Análisis del Asus Zenfone 5Z: La sorpresa del año

Análisis del Asus Zenfone 5Z: La sorpresa del año

Asus nos ha sorprendido a todos este año con el Asus Zenfone 5Z; un móvil que quiere luchar con la gama alta sin acercarse mucho al precio de estos.
 

Cuando escuches a hablar de Asus seguramente será por su amplia fama en el mundo de los ordenadores. Tarjetas gráficas, placas base, portátiles… En el mundo de los móviles lleva ya unos cuantos años, pero sin hacer mucho ruido. Ahora pretende dar un golpe en la mesa con el Asus Zenfone 5Z.

Le ha ido costando unos años a Asus hacerse un hueco en los móviles. Los Asus Zenfone 3 destacaban por su procesador Intel Atom (que ya no llevan). Más tarde se dio a conocer con el Asus Zenfone AR, el primer móvil con Daydream (realidad virtual) y Tango (realidad aumentada).

Este año su nombre retumba entre las recomendaciones con los Asus Zenfone 5 y sobre todo este Asus Zenfone 5Z. ¿Por qué? Eso es lo que vamos a ver a continuación.

Características del Asus Zenfone 5Z

El Asus Zenfone 5Z existe en distintas configuraciones de color, almacenamiento interno y memoria RAM. El resto de los componentes no cambian a no ser que nos fijemos en su hermano pequeño, el Asus Zenfone 5 el cual tiene un procesador menos potente y no tiene carga rápida.

La unidad que he tenido en mis manos se trata del Asus Zenfone 5Z en color Azul Medianoche con 128 GB de almacenamiento interno y 6 GB de memoria RAM. En cambio, en estos momentos en España solo se vende una configuración, en este color, pero con 256 GB de almacenamiento interno y 8 GB de memoria RAM.

Esta es la lista completa de características del Zenfone 5Z que se comercializa actualmente solo en la tienda online de Asus por 599 €.

  • Pantalla de 6,2 pulgadas Super IPS+ (LCD) con resolución 2246×1080 (FullHD+, ratio 19:9), brillo hasta 550 nits. Capaz de representar el 96 % de la gama de colores NTSC.
  • Procesador/SoC Qualcomm Snapdragon 845 de 8 núcleos: 4 de ellos hasta 1.7 GHz y otros 4 núcleos a 2.8 GHz. GPU Adreno 630.
  • 256 GB de almacenamiento interno UFS 2.1 y 8 GB de memoria RAM
  • Cámara trasera de 12 Mpx con abertura f/1.8 (Sony IMX363) acompañada de otro sensor de 8 Mpx de gran angular (120º).
  • Cámara delantera de 8 Mpx con abertura f/2.0.
  • Conexiones: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Wi-Fi Direct, Bluetooth 4.1 y NFC.
  • Puertos: USB-C 2.0 (Gen. 1), conector Jack 3.5mm para auriculares, bandeja Dual-SIM o Single-SIM+microSD.
  • Seguridad: Lector de huellas dactilares y reconocimiento facial sin infrarrojos.
  • Software: Android 8.0 Oreo con ZenUI 5.0.
  • Otros: Reducción de ruido. Giroscopio, sensor de proximidad, sensor RGB, brújula, sensor de luz ambiental y acelerómetro.
  • Dimensiones y peso: 153 x 75,65 x 7,7 mm y 165 g de peso.
  • En la caja: Adaptador de corriente, cable USB-C, auriculares ASUS ZenEar Pro Hi-Res con micrófono.

Nuevos tiempos, pero la misma identidad

Quizá podríamos decir que el Asus Zenfone 5Z, cuando fue anunciado en el Mobile World Congress de Barcelona a inicios de este año, fue el que dio el pistoletazo de salida al nuevo mundo de los móviles con notch. Cuando todavía no sabíamos la que se nos venía encima.

Luego llegarían muchos más que llevarían esta forma de expandir la pantalla sin comprometer los sensores frontales (al igual que ya los había antes de este Asus). Pero el fabricante taiwanés no solo ha incluido esta nueva característica en su móvil más aclamado, sino que ha sabido mantener.

Ha mantenido el clásico, pero en peligro de extinción conector Jack para auriculares y también el altavoz estéreo; en forma de auricular de llamadas + altavoz en la ubicación habitual inferior. Pero también ha mantenido su seña de identidad: el reflejo radial en el cristal trasero, que existe en sus móviles desde que eran de metal, así como en sus portátiles más premium.

