de este año o resistencia, al menos, a salpicaduras para situaciones del hogar.

Un precio acorde a todas sus funciones pero por el que se echan en falta unas pocas cosas aún.

La Samsung Galaxy Tab S3 cuesta mucho y es capaz de hacer mucho muy bien. Pero quizá el que busque una tablet no busque hacer tanto, siendo entonces su precio un paso hacia atrás a la hora de decidirse por ella.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
Análisis del Huawei P30: el equilibrio hecho móvil
Análisis Pixel 3a XL
Unboxing Google Pixel 3a XL
Samsung Galaxy A50 vs Xiaomi Mi 9 SE
Huawei P30: unboxing y primeras impresiones
Personaliza los botones de tu móvil Xiaomi sin instalar nada
Convierte tu Smartphone en un Kindle con estas apps

Lo más visto

Así evolucionaron las tarjetas SIM: de enormes a invisibles
Android 7 Nougat ya está en uno de cada diez móviles Android