El largo camino de Google para convertirse en el rey de la fotografía móvil

El largo camino de Google para convertirse en el rey de la fotografía móvil

Hoy en día Google es uno de los mejores fabricantes de móviles en términos de fotografía. Te contamos el largo camino de Google para llegar aquí.

Repasamos la historia de Google, como ha evolucionado desde sus comienzos hasta convertirse en uno de los principales referentes en fotografía móvil. Un camino que no ha sido nada fácil.

Hoy hemos conocido al Google Pixel 3, un smartphone que pretende ser el nuevo referente en fotografía móvil. Desde el primer Pixel Google ya apuntaba maneras, y para muchos el Pixel 2 fue el rey en fotografía.

Hubo una época en la que los móviles de Google eran sinónimos de marca de segunda. Poco a poco, Google ha apostado cada vez más fuerte en fotografía, y hacemos un repaso a las principales novedades en cada año.

2012: Photosphere en el Nexus 4

Junto a la batería, la cámara del Nexus 4 era uno de los componentes más débiles del móvil que Google presentó en 2012. En aquella época, era un móvil que lo pasaba mal para sacar fotografías decentes, incluso en condiciones de luz óptimas.

Google si que incluyó una característica muy chula en el Nexus 4, y era una función llamada Photosphere. Con paciencia y un mínimo de habilidad era posible tomar fotografías en 360 grados. Es una característica muy chula que sigue presente en los móviles de Google.

2013: llega la estabilización óptica

Cámara retrato

Del Nexus 4 al Nexus 5 hubo un salto de calidad muy notorio, aunque seguía sin llegar a la altura de sus mejores rivales. En esta generación no solo incluyeron un mejor sensor, sino que apostaron por la estabilización óptica por primera vez.

La estabilización óptica es un sistema que permite que los vídeos salgan más estables, pero también ayuda a obtener mejores resultados en fotografías, compensando el pulso que podamos tener en nuestras manos.

2014: HDR+ en el Nexus 6

Fue uno de los móviles que recuerdo con mejor cariño, y otro móvil que sin tener la mejor cámara, demostraba que Google venía a por todas, y que su principal herramienta para lograrlo sería el software.

Su invento en el Nexus 6 fue el modo HDR+, un modo que desde entonces ha sido el arma secreta de Google. El truco de este modo consiste en tomar la misma fotografía en varios niveles de exposición, combinarlos y ofrecer un resultado con un gran nivel de detalle, incluso en escenas complicadas.

El inicio de este móvil fue desastroso, y su cámara era uno de los aspectos que peor resultado ofrecía. Afortunadamente, en las actualizaciones de software fue una cámara que mejoró bastante los resultados. Seguía sin llegar a ser de las mejores, pero consiguió recortar distancias respecto al resto de rivales.

2015: por fin un sensor de verdad

Nexus 6P

Los últimos Nexus de Google fueron terminales en los que tres fabricantes tuvieron un gran protagonismo:

  1. LG, por ser fabricante del Nexus 5X.
  2. Huawei, por ser fabricante del Nexus 6P.
  3. Sony, fabricante de los sensores fotográficos de ambos móviles.

Quizás la entrada de Sony en la fabricación de los Nexus fue más importante de lo que podría parecer. Tradicionalmente, Sony es un fabricante que se guarda sus mejores sensores para utilizar en primicia en sus dispositivos móviles.

El IMX 377 fue el sensor más puntero de Sony en aquel año, y los móviles de Google tuvieron el privilegio de estrenar dicho sensor. Unido al modo HDR+, la cámara del Nexus 6P si consiguió ser una de las mejores de su año, destacando en fotografía con poca luz.

Google ya tenía un gran software, y desde 2015 los móviles de Google ya tenían un sensor a la altura.

2016: Zero shutter lag en el Google Pixel

Un problema que tenía Google con el modo HDR+ en generaciones anteriores no estaba tan relacionado con la propia calidad de las fotografías, sino por la velocidad en la captura de imágenes.

El modo HDR+ depende de tomar capturas en distintos rangos de exposición para combinarlos, algo que necesitaba varios segundos. Requerir ese tiempo para tomar la fotografía arruinaba algunas tomas, ya que podíamos mover la cámara más de la cuenta.

La gran evolución del Pixel 1 fue el mismo modo HDR+, pero más rápido.

Google dio un golpe en la mesa con su primer Pixel. Aprovechando el ISP, Procesador de señal de imagen, Hexagon del Snapdragon 821, Google pudo implementar por fin un modo HDR+ con ZSL, Zero Shutter Lag. Este procesador de imagen era capaz de tomar todas las fotografías necesarias en un intervalo de tiempo mínimo, dándonos la sensación de que el móvil solo había tomado una fotografía.

2017: llega la fotografía computacional

A pesar de que el procesador de señal de imagen que Qualcomm incluye en sus mejores procesadores es muy potente, Google tenía planes para su próximo dispositivo que requerían de un procesador de imagen más potente, el cual fue diseñado en conjunto con Intel.

Este nuevo procesador de imagen llamado Pixel Visual Core es responsable de que las fotografías de Pixel 2 se vean tan espectaculares como se ven. Este procesador mejora aún más los resultados en fotografía de dicho móvil.

Lo más característico de este móvil es el modo retrato, el cual funciona utilizando únicamente un sensor, demostrando que no es necesario tener más cámaras para tener la mejor.

Otra novedad que incluyó Google en este móvil fue combinar la estabilización óptica y electrónica en la grabación de vídeo. Sigue siendo uno de los móviles con mejor estabilización de vídeo que conocemos.

2018: un montón de novedades

En un evento muy predecible, Google ha presentado los nuevos Pixel 3 y Pixel 3 XL. Estos móviles vuelven a elevar el listón, añadiendo mejoras a todo el camino que Google ha ido recorriendo estos años. Algunas de ellas son características innovadoras, mientras que otras están bien presentes en móviles de la competencia.

Top Shots es una característica muy inteligente. Aprovechando la capacidad para capturar varias imágenes por segundo, hace una colección de imágenes en HDR+ amplia, seleccionando (y permitiéndonos seleccionar, importante) la mejor fotografía. No es una función que nos parezca nueva, pero es prometedora, ya que parece potente y fácil de utilizar.

Super Res Zoom. Esta era una apuesta personal que teníamos para el Google Pixel 3, y nos alegra ver que finalmente estará presente. Siguiendo la misma filosofía del modo HDR+, Super Res Zoom combina un gran número de tomas con algoritmos de reducción de ruido para crear un zoom que no necesite una óptica especial.

Night sight es un modo nocturno que según palabras textuales de Google, no necesitarás utilizar nunca más el flash (aunque su nuevo móvil sigue teniendo flash, a fin de cuentas sigue siendo útil como linterna). Este modo utiliza el machine learning para que el móvil sea capaz de mejorar la iluminación de la imagen por si mismo. Un rival para el modo noche de Huawei.

Por último, Google ha tomado la estrategia que LG lleva utilizando en su cámara trasera (una cámara normal, y otra con gran angular) desde el G6 para poder elegir si queremos hacer un selfie normal, o en gran angular.

El arma secreta de Google es tomar muchas fotos y dejar que la inteligencia artificial haga su magia.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

El Google Pixel 3 XL contra sus rivales: iPhone XS Max, P20 Pro…
El Pixel que pudo ser y nunca fue