Análisis del Xiaomi Mi MIX 3: puro diseño y espectacularidad

Análisis del Xiaomi Mi MIX 3: puro diseño y espectacularidad

Probamos a fondo el nuevo terminal estrella de Xiaomi, el Xiaomi Mi MIX 3 con cuatro cámaras, sistema deslizable y pantalla sin bordes.

Si hay un móvil que ha marcado las tendencias de diseño de los últimos años ese es el Xiaomi Mi MIX. El que se presentara como un móvil conceptual de Xiaomi ha sido el punto de partida para la popularización de las pantallas sin bordes que hoy en día usan casi la totalidad de los fabricantes.

La primera versión fue especialmente llamativa y distintiva pero también pecaba de ser poco pragmática a la hora de ser fabricada y con unos materiales increíbles pero más frágiles de lo adecuado. En sucesivas revisiones Xiaomi fue corrigiendo esto haciendo de este producto un móvil menos aspiracional pero más lógico, todo ello sin perder el diseño como leit motiv.

Con la tercera gran versión Xiaomi ha decidido que es hora de avanzar y en vez de usar el notch, tan de moda hoy en día, se arriesga con un sistema deslizante que permite que el Xiaomi Mi MIX 3 sea un móvil, de verdad, todo pantalla.

Características del Xiaomi Mi MIX 3

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos.
    • 4 x Cortex A75 a 2.8 GHz.
    • 4 x Cortex A55 a 1.8 GHz.
  • Memoria RAM: 6 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 128 GB.
  • Gráfica: Adreno 630.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,39 pulgadas.
    • Resolución: 1080 x 2340 píxeles.
    • Tecnología AMOLED.
    • Relación de aspecto: 19,5:9.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 12 Mpx la principal y 12 Mpx la secundaria.
    • Apertura: f/1.8 + f/2.4.
    • Otros: LED Flash.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 24 + 2 Mpx.
    • Apertura: f/1.8.
  • Conectividad: 4G/LTE, Dual SIM, Bluetooth 5, NFC, WiFi 802.11a/b/g/n/ac…
  • Puertos:
    • Conector USB Tipo C.
    • Sensor de huellas trasero.
  • Batería: 3200 mAh con carga rápida y carga inalámbrica.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie.
    • Capa del fabricante: MIUI.

Una caja de venta diferente

Pocas veces un móvil me sorprende antes de encenderlo pero este es uno de esos casos. Al abrir la caja en la que venía esta unidad cedida por Xiaomi, vi que había, además del cargador de pared y del cable USB C, una funda para el terminal. Esto es algo que se agradece especialmente en este modelo ya que las fundas son peculiares, al tener que dejar una ranura para que el slider deslice.

Pero además de estos tres elementos, más o menos comunes, Xiaomi incluye en la caja normal de venta de este modelo un cargador inalámbrico, un accesorio que es muy útil dado que este smartphone cuenta con este tipo de carga pero que es la primera vez que lo vemos incluido en la caja.

Un diseño único y espectacular

Si hay algo que tenemos que destacar del Xiaomi Mi MIX 3 es su diseño. Es cierto que no es disruptor en tanto que no es sino una gran pantalla con marcos realmente mínimos. Pero lo novedoso de este modelo, y que tienen muy pocos dispositivos, es que la pantalla no está interrumpida por ningún elemento. Aquí no tenemos un notch, ni un agujero en pantalla ni nada que nos distraiga.

Esto, en un panel de 6.4 pulgadas, nos hace tener una experiencia de consumo multimedia realmente increíble. Claramente es algo simple, pero no deja por ello de ser llamativo.

Un todo pantalla sin recortes, algo llamativo

La construcción de este modelo es buena, sólida. Si lo movemos no hay ningún tipo de sonido. Pese a eso, si lo ponemos de canto vemos que la luz pasa entre las dos partes del slider, lo que hace que si damos golpes rápidos en la zona superior se note cómo ambas chocan. Esto es realmente rebuscado, no es una situación no ya cotidiana, sino ni siquiera normal.

Justo en el marco superior, en la parte derecha, tenemos el LED de notificaciones, que no se ha eliminado de este modelo.

El marco está fabricado en metal e incluyo dos botones en la zona derecha, los de volumen en una sola pieza y el de encendido. En la zona izquierda tenemos la bandeja para la dual SIM (no tiene ranura microSD) y un nuevo botón que Xiaomi ha llamado Botón IA. Es muy configurable, como veremos en el apartado de la interfaz.

En la parte superior hay un micrófono y en la inferior hay otro, el altavoz y el conector de carga y datos USB C. De nuevo la empresa prescinde del sensor de infrarrojos y del conector de jack 3.5 mm.

En la mano es un móvil grande y pesado, no se puede obviar, pero no llega a ser molesto ni un problema, aunque lo tengamos bastante tiempo cogido. Al menos no es un problema mayor que el que podemos tener con móviles de tamaño similar.

