Análisis de la Xiaomi Mi Band 3: sigue siendo la mejor opción

Análisis de la Xiaomi Mi Band 3: sigue siendo la mejor opción

Analizamos a fondo la nueva Xiaomi Mi Band 3, la pulsera de cuantificación para deporte que destaca por su relación calidad precio.

Hay algunos dispositivos que llaman la atención porque además de ser útiles y prácticos tienen un precio que hace que su compra sea casi instantánea. Eso es lo que le pasa por ejemplo al Google Chromecast, pero el mejor ejemplo es, o era, la Xiaomi Mi Band 2.

La mayoría de los editores del blog usamos una y el motivo es que resulta práctica a no ser que pidamos mediciones muy certeras.

Hace pocas semanas Xiaomi presentó en China su sucesora, la Xiaomi Mi Band 3, una actualización que se llevaba esperando bastante tiempo y que por fin hemos podido probar en el blog.

Características de la Xiaomi Mi Band 3

  • Pantalla táctil OLED de 0.78 pulgadas 120×80 píxeles
  • Batería: 110 mAh
  • Acelerómetro, pulsómetro, contador de calorías…
  • Impermeabilidad hasta 50 metros
  • Pulsera intercambiable
  • Bluetooth 4.2 y NFC (versión diferenciada)

Un diseño similar al antecesor

Cuando se anunció este accesorio comprobamos que visualmente era muy parecido a los modelos anteriores. Toda la tecnología está en una pieza con forma alargada, algo más grande que en la Mi Band 2, que se incorpora dentro de una pulsera de silicona.

La textura de la misma es más agradable que en las Mi Band previas aunque el sistema es el mismo. Eso si, parece que ofrece algo más de resistencia a la hora de ajustarla, sin llegar a molestar.

Donde sí que hay más cambios es en la pieza central, que además de un pulsador tiene una pantalla táctil, eso sí, sin mucha resolución, aunque con más capacidad de mostrar información de lo esperado, útil sobre todo para leer las diferentes notificaciones que nos llegan.

La interfaz aún está en chino

El manejo de este accesorio es sencillo aunque la interfaz está aún en chino. En pocas semanas llegarán las actualizaciones que la dotarán de más idiomas.

Os explicamos cómo es la interfaz y qué opciones tiene en función de los niveles de navegación. Podemos desplazarnos entre niveles deslizando arriba o abajo y dentro de los mismos deslizando a derecha e izquierda.

  • Reloj
    • En el primer nivel tenemos el reloj, la fecha y el día de la semana.
  • Cuantificación
    • Pasos
    • Distancia
    • Calorías
    • Batería
  • Pulso
  • Clima
    • Tenemos tres datos de la misma ciudad: hoy, mañana y pasado mañana.
  • Notificaciones
  • Aplicaciones

El orden de estos elementos pueden modificarse en Mi App, la aplicación que instalamos en el móvil para vincularla, con un apartado que aparece si sincronizamos este dispositivo con nuestro smartphone.

Pequeñas aplicaciones integradas

Aunque este no es un smartwatch en el que instalar aplicaciones completas tenemos algunas funciones en el último apartado de la interfaz que nos permiten realizar algunas acciones.

  • Cronómetro: podremos controlar el tiempo que tardamos en hacer algo de manera rápida.
  • Buscar el móvil: si dejamos pulsado el botón sonará el móvil, para poder localizarlo.
  • Silenciar el móvil: si dejamos pulsado el botón se activará el modo silencio del smartphone.
  • Cambiar la interfaz de la hora: aquí podremos elegir entre tres aspectos ligeramente diferenciados para ver la pantalla principal.

Una pantalla mucho más grande

Lo que más llama la atención al usar este modelo no es que cuente con una pantalla OLED táctil. Lo que más gusta es que el tamaño de la misma es muy superior al de la Xiaomi Mi Band 2.

Bajo la misma está el botón de ejecución, que sirve para volver atrás si lo tocamos una vez o para confirmar una acción si lo dejamos pulsado.

También se ha comentado que tiene un brillo superior al de otras pulseras pero, aunque es cierto, eso no evitará que cuando estemos en exteriores tengamos que hacer sombra con la mano para poder ver la hora o cualquier otro dato que tengamos en pantalla.

Más funciones en el mismo tamaño

He estado usando casi dos años la Xiaomi Mi Band 2 y la he usado en multitud de situaciones, desde algunas sedentarias hasta otras más movidas. Pero las más relevantes eran las que implicaban mojarla. Esta Mi Band 3 mantiene y supera las prestaciones previas.

