Análisis del Wiko View 2 y experiencia de uso

Análisis del Wiko View 2 y experiencia de uso

Probamos el último móvil de la marca francesa Wiko. En el análisis del Wiko View 2 desvelamos sus características, fortalezas y debilidades.

Wiko es una marca francesa que cada vez está mejor enfocada en la gama media. A lo largo de los años, han conseguido mejorar sus capacidades pudiendo competir con otras marcas.

A la hora de competir contra tus rivales es imprescindible, diferenciarte de ellos. Para esta ocasión ha querido centrarse en aspectos muy concretos para su nuevo terminal de gama media.

Wiko View 2, especificaciones

  • Pantalla de 6 pulgadas HD+ 19:9
  • Procesador Snapdragon 435
  • 3 GB de memoria RAM
  • 32 GB de memoria interna
  • Cámara trasera de 13 MPx
  • Cámara delantera de 16 MPx
  • Batería de 3.000 mAh
  • Android 8.0 Oreo
  • Lector de huella dactilar y desbloqueo de rostro
  • NFC, 4G/LTE de categoría 6
  • Colores dorado, negro y gris

Un diseño bastante particular

Normalmente el diseño de los móviles no suele ser muy rompedor, menos en esta línea de productos accesible. El Wiko View 2 es muestra de ello, notándose cierta inspiración de los modelos referentes del mercado, pero a su vez arriesgando de cierta manera.

Se trata de un terminal que intenta apostar por el formato de todo pantalla. Únicamente percibimos en la zona inferior una pequeña franja, que también podríamos haber visto en cualquier móvil que apueste por este nuevo formato.

En la zona superior de la pantalla podemos apreciar una especie de ceja. El móvil para aprovechar el máximo espacio disponible; sin dejar de lado la cámara; ha dejado una muesca, algo que también es bastante típico entre otros fabricantes y que personalmente no es que me encante. Pero tiene su público y tampoco es que sea del todo fea.

En cuanto a los materiales del dispositivo, la parte trasera es una especie de plástico brillante, dejando una impresión visual bastante parecida al cristal. Por otro lado, los marcos también son de plástico o al menos dan la sensación de ello.

Para muchos, esto sería motivo de descartar el terminal por no ser lo suficientemente premium. no obstante, nosotros nos declaramos defensores del plástico por una cuestión bastante simple, y es que es un material bastante flexible y ligero.

Esa ligereza se nota a la hora de sujetar el dispositivo, y es que es terriblemente ligero. En la mayoría de nuestros días usándolo no hemos tenido ninguna dificultad para utilizarlo con una sola mano. Es algo que se agradece en un mundo de phablets que cada vez son más grandes.

Este móvil no es precisamente pequeño, pero para su tamaño de pantalla es realmente cómodo, y nos parece una decisión aceptable. Es mejor apostar por un buen plástico que por un mal metal.

Rendimiento ajustado y suficiente

Con un procesador Snapdragon 435 y 3 GB de memoria RAM, podemos decir que el Wiko View 2 ofrece un rendimiento acorde a lo que nos podríamos esperar. El fabricante no aporta excesiva personalización, por lo que el rendimiento no se ve particularmente lastrado.

La velocidad, no obstante, no es la más veloz del mercado. Pero nos sirve para ejecutar con solvencia cualquier aplicación o juego que se nos ocurra. Si bien es cierto que en los momentos más difíciles va tardar un poco en responder, tampoco es que haya mucha diferencia con cualquier otro móvil de la misma gama.

Actualizado de serie a la última versión de Android 8.0 Oreo y con parche de seguridad a fecha de marzo, la base del sistema está perfectamente cubierta, aunque nos preocupa la constancia con la que Wiko pueda o no actualizar.

En vista a la particular forma de pantalla, este móvil ha tenido que adaptar cierta parte del sistema operativo a la muesca que deja como espacio para la cámara. Las notificaciones quedan alineadas a la zona que la cámara se come de la pantalla, por lo que no debería molestar en teoría a la experiencia de uso.

En caso de que una aplicación no esté bien adaptada, aparecerá un botón en la barra inferior. Este botón simplemente sirve para ajustar el espacio de la pantalla a un formato tradicional. De esta manera, la muesca no tendrá ninguna implicación negativa en el uso del móvil, pero del mismo modo tendrá menos espacio utilizable de pantalla.

En nuestras pruebas me dado cuenta de que este modo equivaldría a utilizar una pantalla de cinco pulgadas de un formato más tradicional.

La mejor cámara es la que mejor se ve

Pasando al terreno de la fotografía, la experiencia ha sido un poco agridulce desde nuestro punto de vista. El sensor principal el que se encuentra en la parte trasera, no nos ha dejado muy buenas impresiones.

El motivo es que aunque en condiciones de luz excelente da la talla, la mínima falta de luz o fotografía en interior comienza a perder calidad de forma drástica. No es que vayas a sacar unas fotografías horribles, pero comparándolo con móviles del precio similar el resultado pues nos deja mucho que desear.

Por otro lado la cámara que más destaca es precisamente la frontal, y no solo por el ocupara espacio que muerde de la pantalla. Este móvil incluye en el frontal un sensor de 16 Mpx y el resultado es realmente bueno. Me atrevería decir que es de las mejores cámaras para selfies en este precio.

En la aplicación de cámara encontramos algunas funciones, pero destacamos entre todas ellas un modo retrato. A pesar de que tenga un sensor tanto en el frontal como en el trasero, la experiencia utilizando este modo no ha sido del todo mala. Se nota que no es perfecto, pero funciona en muchas situaciones.

