Análisis del Huawei P20 Pro, la nueva regla de tres en fotografía

Análisis del Huawei P20 Pro, la nueva regla de tres en fotografía

Ha llegado el momento de destripar a fondo este fantástico smartphone, el Huawei P20 Pro. ¿Cómo se comporta el único móvil de Huawei con 3 cámaras traseras?

Huawei tiene una buena trayectoria en torno a las gamas más altas de smartphones, lleva encadenando móviles de referencia casi desde el Huawei P8. Y claro, sacar al mercado un nuevo modelo supone un paso más en su ascenso a la perfección, un camino que la marca ha ido abonando con sucesivos éxitos. ¿Es el Huawei P20 Pro un digno heredero de la saga “P”? Respuesta corta: sí. Respuesta larga: toca analizarlo para descubrirlo.

Lo probé antes del lanzamiento y ya me dejó muy buenas sensaciones. El empeño por conseguir una excelente cámara móvil quizá es lo que más destaque, pero no te debes quedar solo con el dato de los tres sensores traseros: el Huawei P20 Pro posee muchísima tela que cortar.

Es precioso en la mano, compacto pese a tener más de 6 pulgadas de pantalla, su batería da de sí todo lo que quieras y más, es potente, viene cargado de Inteligencia Artificial que apenas se nota (para bien y para mal) y sí, incluye unas excelentes capacidades de captura multimedia. Sin duda está en lo más alto por más que yo tenga mis dudas a la hora de darle el cetro de rey todopoderoso.

Vayamos por partes, como es habitual en una review a fondo. Acompáñame por este paseo en torno a uno de los mejores móviles a los que puedes echar mano: si te haces con él no te arrepentirás.

Características técnicas del Huawei P20 Pro

Huawei P20 Pro

Toca empezar por el inicio, que no es otro que su hoja de especificaciones. El hardware hace honor a la gama más alta a la que apunta, por lo que ya te lo puedes imaginar: tiene de todo y todo lo mejor. Hubiera estado bien la carga inalámbrica o la radio FM, son dos detalles que yo echo en falta. Como suele ocurrir, ningún móvil es perfecto.

Especificaciones de gama alta y un precio que, al menos en su salida, se aproxima a lo que entendemos por “premium”. A continuación tienes todos los detalles del Huawei P20 Pro.

  • Pantalla: 6.1 pulgadas AMOLED con ratio 18,7:9 y resolución FHD+ (2244 x 1080 píxeles).
  • Procesador: Huawei Kirin 970 con NPU para inteligencia artificial.
  • RAM: 6 GB.
  • Memoria interna: 128 GB.
  • Cámara trasera: triple 40 Mpx RGB (f/1.8) + 20 Mpx monocromo (f/2.6) y 8 Mpx RGB telefoto (f/2.4). Con OIS.
  • Delantera: 24 Mpx con apertura f/2.0.
  • Batería: 4000 mAh con carga rápida.
  • Conectividad: 4×4 MIMO Wifi, LTE Cat 18, USB Tipo C.
  • Versión de Android: 8.1 Oreo con EMUI 8.1.
  • Dimensiones: 155 x 73,9 x 7,8 mm.
  • Peso: 180 gramos.

En diseño no hay excesivos riesgos más allá del notch y la cara trasera de cristal

Huawei P20 Pro

¡Horror, los Huawei P20 llegan con notch! Esta dramatización podría compartirla yo ya que no me gusta nada el recorte superior de la pantalla para incrustar los sensores, pero hay que admitir que es un detalle que no se ve tras los 30 segundos de usar los teléfonos que lo incluyen. Aun así, sumarse a la tendencia le resta cierta originalidad a un diseño que ya de por sí carece de excesivos alardes.

Líneas rectas con esquinas profusamente redondeadas y cantos muy suavizados. Los cristales de ambas caras poseen efecto 2,5D en los bordes y, al menos en mi unidad, se nota cierta “rebaba” al deslizar el dedo por el cristal hasta llegar al aluminio. Dicho aluminio constituye todo el marco del Huawei P20 Pro; que solo se ve interrumpido por las antenas, los botones y los orificios para sensores, altavoz y conector USB de tipo C.

