Análisis del Samsung Galaxy S10+, un gran móvil que solo recorta en pantalla

Análisis del Samsung Galaxy S10+, un gran móvil que solo recorta en pantalla

Analizamos a fondo el Samsung Galaxy S10+, un móvil sobresaliente en todos los aspectos. Potente, hermoso, cargado de tecnología...

La historia de este análisis comienza un lunes a finales de febrero, primer día del MWC de 2019 y también el primer día en el que el móvil y yo nos encontramos. No fue amor a primera vista, pero bastó unas horas con él para que me dejase apreciar gran parte de su atractivo. Nuestro amor no es pasional, sí reflexivo y cargado de emociones. No podría asegurarlo, pero creo que también es duradero.

El Samsung Galaxy S10+ no es un móvil cualquiera ya que ningún smartphone top de la marca lo es por más que haya evolucionado poco con respecto a la anterior generación. No es el caso del S10 ya que aporta suficientes cambios, tanto a nivel estético como de hardware, pero no supone un salto inmenso en prestaciones con respecto al Samsung Galaxy S9+.

He pasado varios días con el Samsung Galaxy S10+ en la prueba de fuego para cualquier smartphone: un MWC completo con cuatro días dándole uso masivo a la cámara, la mensajería, la grabación de audio y, en los pocos ratos libres, también a los juegos. Me ha ido conquistando poco a poco, como decía: es un teléfono que se comporta a las mil maravillas, es imposible no sentirse atraído por sus encantos.

Características del Samsung Galaxy S10+

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Para la prueba tengo un S10+ en su versión de 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Todos los análisis e impresiones los realizaré sobre este dispositivo; por más que sean extensibles al resto de versiones de este modelo, al Samsung Galaxy S10 y, en gran medida, también al Galaxy S10e. Si lo estás valorando dependerá de ti agujerear tu presupuesto, ya sabes que, al menos en el lanzamiento, no son móviles baratos.

Veamos las características del Samsung Galaxy S10+ al detalle.

  • Pantalla:
    • Tecnología Dynamic AMOLED con certificación HDR10+ y 1200 nits de brillo.
    • Resolución QHD+ (3040 x 1440 píxeles).
    • 6.4 pulgadas en ratio 19:9.
  • Rendimiento:
    • Samsung Exynos 9820 fabricado a 8nm.
      • CPU: 2 núcleos a 2.8 GHz, 2 núcleos a 2.4 GHz y 4 núcleos a 1.8 GHz.
      • GPU: Mali-G76.
      • Unidad neuronal para IA.
    • 8 GB de memoria RAM.
    • 128 GB/512 GB/1 TB de almacenamiento interno.
    • MicroSD de hasta 512 GB en el hueco de la segunda tarjeta SIM.
  • Cámaras:
    • Frontales:
      • Principal de 10 Mpx con apertura f/1.9 y autoenfoque. Dual Pixel. Grabación 4K.
      • Cámara de profundidad (3D).
    • Traseras:
      • Cámara principal (77º de angular) de 16 Mpx con apertura variable entre f/1.5 y f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
      • Cámara gran angular (123º) de 12 Mpx con apertura f/2.2 y autoenfoque. Dual Pixel.
      • Cámara telefoto de (45º de angular) de 12 Mpx con apertura de f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
  • Conexiones:
    • Puerto de carga (15 W) y datos (USB 3.1) con conector USB-C.
    • Puerto Jack de 3.5 mm para auriculares.
    • Zona de carga Qi en la parte trasera:
      • Capaz de cargar el móvil a 15 W.
      • Capaz de cargar otros móviles y accesorios a 9 W.
    • Compatibilidad con Ethernet con un adaptador USB-C y WiFi a/b/g/n/ac/ax (Wi-Fi 4/5/6). Wi-Fi Direct. ANT+. NFC. Bluetooth 5.0.
  • Batería: 4100 mAh.
  • Sensores:
    • Giroscopio, acelerómetro, proximidad, luz ambiente RGB, barómetro, brújula, campo magnético y ritmo cardíaco.
  • Dimensiones y peso:
    • 6 x 74.1 x 7.8 mm.
    • 175 g.

