Análisis del Moto Z2 Force, la última esperanza para los smartphones modulares

Análisis del Moto Z2 Force, la última esperanza para los smartphones modulares

Analizamos el último smartphone de Motorola, el Moto Z2 Force con varios Moto Mods. La última esperanza para los smartphones modulares.

Analizamos el último smartphone de Motorola, el Moto Z2 Force con varios Moto Mods pasan por nuestra mesa de análisis.

Hace tiempo que veo a todos los smartphones iguales. Veo que hay diferencias en diseño, en el tipo de pantalla o en el software que incorpora. Pero todos están cortados por el mismo patrón y no veía uno que se diferenciara del resto por completo. Esto es lo que pensaba, hasta que me ha tocado analizar el Moto Z2 Force. El buque insignia de Motorola compatible con Moto Mods y con las especificaciones de la gama alta.

Hubo ciertas dudas cuando Lenovo se hizo con Motorola. Sin embargo, ha sido una relación constructiva y ambas marcas han aprendido algo de la otra. Lenovo ha ido incorporando software más puro a sus smartphones y Motorola ha tenido acceso a mejores tecnologías para sus smartphones.

El kit principal de este Moto Z2 Force está en sus Moto Mods. Esta es la apuesta de Motorola por los smartphones modulares. Algo que quedo ya en el olvido junto con Project Ara. Pero Motorola sigue apostando por ellos y esto hace que el Moto Z2 Force sea el primer smartphone que tengo en mis manos y es realmente distinto al resto.

Especificaciones del Moto Z2 Force

Moto Z2 Force

8,7
  • Pantalla de 5,5"
  • Qualcomm Snapdragon 835
  • Cámara de 12MP Dual Mpx
  • Más especificaciones
PVP 700€
374,90€
Comprar
1,08€
Comprar
Nos gusta
  • Variedad de Mods
  • Cámara muy versátil
  • Los gestos del sensor de huellas
No nos gusta
  • La pantalla podría ser mejor
  • Único altavoz en el frontal
  • La disposición de los botones laterales

Motorola ha querido lanzar la renovación de su gama Z Force con un smartphone a la altura de la gama alta actual. El Moto Z2 Force cuenta con un procesador de última hornada, 4GB de memoria RAM y una cámara dual que da unos buenos resultados. Todo esto sin dejar de lado lo que implica tener el apelativo «Force» en el nombre. Es un móvil diseñado para aguantar mejor las caídas y puedo corroborar que así es.

Sobre el papel es un dispositivo que apunta a darnos un resultado más que positivos. Aquí os dejamos la lista de sus especificaciones de forma detallada:

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 835
  • GPU Adreno 540
  • Pantalla P-OLED de 5,5 pulgadas y resolución QuadHD (1440 x 2560 con 534 ppp)
  • Memoria RAM de 4GB
  • Almacenamiento de 64GB ampliable hasta 256GB
  • Dual SIM / SIM + MicroSD
  • Cámara Dual de 12Mp, f/2.0
  • Cámara frontal de 5MP
  • Resistente al agua y arañazos (Salpicaduras de agua/Lluvia)
  • Bluetooth 4.2, NFC, WiFi, USB 3.1, USB-C, Sensor de huellas
  • Android 7.1.1 con actualización asegurada a Android 8.0
  • Batería de 2.730 mAh
  • Dimensiones: 155.8 x 76 x 6.1 mm
  • Peso: 143 gramos

La línea de diseño de Motorola continúa en su Z2 Force

La línea de diseño de Motorola sigue presente en este Moto Z2 Force. Esquinas redondeadas y bordes curvados para un mejor agarre. Este Moto está fabricado en sus laterales en metal, al igual que su parte trasera si le quitamos la tapa protectora o el Mod que tengamos acoplado. Mientras que si tenemos puesta la tapa de plástico imantada que nos incluye el móvil, pasamos a tener un tacto parecido a la tela. Personalmente prefiero el tacto a metal, pero la tapa te ahorra de castigar la cámara cuando lo pones en la mesa.

Este Moto Z2 Force es más ligero de lo que parece a simple vista. Hablamos de un smartphone de 143 gramos de peso en un tamaño de 155.8 x 76 x 6.1 mm. Un terminal con una pantalla de 5,5 pulgadas con ese peso no es algo que se vea todos los días. Además, su grosor de 6,1 mm (sin la tapa), sorprende cuando te lo llevas a la mano por primera vez.

