Probamos Wear OS 2.0: Hay vida más allá del Apple Watch

Probamos Wear OS 2.0: Hay vida más allá del Apple Watch

Wear OS nunca ha conseguido ser el sistema operativo para relojes que rivalizase realmente con el Apple Watch. Aún necesita mejorar, pero va por buen camino
En:

Hace ya varias semanas que Google anunció Wear OS 2.0, la primera gran actualización de este sistema que quiere triunfar donde Android Wear no pudo. Probamos las novedades y te contamos todo lo que debes saber sobre este nuevo sistema.

Lo más llamativo de Wear OS 2.0, su nueva interfaz

Wear OS 2.0 no es una actualización destinada a mejorar el rendimiento o la autonomía, sino que pretende ofrecer un cambio radical en la experiencia de uso que le damos al reloj.

Desde que Google marcó el nuevo camino que seguiría Android Wear en marzo, hemos visto como llegaba Google Pay a los relojes, como Assistant se ponía a la altura de lo esperado en relojes y el cambio radical en el diseño de Google Fit.

Aún con todo ello, Wear OS seguía siendo, a nivel de interfaz, igual que todas las versiones de Android Wear 2.0. No sentías una evolución. Esta interfaz es la que marca el verdadero comienzo de Wear OS.

Relojes que recibirán Wear OS 2.0

Algo que Google ha conseguido hacer muy bien con Android Wear en un comienzo, y ahora con Wear OS, es hacer que la plataforma sea independiente de la versión de Android que recibas. Todos los relojes que ya tienen Wear OS recibirán Wear OS 2.0.

¿Y cuales son esos relojes? Pues prácticamente todos los que hay actualmente en el mercado, tal y como confirmó Google al medio 9to5 Google. Solo hay cinco relojes que no recibirán Wear OS 2.0, y son aquellos que no recibieron Android Wear 2.0 en su día:

  • LG G Watch
  • Samsung Gear Live
  • Moto 360 (2014)
  • Sony Smartwatch 3
  • Asus ZenWatch (v1)

Si tu reloj no es uno de estos cinco, recibirá Wear OS 2.0.

Las cuatro esquinas de la esfera

Wear OS ha tenido en cuenta a la hora de rediseñarse los cuatro laterales de la pantalla. Los hemos denominado esquinas, a pesar de que se trate de una esfera. Wear OS ya funcionaba por gestos, solo que ahora tenemos nuevas secciones. Deslizar hacia cada lado ofrece una perspectiva distinta.

Google Assistant proactivo, la mejor novedad de Wear OS 2.0

Si deslizamos desde el lado izquierdo abriremos un menú de Google Assistant con información y sugerencias. Nos recuerda mucho al feed de Google que se encuentra en los móviles. No es casualidad que aparezca con el mismo gesto.

¿Que encontramos en este menú? Un mensaje de buenos días, el tiempo que hace actualmente y un acceso directo a nuestros próximos eventos del calendario. Esta última característica no nos gusta mucho, ya que podría especificar qué eventos son los que tenemos, en lugar de invitarnos a tocar el botón.

Si seguimos bajando en el menú aparecen sugerencias, cosas que podemos hacer con Google Assistant. No aparecen siempre las mismas recomendaciones, por lo que es una herramienta que tiene como objetivo educarnos, enseñándonos todas las posibilidades del asistente.

Aprender a conocer el potencial de Google Assistant es clave para entender el valor de Wear OS.

Al pulsar sobre una recomendación, llama a Assistant y ejecuta el comando recomendado. Nos resulta la mejor característica, ya que las posibilidades de Google Assistant aumentan la capacidad de nuestro reloj. Es una extensión de nuestro móvil, en la muñeca.

Las notificaciones mejoran, debían mejorar, y ahora son geniales

Los relojes inteligentes compatibles con Android no suelen ofrecer una buena experiencia con las notificaciones, siendo demasiado básicas. Los relojes con Wear OS ya ofrecían el mejor sistema de notificaciones, pero eso no significa que no hubiese margen de mejora.

Las notificaciones ahora están mejor planteadas. Cuando recibimos una notificación inmediatamente tenemos acceso a globos de respuesta rápida para responder en un toque. Estos mensajes rápidos ya estaban en Wear OS, pero primero tenías que pulsar en responder.

Aunque nada haya cambiado, al ser más accesible, es más útil.

Las notificaciones también tienen acceso directo a los menús de cada notificación, un acceso que ya estaba, pero que ahora es más visible. Desde el reloj podremos marcar como leído un mensaje de WhatsApp o archivar un correo electrónico. Naturalmente también podremos responderlos de la forma natural:

  • Mensajes predefinidos.
  • Texto escrito en teclado (incómodo).
  • Escritura en pantalla (más cómodo, pero algo lento).
  • Dictado de voz. La mejor opción.

Google Fit es más accesible, pero sigue siendo demasiado básico

Al deslizar desde el lado derecho tendremos un acceso directo a la esfera de Google Fit. Esto permite que podamos tener un acceso rápido a una vista de nuestra actividad física sin tener que utilizar la esfera de Google Fit como esfera principal.

A pesar del cambio estético, Google Fit nos sigue pareciendo demasiado simple en algunos aspectos y demasiado complejo en otros. No entendemos las métricas, y configurar un entrenamiento es muy difícil.

Si lo ponemos en contrapartida con el Apple Watch, el reloj de Apple nos invita continuamente a hacer deporte con retos, recompensas y la posibilidad de competir con tus amigos.

Un lavado de imagen es insuficiente para que queramos a Google Fit.

El menú de ajustes rápidos, sobrecargado de utilidades

Deslizar desde la zona superior despliega los accesos rápidos. Este menú ahora está más sobrecargado al incluir un acceso directo a Google Pay y la función Encontrar mi móvil. Esta última es una función muy útil, ¿pero perdemos tanto de vista el móvil para necesitar un acceso tan directo?

Google está pisando el acelerador frente a Apple, pero hace falta algo más

De cara a la opinión pública, para muchos ha sido el Apple Watch Series 4 el gran producto de Apple, y es que el sector wearable es un nicho en el que los de Cupertino están dominando.

Google tiene dos grandes bazas para competir. La primera es la más evidente, y es que mientras que el Apple Watch no sea compatible con dispositivos Android, Google tiene aquí un margen para convencer a los usuarios que Wear OS merece la pena.

La segunda gran baza es Google Assistant. Es mucho mejor que Siri y sigue progresando a gran velocidad. Esta característica no solo lo posiciona en un buen reloj para usuarios Android, sino que hace que sea muy interesante para usuarios de Apple Watch, al tener un acceso directo a Assistant en la muñeca y Siri en el reloj.

Donde Google tiene que mover ficha ahora es en el apartado deportivo. Google Fit necesita mejorar mucho, debe convertirse en un entrenador que nos haga amar el deporte, que nos facilite competir con amigos, que se preocupe por nuestra salud como cada vez hace más el Apple Watch.

Wear OS 2.0 no es una revolución, pero es el comienzo del camino que esperábamos.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Cómo tener la mejor grabación de vídeo en los Galaxy S8 y Note 8
Las mejores aplicaciones para grabar la pantalla de tu móvil