Pocophone F1 tras un mes de uso: no es oro, pero reluce

Pocophone F1 tras un mes de uso: no es oro, pero reluce

Hemos probado más detenidamente el Pocophone F1, ese móvil que prometía ser una de las sensaciones del año. Tras un mes de uso tenemos nuevas conclusiones.
En:

Tras haber probado el Pocophone durante un mes hacemos un análisis más detallado sobre lo que más nos ha gustado y lo que menos en el día a día. ¿Sigue mereciendo la pena tras probarlo?

Lo que ya sabías del Pocophone: Es potente y la batería dura mucho

No vamos a incidir mucho en este aspecto. Es lo obvio, lo que todo el mundo te ha contado, lo que has visto en todos los análisis, y lo que puedes esperar tras leer su ficha técnica. ¿Esperabas otro análisis que se centrase en lo bien que funciona este móvil?

Os invito a leer en dicha ocasión la review que hizo mi compañero Fernando Álvarez del Vayo.  Una review muy completa la cual sentenció con las siguientes palabras:

«Sin duda este es el móvil de referencia para aquellas personas que quieren un terminal excepcionalmente potente para jugar, con una buena batería y que no están dispuestos a pagar casi 1000 euros como proponen algunas marcas.»

No tiene sentido volver a repetirnos en este aspecto, por lo que vamos a centrarnos en los pequeños detalles del día a día. En lo que queda tras el hype, cuando tienes que convivir con él a diario.

Si tus únicas prioridades es batería y velocidad, no necesitas leer más para saber que el Pocophone F1 es tu móvil ideal.

Pocophone F1: Ficha técnica

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos.
    • 4 x Cortex A75 a 2.8 GHz.
    • 4 x Cortex A55 a 1.8 GHz.
  • Memoria RAM: 6 GB / 8 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 64 GB / 128 GB / 256 GB.
    • MicroSD: sí, hasta 256 GB.
  • Gráfica: Adreno 630
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.18 pulgadas.
    • Resolución: 2246 x 1080 píxeles.
    • Tecnología IPS.
    • Relación de aspecto: 18:9.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 12 Mpx la principal y 5 Mpx la secundaria
    • Apertura: f/1.8
    • Otros: LED Flash
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 20 Mpx.
    • Apertura: f/2.0.
  • Conectividad: 4G/LTE, Dual SIM, Bluetooth 5, WiFi 802.11a/b/g/n/ac, sensor facial 3D …
  • Puertos:
    • Jack 3.5 mm
    • Conector USB Tipo C
    • Sensor de huellas en zona trasera
  • Batería: 4000 mAh con carga rápida QuickCharge 3.0
  • Dimensiones: 155.5 x 75.3 x 8.8 mm
  • Peso: 180 gramos
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android One 8.1 Oreo
    • Capa del fabricante: MIUI 9.5

No es malo que sea de plástico, está diseñado para usar funda

El objetivo de Poco era crear un smartphone con lo esencial, descartando cualquier elemento que incrementase el precio. La propia carcasa del terminal cumple su cometido sea de titanio, cristal, aluminio o plástico. Así que la marca ha elegido directamente el material más barato.

Si hay algo de elogiar de su diseño, es que es cómodo a la hora de sujetarlo.

La sensación no es la de un buen plástico, y si nos fijamos bien, el propio terminal está diseñado para que le pongas funda. Eso lo vemos cuando nos acercamos a la cámara y lector de huellas, donde encontramos un claro desnivel.

El aluminio de ese desnivel podría acusarse incluso de afilado, haciéndose notar cada vez que desbloqueamos el móvil con él. Este desnivel desaparece al colocar una funda. La que ofrece este móvil es excesivamente gomosa y encaja como un guante. Es lo suficientemente buena para llevarla mientras decides qué funda es la que mejor se adapta a ti.

En Amazon ya hay una gran variedad de fundas, por lo que no es mala idea comenzar por aquí si el móvil te sorprende.

El resto de componentes ofrece una calidad acorde sin destacar

Quizás las dudas que pueda dejar el Pocophone F1 tras leer la ficha técnica es cómo se comporta el resto de componentes en el día a día. Sabemos que todos los móviles con procesador Snapdragon 845 funcionan bien, sabemos que todos los móviles con una batería de 4000 mAh suelen tener buena duración de batería. Estos son componentes cuantificables, podemos hacernos a la idea si son buenos o no sin probar el móvil.

Hay componentes que no puedes determinar si son buenos o no leyendo una ficha técnica. Saber que es un panel con una determinada resolución no es garantía suficiente para determinar su calidad ya que habrá paneles con la misma resolución pero que, al utilizar una tecnología distinta, se vean mucho mejor.

Esto ocurre con la mayoría de componentes que no podemos medir pero sí sentir su calidad. El Pocophone F1 no tiene una buena pantalla (no mala, pero no muy buena), la vibración táctil no está al nivel de terminales premium y el sonido suena fuerte, pero no es de gran calidad.