El Huawei P20 Pro se agarra muy bien pese a su gran tamaño: los bordes redondeados y suaves ayudan

Se aprecia sólido en la mano y con una construcción acorde con la categoría del smartphone. No se me hace demasiado grande por más que no sea pequeño; y sin que en ningún momento se pierda la comodidad de uso. En esto colabora la reducción de los marcos frontales y el aprovechamiento de esta cara; con un ratio 18,8:9 para una pantalla que asciende hasta las 6,1 pulgadas.

Huawei P20 Pro

Una de las decisiones más polémicas en el ámbito del diseño es la apuesta por la doble cara de cristal. Dejamos de lado la trasera de aluminio para ofrecer distintas combinaciones de color que marcan un aspecto precioso a la vista (el azul de mi P20 Pro es una maravilla, solo superado por el color Twilight); enturbiado por la mayor fragilidad y por una decisión extraña una vez el fabricante se ha decantado por el citado cristal: el Huawei P20 Pro no posee carga inalámbrica. Error.

Por delante tenemos el notch arriba y la salida del altavoz para teléfono en forma circular (está disimulada por el color negro del propio notch, pero no queda muy bien dentro del diseño general del móvil). El marco inferior es mínimo sin que Huawei se olvide del lector de huellas frontal. Funciona perfectamente.

El lector de huellas central es pequeño y encaja perfectamente en el marco inferior del móvil

Si le damos la vuelta al smartphone nos topamos con su seña distintiva: la triple cámara. Los objetivos no son demasiado grandes, pero sí sobresalen del cuerpo. Los dos superiores se encuentran dentro de una elipse con unos 2 milímetros de altura; el tercer sensor sobresale menos de un milímetro. Esto no supone una excesiva molestia, pero hay que reseñarlo.

Huawei P20 Pro

El Huawei P20 Pro es delgado, pero la marca no lo lleva al extremo. Bajo mi punto de vista la decisión es acertada: Huawei aprovecha para “empotrar” una gran batería de 4000 mAh. La autonomía es una de las mejores bazas, como explicaré más adelante en su respectivo apartado.

Excelente diseño sin romper las líneas que lo conforman, botón de encendido con un delicado resalte en rojo, USB de tipo C, salida de altavoces inferior con estéreo en combinación con el auricular de llamadas, sensor de infrarrojos… El Huawei P20 Pro no se priva casi de nada. Aunque eso sí, otro error: prescinde del jack de 3,5 mm (sí incluye un adaptador de audio). No carece de protección contra polvo y agua ya que cumple con la norma IP67, punto muy gordo positivo.

Huawei P20 Pro, por potencia que no sea: el Kirin 970 puede con todo

Huawei P20 Pro

A la altura de la gama alta, de ahí que Huawei lo eche todo en el asador con su P20 Pro. No abandona su fábrica ya que apuesta por su propio SoC, el que ya habíamos visto en el Huawei Mate 10 o el Honor View 10. Es un procesador de gran categoría que se mantiene a la altura de los mejores: en ningún momento he apreciado lentitud alguna ni usando aplicaciones ni utilizando los juegos.

El Huawei P20 Pro mastica cualquier juego Android casi como si fuese mantequilla. No he encontrado ni lags en los títulos de alta carga gráfica ni tampoco lentitud en el arranque de los juegos. Pierde algún frame con multitud de elementos 3D en pantalla, pero nada que no ocurra con otros SoCs de su nivel.

Huawei P20 Pro

Gran apuesta por la inteligencia artificial sin que eso lo aprecie el usuario a simple vista (más allá de encontrarse con ella en la cámara). El Kirin 970 y su corazón de procesamiento neuronal le permiten al smartphone gestionar más eficazmente las tareas a nivel interno. Por ejemplo, la autonomía va creciendo conforme se utiliza el móvil, esto es algo que sí se nota.

El Huawei P20 Pro no tiene espacio para SD, sí un almacenamiento más que amplio

¿En qué falla el Huawei P20 Pro? El fabricante prescinde de incluir tarjeta SD dándolo todo por el almacenamiento interno. 128 GB de serie, no es poco; que se pueden llenar si se utiliza el móvil para reproducir contenido multimedia (es difícil, pero no imposible). Más allá de ese inconveniente, tanto la memoria RAM (6 GB) como el almacenamiento son muy rápidos.

