Análisis del Nokia 6.1, la gama media se viste de gala

Análisis del Nokia 6.1, la gama media se viste de gala

Analizamos el nuevo representante en la gama media, por parte de Nokia. ¿Estará a la altura de lo esperado el nuevo Nokia 6.1? ¡Os lo contamos ya!
11/06/2018 a las 21:04 UTC · Borja Simancas Delgado

La gama media en el ecosistema de dispositivos Android es el segmento donde más competencia existe. Disponemos de un gran abanico de opciones y los principales protagonistas de este 2018 ya han sido presentados. Uno de ellos es el nuevo Nokia 6.1, el sucesor del dispositivo que comenzó todo.

En mi día a día el teléfono que me acompaña es un BQ Aquaris X, un dispositivo que, lejos de seguir las modas establecidas, seguía una filosofía propia. Ahí está el detalle, filosofía propia, es lo que me vino a la cabeza tras ver la presentación del nuevo Nokia 6.1 ofreciendo algo diferente a los demás.

Sostener el nuevo Nokia 6.1 en tus manos sorprende, no da la sensación de ser un dispositivo de gama media. De hecho, tiene unos acabados que podrían pasar por todo un gama premium sin ningún problema. Es robusto y llamativo desde la sencillez.

Características del Nokia 6.1

Características del Nokia 6.1

Bajo la carcasa este nuevo dispositivo ofrece todo lo necesario para ser un candidato serio en la gama media. Huye de las modas iniciadas por otros compañeros de gama ofreciendo al usuario toda la experiencia Nokia.

  • Pantalla: 5,5 pulgadas IPS LCD 16:9 con resolución 1920 x 1080 y brillo de 470 nits
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 630
  • GPU: Adreno 508
  • Memoria RAM: 3 GB LPDDR4
  • Almacenamiento: 32 GB eMMC 5.1
  • Memoria SD: Hasta 128 GB
  • Cámara trasera: 16 MP PDAF, 1um, f/2, flash bitono
  • Cámara delantera: 8 MP FF, 1,12 um, f/2, FOV 84 grados
  • Dimensiones: 148,8 x 75,8 x 8,6 mm
  • Peso: 172 gr
  • Versión de Android: Android 8.1 Oreo | Android ONE
  • Batería: 3000 mAh con carga rápida
  • Otros: Sensor de huellas, NFC, USB Tipo C, Jack de Audio, Radio FM…

Como podemos observar, no tenemos una pantalla 18:9, no encontraremos un notch y tampoco disponemos de una cámara trasera doble. ¿Penalizará esto al nuevo Nokia 6.1? Vamos a verlo en su análisis. ¡Empezamos!

Un diseño llamativamente discreto

Lo primero que notamos al tener el Nokia 6.1 en la mano es su peso y su anchura. Estar construido en una sola pieza de aluminio de serie 6000, una de las razones de su peso, que además de una sensación de robustez como pocas veces he sentido con un teléfono.

El marco de aluminio, cortado a diamante, dota al dispositivo de un extra de anchura. Se convierte en una de las señas de identidad en el Nokia 6.1, sus líneas de color cobrizo que resaltan según le incida la luz. El botón de encendido y volumen gozan del mismo detalle cobrizo.

La parte frontal del dispositivo es una pieza de cristal 2.5D, protegido gracias a Corning Gorilla Glass 3, con un tacto suave y unos bordes  que se agradecen en el día a día. La zona trasera es de un anodizado en dos tonos, donde encontraremos los detalles cobrizos que realzan la cámara y el sensor de huellas.

El Nokia 6.1 dispone de USB Tipo C

En la zona inferior del nuevo Nokia 6.1 encontramos el único altavoz, el conector USB tipo C 2.0 y el micrófono. Ya en la zona superior encontraremos el conector jack de audio, algo que agradecemos que Nokia haya mantenido en el dispositivo.