No queremos decir que sean componentes malos, pero sí que hay rivales en su precio (como el BQ Aquaris X2) que mejoran estos apartados. Todo lo que no sea potencia y batería es mediocre si lo comparas con dispositivos de escala superior (sin alejarnos mucho en precio, el Xiaomi Mi 8 o OnePlus 6 son mucho mejores).

Es razonable que sea peor en estos aspectos, pero eso no hace que la experiencia sea mala. Todos los componentes cumplen un mínimo de calidad al que puedes acostumbrarte.

La cámara es buena, a veces inconsistente

Sobre la cámara había oído maravillas, y lo cierto es que tenía ganas de probarla. Siempre ha sido el punto flaco de los móviles maravilla, como en su día fueron el Nexus 4 o el OnePlus One.

En mis pruebas he podido observar que los resultados están a la altura de lo esperado, pero sí que he notado cierta inconsistencia. Son muchas las ocasiones en las que he apuntado, disparado, observado que el resultado no ha sido el que esperaba y volver a realizar una toma.

La inteligencia artificial es para desactivarla si te gusta la fotografía. Este modo es capaz de detectar ciertos escenarios y hacer ciertos ajustes para realzar algunos de los colores principales de la fotografía.

Es como echarle azúcar, queda más dulce, pero pierde el sabor original.

La grabación de vídeo es buena. Es capaz de grabar a 4K a 30 imágenes por segundo, pero por algún motivo no hay modo para grabar a 1080p a 60 imágenes por segundo. Este dato me choca un poco porque en Xiaomi afirman estar trabajando para incluir grabación 4K a 60 imágenes por segundo.

Respecto a la estabilización electrónica, puedo afirmar que no es la mejor del mercado (de momento, la de BQ me parece la mejor de este precio) pero no se queda muy atrás. La calidad del vídeo sí nos ha parecido estar a un nivel de mayor categoría que las fotos.

La grabación a cámara lenta es capaz de registrar hasta 1080p a 240 imágenes por segundo. Uno de los mejores añadidos de tener un procesador potente.

Mejoras con la cámara de Google

Hace unos días apareció una aplicación de cámara del Google Pixel portada para el Pocophone F1 y los Xiaomi Mi 8 y Mi 8 SE, razón por la que hemos decidido retrasar este análisis. Normalmente nos gusta en los análisis probar todo lo que ofrece su móvil con las aplicaciones por defecto, pero si instalando una aplicación de cámara consigues mejores resultados, ¿por qué no darle una oportunidad?

Hemos podido comprobar que, bajo determinadas situaciones, las fotografías mejoran radicalmente al utilizar esta versión modificada; consiguiendo un rango dinámico de una categoría superior. Escenas difíciles como los contraluces o las fotografías al cielo se ven mucho mejor. Ten en cuenta que la velocidad de disparo en esta cámara es más lenta. Al fin y al cabo, no deja de ser un port.

Quizás en estas mejoras también encontramos un aumento en la intensidad de los colores, que pierden cierta naturalidad. Pasa parecido a lo que hemos percibido al utilizar el modo IA en la cámara, pero aquí al menos ganamos esas mejoras en el rango dinámico.

Si tuviéramos que quedarnos con una aplicación de cámara, te recomendamos seguir con la aplicación de Xiaomi. La de Google es más limitada en modos y funciones; además de no funcionar la grabación en cámara lenta.

Pero claro, tener ambas aplicaciones tampoco hace daño a nadie.

Las molestias que te pueda ocasionar el notch

Para muchos el notch, o muesca, se ha convertido en una maldición. Un argumento muy típico se debe al parecido del iPhone X.

Desde nuestro punto de vista, copiar algo de la competencia es positivo siempre que dicha copia contribuya a ofrecer una mejor experiencia de uso. Parte de analizar si esto es positivo o negativo reside en pensar fríamente si es una característica que mejora nuestro día a día.

El beneficio de utilizar este tipo de pantalla es claro: tener más pantalla. Aunque sobre el papel parezca que estamos perdiendo pantalla, el espacio de la barra de estado pasa a ocupar una parte en la que antes solo había cristal. Tenemos más espacio para el resto de contenidos.

¿Y las notificaciones?

Al integrar mucha tecnología para el reconocimiento facial el espacio que queda para elementos en la barra de estado es reducido. Tenemos la hora, cobertura y nivel de batería. No podemos utilizar la barra de estado para ver qué aplicaciones nos han dejado notificaciones. Esto nos obliga a desplegar la cortina de notificaciones en cada ocasión.

No es exactamente así como lo sujeto, pero os podéis hacer una idea.

Por otro lado, la detección táctil me ha resultado una molestia cuando estoy tumbado mirando el móvil. Por la forma en la que sujeto el móvil en esta situación muchas veces la pantalla táctil deja de responder porque esta misma identifica que un dedo está desplegando la cortina de notificaciones. Casi prefiero tener algo de marco en la pantalla para que no me ocurra esto o que el móvil lo identifique como un falso toque en pantalla.

El desbloqueo facial, sus virtudes y curiosos defectos

Quizás una de las características que más me ha llamado la atención es el desbloqueo facial. No soy un gran aficionado a esta tecnología ya que me suele parecer menos práctica que el escáner de huellas dactilares, pero también es cierto que siempre es mejor tenerlo todo y ya que cada uno elija la de su preferencia.