Pantalla: que la oscuridad del notch no te impida apreciar la inmensidad del panel

Huawei P20 Pro

Pantalla OLED de muy buena calidad que permanece calibrada de serie para realzar los colores sin llegar a la saturación. Se ve muy bien en todas las situaciones, incluso a plena luz del día. Sí echo en falta algo más de brillo máximo, pero tampoco existe mayor inconveniente en exteriores. Si le da el sol directo entraña cierta dificultad ver lo que haya en la pantalla.

Gran nivel de detalle con un excelente contraste. La pantalla se ve perfecta en todos los ángulos y los colores no cambian de tonalidad al variar los ángulos de visión, al menos de manera muy apreciable. La respuesta táctil se mantiene al nivel de la gama alta y el software permite personalizar desde la temperatura de color a su representación. Por defecto permanece en vívido, que es una calibración que le sienta bien a la pantalla. El Huawei P20 Pro incluye “Modo lectura” para que la pantalla se vea mejor de noche.. Este modo se puede ajustar en intensidad y también es programable.

Huawei P20 Pro

Venga, agarremos las piedras. ¿Qué tal el notch? Siendo objetivos, es algo que no se aprecia ya que el cerebro se acostumbra rápido al recorte sin que llegue a molestar. Huawei ha preparado la interfaz acorte con el fastidioso notch para que las notificaciones y los iconos de estado encajen bien en los espacios disponibles. Además, el Huawei P20 Pro permite la activación o desactivación del notch volviendo negra la zona superior de la pantalla. Al disponer de panel OLED el negro se ve 100 % negro.

La pantalla del Huawei P20 Pro es de gran calidad y encaja perfectamente en el alto nivel que mantiene el móvil al completo. No adolece de demasiados marcos (el cuerpo se reserva algo más de dos milímetros de borde) y ofrece un ratio de casi 19:9. Con el inconveniente de que no todas las apps están adaptadas a dicho ratio, algo que se va poco a poco solucionando en Android. Y siempre se puede ajustar con la opción incluida en EMUI.

Por batería que no sea, es uno de sus puntos más fuertes

Huawei P20 Pro

Hablar de autonomía implica adentrarse en el terreno más subjetivo de todos. ¿Qué tal se comporta el Huawei P20 Pro cuando se le retira el conector USB de tipo C? Lo cierto es que muy bien: por mis pruebas se trata de un móvil que aguanta perfectamente el trote diario. Para aguantar el mío se ha de tener buena capacidad.

El Huawei P20 Pro incluye una generosa batería de 4000 mAh que el sistema gestiona a la perfección. Los primeros días el smartphone gasta algo más que cuando el sistema se asienta tras conocer los gustos del usuario. EMUI controla las aplicaciones en segundo plano para que no se pasen de consumo. Esto me ha acarreado alguna pérdida de notificación sin que haya sido recurrente: basta con ajustar las notificaciones y la gestión de las apps.

Durante los días de uso continuado el móvil aguanta de sobra más de una jornada. Las cifras intensas se sitúan en torno a las 6 horas de media de pantalla con facilidad para superar las 8 horas si el consumo de batería no lo realizan los juegos de alta carga gráfica. Ver vídeos o navegar por la web no implica demasiado problema y es algo que se puede compaginar con el uso del smartphone para el trabajo. Yo lo he utilizado en tethering, para jugar, navegar y también para escribir durante un par de horas con la pantalla encendida. El resultado ha sido del día y medio de uso, siempre en término medio.

Huawei P20 Pro

Test de batería de Geekbench

La carga rápida del Huawei P20 Pro es muy rápida: el móvil incluye de serie un cargador de 22,5 W que carga la batería de forma progresiva. Al principio va más rápido para obtener cierta carga sin demasiado tiempo. Y conforme pasa del 70 % la recarga desciende de intensidad para así proteger la batería.

Tras una descarga hasta el 2 %, cifra en la que el móvil avisa de que se apagará, estos son los tiempos y porcentajes de recarga (siempre con el móvil apagado):

  • 5 minutos: 11 % de batería.
  • 10 minutos: 21 % de batería.
  • 20 minutos: 37 % de batería.
  • 45 minutos: 70 % de batería.
  • 1 hora y 18 minutos: 100 % de batería.

La batería del Huawei P20 Pro no es prodigiosa, pero sí que queda a un excelente nivel. Añade peso final al móvil y algo de grosor, pero es algo que siempre se agradece. Yo salía tranquilo de casa incluso con la mitad de carga: no me dejó nunca tirado.