Cuando tengo el Asus Zenfone 5Z en la mano lo noto como un dispositivo algo pesado, acostumbrado a móviles algo más pequeños, pero no deja de ser más ligero que otros de este tamaño. Esta sensación está debido a que su parte trasera no es curva, lo que favorecería un agarre más ergonómico, sino que lo sujetas en sus rígidos y redondeados bordes de aluminio.

Pero, sobre todo, ya sea en la mano o sobre una mesa, lo veo un móvil muy bonito. Tanto por un lado, donde su cristal refleja lo justo, su notch lo percibo como un elemento más del diseño y los marcos son finos; como por el otro lado, donde el cristal refleja de forma radial alrededor de un sensor de huellas.

Un sensor muy rápido, hasta con la pantalla apagada, que tiene un tacto muy suave y resbaladizo.

La doble cámara sobresale en una esquina, aunque no ha sido una molestia mientras lo he probado y siendo muy fácil nivelarlo hasta con la funda más fina.

Presidiendo el frontal, una pantalla ideal

Un doble toque en la pantalla, un dedo colocado en el sensor de huellas o una pulsación en el botón de encendido y se hace la magia. Se enciende ante mi una pantalla brillante, con un buen contraste en las partes negras pese a ser una LCD (hasta por la noche) y con unos colores splendidos.

Splendid es como llama Asus a los ajustes de color de la pantalla en ZenUI. En esta versión 5.0 permite programar un, poco amarillento, filtro azul al gusto. También tiene distintos modos de colores: colores vivos, estándar o personalizados.

Aquí, en la pantalla, ya vemos la primera seña de “Inteligencia Artificial” (IA) de la que hace alarde Asus. Se trata un brillo automático pero que su funcionamiento lo aleja de ser inteligente o automático. Bien, se adapta a lo largo del día a las distintas situaciones y lo hace muy bien, excepto en los máximos. A no ser que muevas el selector del brillo al mínimo, por la noche no tendrás el menor brillo y lo mismo al revés con el máximo a pleno sol.

Otro uso de la IA y es adaptar los colores de la pantalla a un tono más frio o más cálido según la iluminación del lugar donde estés. Parece una tontería, pero ayuda a ver la pantalla mejor y menos como un puñado de colores que no corresponde con el resto de los objetos que ven tus ojos.

Los colores son vivos y sin llegar a destruir lo que se muestra en la pantalla o en tus ojos. La pantalla es FullHD pero ni a la hora de ver series y películas me ha hecho percatarme de ello. Aún teniendo una pantalla 1440p en mi móvil personal, no me percaté que estaba ante una pantalla 1080p hasta ver la hoja de características. Eso sí, pese a su amplia gama de colores, no es compatible con contenido HDR.

Pero ¿te ha pasado de estar viendo un GIF de gatitos muy mono y que la pantalla se apague porque es muy largo? Por suerte algo de IA que funciona. El Asus Zenfone 5Z detecta que lo estás mirando para saber si debe apagar o no la pantalla tras pasar el tiempo establecido de inactividad.

La pantalla es realmente buena: buenos colores, personalizable, negros muy oscuros y una resolución adecuada.

Un recorte que notch se nota

Ay el notch… ese recorte superior que vimos ya algo raro en el Essential Phone pero que tras el iPhone X se puso de moda. Asus ya se refería al móvil de Apple en la presentación del Asus Zenfone 5Z como el “Fruit Phone X” para destacar que su recorte es más pequeño.

Pese a ello sigue siendo muy alargado si lo comparamos con otras implementaciones de esta muesca. Al menos conserva el uso del auricular como altavoz secundario para el efecto estéreo y el sensor de color ambiental.

¿Pero de verdad molesta tanto este recorte? Para empezar, Asus te ofrece una “solución”: colocar el resto de la barra de notificaciones en negro. También te ofrece una manera de ver las notificaciones, pues solo cabe 1 icono al lado izquierdo. Si pulsas sobre la barra de notificaciones esta se extenderá mostrando todos los iconos tanto de aplicaciones con notificación como de estado.