Me he estado duchando con ella sin ningún problema, he estado en la piscina y en la playa y si hubiera querido podría incluso haber hecho submarinismo, hasta cierta profundidad. Esto es gracias a la resistencia al agua de 5 atmósferas, es decir, que podemos sumergirla hasta 50 metros.

También podemos realizar multitud de actividades desde la aplicación Android, contabilizando la pulsera el gasto energético que realizamos.

Pero lo más diferenciador con otras pulseras es el poder leer las notificaciones, que además de avisarnos mediante una vibración nos permite leerlas, de forma parcial al menos.

La primera línea de texto nos marca la aplicación que nos ha enviado la notificación. Luego aparece el nombre de la persona que nos lo envía, el texto que nos ha enviado y la hora. Si dejamos pulsado el único botón de la pulsera eliminaremos la notificación.

Por supuesto todas las funciones que tenía la Xiaomi Mi Band 2 se mantienen: registro de sueño, alerta de sedentarismo, notificación de llamadas…

Una batería que sigue impresionando

Xiaomi ha anunciado que su nuevo aparato tiene una autonomía de 20 días. Si bien es cierto que la batería es generosa para ser tan pequeña, 110 mAh, podemos confiar en que podemos tenerla entre dos y tres semanas tranquilamente.

La cuestión es que la autonomía real depende mucho de lo que hagamos con la pulsera dado que si la tenemos configurada para que nos avise de las notificaciones de muchas apps, si nos llaman en todo momento y nos avisa vibrando o si encendemos mucho la pantalla, se acabará notando. En nuestro caso nos ha gastado entre un 5 y un 7% de batería diariamente.

Eso sí, se mantiene el accesorio propietario para cargarla por lo que tenemos que tener cuidado de no perderlo ya que deberemos hacernos con otro. Hubiera sido genial un puerto convencional pero entendemos que no cabría.

¿Merece la pena el salto de la Xiaomi Mi Band 2 a esta?

Queda claro que la Xiaomi Mi Band 3 es un aparato útil y barato pero muchos de sus potenciales compradores seguro que ya tienen la Xiaomi Mi Band 2. Y muchos se preguntan si merece la pena comprar la nueva.

Bueno, si no tenemos ninguna claramente merece más la pena ir a por esta nueva, que cuesta unos 30 euros. Si tenemos algún modelo que no sea la Band 2, también merece la pena el salto.

Pero si tenemos la 2 sólo compensará la adquisición si alguna de las nuevas opciones nos compensa mucho, como la pantalla más brillante, la posibilidad de leer notificaciones o la mejorada resistencia al agua.

Un precio muy económico

Hemos empezado el análisis destacando la relación calidad precio de la Xiaomi Mi Band 2 como uno de sus motivos de éxito. Es cierto que la Mi Band 3 no tiene tantas diferencias con respecto a su antecesora como las tuvo esta con la Mi Band 1S, pero aún así sigue siendo un accesorio que encaja en la muñeca, y en el bolsillo, de la mayoría de usuarios.

Por el momento la única pega es que la interfaz no está en inglés o en español pero es cuestión de tiempo que eso cambie. Esto cambiará a mediados de julio, cuando el software se actualice a varios idiomas más, incluyendo esos dos.

Puedes comprar tu Xiaomi Mi Band 3 desde este enlace

Y puedes usar el cupón DLFWMIXM para adquirirla por menos de 30 euros.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 TRUCOS para MEJORAR tus FOTOS
Así ha sido la CONQUISTA de Xiaomi en OCCIDENTE
Los mejores móviles de gama baja de 2018
Cómo CREAR STICKERS personalizados para WHATSAPP
Como liberar espacio en Google
Análisis del Xiaomi Mi A2 Lite: este es el Xiaomi Mi A1 2018
Unboxing del Google Home Mini
Análisis iPad Pro 2018 – BRUTO y PRECIOSO | Review en español
TOP 10 Mejores gama media 2018
El mejor launcher gratis para Android
Análisis del Huawei MATE 20 PRO
Los mejores móviles de 2018
Top 12 trucos para Netflix
Análisis del Xiaomi Mi 8 Lite
Cómo hacer copias de seguridad en Android pulsando un botón
Los juegos de Android serán siempre freemium, aunque no queramos
El Samsung Galaxy Note 9 tendrá un S-Pen que permitirá controlar el móvil