Al dejar el nuevo Nokia 6.1 sobre la mesa, el sonido que obtenemos es de estar dejando algo robusto

La cámara trasera tiene un diseño un tanto peculiar, el sensor y el flash bitono están dispuestos de manera verticual, con una distancia entre ellos quizá excesiva. Dicha distancia ha sido aprovechada para incorporar el logotipo de ZEISS, encargado de la cámara trasera del Nokia 6.1, sin embargo este diseño tiene un pequeño problema.

Hablamos del lector de huellas, que se ha visto relegado a una posición poco natural. Los primeros días nuestro dedo irá directamente encima del flash hasta que nos acostumbramos a buscar el sensor unos milímetros más abajo. Es el único detalle, dentro de un conjunto muy bien resuelto, que desentona.

La posición del lector de huellas está quizá demasiado baja

Los colores de nuestro dispositivo son negro con detalles cobrizos (único disponible en España), existiendo otras alternativas en blanco con detalles rosáceos o azul con detalles áureos. Una combinación de colores que, unida a su diseño en aluminio, ofrecen un exquisito equilibrio entre discreción y presencia en sus reflejos.

Rendimiento esperado, este año sí

Uno de los aspectos que no acompañaban demasiado al primer Nokia 6 fue la elección de su hardware. Teníamos un dispositivo bonito, un software con promesas de actualizaciones y una cámara que ofrecía buen rendimiento, pero…  en sus entrañas había un Snapdragon 430. La nota discordante que ofrecía dudas en cuanto a rendimiento.

Este año Nokia ha tomado nota y ha dotado al nuevo Nokia 6.1 de un hardware que está a la altura de la gama media. Nos encontramos con un Qualcomm Snapdragon de la serie 6xx, en concreto el 630, situándose teóricamente a la altura de sus grandes rivales. Unido a un software limpio, sin demasiados añadidos, ofrece un rendimiento esperado.

Batería de pruebas de rendimiento del nuevo Nokia 6.1

Durante nuestro uso diario el nuevo Nokia 6.1 se mueve con fluidez, abrimos, cerramos y pasamos de una aplicación a otra sin ningún problema. Hasta en un uso intensivo no da señales de flaqueza, siendo su rendimiento adecuado dentro de la gama en la que se encuentra.

Existen dos detalles a tener en cuenta respecto a este dispositivo, en el primer día de uso notamos algún que otro lag en la ejecución de aplicaciones o en las transiciones. Pasado ese primer día de uso, el rendimiento y la fluidez hacen gala en este nuevo Nokia. El segundo aspecto, originado por su construcción, radica en la distribución del calor por toda la carcasa. No es nada alarmante, pero en un uso intensivo se nota.

Batería de pruebas de rendimiento del nuevo Nokia 6.1

Sometiendo a este nuevo Nokia 6.1 a la batería de pruebas sintéticas, obtenemos unos resultados que están a la altura. Algo que se ve corroborado su rendimiento en el día a día, siendo estas unas pruebas que muestran el verdadero comportamiento del dispositivo. Un rendimiento que gracias a sus 3 GB de RAM nos permite tener unas cuantas aplicaciones ejecutadas en segundo plano, pudiendo pasar de una a otra con facilidad.

Ofrecer una versión de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, habría sido perfecto

Sin embargo, viendo a sus rivales, Nokia podría haber ofrecido a los usuarios 4 GB de RAM, junto con una opción más amplia de almacenamiento. Los 32 GB están bien, quedándose en unos 20 GB aproximadamente disponibles para el usuario, aunque para algunos usuarios quizá sea escaso.

Quizá dicha elección sea el pequeño peaje por disfrutar de unos acabados de alta gama, aunque en líneas generales el nuevo Nokia 6.1 es un dispositivo equilibrado. Ofrece un rendimiento solvente tanto en un uso normal, como en juegos. Para la gran mayoría de usuarios, esta combinación de hardware es más que adecuada.

