¿Voy a tener que pagar por Google Play?

¿Voy a tener que pagar por Google Play?

Google va a cobrar a los fabricantes por Google Play en Europa. ¿Cómo nos afecta a nosotros como usuarios? Analizamos todas las posibilidades
17/10/2018 a las 11:19 UTC · Ivan Peñalba Solís
En:

Tras la sentencia de la Unión Europea, Google anunció un cambio en las licencias de Google Play para Android. Analizamos qué significa y las posibilidades que deja este cambio.

La sentencia de la Unión Europea y la respuesta de Google

Ayer saltó una de las noticias más importantes del año, al menos si vives en Europa. Tras las sanciones de la Unión Europea a Google, la compañía ha reaccionado rápido con un nuevo sistema de licencias para Android.

Pagar por tener Google Play, el precio que Google impone a los fabricantes

Recordemos que Android es un sistema operativo libre y gratuito para todo el mundo. Así ha sido y así seguirá siendo siempre, pero solo el sistema operativo, lo que comúnmente conocemos como AOSP (Android Open Source Project).

Si un fabricante quiere incluir Google Play y la suite de aplicaciones de Google, debía incluir además el navegador Google Chrome y la búsqueda de Google. A partir de ahora esto no será así, y es que estos tres grandes bloques se dividirán en licencias de pago.

Qué significa esta separación de poderes

La más evidente y la que ha llamado la atención de todos los medios es que los fabricantes tendrán que pagar si desean acceder y utilizar Google Play. Aún no se sabe que ocurrirá, si los fabricantes tendrán que subir el precio de sus móviles, o si asumirán el sobrecoste.

Uptodown, una tienda alternativa de Android.

Aunque existan alternativas como la tienda de aplicaciones de Amazon y Uptodown, a día de hoy el peso que tiene Google Play en Android es tal que probablemente todos los fabricantes deban pasar por el aro y seguir adquiriendo la licencia para disponer de la tienda de aplicaciones de Google.

En esta licencia está Google Play y el resto de aplicaciones de Google que ya incluían los móviles de Android. La única aplicación que desaparecerá del bloque será Google Chrome, que se podrá adquirir en una licencia aparte. Lo mismo ocurre con la búsqueda de Google, que pasa a ser una licencia aparte.

¿Cuál es el cambio más importante? Una fabricante podrá seguir adquiriendo las tres licencias por separado, pero ya dejan de estar obligados a incluir el navegador de Google, también dejan de estar obligados a incluir la búsqueda de Google.

La razón de Google con este nuevo sistema de licencias en Europa es dejar claro que Google no aprovecha el dominio de Android para ejercer prácticas monopolísticas.

El negocio de las búsquedas sigue siendo el eje central de Google

Si nos vamos al informe financiero del segundo trimestre de Alphabet, compañía matriz de Google, podemos contemplar que los anuncios siguen siendo el negocio principal de Google, con mucha diferencia. Por ejemplo, la división de hardware es tan pequeña que entra en la categoría de Others.

Obligar a los fabricantes a incluir el motor de búsqueda en Android es una herramienta de Google para asegurarse de ser el motor de búsqueda por defecto en cualquier móvil del mundo. Ser el motor de búsqueda por defecto tiene una gran importancia, ya que casi nadie lo cambia.

¿Y qué ocurre si salimos de Android? La única alternativa seria a Android es iOS, ecosistema donde Google no tiene potestad para decidir el navegador predeterminado, ni el motor de búsqueda. ¿El único sistema para mantener presencia en el iPhone, iPad y Mac? Pagar a Apple.

Los forks de Android como negocio de software

Una de las vedas más importantes de dicha decisión es la posibilidad de utilizar alternativas a Android. Anteriormente, Google solo permitía el acceso a la licencia a fabricantes que solo optasen por Android, pero a partir de ahora esto cambia.

La nueva decisión abre puertas a que los fabricantes puedan adquirir la licencia de Google Play de forma independiente. No solo para Android, sino para cualquier fork de Android.

Un fork es un sistema operativo que nace basado en otro. La libertad de Android permite a cualquier fabricante modificar el código fuente a su gusto, pero solo concedían la licencia de Google Play bajo ciertas directrices.

Una consecuencia del acuerdo es que forks de Android puedan tener acceso a Google Play.

Un ejemplo de fork de Android muy conocido es Fire OS, el sistema operativo de las tablets de Amazon. Este nuevo acuerdo permitiría a Amazon, por ejemplo, acceder a Google Play de forma oficial en Europa.

Sailfish OS.

Esta nueva licencia podría permitir que cualquier fabricante desarrollase una alternativa basada en Android pero que incluyese además el acceso a la tienda de aplicaciones de Google. El mejor ejemplo sería Sailfish OS, que ahora tendría mejores condiciones para ser un sistema operativo competitivo en Europa.

La lucha por los navegadores predeterminados

Google no solo pagó a Apple por ser el motor de búsqueda predeterminado, sino que también lo ha hecho con Samsung. A pesar de que Samsung estaba obligada a tener Chrome, Google no podía decidir el buscador que tendría el navegador de Samsung, lo que supuso un pago de Google a Samsung de 3500 millones de dólares en 2017.

iPhone X contra los Android con notch: ¿realmente son iguales?

La lucha por crear una versión alternativa a Android no parece que vaya a trascender mucho por la propia complejidad de crear un sistema operativo completo, pero la de incluir un navegador que no sea el de Google si que parece que tendrá más posibilidades.

Chrome es un excelente navegador, pero no es el navegador definitivo. Con frecuencia hablamos de navegadores de calidad en el propio blog, y os cito algunos ejemplos que son tanto o más recomendables que Chrome:

A partir de ahora, todos estos navegadores y muchos más tendrán la posibilidad de ser el único navegador que venga instalado por defecto, no teniendo que competir en el mismo dispositivo con Chrome, como podíamos ver en Samsung.

Todo podría seguir igual a pesar de la polémica

Aplicaciones Android gratis

Todas las posibilidades que ha abierto Google con este cambio podrían quedar en saco roto, tal y como podemos leer en la declaración oficial de Google. Así es como ha quedado todo exactamente:

  1. La suite de aplicaciones de Google, con Google Play, tendrá un coste como licencia de pago.
  2. Esa licencia no exige que el fabricante integre Google Chrome ni el motor de búsqueda de Google.
  3. Google Chrome y la búsqueda de Google podrán ser adquiridos como licencias independientes.
  4. Google ofrecerá acuerdos comerciales por incluir Chrome y la búsqueda en los dispositivos.

El cuarto punto es el más importante, y es que Google ofrecerá a partir de ahora un acuerdo comercial a los fabricantes que quieran incluir el navegador y otro de búsqueda. Perfectamente, este acuerdo comercial puede compensar el precio de la licencia de Google Play, quedando todo exactamente como estaba antes de la licencia.

El acuerdo de licencia podría hacer que todo termine siendo igual.

Lo más probable es que todo termine quedando igual, pero al menos los fabricantes ahora tendrán más opciones. Quizás no veamos un competidor de Google Play, pero si que da oportunidades a otros motores de búsqueda y / o navegadores.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3

Lo más visto

Probamos la mejor alternativa a Nova Launcher que puedes encontrar
YouTube para Android te dejará probar sus novedades antes de tiempo