Esta tecnología ha llegado recientemente a través de una actualización. Es inmediata y precisa, pero lo más interesante es el escáner infrarrojo que integra. Incluso si estamos a oscuras el reconocimiento facial funciona rapidísimo. Quizás un problema derivado de la inmediatez es que no existe forma de leer las notificaciones en la pantalla de bloqueo.

Por velocidad y fiabilidad por la noche, diría que es la mejor sorpresa de este móvil.

Indicar que aunque no lo hemos podido engañar con fotografías, si que hemos podido desbloquear el terminal a través de nuestro reflejo en un espejo, lo que indica que el escaneo se realiza sobre una imagen en dos dimensiones, algo que afecta a la seguridad. Es un nivel de seguridad bastante sólido y fiable para el precio.

Te reconoce con gafas de sol, pero no puedes ver la pantalla con ellas.

Una incongruencia que hemos detectado con el reconocimiento facial es que es capaz de reconocernos con gafas de sol, pero si después estas son polarizadas, no podrás ver la pantalla del móvil. Así que la capacidad de reconocernos con gafas de sol no tiene sentido.

¿Y eso por qué sucede precisamente? Pues principalmente a la forma de la que la luz de la pantalla oscila frente a nosotros. Hace un tiempo os explicábamos por qué no era posible ver la pantalla del móvil en horizontal si llevábamos gafas de sol polarizadas. La razón por la que este móvil no es posible verse en vertical con unas gafas que incluyan ese tipo de cristales, los polarizados.

El procesador es el secreto de la longevidad, pero necesita software

Al principio de la review hicimos omisión de la potencia dando por hecho que todas las aplicaciones y juegos funcionarán perfectamente. En este análisis a largo plazo no le hemos querido hacer mucho caso. Las aplicaciones y juegos suelen estar diseñadas para que funcionen en móviles muy baratos, por lo que es evidente que, si hace un mes todo iba de maravilla, seguirá siendo así.

Mi viejo Xiaomi Mi 4 sigue funcionando bien, y a la última de Android, gracias a las ROMs.

El secreto que tiene un procesador potente está en la larga vida que vaya a tener el móvil. Elegir un móvil potente por lo que puedas hacer hoy no lo convierte en diferencial. Lo que sí resulta diferencial es tener la confianza de que dentro de 5 años vaya a seguir funcionando como en el primer día.

Quizás esto en Android pueda suponer un problema. Tenemos el mejor procesador del mercado y la certeza de que será un móvil que resista muy bien el paso de los años. Pero todo esto sin un software que acompañe no es más que papel mojado.

Xiaomi a día de hoy pone mucho empeño en MIUI, su versión personalizada de Android. Si vemos las listas de actualizaciones tenemos la certeza de que móviles de Xiaomi que fueron presentados hace más de cuatro años tendrán la última versión de MIUI. Las actualizaciones de MIUI mejoran el rendimiento y seguridad, pero no siempre suponen una actualización completa de Android, por lo que podemos tener confianza en que el Pocophone F1 tendrá buen soporte de MIUI, pero no hay ningún dato histórico de la marca que asegure continuidad con las versiones de Android.

MIUI 10

Si eres un usuario al que le gusta trastear y cambiar la ROM, el Pocophone F1 si es un móvil más recomendable. Ya han comenzado a llegar algunas ROMs personalizadas, y cuando un móvil es muy popular en la comunidad suele recibir un buen soporte de actualizaciones. Si perteneces a este selecto nicho lo más probable es que este móvil te termine encantando.

No es un móvil para todos los públicos, pero sí que es capaz de contentar a muchos

El Pocophone F1 no es un móvil de gama alta aunque ofrezca rendimiento como tal, es algo que hay que asumir y que no es negativo del todo. Por muy golosa que sea su potencia, si vienes de un móvil de alta gama del año pasado vas a notar un paso atrás en varios aspectos; mientras que el aumento de potencia no va a mejorar tu experiencia. Pierdes más de lo que ganas.

POCO F1. Representación humorística del bólido de Xiaomi.

Es probable que si este móvil te haya llamado la atención pertenezcas a un perfil de usuario cuyo único interés es el rendimiento. ¿Has tenido en el pasado móviles como el Nexus 4, OnePlus One o Zuk Z2? Seguramente te hayas dado cuenta ya que el Pocophone F1 es un digno sucesor.

A quien más le recomiendo este móvil es a los usuarios que vengan de móviles baratos o antiguos, como una evolución lógica. Si te gastaste 200€ hace dos años, y tu móvil pide una renovación, el Pocophone F1 va a saber satisfacer tus necesidades. Los apartados en los que no destaca seguirán siendo una evolución respecto a lo que ya tenías, y sus fortalezas te van a enamorar.

El Pocophone F1 no es un móvil hecho para el usuario sibarita, sino para usuarios que busquen algo que simplemente funcione bien y dure mucho.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Google Assistant contra los nuevos Atajos de Siri ¿Quién gana?
Responde más rápido con WhatsApp y su última actualización