En:

Las redes WiFi están por todas partes y muy probablemente estés leyendo esto mientras estás conectado a una. Sin embargo, en nuestro hogar u oficina la cobertura WiFi no siempre llega a todos los rincones y habitaciones, hay espacios ‘muertos’ en los que la señal no llega o la velocidad es tan lenta que se hace insufrible navegar por Internet. La solución a estos problemas es crear una red mallada WiFi como ASUS AiMesh.

El consumo de contenidos desde nuestros smartphones y tablets no para de aumentar. Hoy en día son nuestros dispositivos principales, con los que más tiempo pasamos e interactuamos y en ellos tenemos decenas de aplicaciones para consumir vídeos, información, juegos… Las tarifas de datos han mejorado una barbaridad en estos años, pero por desgracia todavía no son ilimitadas, así que las conexiones WiFi son vitales para poder consumir todo el contenido multimedia que queramos sin preocuparnos por el gasto.

Con nuestros dispositivos móviles nos movemos constantemente por casa, en ocasiones sin detener lo que estamos haciendo con ellos, y eso puede dar lugar a sorpresas: ¿a quién no le ha ocurrido que, tras un buen rato viendo vídeos, se ha percatado de que la conexión WiFi había fallado por baja señal y estaba tirando de tarifa de datos todo ese tiempo? De un plumazo nos hemos comido un buen trozo del bono de datos del mes.

Sistema de WiFi mallado para cubrir todas las habitaciones

El alcance de nuestro WiFi no es perfecto y depende de todo tipo de factores, incluyendo algunos que no están bajo nuestro control. Por ejemplo, que el WiFi llegue o no a un rincón del hogar puede depender de cómo estén distribuidos los espacios, de los materiales de construcción que separen las distintas habitaciones o plantas… ¡hasta de los muebles y su posición en cada estancia!

Para poner fin a estos problemas y conseguir una conexión inalámbrica a Internet fiable, estable y rápida desde cualquier dispositivo han surgido los sistemas en malla (WiFi Mesh) y la solución de ASUS se denomina AiMesh, con la que además puedes seguir aprovechando tus viejos routers para ampliar la Red.

Cómo crear una red WiFi en malla con AiMesh

Cómo funciona Asus AiMesh y el sistema mallado WiFi

Como su propio nombre indica, un sistema mallado como ASUS AiMesh crea una “malla” que cubre toda la superficie del hogar, alcanzando rincones a los que un único router no podría llegar, al no tener suficiente alcance. Para crear esa malla, el sistema se compone de un router principal y diferentes nodos.

Esos nodos los colocaremos a medio camino entre los puntos ‘ciegos’ en los que no llega ningún tipo de señal y el router principal. Muy bien, ¿pero qué son esos nodos? En este punto reside una de las grandes ventajas de AiMesh, ya podemos reutilizar nuestros routers antiguos para usarlos como nodos y crear nuestro sistema mallado sin gastar más dinero.

Las ventajas respecto a los repetidores WiFi tradicionales

La duda que puede surgir es, ¿en qué se diferencia un sistema WiFi mallado al funcionamiento de un repetidor WiFI tradicional?

Al configurar un repetidor WiFi, este coge la señal de router principal y crea una nueva red WiFi, con un SSID diferente. El inconveniente es que en muchas ocasiones nuestro smartphone, tablet u ordenador estará captando la señal WiFi de los repetidores y del router principal, ya que nos encontraremos en habitaciones a las que llega la cobertura de todos ellos. ¿Qué ocurrirá? Que nuestro dispositivo se conectará a una de ellas automáticamente pero eso no significa que esa sea la red con mejor señal en ese lugar. Por tanto, podemos seguir experimentando cortes y velocidad lenta.

En cambio, en un sistema WiFi en malla como ASUS AiMesh tanto el router principal como los nodos (que, recordemos, son routers que ya teníamos reutilizados en forma de nodos) se crea una única red, con un único SSID para la red completa, o también podemos crear un SSID para cada banda (2.4 GHz y 5 GHz).

La magia del sistema mallado está en que los nodos y el router principal trabajan conjuntamente para ofrecer siempre la mejor conexión posible. Así, si te mueves por la casa y las distintas habitaciones, el dispositivo irá cambiando automáticamente entre los routers para conectarse al que mejor señal tenga en cada momento. Todo sin que el usuario se percate, sin tener que hacer nada, todo de manera invisible.

Facilidad de instalación y mayor rendimiento del WiFi

Asus AiMesh permite aprovechar todas las opciones y funciones de los routers y cada cambio aplicado por el usuario en el router principal, se aplica automáticamente en el resto de los nodos, de esa forma no hay que repetir configuraciones ahorrando tiempo.

Además, el sistema WiFi mallado de Asus también destaca en fiabilidad gracias a funciones como “self-healing”: si uno de los routers falla por alguna razón, el sistema lo detectará y automáticamente lo reemplazará en sus funciones con la señal del resto de routers.

Crear una red rápida, inalámbrica y estable no tiene por qué ser dificil, debe ser accesible para usuarios de todos los niveles y en Omicrono os explicamos con detalle cómo hemos creado un sistema WiFi mallado utilizando tres routers de ASUS para cubrir absolutamente todas las habitaciones de una casa con varias plantas. En su web oficial podéis encontrar además todos los detalles y routers compatibles.

Creando nuestra red ASUS AiMesh paso a paso

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis del Xiaomi Mi 8
Análisis Xiaomi Mi A2
Análisis del Xiaomi Mi 8 SE
Todas las posibilidades fotográficas del Samsung Galaxy S9+
Análisis OnePlus 6
Análisis Xiaomi Redmi Note 5
Análisis Honor 10
Análisis Xiaomi Mi MIX 2S
Portátil y tablet al mismo tiempo: Yoga 920
Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión
Unboxing del Samsung Galaxy S9
Probamos los Sony Xperia XZ2 y XZ2 Compact
Samsung Galaxy S9 y S9 Plus: pre análisis
Inauguración de la tienda de Xiaomi en Barcelona
Análisis Honor 9 Lite
El teclado Gboard ya te avisa de las palabras mal escritas [APK]
Xiaomi en España: presente y futuro según 8 periodistas