Android cumple 10 años, y así ha sido su evolución hasta hoy

Android cumple 10 años, y así ha sido su evolución hasta hoy

Hace 10 años veíamos en vídeo un móvil con Android por primera vez. Repasamos cuales han sido los mejores momentos en la historia de Android.

Aunque parezca que llevamos una eternidad con Android, solo han pasado diez años (que se dice pronto) desde el nacimiento de Android. Un sistema operativo que a día de hoy es líder indiscutible, y que a comienzos de 2007 ni siquiera existía. ¿Cómo ha sido la trayectoria de Android en los últimos años? Te contamos los hitos más interesantes que hemos tenido en esta corta pero intensa historia.

El primer vídeo de Android en acción

Realmente hoy no es el día correcto para celebrar este aniversario, sino que el momento clave para rememorarlo sería mañana, 11 de noviembre. ¿Cuál es el motivo? Pues el siguiente vídeo, que os mostramos a continuación.

En este vídeo, Sergei Brin; uno de los fundadores de Google; hablando sobre Android, un nuevo sistema operativo móvil que estaban desarrollando, con el que prometían llevar lo mejor del sistema Linux a los móviles.

Un sistema libre, y con el código fuente disponible en la web, además de un kit de desarrollo para que cualquiera pudiese crear aplicaciones.

En este mismo video, conocíamos al Google G1, primer móvil con Android del mundo, en el que nos mostraron algunas de las virtudes de el que a día de hoy es el sistema operativo más extendido del mundo.

Una aplicación de teléfono, un navegador web y Google Maps eran las principales bazas de Android. Por otro lado, aspectos como las notificaciones ya se encontraban desde los comienzos del sistema, siendo a día de hoy una de las mejores características de Android.

¿Creó Google Android desde cero?

Puede parecer que Google se lanzase a la aventura desde cero, pero en la realidad no fue así. Si bien casi todo el mérito de hacia donde ha llegado Android pertenece a la gran G, el proyecto nació en una pequeña empresa, llamada Android Inc.

Accesorios para móviles

Seguramente te suene uno de los fiascos del año. El Essential Phone era un teléfono muy prometedor que al final ha quedado en nada. Este móvil fue creado por Essential, la empresa en la que actualmente se encuentra Andy Rubin.

¿Qué tiene que ver el Essential Phone y Android? Pues que fueron ideados bajo la misma persona. Andy fundó Android en 2003 y dos años después, esta compañía sería comprada por Google, para acabar presentando formalmente Android en 2007.

Inicialmente iba a parecerse a Blackberry, pero el iPhone lo cambió todo

El mundo de los smartphones hace diez años era radicalmente opuesto a lo que conocemos hoy en día. De hecho, si echamos un vistazo al vídeo de nuevo veremos que el G1 no era un solo móvil, sino que son mostrados dos prototipos.

Vía Android Central.

Por un lado tenemos el que todos conocemos, un móvil táctil con teclado deslizable, pero ese era el prototipo final. Los anteriores prototipos del “Google Phone” eran más parecidos a los smartphones que lideraban el mercado en esos años.

Si, Android estaba pensado para ser un sistema operativo que competiría contra Blackberry. Pocos meses antes de la presentación de Google, Apple mostró al mundo el iPhone, un móvil que prácticamente no tenía botones, sino una “gran” pantalla.

Desde ese momento, la adaptación de Google fue sorprendente, ya que en unos pocos meses consiguieron reorientar su sistema a un formato de móviles completamente nuevo.

Google G1, el padre de los Nexus y Pixel

No fue hasta septiembre de 2008 que llegaría el primer móvil Android al público. El Google G1 era el primer móvil en llegar al mercado, e incluía grandes características. Este móvil tenía 3G, cosa que el primer iPhone no poseía (aunque ya se encontraba en aquel entonces el iPhone 3G).

Destacaba por su pantalla táctil, teclado deslizable, y un elemento que se ha perdido en el tiempo. Este móvil incluía un trackball, una bola que podíamos tocar para movernos con los menús, como si de un cursor se tratase. El trackball se mantendría con vida hasta el Nexus One, último móvil de Google que integraría esta particular bola.