No me gusta que el único altavoz del dispositivo sea el frontal superior. Aunque haya un Mod que lo solucione.

Dando un repaso a todo el smartphone, empezando por el frontal. Tenemos en la parte superior el altavoz, tanto interno como externo, el sensor de la cámara frontal y un flash dual. Si miramos abajo, tenemos un sólo botón táctil que también es el sensor de huellas. Justo encima, para ‘amortizar’ ese hueco entre el botón y la pantalla, tenemos la serigrafía de Moto.

Vayamos a la parte trasera. Si quitamos la tapa que incluye, lo primero que nos llama la atención es el sensor de la cámara que sobresale considerablemente. Si miramos en la parte inferior, vemos los imanes que servirán para acoplar y mantener los Moto Mods que usemos.

El Moto Z2 Force presume de cierta ‘mutabilidad’ para adaptarse mediante los Mods a ciertas situaciones

Hay que aclarar que el diseño general del smartphone cambia mucho según el Moto Mod que estemos usando. Si por ejemplo tenemos acoplado el Mod de batería, el grosor y peso se verá aumentado bastante. Es algo que creo que diferencia a este Moto Z2 Force del resto. La ‘mutabilidad‘ que tiene el dispositivo en general. Cómo es capaz de convertirse en una cámara 360º con un Mod con una especie de catalejo o en un altavoz con el Mod de SoundBoost 2.

Uno de los aspectos de este smartphone que no me ha gustado ha sido la disposición de la botonera de control de volumen y bloqueo. Creo que para un smartphone cuya altura supera los 15 centímetros, poner tan arriba los botones no es acertado. Hay otros smartphones que los colocan más abajo y son más accesible, por no hablar de la forma de los botones. Hay veces en las que no sé qué botón estoy pulsando.

La cámara sobresale pero con la tapa que incluye o cualquier Moto Mod ya se soluciona

Otro de los defectos de este Moto Z2 Force lo han sabido paliar astutamente: La protuberancia de la cámara. Este Motorola presume de un grosor envidiable pero la potente cámara que incluye necesita su espacio. Si usamos el móvil tal y como lo cogemos de la caja, notamos como la cámara sobresale y al colocarlo en la mesa tenemos cierto miedo de que se arañe. Pero dentro de la caja tenemos una tapa de plástico que al colocarla, el sensor de la cámara no sobresale.

Con la tapa trasera de plástico perdemos ese tacto a aluminio pulido, pero ganamos en que la cámara no sobresalga. Además, el tacto de la tapa es agradable y como ya dije, recuerda un poco a tela. Una buena solución al problema.

Este Moto Z2 Force sigue la línea de diseño de los Motorola que ya hemos visto. Pero transmite algo que lo distingue del ya lanzado Moto G5S en cuanto a materiales y diseño general. El hecho de contar con Mods hace que el móvil cambie de diseño según lo que acoples a su parte trasera.

Una pantalla fiel a los colores pero que podría ser más

Una pantalla de 5,5 pulgadas con tecnología P-OLED y una densidad de píxeles de 534 ppp. Su resolución es de 2560 x 1440 píxeles lo que se traduce en QuadHD o 2K. Su ratio de pantalla es de 16:9, no tenemos aquí ratios extraños como hemos visto en otros smartphones, tenemos el ratio de imagen panorámica que vemos en la mayoría de terminales.

Una pantalla equilibrada y con una buena resolución, destaca por su fidelidad pero no impresiona

En calidad, este Moto Z2 Force tiene una buena pantalla aunque no la mejor que he visto. Echo en falta algo más de contraste para destacar más la nitidez de la resolución QuadHD. Los colores son fieles y el brillo máximo te permite ver la pantalla en condiciones de mucha luz. En términos generales, este Moto Z2 Force tiene una buena pantalla y equilibrada. La calidad de imagen que te ofrece esta pantalla te permite disfrutar de las buenas fotografías que hace este Motorola.

Una de las funciones que tiene este terminal y que me parecen acertadas, aunque no han descubierto Roma, es optar por tonos más cálidos a la noche. Así Motorola dice que no afecta el uso de tu smartphone a altas horas de la noche en tu capacidad para conciliar el sueño. También, porque así dicen fatigar menos tu vista. Yo simplemente lo he aplicado y no he notado nada.