Diseño: refinando las líneas y aumentando la superficie frontal

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Haciendo énfasis periodístico podría decir que corrieron ríos de tinta con los famosos agujeros en pantalla de los Samsung Galaxy S10. La marca siempre fue reticente a introducir el notch en su gama, pero al final tuvo que ceder a la tendencia de la telefonía y también a los deseos de los usuarios: estos quieren pantallas más grandes sin que el móvil crezca excesivamente en sus dimensiones. Este hecho define bastante bien al S10+.

No es un móvil pequeño, eso es obvio, tampoco es un smartphone ligero ni fácil de utilizar con una mano. El Samsung Galaxy S10+ es grande, ancho, no puede decirse que pese mucho ni tampoco que se lo pueda llevar el viento si sopla algo más que una brisa. Aun así, resulta bastante manejable siempre que no desees utilizarlo con una mano. Y esto tiene una doble lectura: a pesar de que Samsung ha desarrollado One UI con suma inteligencia en un intento de facilitar la utilización del móvil con una única extremidad, el resto de aplicaciones, y el botón de encendido, imposibilitan dicho uso.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Ya lo he dicho: Samsung ha colocado el botón de encendido demasiado arriba, en una zona a la que resulta complicado acceder. Ocurre lo mismo con los botones de volumen; consiguiendo que más de una vez haya pulsado a Bixby en lugar de bajar el nivel del sonido. Menos mal que Bixby ya habla mi idioma y no me he de pelear con la lengua de Muzzy…

Pantalla Edge para el S10, lo que significa bordes frontales suavizados, igual que en la cara posterior. El cuerpo de aluminio, de excelente solidez y tacto robusto, no es tan fino como en anteriores Galaxy, lo que le otorga un agarre mucho más cómodo. Cristal por delante y también por detrás; ofreciendo carga inalámbrica y la siempre bienvenida protección contra el polvo y el agua IP68.

El Samsung Galaxy S10+ es resistente el polvo y al agua, a las caídas seguramente no tanto

Me da la impresión de que, a grandes rasgos, el S10 evoluciona a partir del Galaxy Note 9 en lugar de hacerlo desde el S9+. Sus líneas son más rectas, posee un carácter más sobrio, da mayor presencia. Al menos hasta que se ilumina la pantalla y uno se topa con el recorte doble para la cámara delantera y el sensor de profundidad.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

¿Molesta el citado notch? Llama la atención la primera vez y es una manera de distinguir al S10 de entre cualquier teléfono, al menos de momento, aunque sin que estorbe de manera excesiva en el uso diario, incluso menos que un notch en forma de ceja: al quedar el recorte en el lateral la vista no tropieza con obstáculos en su punto central de visión. Y One UI se adapta a la perfección a la decisión de hardware: las notificaciones quedan en línea con los sensores, tampoco se ven amontonadas junto a los bordes.

El recorte para los agujeros es menos traumático de lo que pueda parecer

Si echamos la vista atrás apreciamos el bloque de cámaras con la salida de los tres objetivos, el flash LED y los sensores de salud en el extremo derecho. La cara se presenta limpia a excepción de dichas cámaras y el logo de Samsung; disponiendo de distintos colores a elegir. Un detalle algo negativo es que las huellas se quedan atrapadas como si el móvil las invitase a quedarse de vacaciones. No es algo extraño en los móviles de cristal, pero siempre merece reseñarse.

Resumiría este apartado transmitiendo la extraordinaria sensación de solidez y calidad que arroja el Samsung Galaxy S10+ al sostenerlo en la mano. Se nota el bagaje de Samsung como mayor representante de la gama “premium” en Android, nadie puede decir que el S10+ no transmita lo que ha de transmitir. Y es resbaladizo, la sensación de que hay que agarrarlo con fuerza también la transmite.

Una potencia a la altura de lo esperado

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Con cada nuevo “Galaxy S” Samsung acostumbra a elevar un peldaño su gama de procesadores Exynos. Por ello, en toda la gama Samsung Galaxy S10 nos encontramos con el Exynos 9820, primero del fabricante fabricado en 8 nm y con prestaciones a la altura de lo que uno esperaría de un smartphone de la más alta categoría. Por prestaciones no es, tampoco por capacidades para exprimir los gráficos 3D de los juegos que demandan más potencia.

No me he encontrado con problemas a la hora de utilizar tanto el sistema como las apps incluidas o las que están disponibles para descargar tanto de la Google Play como de la Samsung Galaxy Store (también Apks, claro). Sí he apreciado alguna ralentización puntual en procesos como la gestión de los AR Stickers y cierres forzosos en determinadas áreas de los ajustes. Más allá de aquí la experiencia es 100 % fluida y rapidísima.

