Fitbit Versa: Análisis y experiencia de uso

Fitbit Versa: Análisis y experiencia de uso

Analizamos el último reloj de Fitbit, ideal para aquellos que necesiten un reloj deportivo con funciones inteligentes y gestión de notificaciones.

Los relojes inteligentes son un mercado que a día de hoy sigue sin ser tan masivo como el de los smartphones, aunque poco a poco ha acabado encontrando su propio nicho. Hoy analizamos el Fitbit Versa, un reloj inteligente que con grandes virtudes, pero también sus defectos.

Fitbit Versa, el reloj deportivo para todos

Fitbit fue en su día una de las marcas pioneras en lo que respecta a pulseras cuantificadoras, y logró convencer a millones de usuarios de que medir sus pasos o entrenamientos era una gran ayuda para tener un estilo de vida más saludable.

Han pasado unos cuantos años desde ese comienzo, y la marca ha perdido algo de popularidad. Las pulseras cuantificadoras ya no resultan tan atractivas debido a su estética. Si tienes quieres medir toda tu actividad diaria, es necesario tener un accesorio que puedas y quieras llevar siempre contigo.

Un reloj inteligente es mucho más fácil de hacer que combine en nuestro vestuario, y Fitbit quiere seguir presente en el negocio de los wearables. Ya el año pasado lo intentaron con el Fitbit Ionic, su primer reloj deportivo. Ahora fitbit vuelve a la carga con un reloj mucho más atractivo para el público general. Hemos pasado un tiempo llevando el Fitbit Versa y te contamos nnuestras impresiones.

Características principales

  • Pantalla de 34 milímetros de diagonal.
  • Autonomía de cuatro días. Tiempo de carga completa de unas dos horas.
  • Bluetooth 4.0.
  • NFC para pagos móviles.
  • 2.5 GB de almacenamiento interno disponibles para música y aplicaciones.
  • Resistencia al agua hasta 50 metros de profundidad.
  • Sensor de ritmo cardíaco, acelerómetro, giroscopio.
  • Conexión GPS a través del smartphone.
  • Medidas (sin correa): 24,075 x 24,075 mm.
  • Peso (sin correa): 23 gramos.

Este diseño me suena

Fitbit es una marcca con gran presencia en el negocio de las pulseras inteligentes, pero nunca se habían atrevido a hacer relojes. Para conseguir crear su reloj inteligente, la compañía decidió adquirir al equipo de Pebble, una pequeña compañía que fue pionera en el terreno.

Mirar al Fitbit Versa me llena de nostalgia, porque se nota que el equipo de Pebble ha trabajado tras este reloj, aunque no es al único reloj que nos recuerda. Siendo más concretos, el Fitbit Versa da la sensación de ser el hijo de un Peble, y un Apple Watch.

Mencionar al reloj de Apple es inevitable, debido a su particular forma. Al igual que dicho reloj, la estética apuesta por una elegancia discreta en nuestra muñeca. Eso sí, las similitudes con el reloj de la manzana terminan aquí.

El Fitbit Versa tiene un marco metálico de líneas rectangulares, siendo un diseño un poco más industrial, pero no por ello agresivo. En sus laterales tenemos tres botones, uno a la izquierda que nos servirá para volver hacia atrás o encender y apagar la pantalla. Los otros dos botones son accesos directos a las aplicaciones de entrenamiento y alarma, aunque también nos servirán para interactuar con las notificaciones.

Las decisiones de diseño van más allá de la estética. Es un reloj que nunca molesta, lo que hace que lo quieras llevar siempre.

Algo que nos ha gustado del diseño es que es espectacularmente ligero. En el día a día, tener un reloj tan ligero en la muñeca es algo que se agradece, ya que en ocasiones incluso olvidamos que lo llevamos puesto. En los entrenamientos es incluso más importante, porque nunca va a entorpecer nuestra actividad.

La conexión para elegir correas parece ser propietaria de Fitbit. No obstante, elegir una que se adecúe a nuestro día a día es realmente fácil. En la tienda oficial tenemos varios diseños, pero a día de hoy, existe una enorme variedad de correas asequibles en Amazon. Es fácil conseguir tres o cuatro estilos diferentes con el reloj.

Por comentar más sobre las correas, el método de conexión al principio cambiar la correa cuesta un poco, pero una vez aprendes a cambiarla es muy fácil. Casi como cualquier correa estándar con varilla.

