Fortnite para móviles: cómo empezar a jugar

Fortnite para móviles: cómo empezar a jugar

¿Eres nuevo en Fortnite? Te enseñamos cómo empezar a jugar en Fortnite Battle Royale para móviles, el nuevo juego que está de moda.

Los juegos de Battle Royale, en los que luchamos contra muchos jugadores a la vez para que sólo uno quede en pie, están de moda. Juegos como PlayerUnknown: BattleGrounds se han convertido en los títulos más jugados por los usuarios de ordenador y consolas. Y ahora estos juegos están empezando a llegar a los móviles.

El mejor ejemplo de ello es Fortnite: el título de Epic Games acaba de llegar a los smartphones de todo el mundo. Y esto hace que existan jugadores que nunca los han probado, pero que quieren unirse a la batalla. Esta guía es lo único que necesitas para comenzar tus primeras partidas en Fortnite para móviles.

Fortnite Battle Royale para iOS, primeras impresiones: la misma diversión, en el móvil

Antes de jugar: ponte cómodo y reune a tu equipo

Puedes lanzarte al campo de batalla nada más llegues al juego, pero no es obligatorio. La pantalla principal es en la que tenemos acceso a toda nuestra información. Podemos conocer nuestro nivel, ver cuales son los desafíos diarios, o lo más importante, cambiar el modo en el que jugamos.

En Fortnite existen tres modos de juego:

  • En solitario | Es un todos contra todos de 100 personas en el que no hay equipos. Todo el mundo es tu enemigo.
  • Duo | Lo mismo que en solitario, pero en parejas de dos personas. Ojo, el modo está deshabilitado ahora mismo.
  • Escuadrón | Podemos formar un equipo de cuatro personas y combatir contra otros equipos.

Modos como «En solitario» o «Duo» están pensados para depender de nosotros mismos. Mientras, «Escuadrón» requiere más estrategia y comunicación con el resto de integrantes del equipo. Puedes invitar a tus amigos para jugar pulsando las cruces que tienes junto a tu personaje.

Una vez hayamos decidido el modo en el que queremos jugar, ya podemos empezar a jugar. Para hacerlo sólo tienes que pulsar al botón amarillo que anuncia «Jugar«. Aunque ten en cuenta que las partidas pueden llevar un tiempo, asegúrate de estar libre en ese momento.

Antes del lanzamiento: aprovecha para practicar

Una vez entres en una sala, verás que apareces en una pequeña isla con el resto de jugadores. Tranquilo, ellos no te pueden matar todavía, y tu a ellos tampoco. Esa es la zona en la que esperas a que aparezcan todos los jugadores de la partida, como una especie de sala de espera. Tienes todo disponible, pero no puedes hacer daño alguno.

La mayoría de jugadores aprovechan este momento para dar saltos o hacer el cabra. Pero esta zona puede servirte como campo de entrenamiento antes de lanzarte a la batalla. Practica los controles, prueba a usar el pico contra objetos, o salta en objetos para pillar el truco al juego.

Las primeras veces que juegues no conocerás bien los controles del juego, así que aprovecha este pequeño tiempo para hacerte a ellos. Una vez estés en la batalla no tendrás mucho tiempo para ello, el momento para hacerlo es justo este. También puedes encontrar algunas armas en la isla pequeña, puedes practicar con ellas.

El lanzamiento: la parte más importante

Cuando estéis todos en esa isla, y cuando el contador llegue a cero, aparecéis todos en una autobús flotante. Ese autobús empezará a sobrevolar la isla en la que transcurre el juego. Y, cuando empiece a volar sobre tierra firme, te permitirá lanzarte al vacío. Aquí es donde empieza el juego, con los 100 jugadores lanzándose sobre el campo de batalla.

Y este momento es muy determinante. El dónde caigas determina dónde comienzas a luchar, y puede ser la diferencia entre ganar o perder la partida. Así que es vital elegir el momento ideal para lanzarse, además de saber cómo guiarte hacia donde quieras. Puedes pulsar sobre el mapa para agrandarlo y guiarte.

Para lanzarte sólo tienes que pulsar el botón en pantalla. No te lances nada más se abran las puertas del autobús, porque es cuando sale el mayor grupo de gente. Espera un segundo, y fíjate cuanta gente se lanza del autobús. Cuando consideres que es el mejor momento, o que el autobús está pasando por donde quieres, pulsa el botón.

Una vez lo pulses, empezarás a estar en caída libre. Esta es la forma más rápida de caer, pero también la que menos control nos ofrece. Para solucionar esto pulsa el botón del ala delta: este modo nos permite cubrir más espacio aunque nos hace ir más lentos. Usa la combinación de los dos para llegar al suelo donde quieras llegar.

¿Ciudad o campo? ¿Dónde debo caer?