Una cámara sobresaliente, nunca mejor dicho

Vamos a hablar de una de las mejores cualidades de este Moto Z2 Force: su cámara. Tenemos un sensor dual de 12Mp cada uno, con apertura f/2.0. Tener dos sensores da mucho juego para después hacer fotografías. Como ocurre en otros dispositivos, el segundo sensor puede servir como zoom 2X o, como en este Moto Z2 Force, para hacer fotografía en blanco y negro.

Pero no sólo se queda aquí, tiene el tan famoso modo retrato que se llama «Profundidad Habilitada«. Los resultados son realmente buenos, podéis ver las fotografías con este modo en la galería adjunta. Los resultados con la cámara en modo blanco y negro también ofrece buenos resultados. Además de los modos nombrados antes, tenemos el modo normal y el modo de disparo profesional, que nos permite modificar valores como la ISO, la velocidad de obturación y la distancia de enfoque. Pulsando en la flecha, podréis desplegar todos los controles.

La cámara frontal no llega a estar a la altura del sensor trasero, pero los resultados que tenemos son buenos. Se añade ruido cuando no hay buena luz aunque el flash frontal palia un poco este problema. Con buena luz, los resultados son buenos, como es de esperar en casi cualquier cámara actualmente que sea medio decente.

Vamos a analizar algunas fotografías tomadas con este móvil. El doble sensor de juego a poder tomar mejores fotografías y a realizar otras en blanco y negro. Esto es porque el sensor de blanco y negro ayuda al sensor principal a la hora de captar el contraste de la imagen.

Podéis ver la comparativa entre ambas. Como veis, en blanco y negro, se resiente un poco la nitidez total de la imagen, pero sigue viéndose bien y sin tener que aplicar ninguna edición antes. Echamos en falta este modo en el modo retrato, estaría bien poder tomar retratos en blanco y negro. Decir que también se puede apreciar que el Moto Z2 Force no se porta nada mal de noche.

La profundidad habilitada, lo que también se llama modo retrato en otros smartphones, da unos resultados muy interesantes. Podéis ver en la siguiente imagen como la persona sale nítida mientras que el fondo se desenfoca casi por completo. Incluso da la sensación de que la fotografía la tome con mi cámara réflex y el objetivo fijo que tengo para eso.

He disfrutado haciendo fotografías con este móvil. El resultado final te demuestra que tienes en las manos una móvil de alta gama. Su cámara está a la altura de los grandes, aunque no la mejor que hay en el mercado. A continuación os dejamos una galería con más fotografías tomadas con este Moto Z2 Force.

Galería en Google Fotos

Android Stock pero con ciertas herramientas by Moto

Los smartphones de Motorola son reconocidos por haber optado, de los primeros, en incluir Android puro. Una decisión acertada ya que no sobrecargas el terminal. Si no incluyes procesos adicionales mediante una capa de personalización puedes ahorrar en consumo de CPU y RAM. Aunque este Moto Z2 Force trae adicionalmente software propio de Motorola. No es tan intrusivo, son más herramientas de utilidad que puedes o no usar.

Poco vamos a hablar del software ‘base’ de este Motorola porque es lo que ya hemos visto en otros muchos terminales que incluyen Android puro. Vamos a centrarnos en esas pequeñas diferencias que lo hacen distinguirse de Android stock. Todas estas herramientas que dijimos están dentro de la aplicación Moto.

No esperaba que controlar el móvil sólo con gestos en el botón central fuese tan cómodo

En esta aplicación podremos acceder a funciones muy interesantes y que a mi personalmente me han resultado muy cómodas. Por ejemplo, quitar la barra de navegación para usar el dispositivo sólo con el botón central (sensor de huellas). Se controla todo con gestos, como vimos ya en el Huawei P10. Si deslizas hacia la derecha abres las aplicaciones recientes, si deslizas hacia la izquierda vuelves hacia atrás y si presionas, actúa de botón de inicio. Tengo que decir que al principio me pareció un poco difícil de usar, fallaba al hacer los gestos y pensé en quitarlo. Pero he usado después otros smartphones con la botonera completa y me resulta hasta extraño.

También contamos con los típicos gestos de los Moto: Agitar para encender la linterna y voltear el dispositivo varias veces para abrir la cámara. Decir que si en la cámara volvemos a hacer este gesto, pasaremos de la cámara trasera a la frontal y viceversa.

Como ya hablamos en el apartado de la pantalla, es en la aplicación Moto donde podemos activar el modo de pantalla nocturna. Podremos activar tanto el modo de pantalla nocturna como la pantalla Moto. Esto es lo que antes se llamaba como Active Display y que cada año ha ido mejorando. Con el Always On de Samsung, se ha fomentado bastante esto de mostrar las notificaciones continuamente.