Apostando por una pantalla clásica

Nokia no ha querido entrar en las últimas modas del sector en este Nokia 6.1, apostando por una pantalla con una relación de aspecto 16:9. Demostrando de paso que no llevar la última moda, tampoco es un aspecto que repercuta en una mala experiencia. Y en este dispositivo no es el caso.

En Nokia han apostado por una pantalla 16:9 de muy buena calidad

La primera vez que encendemos el Nokia 6.1 vemos que goza de una gran nitidez. Contar de una resolución FullHD en una pantalla de 5.5 pulgadas ofrece una buena densidad de píxeles, todo ello sin repercutir en el rendimiento del dispositivo.

El brillo tanto en interior como en exterior es bastante bueno, ofreciendo una buena respuesta bajo la luz del sol. Unido a un correcto comportamiento del brillo automático, han sido pocas las ocasiones en la que no se ha adecuado a la iluminación que nos rodeaba.

El borde redondeado de la pantalla es agradable al tacto

Disfrutar de contenido multimedia es una delicia en este nuevo Nokia 6.1 y en líneas generales el rendimiento es más que bueno. Quizá habría sido necesario poder ajustar la tonalidad de los colores, opción que no está disponible, ya que a veces la pantalla tiene una tonalidad fría.

Al ser una pantalla 16:9 tenemos bordes tanto en la parte superior como inferior. Personalmente no presenta ningún problema, pero habrá usuarios que tengan este aspecto en cuenta. Donde sí he encontrado un problema es en la ausencia del LED de notificaciones, Nokia no ha incluido este detalle tan útil.

La ausencia del LED de notificaciones provoca que tengamos que consultar la pantalla a menudo

Una batería que brilla por su rendimiento

Hemos llegado a uno de los aspectos destacados de este nuevo Nokia 6.1, la batería. Los 3000 mAh en combinación con Android 8.1 y un procesador que consume lo justo, estira la batería como un chicle, ofreciéndonos unas muy buenas cifras de autonomía.

En la mayoría de ocasiones podremos llegar al final del día sin preocupaciones por quedarnos sin batería. De hecho, haciendo un uso intensivo y estirando el contador hasta un 3% de batería, hemos conseguido casi 7 horas de pantalla. Otro aspecto a tener en cuenta es que contamos con la carga rápida.

El consumo de la batería en reposo es mínimo

Si, aquellos que nunca han usado la carga rápida no saben lo que se están perdiendo. En este Nokia 6.1 tenemos presente dicha tecnología, pudiendo tener en pocos minutos un nivel suficiente de carga para esos momentos en los que estemos apurados.

Carga rápida en el nuevo Nokia 6.1

Algo que hemos notado es que el contador de tiempo da unas cifras un tanto distintas a las reales. Es un aspecto del software del que luego hablaremos, con el cronómetro en mano la carga rápida hace su trabajo gracias al cargador de 15w que lo acompaña. En unos 20 minutos tendremos el 50% de batería disponible, obteniendo una carga completa después de 1:40 minutos aproximadamente.

Sonido y conexiones, todo lo necesario o casi

Nokia no ha escatimado en el apartado de las conexiones, tenemos disponibles todo lo necesario. Destaca la incorporación del USB Tipo C, algo que debería ser un estándar a día de hoy. Si hablamos de la conectividad de redes, tenemos una de cal y otra de arena.

Como todo buen dispositivo de los últimos tiempos disponemos de conexión 4G, bluetooth 5.0, sin embargo en lo que respecta a la conexión WiFi… Solo disponemos del ya clásico WiFi 802.11 a/b/g/n, brillando por su ausencia la cada vez más popular conexión 802.11 ac. Un detalle que lo compensa con la incorporación de NFC y de la Radio FM.

Nokia no se ha olvidado del jack de audio

Que incorpore Radio FM significa que tenemos, un hurra por Nokia, jack de audio. Por lo que tenemos cubiertos todos los aspectos de sonido de un smartphone, sea usando cable o mediante bluetooth. Un aspecto que agradecemos.