¿De qué es capaz el Fitbit Versa?

El Fitbit Versa intenta ser mucho más que un accesorio de seguimiento deportivo. Para ello, tenemos Fitbit OS, un sistema operativo propietario de la marca que ya estaba presente en dispositivos como el Fitbit Ionic.

Fitbit OS dispone de aplicaciones integradas, de seguimiento deportivo, capacidad para leer y responder notificaciones, medida automática del sueño y ritmo cardíaco. También es posible crear aplicaciones para el reloj, aunque el kit de desarrollo quizás no sea muy atractivo para los desarrolladores (que al final son quienes crean las aplicaciones).

Si echamos un vistazo a los menús y aplicaciones, podremos ver que Fitbit OS es un sistema extremadamente simple, para bien y para mal. Casi toda configuración que queramos realizar depende del propio móvil, incluso cosas tan sencillas como cambiar la apariencia del mismo. Lo bueno de esta sencillez es que también es fácil de utilizar, y que no existen factores que reduzcan la autonomía, factor que le hace capaz de aguantar casi cuatro días sin problemas.

Aplicaciones

Una de las bazas de los relojes inteligentes reside en sus aplicaciones. Es uno de los motivos por el que podemos preferir este tipo de relojes en lugar de alguno de corte tradicional.

Lo cierto es que el Fitbit Versa no cuenta con un catálogo extenso de aplicaciones, sino que incluye solo unas pocas utilidades. Eso si, casi toda aplicación que puedas considerar como esencial en un reloj, existe.

A nivel personal, las utilidades que considero clave en el Fitbit Versa son la aplicación de música (en la cual podremos almacenar unas 300 canciones en el reloj) y Fitbit Pay, aplicación con la cual podremos pagar. A continuación te contamos brevemente con qué aplicaciones cuentan, y que es lo que hacen.

  • Ejercicio: Cuenta con siete tipos distintos de entrenamiento.
  • Música: Descarga música en el reloj y escúchala a través de auriculares Bluetooth. No obstante, la música tiene que ser enviada desde un ordenador a través de conexión WiFi.
  • Alarmas: Selecciona día y horas, y la alarma hará vibrar el reloj.
  • Coach: Actividades guiadas para entrenar. En su variante gratuita tenemos tres tipos de entrenamiento.
  • Relax: Ejercicios de respiración.
  • El tiempo.
  • Temporizador: En esta aplicación tenemos cronómetro y cuenta atrás.
  • Monedero: Podemos realizar pagos móviles con Fitbit Pay, añadiendo nuestra tarjeta. El proceso es igual que pagar con el móvil, aunque de momento hay pocos bancos (lista completa).
  • Strava: Una de las aplicaciones favoritas de runners y ciclistas. Funciona bien.
  • Deezer: Servicio de música en streaming por suscripción.

En la lista de aplicaciones, Fitbit comenta además que habrá próximamente una aplicación de Salud Femenina, mediante la cual podrás hacer un seguimiento del periodo menstrual. Una utilidad que muchas chicas valoran y que tiene todo el sentido y utilidad en un reloj que está diseñado para estar siempre en nuestra muñeca.

Cabe destacar que Fitbit incluye una tienda de aplicaciones, aunque a día de hoy no es excesivamente amplio el catálogo de aplicaciones compatibles. No obstante, existen utilidades que hemos descargado y que nos parecen esenciales, como la calculadora. Flipboard también es una buena herramienta para poder leer noticias desde el reloj, pero a pesar de haberla instalado nunca me he encontrado con una situación en la que quiera leer noticias desde el reloj.

Otras aplicaciones que nos han parecido interesantes han sido Surfline; que sirve para tener información en vista a realizar surf; y Tennis, una aplicación para contar puntos, juegos y sets mientras jugamos un partido.

Si eres desarrollador, Fitbit cuenta con un SDK abierto, el cual te permitirá crear tus propias aplicaciones utilizando Javascript, CSS y SVG. Esto es algo bueno de cara al futuro del reloj, ya que permite que podamos instalar nuevas aplicaciones en el futuro.

Seguimiento deportivo y entrenamientos

Es probablemente el aspecto más destacable del Versa. Fitbit es pionera en esto del seguimiento deportivo, y se nota la experiencia en este aspecto del reloj, el cual es uno de los mejor mimados de la plataforma.