El mecanismo de deslizamiento es sólido y no tiene holguras y la respuesta del software es inmediata. Pese a todo, se trata de un mecanismo físico, lo que quiere decir que es susceptible de romperse aunque la empresa ha garantizado que en sus pruebas el mecanismo ha soportado más de 600 000 movimientos sin problemas con lo que esto no debería ser algo que nos quitara el sueño.

Más potencia de la que necesitas

La gama alta se Xiaomi no se diferencia en prestaciones brutas de cualquier otro fabricante. En este caso tenemos un Snapdragon 845, 6 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Esta configuración es similar a la de móviles que cuestan aproximadamente el doble que este, incluso con un diseño menos pulido.

Como podéis imaginar el rendimiento es más que notable y usando cualquier aplicación, cualquier juego y a cualquier velocidad la fluidez es intachable.

El modelo que hemos probado no es siquiera el que mas potencia bruta tiene y es que Xiaomi tiene una variante de este Mi MIX 3 con nada menos que 10 GB de RAM, una cantidad que no es despreciable pero que pocos usarán en su día a día, aunque usen apps muy intensas en procesos.

En cuanto a la conectividad, podemos esperar la mejor de las posibles, con una conexión Wifi de alta velocidad a la altura de los mejores. Hemos llegado a tener 400 Mbps en una red de 600 teóricos. Tenemos bluetooth 5.0 y NFC. Eso sí, nada de radio FM, jack de 3.5 mm o sensor de infrarrojos.

El sensor de huellas funciona muy bien, como desde hace años en los Xiaomi, aunque es convencional y no está bajo la pantalla, una forma viable de ponerlo delante sin sacrificar los marcos.

Una pantalla única

La pantalla de este modelo es, como hemos mencionado, muy llamativa. Es un panel con tecnología OLED y una diagonal de 6.4 pulgadas. Ni siquiera destaca por tener una resolución muy elevada, al contar con 2340 x 1080 píxeles. Pero hay un factor diferencial a la hora de usarlo.

Es una pantalla esta con marcos muy contenidos y lo que es mejor, cuando estamos jugando, o viendo una serie o película, los bordes son los mismos. En muchos móviles con notch o bien el recorte interfiere en la imagen o bien se crean marcos negros para delimitar el rectángulo de visionado. No pasa esto aquí y se nota.

En cuanto a la calidad de visionado no tenemos ninguna pega. No es una de las mejores pantallas que hemos visto pero sin duda es una característica más que correcta, que no nos da problemas en exteriores o con mucha luz y cuyo ángulo de visionado es más que decente.

Sí, tiene unos tintes verdosos cuando inclinamos mucho el móvil, como casi cualquier pantalla OLED, pero es algo tan forzado que, como en otras ocasiones, hemos tenido que mirarlo adrede para contarlo en el análisis, porque en los días que llevo usando este móvil como principal no me había dado cuenta.

MIUI por su parte sigue permitiéndonos controlar gran cantidad de parámetros de este apartado, como la temperatura de color o el contraste e incluso el poder encenderla al levantar el móvil.

Cuatro cámaras que destacan por su eficacia

La fotografía es uno de los apartados más importantes en la gama alta. Es lo que diferencia un terminal casi perfecto de uno bastante bueno. Este Xiaomi Mi MIX 3 no es el móvil más versátil que hemos probado pero sí que conjuga de manera acertada la calidad y la versatilidad. Esto lo hace gracias a sus cuatro cámaras, dos delante y dos detrás.

En la parte frontal tenemos un sensor principal de 24 Mpx con uno de apoyo de 2 Mpx que nos permite realizar el modo retrato con la misma precisión que cuando usamos las cámaras traseras. Los selfies son buenos, con una resolución elevada y un detalle que no es escaso.

De noche el ruido sí que es más notable y se nota que la aplicación intenta eliminarlo perdiendo un poco de nitidez.

En la cámara trasera tenemos dos sensores de 12 Mpx cada uno, uno con un angular normal y una apertura f/1.8 (de Sony) y uno con un teleobjetivo con zoom 2x y una apertura f/2.4 (de Samsung). Esto es algo que Xiaomi usa desde el Mi 6 y nos alegra que se mantenga.

Las imágenes son realmente buenas, alcanzando el Top 5 de los móviles que he podido probar este año. Incluso de noche la calidad es muy elevada, en situaciones difíciles con múltiples puntos de luz y con texturas complejas.

Sí que se nota cuando hay poca luz que el sensor 2x no es tan bueno como el principal, sobre todo por la apertura pero también por la temperatura de color y el rango dinámico.

En cuanto al vídeo, tenemos diferencias notables entre las tres cámaras y es que sólo el angular normal trasero está estabilizado ópticamente. Tanto la frontal como el teleobjetivo carecen de esta función y es algo que se nota bastante.

Batería

Como siempre decimos, ningún móvil es perfecto y este no es una excepción. El punto más débil del Xiaomi Mi MIX 3 es su batería.

