Samsung enseña su primer móvil sin marcos, sin notch y ¿con un agujero?

Samsung enseña su primer móvil sin marcos, sin notch y ¿con un agujero?

El primer Samsung con agujero en la pantalla ha sido anunciado, un modelo que dará mucho que hablar en los próximos meses.
En:

Acaba de empezar la era del notch y ya queremos salir de ella; es una de las decisiones de diseño más polémicas que recordamos. Pese a que su utilidad está clara (ganar más espacio para la pantalla), eso no significa que todo el mundo esté contento con una muesca semejante para elementos como las cámaras delanteras.

Por eso estamos viendo toda una variedad de locuras e inventos para deshacerse del notch. Algunos de ellos son… digamos que algo arriesgados. El gran problema es que en algún sitio hay que meter todos esos componentes; sobre todo si queremos florituras como reconocimiento facial.

Actualizado 26/10/2018

El primer protector de pantalla del Galaxy A8s ha sido filtrado, y confirmaría la existencia de un agujero para la cámara. El protector cuenta con una pequeña perforación en la parte superior, prácticamente en el borde. De ser real, se confirmaría que el A8s tendría algo parecido a una «gota» como notch.

El primer Samsung con agujero en la pantalla

Hoy Samsung ha adelantado cómo va a solucionar este problema. Y no, no será un motor que suba la cámara cuando la necesitemos, o un notch pero con otra forma. Todo apunta a que finalmente Samsung usará un agujero en la pantalla para alojar la cámara frontal; parece que usará este método al menos en un próximo modelo.

El Samsung Galaxy A8s ha sido anunciado hoy en China, junto con el A6s, el primer Galaxy que no ha sido fabricado por la compañía.

El A8s también será un modelo importante, pero por otras razones; será el primer intento de Samsung de extender la pantalla lo máximo posible sin usar notch; hasta ahora, Samsung ha evitado el notch, por lo que sus pantallas nunca han llegado hasta el borde superior del frontal.

La única imagen del Galaxy A8s no es muy clara, y probablemente es más un concepto promocional que otra cosa; pero nos envía un mensaje muy claro: la pantalla ocupará la mayor parte del frontal.

Para conseguirlo, Samsung ha anunciado que el A8s será el primero que adopte una nueva tecnología; no ha explicado exactamente en qué consistirá, pero sólo hay que sumar. Entre la imagen promocional y los rumores que apuntaban a esto, muchos ya se toman el agujero en la pantalla como algo seguro.

Según estos rumores, esta «nueva tecnología» será una nueva pantalla con un pequeño agujero en una de las esquinas; ahí es donde se alojará la cámara frontal. Gracias a esto, la pantalla tendrá una nueva relación de aspecto de 19.5:9; sólo se dejará un pequeño borde en la parte superior e inferior del dispositivo, donde se alojará el altavoz y los sensores.

Bordes mínimos, pero ¿merecerá la pena?

Por lo tanto, Samsung apostaría por separar los componentes en vez de alojarlos todos juntos en un notch. El altavoz es fino y los sensores pequeños, así que caben en un borde muy fino; el problema siempre ha sido la cámara, que ocupa más espacio. Así que la solución es separar la cámara en su propio lugar.

No está claro si esta sería una mejora respecto a un notch; al fin y al cabo, ese agujero también ocupará espacio que no podrá ser aprovechado por la interfaz.

El Samsung Galaxy A8s llegará oficialmente a principios de 2019, así que no queda mucho para saber exactamente qué es lo que están pensando en Samsung.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

Llegan los stickers a WhatsApp, por fin
Las actualizaciones son obligatorias: Google impone un mínimo de 2 años