Extra de seguridad en el Huawei P20 Pro: lector de huellas y reconocimiento facial

Análisis del Huawei P20 Pro

Ya hablaba de ello en el apartado de diseño: el Huawei P20 Pro incluye el sensor de huellas en el frontal, justo en el reducido marco inferior. No es algo extraño en el fabricante pese a su trayectoria colocando el lector en la parte trasera, tampoco resulta extraña la alta rapidez y fiabilidad en la lectura de la huella. Desbloquear el móvil es cuestión de décimas de segundo.

El sensor de huellas está en buena posición y es tan rápido como Huawei acostumbra

El proceso de añadir una nueva huella no requiere ni mucho tiempo ni tampoco es complicado. El móvil permite registrar varias huellas, como es habitual, también habilita el desbloqueo facial. He estado probando ambos y he de decir que la combinación me parece muy acertada: basta con poner el móvil delante de la cara para que se desbloquee la pantalla en décimas de segundo (puede habilitarse el desbloqueo total o parcial, para que haga falta deslizar la pantalla). Y cuando tengo el móvil sobre la mesa solo he de poner el dedo para desbloquearlo. Fantástico.

La fiabilidad del reconocimiento facial no está a la altura del Face ID del iPhone X, pero no he encontrado demasiadas diferencias entre ambos. Los dos son muy rápidos, reconocen bien la cara en la mayor parte de situaciones (el iPhone X funciona incluso con gafas de sol, al Huawei P20 Pro le cuesta) y no se dejan engañar por fotos de la cara registrada.

El Huawei P20 Pro viene con todas las conexiones que necesites, menos el jack de auriculares

Análisis del Huawei P20 Pro

No se echa en falta nada del móvil, al menos mientras no vayas a escuchar música y solo tengas auriculares con cable. Eso sí, en la caja viene un adaptador para el USB de tipo C: basta con llevar la clavija siempre enganchada al jack de los auriculares. Quitar el conector de 3,5 mm es una mala decisión, pero debo ser fiel a la verdad: no supone demasiado trauma. Sí que no se puede cargar el móvil y escuchar música a la vez, pero no suele ser un problema con la batería del Huawei P20 Pro.

Hablemos de música y de sonido. ¿Qué tal se escucha el Huawei P20 Pro? Lo cierto es que muy bien menos con los auriculares Bluetooth: me llevé una tremenda decepción emparejando mis Sennheiser de gama alta. El Qualcomm Snapdragon 845 es compatible con Bluetooth aptX, el sistema para mejorar el sonido en la transmisión de los datos, pero no noté ninguna mejora. Ni siquiera ecualizando los auriculares.

Análisis del Huawei P20 Pro, la nueva regla de tres en fotografía

Hablando de ecualizador… El Huawei P20 Pro no incluye ninguno a nivel de software. Sí posee compatibilidad con Dolby Atmos y permite ajustar los entornos en su configuración para adecuar el sonido de los altavoces a las necesidades del contenido. En este punto hay que darle una nota alta, casi tanto como su volumen: los altavoces frontales suenan de forma espectacular. Gran volumen, buena recreación de los bajos (con películas se nota mucho) y sin que distorsione en exceso a toda su potencia. Con cable también se escucha muy bien.

Ver una película en el Huawei P20 Pro es una delicia, también en sonido: los altavoces suenan alto y claro

Aparte del sonido, el Huawei P20 Pro incluye NFC, también emisor de infrarrojos (permite manejar la tele y otros aparatos desde el móvil), posee WiFi de doble banda, Bluetooth 4.2 compatible con el citado aptX, es doble SIM de tamaño nano, posiciona rápido y de manera precisa con su GPS, es compatible con la mayor parte de bandas 4G a nivel mundial… Y no tiene radio FM. ¿Por qué, Huawei, por qué?

Actualizado a la última versión estable de Android y también de EMUI

Análisis del Huawei P20 Pro

No todos comulgan con la capa personalizada de Huawei, EMUI. En mi caso he de comenzar diciendo que me parece un buen software por más que sea extremadamente pesado. No hay problema de espacio ya que el P20 Pro posee 128 GB de almacenamiento, pero sí que se aprecia la personalización al instante: la interfaz no se parece en nada a lo que consideramos “Android stock”. No es novedad, lleva años así.