La marca ha apostado por una con un amperaje bastante contenido, de 3200 mAh, que nos da para un día de uso pero no para muchas horas de pantalla. En nuestras pruebas hemos llegado a las 5 horas de pantalla o algo menos si lo desenchufábamos por la mañana y lo poníamos a cargar antes de acostarnos.

Si en vez de eso dejábamos el móvil descargarse hasta el final llegábamos quizás a las 4 horas de pantalla con unas 35 de uso total.

La parte positiva es que la carga rápida se nota y ayuda y que el poder usar el cargador inalámbrico de serie hace que cargarlo cada poco tiempo no sea tan problemático como en otros casos.

La carga rápida y el cargador inalámbrico ayudan en el día a día

Pese a eso hay que considerar que no es el mejor móvil de Xiaomi en cuanto a batería y el mismo Xiaomi Pocophone F1 es bastante superior con un hardware similar (obviamente gracias a una mayor batería).

Una interfaz conocida pero con puntos novedosos

Xiaomi lanzó este modelo con Android 8.1 Oreo pero a nosotros nos ha llegado la actualización a Android 9 Pie y la mayor parte del análisis la hemos realizado con esta versión.

MIUI 10 es la capa que usa este modelo y en ella tenemos los gestos, las mejoras en notificaciones y multitarea que hemos visto en otros modelos así como las muchas opciones de personalización.

Pero en el caso del Xiaomi Mi MIX 3 haremos hincapié en dos que no están en otros modelos. La primera es el Boton IA. Este botón se localiza en la parte derecha del móvil y permite realizar tres acciones en función de cómo lo pulsemos:

  • Una pulsación.
  • Doble pulsación.
  • Pulsación larga.

La primera opción siempre abrirá el asistente de Google, lo cual es genial porque en los gestos no tenemos una acceso directo al mismo. Las otras dos opciones son configurables y podemos usarlas para realizar otras tareas, como abrir la linterna o la cámara, por ejemplo.

La segunda opción de configuración es el slider. Aunque por defecto cuando lo abrimos se lanza la app de cámara con la frontal activada, esto se puede cambiar para que sirva o bien para otras acciones, como abrir un menú de accesos rápidos o bien no haga nada.

También podemos hacer que la tapa emita un sonido al abrirla y cerrarla, acompañado de un destello de color.

En ambos casos podemos elegir una aplicación instalada para que la abra de forma inmediata, sirviendo tanto el slider como el botón como accesos rápidos físicos, con la ventaja de no tener que desbloquear el terminal para activarlos.

Xiaomi es una de las marcas que mejor trabaja en su capa de personalización y en detalles como estos es donde vemos que es superior a las de la competencia.

Un terminal excepcional

Siempre me han gustado los Mi MIX. Me han parecido móviles distintos dentro de lo posible. Además han logrado crear una tendencia que ahora es norma.

El Xiaomi Mi MIX 3 es elegante, potente, esta bien construido y posee una muy buena cámara. Es un móvil que será raro que no sirva para cualquier persona.

La parte negativa, además de la esperada carencia de microSD, jack de audio o radio FM, es la batería. Sin ser un móvil que vaya a dejarnos tirados en mitad de una jornada, es cierto que no es este el móvil a recomendar para los que lleguen a casa con el % justo para enchufar el smartphone al cargador.

Y no podemos cerrar el análisis sin hablar del precio. Incluso sin promoción de lanzamiento hablamos de un móvil de 499 euros, un coste que muchas marcas otorgan a sus terminales de gama media premium, un segmento al que por supuesto este Mi MIX 3 barre. Incluso es mejor que terminales que cuestan el doble en algunos aspectos ¿En todos? No, pero ahí entra la subjetividad de cada uno, el pensar si te compensa pagar varios cientos de euros más por algunas mejoras.

Dudo que a la mayoría de usuarios le compense.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Xiaomi Mi 9 SE: unboxing y primeras impresiones
Probamos el Samsung Galaxy Fold: cambiando la esencia del smartphone
5 APLICACIONES imprescindibles en SEMANA SANTA
Disney + TODA LA INFORMACIÓN | ¿El fin de Netflix?
Convierte tu Android en una llave de seguridad
Toma de contacto del Samsung Galaxy A40
Probamos el Samsung Galaxy A70
Samsung Galaxy A80: probamos lo más innovador de Samsung
La respuesta de SAMSUNG a XIAOMI | Enfrentamos los Galaxy A
Análisis Samsung Galaxy A50
Cómo usar un PENDRIVE USB con ANDROID
Samsung Galaxy A50: unboxing y primeras impresiones
ACELERA tu conexión a INTERNET con esta app
Cómo moverte entre pestañas de Chrome y otros gestos que agradecerás
Análisis a fondo del Samsung Galaxy S10e

Lo más visto

7 motivos para comprar el espectacular Xiaomi Mi MIX 3
Android Q se filtra: modo escritorio, modo oscuro y más características