Es importante resaltar eso, aunque los Google Pixel sean nuevos en el mercado, la trayectoria de Google como fabricante de móviles viene desde estos prototipos de Android, solo que los intereses en aquel entonces eran bien distintos, ya que lo que interesaba era fomentar la popularidad del sistema más que vender móviles.

Ofrecer a los desarrolladores un dispositivo en el que pudiesen probar sus aplicaciones, además de establecer lazos con las principales marcas de Android fue una de las prioridades de Google para los Nexus.

Los dos reyes de Android

Android ha sido un sistema operativo en el que múltiples fabricantes han tenido un importante rol, pero en sus primeros años de historia hubo un claro protagonista en la historia de Android.

La firma taiwanesa HTC era en aquel entonces la líder indiscutible de Android, hasta tal punto que no se podía entender HTC sin Android ni Android sin HTC.

Hubo muchos modelos que causaron revuelo en la época. El HTC Dream por ejemplo, era prácticamente el hermano gemelo del Google G1. La HTC Magic fue un digno sucesor, y terminales como los HTC Tattoo, Hero o Wildfire fueron bastante populares.

La guinda sobre el pastel en la era de HTC fue la HTC Desire, terminal que era hermano del primer Nexus One, aunque con diferencias fundamentales en el software. En aquella época Android era un sistema operativo un poco feo, cosa que solucionaron con HTC Sense, la primera gran capa de personalización de Android.

Tras los éxitos de HTC, Samsung llegó para tomar el relevo en el trono de Android. El Samsung Galaxy prometía, y el Galaxy S vendió bastante bien, pero a partir del Galaxy S2, Galaxy Note y un potente Galaxy S3 reclamando el trono de Android.

2011: Android comenzaba a apuntar maneras

Año tras año, Android iba reduciendo la distancia respecto a iOS de Apple. Los de Cupertino en aquellos momentos gozaban de una gran ventaja con dos productos de gran interés, el iPhone 4 y el iPad de primera generación, y 2011 sería importante, al llegar el iPad de segunda generación (considerado por muchos como el mejor iPad).

Google vio que la estrategia de extender un sistema móvil a las tablets tenía bastante sentido, y a comienzos de año presentó Android 3.0 Honeycomb. El objetivo era ampliar la experiencia de Android a un formato más grande, con widgets más interactivos y aplicaciones optimizadas para el formato tablet.

Fue quizás la versión más desastrosa de Android, ya que Google ni siquiera llegó a liberar el código fuente de Honeycomb. No obstante, este fracaso fue una oportunidad para construir algo mejor, y Google mostró todo lo aprendido a finales de este mismo año.

Ice Cream Sandwich fue el primer gran paso a un sistema más maduro. Una misma versión funcional para móviles y tablets, en la que la interfaz cambiaba según el dispositivo. Además llegaba la primera guía de diseño de aplicaciones, conocida como Holo.

El terminal que estrenó esto fue el Galaxy Nexus, un excelente móvil que sirvió como referencia para el futuro del sistema.

2014: Ya nos podemos tomar Android en serio

Puede parecer poco tiempo, pero desde Ice Cream Sandwich hasta la siguiente revolución tuvieron que pasar tres años. Evidentemente no fueron años vacíos, sino que sobre la base que estableció Android 4.0, la gran G continuó puliendo su sistema, con pequeños cambios que mejoraban todo.

El culmen de Holo llegó a finales de 2013, junto a un móvil muy especial, y recordado por muchos, el Nexus 5. Este móvil llegó con Android 4.4 KitKat, una versión que vista con perspectiva ha sido de las mejores hasta la fecha en lo que respecta a velocidad y estabilidad. Tres años después, el 14,5 % de los móviles Android activos siguen usando esta versión. Se dice pronto.

2014 fue para Android todo lo contrario, y es que dimos un paso atrás en esos aspectos, en pos de un futuro mejor. Llegaba Android 5.0 Lollipop, y con esta versión, Material Design, una guía de diseño que a día de hoy sigue vigente en las aplicaciones y sistema Android. Ha evolucionado, eso sí, pero las bases se mantienen exactamente iguales.