Parece magia cuando pasas la mano por encima del móvil y se enciende mostrando la hora y las notificaciones

Hay una función de la pantalla Moto que me ha gustado y mucho. Si estando el móvil encima de la mesa, boca arriba, pasamos la mano por encima, se enciende la pantalla. A mi me resulta muy cómodo cuando quieres ver la hora o si has recibido alguna notificación. Parece muy futurista.

Como ya dijimos, son pequeños detalles que distinguen Android stock del software tan parecido a Android que tiene este Moto Z2 Force. Por lo demás, salvo algunos iconos, el sistema operativo es muy parecido al que puede traer un Nexus o Nokia.

Un móvil que te anima a usarlo de otra forma

Personalmente, prefiero los móviles con Android lo más cercano a puro posible. He tenido varios Nexus y valoro que no tenga procesos extra que repercutan en el rendimiento general del dispositivo. Es cierto que las capas han mejorado considerablemente, pero yo sigo prefiriendo esa ‘pureza’.

Este Moto Z2 Force tiene Android casi stock con esas herramientas extra que incluye en la aplicación Moto. Lo que más he agradecido en mi experiencia de usuario es usar el sensor de huellas para gestos y moverme por la interfaz. Es cierto que a veces falla/fallo pero por lo general es cómodo de usar.

El hecho de encender la pantalla pasando la mano por encima no lo había visto en otros smartphones

Siempre suelo tener mi smartphone en la mesa con la pantalla hacia arriba. Tanto en mi mesa de escritorio como en clase. Por eso la función de la pantalla Moto me resulta útil para ver notificaciones que recibo sin tener que desbloquear. Aunque tengo que decir que a veces peca de ser muy sensible ya que un mínimo movimiento al lado ya hace activarse la pantalla.

Si veo que tengo un mensaje de WhatsApp o Telegram, pulso en el icono y previsualizo el mensaje. ¿Me interesa? Deslizo hasta responder y respondo sin desbloquear el móvil. ¿Quiero verlo entero? Deslizo hacia arriba del todo, pongo el dedo en el sensor y ya estoy en la conversación.

La experiencia de usuario que da este Moto Z2 Force es muy satisfactoria, se nota la potencia de los componentes que lleva dentro

Dejando de lado la experiencia al usar estas herramientas, las sensaciones que me ha dado este Moto Z2 Force son buenas. Estamos hablando de un smartphone con un Qualcomm Snapdragon 835 y memoria RAM de 4GB. Esto, sumado a una interfaz limpia, tenemos un dispositivo que funciona muy fluido.

No he tenido problemas a la hora de moverme por las aplicaciones. He usado varias veces la pantalla dividida y soy de esas personas que hay ocasiones en las que cambia muy rápido entre aplicaciones. En todas estas situaciones, este Moto se ha portado realmente bien. Es cierto que el cambio de aplicación rápido con el gesto de deslizar hacia la izquierda no es tan rápido que pulsando dos veces en el botón de multitarea.

Moto Mods, la baza principal del Moto Z2 Force

El principal reclamo de este Moto Z2 Force son los Moto Mods. Para los que no sepáis que es esto, son unas ‘carcasas’ que van adheridas a la parte trasera por imanes. Estas carcasas son accesorios que te mejoran tu dispositivo mientras el Mod esté acoplado. Hay muchos Mods pero vamos a hablar de los que nos han enviado para la review. Son cuatro pero realmente hemos podido aprovechar tres de ellos: SoundBoost 2, TurboPower 2 y 360º Camera.

Cámara 360º

Este, a mi parecer, fue el Mod que más me sorprendió. Se trata de un Mod que parece un catalejo y te permite grabar y hacer fotografías en 360º. Con poca luz sufre y mucho. Pero con buena luz tiene unos muy buenos resultados. Además, no tienes que instalar nada ya que la propia cámara del móvil ya detecta el módulo y te permite hacer las fotografías en 360º. Mientras grabas puedes mover la imagen, para ver si sale todo lo que quieres grabar, por ejemplo.

SoundBoost 2

Sin duda uno de los que más he usado. Soy una persona que escucha mucha música. Suelo poner mi smartphone con música en la cocina mientras preparo la comida, cuando me ducho o cuando estoy limpiando la casa. El altavoz que trae integrado el propio Moto Z2 Force deja mucho que desear al sólo tener el frontal. Pero con el Mod de SoundBoost 2, la cosa mejora notablemente.