El Huawei P20 Pro parte de serie con Android 8.1. Es de agradecer que el fabricante se tome en serie el lanzamiento de su móvil estrella ofreciéndolo lo más actualizado posible. Huawei es de los pocos que está actualizando más o menos rápido su gama alta, de ahí que el P20 Pro tenga casi garantizada la actualización a Android Q. Cuando llegue de aquí a año y medio, claro (Google, lo tienes fácil: Android Quesadilla).

Análisis del Huawei P20 Pro

EMUI también está actualizado a la última versión, 8.1. No supone grandes diferencias con respecto a EMUI 8.0: el aspecto y opciones son básicamente las mismas. El sistema permite personalizar desde el famoso notch al orden de los botones de navegación. También ofrece duplicación de aplicaciones nativa (muy útil para WhatsApp, por ejemplo), gestos con los nudillos, temas y una tienda de aplicaciones. Tanto los temas como las apps son gratuitos, hay que tenerlo en cuenta.

El software del Huawei P20 Pro es pesado, pero proporciona todo lo necesario en un smartphone

Además de duplicar servicios incluyendo su tienda de apps, Huawei añade aplicaciones para gestionar la mayor parte del móvil. Administrador de archivos, galería, bloc de notas, calendario, reproductor de música… Está a un paso de considerarse bloatware, pero no creo que lo sea: las apps son útiles y ofrecen mucha calidad. Incluso existe un economizador de batería dentro de los ajustes o un rincón de consejos para optimizar el funcionamiento del smartphone.

Análisis del Huawei P20 Pro

Que te guste EMUI o no supone un motivo para comprar el Huawei P20 Pro. Bajo mi punto de vista es una interfaz que saca mucho jugo del smartphone ofreciendo al usuario una gestión completa de su teléfono. Además, la Inteligencia Artificial vigila en segundo plano para optimizar por su cuenta el rendimiento y la autonomía. Lo hace muy bien.

La triple cámara del Huawei P20 Pro no le convierte en el mejor móvil para fotografía, pero por poco

Análisis del Huawei P20 Pro

Ha llegado el momento más esperado de la review. Como el director de un circo que sale a escena para presentar el número estrella del domador de leones, a mí me toca ahora hablar de la cámara del Huawei P20 Pro. Tres cámaras en la cara posterior del smartphone como tres leonas a punto de abalanzarse sobre su presa fotográfica. Calculadoras, agresivas, despiadadas. Lástima que a veces parezcan tres gatitos.

¿Es el Huawei P20 Pro el mejor móvil para hacer fotografías? Yo no lo tengo muy claro. He analizado lo mejor del año pasado y de este 2018 y, pese a que el P20 Pro consigue unas fotografías de escándalo, no logra buenos resultados en todas las ocasiones. En el terreno fotográfico yo lo definiría como “inconsistente”: a veces te hace un retrato para enmarcar y otras te saca una imagen en media luz con una pérdida notable de detalle en el fondo. Y es justo aquí donde el Huawei P20 Pro pretende apuntar: a obtener el mayor detalle posible gracias a su combinación de cámaras, una de ellas con un sensor de 40 Mpx.

Análisis del Huawei P20 Pro

Entremos en el hardware al detalle. El Huawei P20 Pro hace gala de una combinación triple de cámaras en la parte trasera con distintos tamaños para la imagen resultante: 40 Mpx RGB, 20 Mpx monocromo y una cámara de 8 Mpx con telefoto. Las aperturas son, por orden respectivo: f/1.8, f/1.6 y f/2.4. Posee estabilizador óptico de imagen, enfoque predictivo, consigue un zoom de 5x híbrido (que no óptico), posee certificación Leica, Huawei le añade al conjunto un sensor infrarrojo para medir la temperatura de la luz en escena y también posee un flash de doble tono. Por delante vemos una cámara de 24 Mpx con apertura f/2.0 y auto enfoque.

El hardware de cámara incluido en el Huawei P20 Pro es brutal, no hay otro móvil así

La Inteligencia Artificial juega un papel crucial en la cámara del Huawei P20 Pro: determina la escena para aplicar los valores fotográficos más adecuados. Esta es la teoría ya que a menudo es mejor desactivar la IA. En modo automático el funcionamiento de las cámaras es veloz y preciso: para apuntar, disparar y guardar no necesita mucho más de un segundo. Puede hacer ráfagas a una gran velocidad y ofrece el zoom hasta 10x. Y si entramos en detalle en el zoom…

  • Podemos optar a un zoom 5x híbrido a base de sumar el zoom óptico telefoto (3x), el recorte de las imágenes de 40 Mpx y la IA; encargada esta última de elegir los valores más adecuados entre un tipo de zoom y de otro.
  • De 5x a 10x podemos aplicar un zoom digital a la imagen perdiendo con ello nitidez y obteniendo fotos que no escaparán del pixelado. Todo lo contrario de las capturas con zoom a 5x.