Ya que hablamos del jack de audio, ¿qué tal suena este nuevo Nokia 6.1? La respuesta corta es, suena bien pero podría haber sido mejor. Sólo disponemos de un altavoz, situado en la parte inferior del dispositivo, que suena a un buen volumen. Otra cosa es la calidad de sonido de dicho altavoz, que pese a ofrecer un buen sonido a niveles altos, deja una sensación de que falta algo.

Se echa en falta unos altavoces estéreo, habría sido la guinda

El diseño del Nokia 6.1 ofrece suficiente espacio para haber incorporado altavoces estéreo en el frontal del teléfono, al usar botones en pantalla. Algo que piensas sobre todo al sostener el teléfono y tapar sin querer el único altavoz incorporado. La experiencia que ofrece está bien, pero con la sensación de poder haber sido mejor.

Su cuerpo unibody hace de caja de resonancia, ofreciendo un sonido correcto

Si pasamos al sonido usando auriculares es muy bueno, podremos disfrutar de nuestra música o cualquier otro contenido multimedia sin ningún problema. Obteniendo una experiencia de sonido satisfactoria, quizá echamos en falta algo de personalización mediante un ecualizador.

Lo prometido es deuda, Android 8.1

Hay que decirlo, Nokia prometió que tendría al día sus dispositivos y vaya si lo están cumpliendo. Donde otros están dejándose un poco, Nokia brilla de manera excepcional, nada más encender el dispositivo por primera vez ya teníamos una actualización del sistema.

Lo prometido es deuda, Android 8.1

El dispositivo cuenta con el parche de seguridad a día 1 de Mayo y debemos recordar que este Nokia 6.1 viene bajo el sello de Android One. Por lo que tiene garantizado un soporte por parte de Google similar al que teníamos en los desaparecidos Nexus.

Aquellos que busquen un dispositivo que goce de Android limpio, sin personalización alguna, se encontrará como en casa. Lo único que Nokia ha incorporado de su cosecha ha sido la aplicación de soporte y la codiciada aplicación de la cámara. Lo demás es Android tal como Google lo ha diseñado.

El nuevo Nokia 6.1 tiene lo último de Android y gestos personalizados

Bueno, hay una pequeña y agradable sorpresa, Nokia sí ha retocado un poco Android. Al entrar en los ajustes del sistema, dentro del apartado de Gestos, encontramos 5 opciones que añaden un escalón de usabilidad al nuevo Nokia 6.1.

  • Girar para rechazar llamada: Al poner el teléfono boca abajo rechazaremos las llamadas.
  • Silenciar al descolgar: Al recibir una llamada, el tono de llamada se silencia al coger el dispositivo.
  • Abrir notificaciones usando el sensor de huellas: Al deslizar el dedo, se abre el panel de notificaciones.
  • Acceso rápido a la cámara: Pulsando dos veces el botón de encendido, activa la cámara.
  • Levantar el teléfono para consultar: Mostrará en pantalla la fecha, hora y notificaciones recibidas.

La experiencia de uso en general es muy buena. Además, el contar con lo último de Android es un plus en el que pocos pueden presumir más allá de los Google Pixel. Destaca el contar a día de hoy con Google Lens en español, un detalle de agradecer.

Carlz Zeiss ha vuelto a Nokia

Hemos llegado al detalle que determina todo, lo que posiciona un dispositivo por encima de los demás. La cámara de fotos en este Nokia 6.1 no sigue los cánones actuales, donde otros han apostado por el doble sensor, aquí no lo encontraremos.

Carlz Zeiss ha vuelto a Nokia

No, no disponemos de doble sensor en la cámara trasera, pero no dejéis que os engañen. Para obtener buenas fotografías no es necesario disponer de ello y con una cámara trasera más tradicional se obtienen grandes resultados -solo hay que ver los Google Pixel-.