Desde el aire puedes ver que hay mucho campo con pequeñas estructuras, y grupos de edificios o ciudades. Es en las ciudades donde puedes encontrar la mayor cantidad de armas y recursos. Pero, por esto mismo, es donde más gente va a caer al principio del juego. Es donde los otros jugadores van a caer más rápido para ser los primeros en armarse y luchar.

Tus primeras veces es mejor evitar este cúmulo de gente. Si no conoces bien el mapa, y no sabes del todo cómo funcionan las armas, no tiene sentido que entres directo a la batalla. Tu mejor opción es caer en sitios donde haya estructuras, pero no demasiadas. Fíjate también donde está cayendo la gente y evita esas zonas.

Es difícil recomendar un lugar donde puedas aterrizar siempre, en realidad. Debido a su lejanía, la zona de Lomas Lúgubres y Chiringuito Chatarra puede ser recomendable. También puedes probar en la zona que separa Túneles Tortuosos e Industrias Inodoras. Y evita aglomeraciones como Pisos Picados si quieres comenzar con tranquilidad.

Vida y blindaje: cómo curarse y crear escudo

Tu vida es la barra verde que va desde 0 hasta 100. Cuando empiezas la partida está al 100%, y bajará según te hagan daño. Por supuesto, al llegar a 0 caes al suelo y tu partida termina. El daño se puede producir ante el ataque de un enemigo, cuando caigamos desde una distancia demasiado alta, o cuando estemos en la tormenta.

Además, tienes una barra de escudo azul al lado. Pero esta barra siempre empieza en cero, no empiezas con escudo la partida. Puedes llenar esta barra encontrando pociones de escudo por todo el mapa. Nada más las encuentres úsalas para llenar tu barra de escudo. Esta es una protección adicional contra ataques que te puede salvar.

El escudo protege tu barra de vida de cualquier ataque, menos cuando el daño se produce por una caída. Para recuperar vida podemos encontrar botiquines y pociones, al igual que ocurre con el escudo. A menos que estés mal de salud, es recomendable que sí guardes los botiquines para más adelante. Y ojo, porque aplicar un botiquín o una poción nos deja vulnerables durante unos segundos.

Explorar y encontrar armas, accesorios…

Al principio, nada más caemos, sólo tendremos un pico. Este pico sirve para recolectar recursos (hablaremos de ello más adelante), pero no es un arma muy efectiva. En un duelo contra cualquier otra arma perderemos. Así que es importante explorar el mapa para encontrar armas más potentes, que nos permitan luchar contra el resto.

Como hemos dicho en la parte del autobús, las armas se concentran en las edificaciones. Los grandes núcleos de cuidades y edificios son los que más armamento y equipo tienen. Pero, y a su vez, serán donde encontremos más personas dispuestas a acabar con nosotros. No deja de ser un dilema entre el riesgo y la recompensa que supone.

No sólo hay armas en las ciudades. Las pequeñas edificaciones del mapa, como las cabañas o las torres de los bosques, también tienen armas. El problema es que son menos en comparación, y puede costarnos más encontrar mejores armas. A cambio tendremos menos riesgo, menos posibilidades de que nos ataquen.

Aunque ten en cuenta que no puedes llevar todas las armas que quieras. Tienes cinco huecos en tu inventario que puedes llenar con las armas y elementos que quieras. Te irás encontrando más y más armas según avances, así que puedes tirar las armas que ya no te sean útiles y cambiarlas por mejores armas que te encuentres.

Las armas están divididas en seis clases:

  1. Escopetas – corto alcance
  2. Pistolas – corto alcance
  3. Subfusiles – medio alcance
  4. Rifles de asalto – largo alcance
  5. Fusiles de francotirado – largo alcance
  6. Lanzacohetes y granadas – explosivos

Además, el juego clasifica las armas por colores según sus cualidades:

  1. Blanco – objetos comunes
  2. Verde – objetos no comunes
  3. Azul – objetos raros
  4. Morado – objetos épicos
  5. Oro – objetos legendarios

Por lo general, un arma tendrá mejor precisión y producirá más daño según tenga un mejor color. Además, las armas más raras pueden venir con complementos como un silenciador o una mira de precisión. Es importante que encuentres mejores armas según avanza la partida, y las cambies por tus peores armas.

Otra forma de conseguir armas es acabar con un enemigo. Cuando un jugador cae todo su equipo se queda en el suelo. Podemos acudir y hacernos con lo que queramos, sin que puedan hacer nada. Pero no sólo lo vemos nosotros, lo ven todos los jugadores, así que ten cuidado cuando vayas a sacar equipo de un jugador caído.

También ten en cuenta que existen baúles dorados por todo el mapa. Estos cofres contienen armas y equipamiento mejorado, que nos puede dar una ventaja en la batalla. Pero estos cofres están escondidos, y el juego sólo nos dará pistas visuales si nos acercamos mucho. Puede que tengamos que picar un muro o construir una escalera para llegar. Y de eso hablamos justo ahora.