Donde destaca especialmente la fotografía del Huawei P20 Pro es en el zoom: ningún móvil consigue lo que logra este smartphone. Enorme cantidad de detalle incluso con el zoom de 5x, como puedes apreciar en el siguiente montaje. En ningún momento se movió el móvil del sitio.

Análisis del Huawei P20 Pro

En zoom no hay discusión posible: ningún smartphone gana ahora mismo al Huawei P20 Pro. La calidad y detalle que consigue con su combinación híbrida (óptica, recorte de 40 Mpx, digital e IA) es altísima, pero con esa opción no gana al resto de contendientes al trono de la fotografía móvil.

En términos generales las capturas tomadas en modo automático son muy buenas. El rango dinámico no es el mejor y el modo HDR no lo soluciona; por no hablar que hay que activar el HDR de forma manual y está escondido en el menú.

Análisis del Huawei P20 Pro

El balance de blancos es muy acertado, igual que la temperatura de color: las fotos reflejan los colores fieles de la escena original. Esto le resta viveza a las tomas ya que pierden cierta saturación y realce que suele ser habitual en las cámaras móviles. Al menos mientras a la IA no le dé por resaltar artificialmente las tonalidades, que es algo relativamente habitual cuando detecta escenas al aire libre. La Inteligencia Artificial se puede desactivar desde los ajustes de la cámara.

Análisis del Huawei P20 Pro

De noche el comportamiento es espectacular, sobre todo en zonas con puntos intensos de luz: el Huawei P20 Pro ajusta la imagen para iluminar las zonas oscuras sin quemar las iluminadas. Lo hace de forma automática y también con su modo noche: aquí el móvil dispara varias tomas con distinta exposición y las combina para obtener una toma equilibrada y luminosa.

A continuación tienes una galería de fotos hechas con el Huawei P20 Pro en todas las circunstancias posibles, sin retocar y probando las cámaras al completo, también la delantera. Pulsa sobre la foto para acceder a la muestra.

Análisis del Huawei P20 Pro

Uno de los puntos donde la Inteligencia Artificial hace bien su trabajo es en el modo retrato. El Huawei P20 Pro permite aplicar un recorte sobre el fondo manteniendo este desenfocado. El efecto es variable y depende de muchos factores (complicación del fondo, del pelo, iluminación…), pero hace un trabajo de nota. He sacado retratos que a duras penas diferenciaría de una réflex y luego algunos con problemas en los recortes. La media es un notable.

La cámara delantera ofrece un rendimiento más desigual que sus homólogas traseras. Los selfies son muy definidos con buena iluminación, también aplica muy bien el modo retrato. Eso sí, conforme desciende la iluminación saltan las acuarelas y la pérdida de detalle en los contornos de la imagen. Como bonus, Huawei incluye diversas herramientas de belleza para mejorar los selfies por software.

Análisis del Huawei P20 Pro

Hablando de software: ¿cómo es la interfaz de cámara? Esta se ha rediseñado manteniendo las opciones de fotografía que ya veíamos en anteriores modelos. Y este rediseño enturbia la experiencia fotográfica: lo que antes se hacía deslizando sobre la pantalla ahora implica varias pulsaciones. Demasiadas. Esto atañe al HDR y al modo monocromático, dos funciones a las que cuesta mucho acceder. Sin que pierda enteros el modo profesional: el P20 Pro permite el ajuste de casi todos los valores de fotografía, incluido el guardado en RAW.

La interfaz ha perdido agilidad: acceder a modos como el HDR o el monocromático es muy engorroso

Hablemos de vídeo. En términos de resolución máxima, el Huawei P20 Pro permite grabar en 4K a 3850 x 2160 y 30 fps. Podemos subir hasta los 60 fps utilizando la resolución Full HD. Además, el móvil graba en velocidad superlenta llegando hasta los 960 fps. En este punto la resolución baja hasta los 720p, en línea de sus contrincantes de cámara superlenta como los Sony Xperia o Samsung Galaxy S9.