Si tengo que resumir la experiencia que he tenido haciendo fotos sería: Una buena cámara, limitada por su software. En las pruebas que he realizado he visto que la cámara que dispone del Nokia 6.1 es más que solvente, siempre teniendo en cuenta el segmento al que pertenece.

Software de cámara

Pese a incorporar el tan esperado software de cámara que muchos deseaban en un Nokia, personalmente se me antoja demasiado simple y limitado. Además de adolecer de un problema, que la mayoría de dispositivos ostentan. El procesado pensando en un mundo online.

El software de la cámara es un poco limitado

Dentro de la aplicación de cámara, disponemos del modo belleza, modo de cámara dual, temporizador y HDR. En el modo de fotografía, encontramos el modo foto normal, panorámica y el profesional. Personalmente se me antoja un poco corto, sobre todo después de ver que no dispone de opción de fotografiar en RAW.

Hay que destacar dos aspectos: el modo de cámara dual, que abre un abanico de ingeniosas posibilidades ya que hace uso de la cámara delantera y trasera a la vez, ya sea en pantalla partida o en modo PiP; y el otro aspecto es el manejo del modo profesional, siendo intuitivo y con los ajustes necesarios.

¿Qué obtenemos?

Usando la cámara del nuevo Nokia 6.1, nos damos cuenta que es sencilla y correcta, comportándose de manera satisfactoria en entornos que dispongan de luz. Las flaquezas empiezan a aparecer en el momento que la luz empieza a brillar por su ausencia, ofreciendo fotografías que no destacan demasiado.

La ausencia de una opción para poder disparar en modo RAW, pese a estar reservado a los que les gusta trabajar las fotografías, recorta las posibilidades que podrías obtener en este Nokia 6.1 y nos damos de cuenta de ello viendo las fotografías obtenidas.

El procesado está pensado para disparar y compartir instantáneamente, lo que nos da unas fotografías en las que se denota una cierta pérdida de nitidez si hacemos zoom en la imagen. Quizá para el 90% de los usuarios sea más que suficiente, pero echo en falta una opción que permita obtener imágenes menos procesadas.

Si queremos exprimir los 16 megapíxeles del sensor de la cámara del Nokia 6.1, deberemos usar otra aplicación para hacer fotos. En mi caso he usado Lightroom CC para realizar las fotografías, encontrándome dos agradables sorpresas. La posibilidad de hacer fotos en RAW y unas fotografías que hacen justicia a una cámara que lleva la firma de Carl Zeiss.

Usando otra aplicación de cámara, obtenemos lo mejor del sensor

En el siguiente enlace tenéis disponible una galería de fotografías realizadas usando el nuevo Nokia 6.1 y tan solo hay que pulsar sobre la imagen para abrir el álbum de Google Fotos.

Galería de fotografías Nokia 6.1

Una cámara frontal que destaca

Sorprendente, esa es la palabra que describe a la cámara frontal del Nokia 6.1 ya que obtenemos fotografías de gran nitidez. No me esperaba unos resultados tan buenos en una cámara frontal, siendo una agradable sorpresa. Sin embargo, en cuanto no dispongamos de suficiente luz, le aparecen las vergüenzas a dicha cámara.

Los amantes de los selfies estarán encantados, pese a la usencia de flash

Como hemos comentado anteriormente, en este nuevo Nokia 6.1 las cámaras tienen su luz propia, gracias al uso del modo cámara dual. Hacer fotografías usando las dos cámaras del dispositivo es un añadido bastante divertido y original. Que bien usado, ofrece al usuario resultados llamativos.

Grabación de vídeo, en la media

En el modo de vídeo, este nuevo Nokia 6.1 ofrece buenos resultados, a pesar de pecar de tener un software limitado en opciones. Sobre todo comparado con otros dispositivos de su misma gama, que ofrecen soluciones más completas.