Pero bueno, yo no lo he querido ocultar. Para empezar, me gustaba ver el notch, como si fuera una característica más del diseño, como si hubiera un logo en el marcho superior. Expandir la pantalla aún poniendo un notch así de largo sí que aporta la impresión de una pantalla sin bordes. Pues el borde inferior, más ancho, no sueles notarlo al sujetar el móvil y porque sueles mirar del centro hacia arriba.

Cuando giras el móvil y lo pones en apaisado es donde en algunos móviles con muesca empiezan los problemas. ¡Se tapa un trozo de pantalla! Pues en el Asus Zenfone 5Z han pensado en ello y tienen una solución. El trozo del notch se cubre con una zona negra y ningún contenido cae en esa zona mientras que la zona restante de la pantalla es de ratio 18:9.

El notch no me ha molestado en absoluto, me ha gustado como elemento de diseño y otorga una impresión de móvil sin marcos.

No corta el mar sino vuela, este Snapdragon 845

Diría que el Asus Zenfone 5Z literalmente vuela, pero para eso solo le quedaría activar el modo avión y tirarlo por la ventana (y todos sabemos que no, no volará).

Esta unidad de prueba tiene 6 GB de memoria RAM LPDDR4X y junto al procesador móvil más potente para Android actualmente, el Qualcomm Snapdragon 845, es capaz de mover todo lo que le eches y con soltura.

Desde mantener un movimiento por la interfaz de ZenUI de forma fluida (cosa que no conseguía a veces el Zenfone 5) hasta mover los juegos más potentes con los ajustes gráficos al máximo como ARK: Survival Evolved.

Puedes estar escuchando música y jugando, tener dos aplicaciones abiertas, usar la cámara de manera rápida y grabar la pantalla en FullHD y 60 fps sin ver afectado el rendimiento. ¿Y la batería que tal? Pues hablaremos de eso más adelante.

Volvemos a tener la “IA” aquí presente. Pero de nuevo, es una IA con unas comillas gigantes lo que vemos, ¿acaso hace algo?. El modo Impulso con IA pretende conseguir aumentar el rendimiento, ya de por si bueno, pero el único cambio que parece realizar es cerrar las aplicaciones en segundo plano.

También existe un modo Rendimiento que permite rendir mejor al procesador y aumenta el brillo de la pantalla. Pero al igual que el modo anterior, al probarlo con diversas aplicaciones y benchmarks, no he notado que estos modos den un aumento de rendimiento palpable.

El Qualcomm Snapdragon 845 no es solo un procesador. Como todo SoC, tiene más partes y es su procesador de imagen Qualcomm Spectra 280 el que marca mucha diferencia en la cámara frente al Asus Zenfone 5. Lo veremos más adelante.

Hablando de benchmarks, a continuación, puedes ver los resultados que ha arrojado en los más conocidos:

La batería da la nota; hoy y mañana

Vale, vale, tiene muchísima potencia. Vale, que sí, que la pantalla puede ser muy brillante y se ve perfecta bajo el sol. ¡¿Y además tiene un módem ultrarrápido de 4G?! Pues la batería…

Es hora de poner los pies en el suelo, de toma de tierra, para hablar de la batería. Hemos hablado de cosas que gastan mucho, pero el Asus Zenfone 5Z aguanta como un roble con su batería de 3300 mAh que puede antojarse a poco sobre el papel.

Lógicamente el consumo del procesador más potente se nota y la autonomía no es tanta como el hermano pequeño, el Zenfone 5. Pero eso no quita que, aún con el gran uso que le doy yo a los móviles, lo haya podido usar un día entero sin tirar de modos de ahorro de batería.

En un día más normal es capaz de aguantar un día y medio y con un pequeño rato en su cargador rápido de 18 W ya da para aguantar el resto del día. Solo necesitas 1 hora y media para cargar al completo el móvil.

El Asus Zenfone 5Z es uno de esos móviles que no asusta tener en la mano con menos del 10 % de batería e incluso sabes que te dará tiempo de ver algún vídeo o terminar la conversación que tienes abierta si llegas al 5 %.

¿Adivinas que hay presente en la batería? ¡Sí! Más “IA”. Dentro de la aplicación PowerMaster se encuentran distintas utilidades relacionadas con la batería e incluso sugerencias para aumentar su duración (para los menos experimentados en Android).

La Carga con IA adapta la energía que le llega según el uso que le das durante la carga. De esta manera aprende cuando usas menos el móvil mientras está el cargador y aprovecha ese momento para cargar más lentamente el móvil. De esta manera la batería no se degrada tanto y se conserva vida útil.