Comencemos hablando del deporte. Uno de los tres botones del reloj es un acceso directo a la aplicación de seguimiento deportivo, donde podremos comenzar a registrar nuestra actividad de forma manual. Cada deporte incluye un menú de configuración con lo que podremos seleccionar los elementos que aparecerán en la pantalla de entrenamiento. También podremos elegir si queremos tener la pantalla siempre activa durante el entrenamiento, algo que ni los Samsung Gear ni Apple Watch tienen y que echamos mucho en falta.

Como la mayoría de relojes inteligentes, Fitbit también es capaz de realizar un seguimiento inteligente de nuestra actividad. Hemos probado a caminar, correr, hacer bicicleta y elíptica sin tocar nada en el reloj. Mencionar que el registro de ejercicio automático funciona genial, aunque no podremos ver las estadísticas en el reloj, sino en la aplicación móvil de Fitbit. Matizar también que el entrenamiento de pesas, mejor registrarlo de forma manual.

Fitbit Coach es una aplicación que podemos encontrar en el reloj. Se trata de un entrenador personal que nos permite realizar ciertos ejercicios que aparecerán indicados en la pantalla y medidos en el reloj. De serie incluye dos tipos de ejercicio, un entrenamiento de 7 minutos que tan de moda están. También disponemos de un entrenamiento de abdominales que es más exigente de lo que pueda parecer.

A través de la aplicación móvil podremos tener más entrenamientos, pero ese extra conlleva un coste adicional de suscripción.

Por último, el interés de Fitbit en que tengamos una vida saludable es más que patente. Toda la información que recogen los sensores acaba enviándose a la aplicación de nuestro móvil, donde aparecerá la distancia recorrida, pisos, calorías, minutos de actividad.

Muy interesante también las estadísticas de ritmo cardíaco y horas de sueño, donde podremos ver de un vistazo un resumen de los últimos días. Ambas funciones son automáticas y lo único que es necesario es que el reloj esté con nosotros en todo momento. Su gran autonomía y carga rápida ayudan a que podamos tener el reloj siempre encima.

Por último, en la aplicación podemos configurar un aviso para que durante cada hora del día en una franja nos levantemos a estirar las piernas y andar un poco. Es un buen recordatorio, aunque al final acaba siendo un poco pesado, acabando desactivado.

Notificaciones

Por otro lado, como reloj inteligente el tema de las notificaciones resulta crucial, aunque en este sentido aún queda mucho trabajo por hacer.

Comencemos por lo bueno. El sistema de notificaciones de Fitbit nos deja leer todas las notificaciones que recibamos (un error del Samsung Gear es que solo podíamos leer el último mensaje de cada conversación). Desde la propia aplicación podremos decidir qué aplicaciones pueden enviar notificaciones al reloj.

Lo que no nos gusta tanto quizás es la forma de responderlas. No tenemos micrófono ni teclado, sino que nuestras respuestas rápidas no son más que mensajes predefinidos por nosotros desde la aplicación o algunos emojis.

Para terminar, no todas las aplicaciones me permiten realizar respuestas rápidas. WhatsApp por ejemplo sí, mientras que Telegram solo te permite configurar las respuestas rápidas, pero a la hora de la verdad no nos permite responder. A Fitbit aquí aún le queda trabajo por hacer.

Lo mejor del Fitbit Versa

Finalizando esta review, os cuento mis impresiones positivas, y negativas.

Lo que más me ha gustado del Fitbit Versa es que brilla en un punto clave en el que fallan muchos wearables. Se trata de un reloj que no es demasiado grande, pero más importante que eso es lo ligero que resulta de llevar encima.

La ligereza contribuye a que lo acabes llevando siempre encima, pero es que además el resto de componentes dan la talla. La pantalla funciona de maravilla, incluso a pleno sol, y la batería llega a durar cuatro días sin ningún tipo de dificultad. Es una cifra muy buena, y en este sentido se parece más a un reloj deportivo que a un smartwatch tradicional.

El seguimiento de actividades deportivas es una delicia. Ya no solo hablamos de la precisión de las medidas o de lo bueno que es el sensor de ritmo cardíaco. Al ser tan ligero y cómodo de llevar, molesta menos que otros relojes. Pero además en los modos de entrenamiento podemos decidir que la pantalla se quede siempre activa, sin necesidad de tocarla ni hacer ningún gesto. Sí, el reloj gastará más batería, pero es una comodidad que se agradece muchísimo cuando estás entrenando.