Una interfaz válida para móviles, tablets, páginas web de escritorio (¿un guiño al futuro?) y dos nuevos tipos de dispositivo. En 2014 también vimos como Android llegaba a los relojes y televisiones. Material era necesario para que Android y todo el ecosistema de Google se pudiese expandir.

Tablets, televisiones, relojes y coches: Android lo abarca todo

A día de hoy, Android ha pasado por todo tipo de dispositivos más allá del típico móvil y tablet. Ya hemos visto que en 2014 Google presentó Android Wear y Android TV, pero la expansión no finaliza ahí. Poco después conocimos Android Auto, una versión adaptada a los coches.

Otro intento muy interesante fue el de convertir a Android en un ordenador gracias a proyectos como Remix OS, una idea que no era tan mala viendo como ha derivado el mercado. Los ordenadores con Chrome OS aacabaron recibiendo las aplicaciones de Android a través de Google Play para Chrome OS. Samsung y Huawei además han empezado a coquetear con el modo PC en sus buques insignia.

Muchas ideas locas que derivaron en progreso

Pero no todo fueron éxitos en las aventuras de Google con Android. Algunos proyectos no acabaron demasiado bien, aunque eran realmente prometedores.

El más claro podría ser Google Glass, unas gafas de realidad aumentada presentadas por Google hace ya más de cinco años. Su elevado precio, unido a una tecnología que no estaba lo suficientemente madura acabó haciendo que quedasen paradas, aunque hace pocos meses regresaron para el sector empresarial. Está claro que Glass forma parte del futuro, pero seguimos en el presente.

Otro dispositivo que no acabó muy bien fue el Nexus Q. Ese mismo año, Google quiso lanzar un Android destinado a la televisión y el stream de contenidos. Nadie lo quiso, y ni siquiera llegó a venderse. Curiosamente, de las cenizas del Nexus Q nacería el Google Chromecast, un dispositivo que probablemente sea uno de los mejores productos que ha creado Google a nivel comercial (especialmente la segunda generación).

¿Un futuro prometedor?

Android no acaba aquí, aunque diez años den para mucho. Tal y como avanza la tecnología puede que dentro de otros diez años Android y iOS hayan sido sustituidos por algo mejor, pero eso solo el tiempo lo dirá.

Son muchas las dudas que tenemos sobre el futuro de Android. Lejos de su éxito en los móviles, el resto de segmentos donde Android tiene presencia se van esfumando. Android Wear es directamente una broma al lado de Tizen de Samsung o Watch OS (y llevo ya dos años con un Huawei Watch), Android Auto y TV funcionan, pero de forma discreta, mientras que en tablets ni la propia Google sabe que hacer con Android.

Quizás sería un buen momento para plantearse en las oficinas de Google que quieren exactamente para Android. Queremos que Android sea amplio y extenso, pero solo si apuestan al máximo como si lo hacen en móviles. Esperamos que 2018 sea un gran año para Android.

Diez años dan para muchas historias, y nos hemos dejado muchos momentos importantes en la historia de Android. Te animamos a compartir cuáles han sido tus mejores momentos de Android en estos diez años.

¿Cuál ha sido tu mejor momento con Android?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 TRUCOS para MEJORAR tus FOTOS
Así ha sido la CONQUISTA de Xiaomi en OCCIDENTE
Los mejores móviles de gama baja de 2018
Cómo CREAR STICKERS personalizados para WHATSAPP
Como liberar espacio en Google
Análisis del Xiaomi Mi A2 Lite: este es el Xiaomi Mi A1 2018
Unboxing del Google Home Mini
Análisis iPad Pro 2018 – BRUTO y PRECIOSO | Review en español
TOP 10 Mejores gama media 2018
El mejor launcher gratis para Android
Análisis del Huawei MATE 20 PRO
Los mejores móviles de 2018
Top 12 trucos para Netflix
Análisis del Xiaomi Mi 8 Lite
Cómo hacer copias de seguridad en Android pulsando un botón
Android 8.1 Oreo se chiva de las aplicaciones que devoran tu batería
Minar criptomoneda es el nuevo malware de las aplicaciones Android