A la izquierda: Un día largo fuera de casa. Centro y derecha: Un día potente mayoritariamente en casa.También podremos comprobar que todas las tecnologías de carga y seguridad funcionan correctamente y activar desde aquí los modos de ahorro de batería. El más agresivo solo conserva las funciones de teléfono, SMS y alarmas.

ZenUI tiene de todo: ajustes por todas partes

Con los Zenfone 5 la capa de Asus, ZenUI, llegó a su versión 5.0. Tras llevar varias versiones probadas ya a lo largo del tiempo puedo notar como desde Asus están haciendo un gran trabajo para optimizar el rendimiento, unificar el diseño y organizar la multitud de opciones.

Lo que más llama la atención son las aplicaciones preinstaladas: las del sistema, las de Google, Temas de Asus y como bloatware: Facebook, Messenger e Instagram que pueden solo deshabilitarse.

Hay dos aplicaciones, que en verdad son accesos directos a ajustes, que son muy útiles: “Administrador del dispositivo” y “PowerMaster”. Ambas consiguen acercar los ajustes más importantes para el uso diario al usuario y sugiere de buena manera consejos para mejorar la batería o el rendimiento.

Ya he hablado antes de “PowerMaster” y en el Administrador podemos encontrar cosas útiles como controlar las notificaciones de las aplicaciones y ver los permisos otorgados a estas.

Soy un fan de la aplicación del tiempo que usa Asus, muy completa. Y a la vez, la que menos me gusta es “Selfie Master” que es un acceso directo al modo belleza de la cámara principal y a los ZenMoji, que no detectan las expresiones faciales para nada bien.

El administrador de archivos también es otra aplicación muy completa. Soporta muy bien conectarle dispositivos de almacenamiento por USB, organiza los archivos por tipo y permite añadir ubicaciones en red además de servicios de almacenamiento en la nube.

Podemos activar los gestos en el sensor de huellas para la cortina de notificaciones. Al igual que llevar el móvil a la oreja para responder llamadas o escribir letras en la pantalla apagada para abrir aplicaciones rápidamente.

Además del soporte a los temas de su tienda, puedes cambiar los iconos sin instalar ningún launcher. Las aplicaciones en el Asus Zenfone 5Z se ven en un marco redondeado gracias a los iconos adaptativos de Android 8 Oreo y en la lista de estas puedes ver recomendaciones obtenidas con “IA” que son bastante acertadas… pues son las aplicaciones que más usas.

Todo esto se une a las características que Android 8 Oreo ya trae y otras que se han mantenido muy bien versión tras versión como el soporte a eventos y horarios en el modo No Molestar.

La cámara que todo lo ve y además, que sabe lo que ve

En apartado fotográfico contamos con dos sensores traseros y uno delantero. El principal trasero se trata de un sensor Sony de 12 Mpx y abertura luminosa de f/1.8. Junto a él, un sensor gran angular de 120º que permite captar mucho más en una foto a cambio de distorsión ojo de pez en los laterales.

El trabajo de procesar las imágenes corre a cargo del software de Asus y un ISP Qualcomm Spectra 280 dentro del Snapdragon 845. Juntos otorgan al Asus Zenfone 5Z una gran ventaja respecto al Zenfone 5.

También la “IA” trabaja en la cámara con reconocimiento automático de escenas. La cámara sabe lo que está capturando: flores, naturaleza, gatos, perros, puestas de sol… sabe si hay poca luz, si está en un trípode… Este reconocimiento, que ya se realizaba en el pasado en otras cámaras sin llamarlo IA, permite que el modo automático ajuste los parámetros de la cámara para tomar la mejor foto.

Los resultados de todas las cámaras del Asus Zenfone 5Z con suficiente luz son muy buenos, a la altura de lo esperado. La excepción la hace el “modo retrato”: no siempre es capaz de detectar bien las profundidades para poder desenfocar el fondo.

Cuando nos quitamos de la buena luz empiezan las sorpresas para bien y para mal. Empecemos por las malas noticias: La cámara frontal no rinde muy bien en interiores. Si no estás en el exterior durante el día el resultado de las fotos con la cámara frontal aparecen con demasiado ruido y algo desenfocadas. Es el “modo belleza” el que consigue arreglar un poco el resultado a base de modificar tu cara.

