Seguridad en Android: así han evolucionado los métodos de desbloqueo

Seguridad en Android: así han evolucionado los métodos de desbloqueo

La seguridad en Android ha evolucionado mucho en los últimos años. Analizamos todas las formas de desbloqueo que ha tenido el sistema de Google.

Los smartphones se han vuelto tan ubicuos en nuestra vida que la seguridad de los mismos es cada vez mas importante. Es cierto que siempre hemos tenido métodos para bloquear el acceso a nuestros datos, incluso cuando los móviles no eran inteligentes. De hecho los métodos de esos móviles fueron los primeros en llegar a los primeros teléfonos inteligentes.

Pero poco a poco estos métodos de bloqueo han ido avanzando conforme la tecnología ha ido mejorando. Hoy hacemos un recorrido sobre los que más impacto han tenido, y también contaremos alguno que se esperaba que triunfara más pero no ha sido así.

PIN y contraseña

La privacidad de WhatsApp en duda tras la marcha de su fundador de Facebook

En la primera era de los smartphones, mucho antes de Android, los móviles se bloqueaban con un PIN, tanto para acceder al mismo como para usar la tarjeta SIM. Esto es algo que compartían con los móviles que no usaban un sistema operativo avanzado y que sólo permitían cambiar los tonos y echar alguna partida a algún juego clásico.

Poco a poco esa opción evolucionó permitiendo no sólo usar un PIN de cuatro dígitos, sino uno de más longitud y sobre todo uno con letras, dando lugar a las contraseñas, algo que usamos a diario actualmente, aunque no para entrar en el móvil.

Patrón de seguridad

Android innovó de manera muy fuerte al incorporar el patrón de seguridad, un sistema de bloqueo basado en un dibujo lineal en pantalla que teníamos que repetir si queríamos realizar cualquier tarea.

Era una forma más cómoda y rápida de usar el móvil pero tenían algunos puntos flacos como que era posible intuir el mismo mirando la pantalla dado que nuestros dedos dejaban marcado un recorrido en la misma, sobre todo si no la teníamos muy limpia.

Aún hoy muchas personas usan este método, al igual que el primero, aunque sus móviles tengan otro sistema de bloqueo más moderno.

Smart Lock (con desbloqueo facial)

El siguiente gran salto lo dio Android de nuevo al incorporar un sistema de desbloqueo facial, que leía nuestro rostro y permitía usar el móvil.

Esta función se basaba en una foto que el smartphone tomaba de nuestra cara en la configuración de esta función, lo que implicaba que, con demasiada facilidad, podíamos saltarnos el sistema con una foto impresa del dueño del móvil. En ocasiones ni siquiera hacía falta usar un papel ya que una pantalla con una foto también servía.

Actualmente este método ha evolucionado y se usa en móviles de primer nivel, como el Huawei Mate 20, pero gracias a unos algoritmos más modernos no se puede saltar con la misma facilidad que antes. Eso sí, es un sistema menos seguro que el PIN o la contraseña.

Sensor de huellas

Sensor de huellas

Aunque cuando Apple presentó el iPhone 5S ya había móviles Android con lectores de huellas, este modelo fue el que disparó la fiebre por este sistema de seguridad.

Actualmente la inmensa mayoría de móviles disponen de uno en su parte trasera o en el lateral, algo que Sony ha usado en ocasiones pero que no ha terminado de popularizarse.

Es posiblemente el sistema más cómodo y rápido aunque las implementaciones de algunos fabricantes son mejores que las que usan otros.

Desbloqueo de iris

escaner de iris samsung galaxy s8

Samsung es una de las empresas más innovadoras del sector de los móviles y se vio en anuncios como el de su sistema de desbloqueo de iris. Este método nos permitía identificarnos mirando al sensor colocado junto a la cámara frontal.

El problema era que la velocidad y eficacia del mismo no eran demasiado altas y a final siempre era más cómodo optar por el PIN o el lector de huellas.

Desbloqueo facial 3D

De nuevo Apple vino a cambiar el estado del sector cuando en el iPhone X eliminó su sensor de huellas y los sustituyó por FaceID, un sistema de desbloqueo facial que usa una proyección de puntos creado por un emisor de infrarrojos para crear una especia de máscara 3D con nuestra cara, impidiendo los fallos de seguridad del sistema que implementaba Android.

Actualmente esta forma de procesar nuestros datos faciales la usan otras marcas también, como Xiaomi o Huawei en los Xiaomi Mi 8, PocoPhone F1 o Huawei Mate 20 Pro.

Sensor de huellas en pantalla

La última parte de esta lista la forman los sensores en pantalla, la evolución de los sensores de huellas que hemos visto en el chasis de muchos terminales. En realidad el sensor está bajo la pantalla y usan pulsos de luz para mirar nuestra huella.

La evolución de estos sistemas son los sensores en pantalla ópticos, que veremos en 2019 en algunos modelos.

Ambos tienen la seguridad de un sensor convencional pero son algo más lentos, aunque también mucho más discretos y no requieren espacio físico en el exterior del terminal.

Está claro que en los próximos años estos métodos continuarán evolucionando ¿cómo creéis que lo harán?

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
10 consejos para que tu móvil dure más de dos años
Activa Google Assistant con el Botón Bixby
Lo MEJOR y lo PEOR del Honor View 20 tras 1 mes de uso
Cómo saber el IMEI del móvil
Xiaomi Redmi Note 7 o Xiaomi Mi A2 Lite: cuál comprar
Minigolf, tensión y diversión: este juego lo tiene todo
Personaliza el botón de Bixby
Así es el OnePlus 7
Los móviles Xiaomi serán más caros
Samsung Galaxy S10 Plus: análisis en español
Análisis del Xiaomi Redmi Note 7
EXPRIME BIXBY con las rutinas – Comandos rápidos de Samsung
Cómo poner tipografías diferentes en Instagram
Análisis del Xiaomi Mi 9
Lo mejor Mobile World Congress 2019

Lo más visto

Cómo localizar un móvil robado: las mejores aplicaciones
El Motorola Moto G6 Plus empieza a actualizarse a Android 9 Pie