Este Mod te da mayor potencia en el audio y una mejor calidad, además de sonido estéreo. Incluye una pata para poder mantenerlo inclinado. Esto ayuda a poder usarlo mientras suena la música. Como fallo, decir que va por batería y tocará cargarlo cuando tengáis previsto usarlo. Como un altavoz inalámbrico al fin y al cabo.

TurboPower 2

Un salvavidas en forma de tapa trasera. El TurboPower 2 me evitó tener que buscar un enchufe donde cargar el móvil. Estaba de viaje con amigos, todo el camino con el GPS activado y Spotify sonando, contestando mensajes y haciendo fotos. El móvil cuando llegamos estaba a menos del 50% y era sólo la hora de comer. Preveía que tendría que seguir usando el GPS y la cámara durante la visita a la ciudad y que cuando quisiera volver a casa, a la madrugada, no tendría batería y por tanto, no GPS.

Pero llevaba encima el TurboPower 2 completamente cargado, así que a la noche opté por acoplarle el Mod y dejarlo guardado en la riñonera. Si carga rápido con el cargador, con el Mod de batería es prácticamente igual. Me cargó todo el móvil en menos de una hora que estuvimos tomando algo.

Que no te engañe su capacidad o que tenga un Mod de batería

Muchos estaréis pensando que esa capacidad de batería y que cuente con un Mod que es una PowerBank es sinónimo de una mala autonomía. Pues nada más lejos. Suelo cargar el móvil cada día y medio. Por poner un ejemplo, suele darme unas 4 horas y media o 5 horas de pantalla. Para mi caso, más que suficiente. Si eres muy exigente, quizás la TurboPower 2 sea una buena idea para ti.

Mi uso diario se resume en redes sociales como Twitter e Instagram, servicios de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram, Spotify, cámara de fotos y navegar por Chrome. Y cargo el móvil cada día y medio aproximadamente. Perdí la costumbre de cargarlo todas las noches, cuando necesito batería lo dejo una hora cargando y listo. La carga rápida de este Motorola es realmente buena.

Los móviles modulares siguen vivos aunque no están en su mejor momento

Necesitaba un smartphone distinto al resto, cortado por un patrón diferente, un móvil que me ofrezca algo que otro del mercado no. El Moto Z2 Force me ha hecho redescubrir las posibilidades en un móvil gracias a sus Mods. Un dispositivo que me ofrezca algo más que la mayoría de smartphones de otras marcas. Sé que el sensor de huellas con gestos no es nada nuevo y que la pantalla Moto viene de lejos, pero no es sólo eso, es que el móvil me anima a usarlo.

Los Mods me han hecho ver más allá de la tecnología móvil. Desde el primer móvil modular que se lanzó en Kickstarter y que posteriormente compró Google, he estado detrás de los smartphones modulares. Es el futuro para que los móviles no sean siempre iguales y puedan satisfacer las necesidades de todos. Y este Moto Z2 Force es un pequeño fragmento de ese futuro. ¿Quieres mejor sonido? Acopla un altavoz. ¿Quieres una cámara 360º? Le acoplas una detrás. Y así con todo.

El Moto Z2 Force cuenta con una base de un móvil de gama alta y la posibilidad de mejorar ciertos aspectos mediante Mods. Esa es la filosofía que tendrían que tomar todos los fabricantes. Lanzar un smartphone todoterreno, bueno en todo de base, pero con mejoras a partir de accesorios. Si no te interesa que tenga una cámara buenísima pero sí que se escuche bien, ¿por qué pagar por las dos cosas? Pagas la ‘base’ y añades lo que te interese. Así pagas por lo que quieres de verdad.

Si esta filosofía de móvil modular llegase a la gama media sería la luz al final del túnel para los móviles modulares

Me ha dejado muy buen sabor de boca este Moto Z2 Force, es un móvil que me gustaría recomendar a todo el mundo pero su precio hace que sea duro ya que ronda los 700€. Si se llegase a lanzar un móvil así para la gama media sería un empujón considerable a esta industria. Mientras tanto, habrá que conformarse con que no muera la idea de los móviles modulares.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Google trabaja ya en el Pixel 3 y no es una sorpresa, te explicamos por qué
Animal Crossing para Android ya es oficial: apúntate en la Google Play