Los modos de grabación de vídeo son el normal, cámara rápida y cámara lenta. Destacando de nuevo el modo de cámara dual y la opción de grabación de directos en YouTube o Facebook. Algo que agradecerán los usuarios de estas plataformas.

Si hacemos uso de la grabación en el modo normal, disponemos la opción de grabar hasta en UHD 4K a 30 fps obteniendo buenos resultados, aunque debemos tener en cuenta que el uso de esta resolución llenará nuestra memoria en poco tiempo. El más equilibrado, FHD 1080 a 30 fps, obtiene esa calidad y espacio ocupado en el que no tendremos que preocuparnos en exceso.

La calidad de imagen obtenida está bien conseguida, sorprende lo estables que son los vídeos obtenidos. Si grabamos en un entorno con una iluminación justa y movimientos algo rápidos, se producen algunas estelas que no son demasiado agradables a la vista.

Un modo de cámara lenta/rápida es un clásico en los dispositivos de hoy en día, siendo en el Nokia 6.1 limitado a una resolución de 720 x 480 píxeles. Algo que se nos antoja demasiado bajo, sobre todo en un dispositivo que puede grabar en resolución UHD en el modo normal.

Buena evolución Nokia

Veníamos de un Nokia 6 que nos dejo con ganas de más, en un dispositivo que se antojaba un poco justo al largo plazo. Y con la nueva versión, encarnado en el Nokia 6.1, se nota que han tomado nota y mejorado en muchos aspectos. Ofreciendo un dispositivo equilibrado, aunque ostente algunas sombras.

Buena evolución Nokia

Por entre 240 – 280 euros, este nuevo Nokia 6.1 está en el centro del ring, rodeado de un gran número de contrincantes como el Xiaomi Mi A1,  los BQ Aquaris X o el veterano Moto G. Alejándose de algunas de las modas del sector y apostando por su propia filosofía.

¿Les ha salido bien ser fiel a su filosofía? Sí, definitivamente, este nuevo Nokia recuerda a aquellos teléfonos que dominaban el sector móvil hace unos años. Teléfonos robustos, grandes acabados y un rendimiento a la altura de lo esperado. Específicamente en este Nokia 6.1 ofreciendo un aspecto premium, unido a un hardware que es más que solvente.

Pese a sus sombras, este Nokia 6.1 brilla con luz propia

Como usuario de un BQ Aquaris X he sentido que ambos dispositivos están más o menos al mismo nivel. Excepto en la sensación en la mano que ofrece el Nokia 6.1 y la seguridad en el agarre, gracias a su carcasa. Lo que echaba de menos continuamente es el lector de huellas del Aquaris X, situado en el lugar idóneo para mí.

¿Si recomendaría esté teléfono? Un rotundo sí. De hecho es algo que hice a los pocos días de ponerse a la venta. Tal vez sea más recomendable sobre los 240€ que a un precio superior, pero lo que obtienes es una buena experiencia de usuario, gran rendimiento de batería y una robustez de alto nivel.

Nokia ofrece unos acabados premium en la gama media

Hay otras opciones con más almacenamiento, pantallas 18:9 o cámaras duales, pero no acaban de ofrecer el conjunto que sí ofrece este nuevo Nokia 6.1. Y eso es algo destacable teniendo en cuenta la variedad de rivales.

Adquiere el nuevo Nokia 6.1 en Amazon

Lo que espero es que en Nokia sepan jugar bien sus cartas y evolucionar este Nokia 6.1 mejorando aquellos aspectos en los que quizá no es tan brillante. Ya que lo conseguido hasta ahora es un gran compañero en nuestro día a día.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Sony Xperia XZ3
Los mejores juegos Android
Análisis del PocoPhone F1
Análisis del Xiaomi Mi 8
Análisis Xiaomi Mi A2
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Descarga estas aplicaciones gratis antes de que recuperen su precio
Instagram desvelará su ambiciosa versión de YouTube la semana que viene