A continuación os dejamos una galería con las fotografías que hemos tomado de este móvil para que puedes juzgarlo con vuestros propios ojos. Basta con tocar la imagen para dirigirse a la galería de Google Fotos.

Otro aspecto destacable de la cámara frontal es que incluye un sistema de reconocimiento facial para desbloquear el dispositivo. No es rapidísimo, pero la verdad es que suele ser bastante preciso, incluso en condiciones de poca luz. No hemos sido capaz de engañarlo con fotografías de nuestro rostro, así que nos parece lo suficientemente bueno como para usarlo como complemento al lector de huellas

Buena autonomía, pero echamos algo en falta

La autonomía es otro punto en el que los fabricantes cada vez se juega más el tipo. Siendo los móviles cada vez más sofisticados, es normal que exijamos más y la batería acabé dudando menos. No es porque las baterías no aguanten, si no es un asunto de que cada vez usamos más el móvil. No hay más ciencia.

Con un tamaño de 3000 mAh, El resultado es acorde a lo que esperábamos. Es un móvil perfectamente capaz de aguantar todo lo que le eches a lo largo del día, incluso sobrevivir al siguiente.

Esto se debe a que el procesador que utiliza a pesar de ser lo suficientemente solvente, no es conocido precisamente por consumir mucha energía, lo que contribuye a que podamos usar el móvil bastante.

La batería es más que decente, pero echamos en falta una carga más rápida.

Lo que sí que no nos ha dejado muy buena impresión es el cargador que incluye. No hay rastro de carga rápida, sino que tenemos un sistema de carga normal, siendo la peor parte la conectividad micro USB. El móvil tarda aproximadamente hora y media tirando a las dos hodas en cargar la batería. No es una cifra mala del todo, pero sabiendo que los rivales están empezando a integrar sistemas de carga rápida, queda un poco atrás.

Lo mejor

Finalizando este análisis, podemos concluir que el Wiko View 2 es un terminal arriesgado, con sus virtudes y defectos.

Quizás el más destacable es la propia cámara frontal, y es que los resultados nos han encantado. Hace buenos selfies en cualquier condición, y tiene un modo retrato que nos ha gustado.

Otro asunto del que no hemos hablado durante el análisis es de la propia calidad de la pantalla. Más allá de la muesca que deja la cámara, la calidad del panel es de una gran calidad, y podremos utilizar el móvil a pleno sol.

Por último, la ergonomía del dispositivo es otro aspecto que merece la pena. Ya hemos mencionado que el plástico es un material ligero, pero cuando debes usar el móvil a lo largo del día si la calidad es lo suficientemente buena, el ahorro en peso se agradece a la hora de utilizarlo. Hay pocos móviles que sean cómodo utilizar una mano, y mucho menos en este tamaño de pantalla. Lo han hecho muy bien.

La conectividad NFC juega un papel crucial. Hace unos días os explicamos cómo funciona todo esto de los pagos móviles, y para ello es necesario un móvil que soporte este tipo de conexión. Aunque creemos que vas siendo hora de que todos los móviles la tengan, es frecuente encontrarnos teléfonos de gama media incluso de mayor precio que no disponen de ella. Si pagas con el móvil, considera este punto.

Lo peor

No obstante también hay puntos que no nos han gustado de este móvil, y marcan la diferencia.

No nos gusta la cámara trasera. Nos extraña muchísimo la diferencia de calidad entre la frontal y la trasera a favor de una y en detrimento de otra.

La ausencia de carga rápida y conectividad USB tipo C juegan en contra de este terminal. Es un pequeño aspecto a cuidar, y por lo que a nosotros respecta, ya va siendo hora de dejar de lado este puerto.

Por último, mencionar que el rendimiento en esta gama de precio está la vez es más potente. Este procesador estaba bien hace un año, pero es que hace más de año y medio que ya lo incluían algunos móviles. Esto nos causa cierta preocupación lo que respecta actualizaciones, ya que Qualcomm nos tiene ya acostumbrados a cesar el soporte a procesadores que tienen cierto tiempo del mercado. Nos causa cierta desconfianza, aunque esperamos que cumplan.

A quien recomiendo el Wiko View 2

Lo cierto es que en un mercado cada vez más saturado, se agradece encontrar opciones únicas como este móvil. Muchos rivales destacan en aspectos donde este terminal no cumple con creces, y conseguir buenos resultados a veces es menos que suficiente.

Aquí han arriesgado casi todo al diseño, y es posible que la forma que tiene la pantalla podría determinar que sea un móvil que te encante o que simplemente acabes odiando. no existe forma objetiva de determinar si la decisión canta mal aquí es buena o mala, ya que depende de cada uno. Si te gusta, consideraste móvil que tampoco es muy malo.

Si buscas un móvil cómodo, con buena pantalla y cámara frontal, el Wiko View 2 puede ser una buena elección.

Por otro lado, si eres un amante de los selfies y buscas un terminal asequible que cumpla con todo aunque sea sin sin presumir mucho, este es un móvil que merece mucho la pena. La camara frontal es muy buena, y el resto de componentes aunque no sean destacables, tampoco harán que el móvil funcione mal.

Puedes adquirir el Wiko View 2 a un precio oficial de 199 euros, una línea de precios donde la competencia es durísima. ¿Conseguirá esta pantalla y cámara ser argumento suficiente para encandilarnos.

Wiko View 2 por 199 euros en Amazon.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Samsung, los Galaxy A y el futuro de la compañía
Las mejores apps de RADIO en el móvil
BlackShark 2: Unboxing y toma de contacto
Grandes ofertas en móviles: Samsung Galaxy S9, Xiaomi Redmi 5A…
Carga los juegos de Steam en tu Android con la nueva aplicación