Se suele decir que la mejor cámara es la siempre llevamos con nosotros, y si hay un dispositivo que nos acompaña a todas partes hoy en día, ese es el smartphone. El Samsung Galaxy S9+ apuesta por ofrecer a los usuarios unas capacidades fotográficas de alto nivel gracias a su combinación de cámaras y funciones específicas para desatar la creatividad.

Una de las innovaciones de Samsung en este apartado ha sido la integración de un mecanismo físico de Apertura Dual, de manera que el smartphone es capaz de modificar el objetivo para permitir que entre más o menos luz según las condiciones del entorno.

Así funciona la Apertura Dual del Galaxy S9+

La Apertura Dual está disponible tanto en el Galaxy S9, en su única cámara trasera, como en el Galaxy S9+, en la cámara angular trasera (porque recordemos que este terminal tiene doble cámara en la zona posterior).

Por norma general las cámaras de los smartphones tienen una apertura fija máxima, pero en el caso de los Galaxy S9, esta apertura es variable, tal y como ocurre en las cámaras de fotos tradicionales. Técnicamente la apertura del diafragma es un mecanismo situado en el objetivo, un sistema que se abre o cierra en mayor o menor medida para regular la cantidad de luz que pasa por el objetivo y que finalmente llega al sensor de la cámara.

La Apertura Dual del Galaxy S9+ permite cambiar entre la apertura f/1.5 y f/2.4, pudiendo adaptarse a cualquier escena o situación cotidiana para captar la cantidad de luz necesaria obteniendo una fotografía genial. Podemos pensar en este sistema como en la manera en la que el ojo humano se adapta cuando hay mucha o poca luz.

La diferencia entre aperturas: f/1.5 y f/2.4

La gran pregunta es, ¿qué conseguimos cuando la apertura del Galaxy S9+ cambiar entre f/1.5 y f/2.4?

El smartphone de Samsung analiza la escena que queremos fotografiar en tiempo real y decide automáticamente qué apertura utilizará para captar nuestra imagen. Si el entorno está oscuro, estamos en una situación de noche o la escena tiene una iluminación pobre, el Galaxy S9+ sabrá que para captar una foto más nítida, brillante y con ruido mínimo deberá hacer pasar más luz al sensor. Por tanto, el objetivo se abre al modo de apertura f/1.5.

Esto se combina con el sistema de reducción de ruido multiframe que permite hacer fotos nocturnas con total nitidez.

Por otro lado, si nos encontramos realizando fotos a plena luz del día con nuestro Galaxy S9+, es probable que la iluminación sea muy buena y tengamos condiciones favorables. En esa situación el smartphone cambia al modo de apertura f/2.4 para conseguir, no solo capturar la luz suficiente, sino también una fotografía más nítida.

Cuando el valor de la apertura es menor (f/2.4), es mayor la profundidad de campo y conseguiremos más zonas de la imagen enfocadas y, por tanto, más nítidas.

Todo esto ocurre de manera transparente para el usuario, que no tiene que hacer nada. Es el Galaxy S9+ el que decide en tiempo real qué modo de Apertura Dual elegir para obtener los mejores resultados posibles en cualquier situación. Sin embargo los usuarios más avanzados y aficionados a la fotografía también pueden jugar con esta doble apertura, escogiendo manualmente cuál utilizar aprovechando los modos manuales de la cámara del Galaxy S9 y S9+.

Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Cómo desactivar el estado en Instagram para que no sepan si estás conectado
Actualiza WhatsApp para que te avise cuando te manden un enlace sospechoso