En resumen:

  • Ligero y discreto.
  • Muy buena batería.
  • Buen seguimiento deportivo.
  • Aplicaciones centradas en deporte y salud.
  • Podemos llevar música con nosotros.

Y lo peor

Si bien es un reloj muy cómodo, con buena autonomía y bien centrado en el deporte, tiene varios aspectos que si te resultan importantes son factores para no comprar este reloj.

Para mi, lo más imperdonable es la propia aplicación de Fitbit. No porque sea mala en sí, ya que los datos y estadísticas que ofrece son muy útiles. Pero hay muchos pequeños detalles que están directamente mal.

Pasar por la aplicación del móvil para cambiar el aspecto del reloj, ya que desde el reloj ni podremos ni descargar nuevas, ni cambiar las que ya tenemos.

Otra serie de incongruencias entre la comunicación entre reloj y aplicación es que existen datos que registra el reloj, datos que llegan a la aplicación, pero datos que no puedes consultar en el propio reloj. El ejemplo más claro es la medición del sueño, que aunque el reloj la registre sin problemas, es imposible verla desde el reloj. Tampoco podemos ver la actividad de días anteriores, aunque sí la de los entrenamientos. Eso sí, no muy detallada.

La forma de gestionar las notificaciones es simple, ya que podremos responder con mensajes que hayamos configurado desde el móvil, pero poco más. Eso sí, ten en cuenta que es un reloj sin micrófono, por lo que no esperes respuestas de voz.

Choca además que siendo un reloj centrado en el deporte, no incluya GPS por cuenta propia. Sí, si tenemos el teléfono cerca es capaz de usar el GPS a través del móvil, pero de un reloj deportivo esperamos que sea nuestro único dispositivo a la hora de entrenar. Si te gusta registrar tus rutas por GPS y solo te llevas el reloj a entrenar, este es una mala opción.

En resumen:

  • No podemos cambiar aspecto del reloj desde el propio reloj.
  • Hay ciertos datos que solo podremos leer desde el móvil.
  • No tiene micrófono, ni GPS (aunque si funciones GPS a través del móvvil).

A quien le recomiendo este reloj

Lo cierto es que el reloj de Fitbit es un producto que genera en mi mucha controversia. Es un reloj que probablemente en los aspectos en los que destaca sea el mejor (o de los mejores). Del mismo modo, sus puntos débiles hacen que puedas llegar a odiar este producto.

Lo bueno de esta controversia es que es fácil definir la identidad de este producto, es fácil saber a quien le va a encantar. El problema es que quizás este nicho de usuarios quizás no sea el más amplio.

¿Para quién no es el Fitbit Versa? Si eres un usuario que busca tener un asistente, buena gestión de notificaciones y aplicaciones quizás deberías apostar más en Wear OS. Si quieres hacer un buen seguimiento deportivo y tener acceso a muchas aplicaciones, fíjate en los Samsung Gear.

Entonces ¿para quién merece la pena? Si eres una persona que busca hacer un seguimiento de la actividad física, pero busca algo más que una pulsera de actividad, probablemente el Fitbit Versa sea tu reloj ideal.

El Fitbit Versa es único, para bien y para mal.

No tiene una gran gestión de notificaciones, no tiene asistente de voz, ni tampoco muchísimas aplicaciones, aunque si que cuenta con las esenciales y que podemos esperar de un reloj. El Fitbit Versa es un reloj para quienes buscan un reloj deportivo que además puedan llevar en su día a día.

El Fitbit Versa cuesta 199 euros de precio oficial. Si estás en su público objetivo probablemente sea un dispositivo con el que vas a estar muy satisfecho. En caso de que alguno de sus puntos débiles te moleste, te recomendamos que apuestes por otro tipo de relojes.

Fitbit Versa en Amazon.

Versión: Varía según el dispositivo.
Autor: Fitbit, Inc.
Requiere Varía según el dispositivo.
Tamaño: Varía según el dispositivo.
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Samsung podría apostar por Wear OS, pero no significa que sea el fin de Tizen
WhatsApp te permite ocultar las fotos que recibes en la galeria