Construcción: fundamental en Fornite

Uno de los puntos únicos de Fortnite es la construcción. A diferencia de otros juegos como PlayerUnknown: BattleGrounds, podemos construir edificios y estructuras de toda clase. Es algo que viene del Fornite original, el que no tiene Battle Royale. Y esto abre un mundo de posibilidades dentro de una batalla campal.

Para activar este modo, sólo tenemos que pulsar el botón con el martillo. Esto cambia el modo y nos permite construir, aunque ojo, nos deja indefensos ante ataques directos. También es necesario que hayas recogido materiales antes con el pico. Puedes picar cualquier cosa, incluso vehículos o casas, para recoger sus recursos.

Una vez estamos en el modo de construcción, sólo tenemos que pulsar un botón para comenzar la construcción de una pieza. Las piezas disponibles se encuentran en la parte inferior, y para cambiar de material sólo tenemos que pulsar sobre el elemento. Las estructuras se colocan automáticamente a continuación de la anterior, y si se pone en rojo no podemos colocarla ahí.

En Fortnite tenemos disponibles tres materiales: madera, ladrillo y acero. El acero es el material más resistente a los ataques, mientras que la madera es el más débil. Cada uno se obtiene de fuentes diferentes, siendo la madera el material más común. Y estos recursos se gastan según construimos nuevas piezas.

Por ello, es importante que aproveches los primeros minutos para picar todo lo que puedas. Árboles, casas, rocas o incluso camiones. Todo lo que tenga barra de vida se puede picar con nuestro pico. Cuanto antes consigas una cantidad suficiente de recursos, antes tendrás la posibilidad de construir y seguir avanzando.

Construir es parte integral de la estrategia de Fornite. No sólo tenemos que recoger buenas armas para luchar, también tenemos que recoger recursos y saber construir. Porque estas construcciones pueden tener muchos usos. Nos pueden ayudar a llegar a un tejado o una edificación alta, o incluso pueden servirnos como refugio ante el fuego enemigo.

Pero cuidado, porque como pasa con los objetos, nuestras construcciones tienen una barra de vida. Y los enemigos pueden disparar, usar explosivos o usar su pico para destruir lo que hemos construído. Nosotros también podemos jugar con eso, destruyendo la edificación de otro jugador. Pero no pienses que son estructuras invencibles.

Vigila siempre el ojo de la tormenta

En cualquier caso, no te puedes quedar quieto o alejarte siempre de la batalla. Si todos hicieran eso las partidas serían interminables, la isla es enorme. Así que se va reduciendo la zona de juego según avanza la partida. Esto es lo que Fornite llama «la tormenta«, representada por el círculo blanco del mapa.

Si te quedas fuera de ese círculo, las nubes avanzarán y te harán daño hasta matarte. Por ello es importante que estés siempre en el ojo de la tormenta, fuera de su alcance. Este ojo siempre será un círculo aleatorio, así que no podemos predecir dónde aparecerá ni caer justo en el centro. La única manera es comprobarlo cuando caigamos y empezar a movernos.

La tormenta funciona en fases: primero se marca la zona segura, y un contador en la parte inferior del minimapa nos dice cuándo se aplicará. Es importante comprobar las zonas y los tiempos para no quedarnos atrapados en la tormenta. Además, no vale con ir al centro de un círculo. Cada círculo tiene un centro nuevo y aleatorio que nos obligará a movernos.

Por ello es importante no construir edificaciones fijas, para quedarnos en un sitio, porque la tormenta nos obligará a movernos.  Y recuerda, sigues estando en una batalla. Cualquiera puede aparecer y atacarte, aun huyendo de la tormenta. Tienes que moverte mientras luchas, o mientras estás atento de posibles amenazas.

Al final sólo queda luchar

En cualquier caso, una buena estrategia para llegar lejos es escoger bien las batallas en las que nos metemos. Puede que evitar una pelea sea la mejor decisión según el momento. Además, es importante esconderse con el escenario, o construir edificios que nos ofrezcan cobertura (a cambio de delatar nuestra posición).

También ten cuidado con las puertas cuando entres en un edificio. No existe una pista mejor de que alguien puede estar en el edificio que una puerta abierta. Si puedes, cierra las puertas por las que pases. También observa si existen construcciones de otros jugadores; pueden ser una señal de que un jugador está dentro.

Y, aunque no te puedas tumbar en el suelo, procura agacharte siempre que puedas. No sólo te dará más protección frente a ataques, o te permitirá disparos más estables. También servirá para hacer menos ruido y que otros enemigos no te detecten. También usa auriculares si puedes: el sonido es una buena pista de la posición de un jugador.

Pero al final la única solución que queda es luchar contra el resto de jugadores. Esa es la gracia de Fornite, y de todos los Battle Royale que han aparecido durante estos días. Luchar todos contra todos hasta que sólo quede un jugador en pie.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Prueba los muebles de Ikea sin comprarlos con su nueva aplicación
Dibuja la realidad con la nueva aplicación de Google con ARCore