Con el sol de frente, tanto la cámara principal como la gran angular siguen rindiendo perfectamente, sobre todo haciendo uso de un HDR automático que rara vez empeora la imagen.

La menor resolución de la cámara secundaria pasa factura. Pese a los buenos resultados que se obtienen con ella, sobre todo a la hora de sacar fotografías a paisajes y edificios, falta detalle en las fotografías usando la cámara gran angular. En cambio, esta cámara consigue una representación más fiel de los colores mientras que la principal tiende a saturar demasiado sobre todo los verdes.

Cae la noche y llega una nueva sorpresa. Gracias a la abertura f/1.8 de la cámara principal y del procesado de Asus con HDR nocturno se consiguen fotos muy iluminadas, con el tono anaranjado de las farolas corregido, pero con poco detalle. También la cámara gran angular se beneficia y toma fotos muy luminosas. Comparando con el Asus Zenfone 5, en el 5Z los elementos iluminados en fotos nocturnas ya no aparecen como una mancha blanca.

En general lo que menos me ha gustado del procesado de las cámaras del Asus Zenfone 5Z es el ruido que añade incluso en fotos muy luminosas.

En términos generales, la cámara del Asus Zenfone 5Z queda dentro de la competición por el olimpo fotográfico en móviles este año.

Pues suena bien este móvil, ¿no?

Y tanto que suena. Pon el altavoz al máximo y verás de lo que es capaz: el sonido es muy alto y conserva bien la calidad. Una pena no poder decir lo mismo del segundo altavoz, el auricular de llamadas.

Es menos potente por lo que es idóneo para hacer el efecto estéreo cuando ves un vídeo. No sientes que quien aparece en pantalla está hablando en un lateral del móvil. Pero a la hora de escuchar música, sobre todo si es a volumen alto, lo mejor es desactivar el modo estéreo para así evitar el ruido que añade.

Es posible alternar entre distintos modos y ecualizadores gracias al “Administrador de sonido” que además reconoce que auriculares has conectado para ofrecer un perfil de audio más apropiado a ellos. Aunque también puedes personalizar el tuyo conforme a tus oídos.

Los Asus ZenEar Pro Hi-Res que se incluyen en la caja son buenos auriculares, pero tampoco son excepcionales. Te sirven para escuchar música, ver un vídeo o incluso disfrutar una película, pero no esperes escuchar potentes graves o voces ultra-claras.

¿Quieres enseñar un vídeo muy gracioso a tus amigos, pero hay mucho ruido? ZenUI incluye el “Modo exteriores” que aumenta el volumen todavía más y potencia los agudos, las voces.

Mis conclusiones sobre el Asus Zenfone 5Z

Asus está siguiendo un camino muy bueno: no se rinde y mejora año tras año. Los Asus Zenfone 5 y Asus Zenfone 5Z son productos muy bien hechos y capaces de mucho. Yo soy más de gamas altas para mis móviles personales, pero la existencia de móviles como este te hace recapacitar.

¿Qué me gustaría que mejorara este Asus Zenfone 5Z? La cámara. Es muy buena, sí, no hay muchas tampoco que te ofrezcan estos resultados, sobre todo por la noche y con gran angular. Pero temas como el ruido me dejan con ganas de ver el siguiente paso de Asus. Ah y que dejaran de abusar del término «Inteligencia Artificial».

¿Lo que más me ha gustado? La batería y la pantalla, tanto en este como en el Zenfone 5, me han encantado. La pantalla es una LCD de colores vivos y alto brillo, pero por la noche apenas notas las zonas en negro si hay algo más en la pantalla. La batería, ya es raro que a mi me dure, pero me dura y dura y dura.
El Asus Zenfone 5 llegó a España por 399 € y mientras en otros países el Asus Zenfone 5Z aterrizó a un precio de derribo, en España solo podemos disfrutar de la configuración mayor con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento por 599 €.

Es dificil encontrar estas características y resultado a este precio, pero se acerca demasiado a los topes de gama que pueden gustar más pese a no tener tanto almacenamiento o memoria RAM.

En el horizonte está el Asus ROG Phone. El primer smartphone gaming de ASUS y que pretende definir los estándares del término gaming en móviles. Pero esa ya es otra historia que os iremos contando.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Telegram no funciona bien y vuelve a caerse en Europa
Qualcomm renovará por fin su vetusto procesador para smartwatch