La calidad de los vídeos es muy buena. El vídeo fluye perfectamente y sin saltos, la calidad del sonido se mantiene a un buen nivel y el estabilizador de imagen se comporta de manera espléndida: las tomas permanecen estabilizadas hasta grabando en 4K. El móvil deja elegir entre dos códecs distintos: H.265 y H.264. El primero es más eficiente y consigue archivos más pequeños; el segundo ofrece mayor compatibilidad, algo a tener en cuenta si los vídeos se editan fuera del Huawei P20 Pro.

Para grabar en cámara superlenta hay que armarse de paciencia: capturar el momento es cuestión de suerte

La cámara superlenta a 960 fps está de moda en la gama alta. Aunque, como suele ocurrir en estos casos, el lapso reservado a esa enorme tasa de cuadros por segundo (960) es muy limitado: 0,25 segundos; lo que da una longitud de 8 segundos al extenderse hasta los 30 fps. Capturar algo a cámara lenta es tan complicado que lograrlo es casi como que te toque la lotería. A continuación tienes una muestra: me tiré 20 minutos para grabar más o menos bien la caída del androide en el agua. Cuando no se me escapaba el momento la superficie del agua dejaba de estar enfocada. Un desastre.

El Huawei P20 Pro es un referente dentro de la fotografía móvil. No es el que mejores fotos saca en todas las situaciones, pero sí que ofrece valores únicos como el zoom, un buen comportamiento en fotos de noche, el modo retrato o la grabación de vídeo. Es algo aleatorio en según qué situaciones y el procesado debería mejorar, pero son factores que no siempre afectan a las tomas automáticas. Además, el modo manual consigue mejores resultados con un poco de maña.

Conclusión: el Huawei P20 Pro es un excelente móvil Android que se queda cerca de ser perfecto

Análisis del Huawei P20 Pro

Me ha encantado el Huawei P20 Pro. A priori no resulta extraño ya que el fabricante apunta a lo mejor de la gama de móviles, pero ya sabemos que la realidad no tiene por qué ajustarse a lo planeado. En el caso del P20 Pro sí que se ajusta, aunque tengo la sensación de que Huawei podría haber redondeado su móvil más emblemático de 2018 sin demasiado problema.

Ya lo has ido leyendo a lo largo de todo este análisis: el Huawei P20 Pro saca excelente nota allá donde compite. Es muy potente, tiene gran cantidad de almacenamiento y la memoria RAM se queda en un buen tamaño, ambas son rapidísimas, el móvil también lo es… Y la cámara es de las mejores que actualmente hay en un smartphone. O sus cámaras, que ese triple sensor trasero da mucho que hablar, para bien y también para mal.

Análisis del Huawei P20 Pro

En el zoom no le gana nadie, tampoco en tamaño máximo de las fotografías sin interpolación. Los resultados son buenos como norma general, pero no excelentes. Como ya he explicado en el apartado de fotografía, el Huawei P20 Pro es algo inconsistente: lo mismo te saca fotones como te deja con cierta decepción debido a las acuarelas, incluso con luz media. Hace muy buenos retratos y, a nivel personal, el sensor monocromático consigue las mejores fotos en blanco y negro dentro del rango de los smartphones.

Muy bueno en vídeo, regular en los selfies por más que abuse de los modos de belleza mediante software y excelente en fotografía profesional, siempre manteniendo las lógicas distancias con una réflex ya que el Huawei P20 Pro no deja de ser un móvil. Y con guardado en RAW, yo lo considero esencial.

En definitiva: comprarse este móvil es acertar seguro, sean cuales sean los gustos de cada uno. Quizá te toque pelear con la capa EMUI si no son de tu agrado las personalizaciones, pero lo terminarás agradeciendo. Y no demasiado tarde: pasar un rato a solas con el Huawei P20 Pro marca para siempre. Como un amor de primavera.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Ahorra batería configurando los colores de la pantalla del móvil
El mayor cambio en el canal de El Androide Libre
Análisis Sony Xperia XZ3
Los mejores juegos Android
Análisis del PocoPhone F1
Análisis del Xiaomi Mi 8
Análisis Xiaomi Mi A2
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Estas son las mejores aplicaciones y juegos de abril, según Google
Motorola mejora la aplicación de cámara en sus móviles