Turno de colar los pertinentes benchmarks. Aquí tienes los cuatro de referencia: de izquierda a derecha, puedes apreciar la puntuación de AnTuTu, GeekBench 4, 3D Mark y Androbench.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Dado que el Exynos 9820 va a estar entre los procesadores más importantes de 2019, ¿por qué no enfrentarlo a su competencia más directa en Android? Aquí tienes a los procesadores del Samsung Galaxy S10+ (Exynos 9820), Xiaomi Mi 9 (Snapdragon 855) y Huawei Mate 20 Pro (Kirin 980) frente a frente en AnTuTu. Los tests están realizados sin potenciar el procesador; y sin entrar a valorar si las marcas trucan o no las pruebas de rendimiento.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

De izquierda y derecha: Samsung Galaxy S10+, Xiaomi Mi 9, Huawei Mate 20 Pro

El rendimiento del cerebro del Samsung Galaxy S10+ es altísimo, aunque parece que queda un escaloncito por debajo del Snapdragon 855 en términos de potencia bruta. A la hora de exprimir el SoC en aplicaciones y juegos de uso real no he notado diferencias palpables con respecto al resto de smartphones de la anterior comparativa, el Huawei Mate 20 Pro y el Xiaomi Mi 9.

No solo el Exynos 9820 funciona a la perfección, también la memoria RAM y al almacenamiento, ambos desarrollados por Samsung. Excelente velocidad y también gran espacio: 8 GB y 128 GB en mi caso. ya sabes que hay una versión del Samsung Galaxy S10+ con 12 GB de memoria RAM y 1 TB de espacio interno, pero se me antoja excesivamente cara para el rendimiento que se le va a sacar al teléfono. Puestos a derrochar dinero, con el modelo que estoy probando tienes más que suficiente. Incluso con el Samsung Galaxy S10e.

En el Samsung Galaxy S10+ nos encontramos con la habitual bandeja doble compartida para SIM y tarjeta SD. Dicha bandeja se inserta en la parte superior del teléfono quedando bien disimulada en el cuerpo de aluminio. Como es habitual en las bandejas dobles, hay que elegir: o dos SIMS o SIM y SD Card.

Pantalla soberbia y muy bien calibrada de serie

Análisis del Samsung Galaxy S10+

La pantalla es una de las claves de los Samsung Galaxy más “top”, de ahí que la marca coloque su mejor panel AMOLED hasta la fecha. En esta ocasión tiene la particularidad del recorte superior para albergar la doble cámara y los sensores de proximidad e iluminación. Ya dije que no es algo que moleste una vez el ojo se acostumbra, de ahí que no lo aprecie como un aspecto negativo; con la ventaja de que la superficie de pantalla se ve maximizada.

6,4 pulgadas de diagonal para un panel Dynamic AMOLED con una resolución altísima: 3040 x 1440 píxeles. La nitidez de la pantalla es soberbia, también el contraste. Viene muy bien calibrada de serie y con el modo natural por defecto para huir de la antigua saturación de los Samsung Galaxy. ¿Que quieres potenciar los colores? Siempre se pueden personalizar con los ajustes de pantalla.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Dynamic AMOLED o AMOLED Dinámico es la evolución de los Super AMOLED de Samsung. El móvil realiza un mapeado de tonos dinámico ajustando en tiempo real los colores y el contraste a las necesidades de la aplicación que se esté ejecutando. Esto es muy patente en juegos como Fortnite: se aprecia la pantalla algo más saturada para destacar los gráficos en 3D y las animaciones. Además, la nueva generación de Samsung ofrece compatibilidad con contenido HDR10+. Si encuentras vídeos compatibles la diferencia con otra pantalla se aprecia bastante.

La pantalla está al nivel de lo que se espera del teléfono

El brillo máximo continúa siendo muy alto para que así pueda usarse el smartphone incluso en exteriores y bajo la luz directa del sol (Samsung asegura que la pantalla de los S10 alcanza los 1200 nits). Y mantiene el Smart Display con opciones añadidas a quienes

Muy buena batería, tanto en tiempo de uso como en opciones de carga

La pantalla está al nivel de lo que se espera del teléfono

Samsung ha decidido equiparar las capacidades de la batería a lo deseado en la gama alta, por lo que en el Galaxy S10+ nos encontramos con 4100 mAh. Sobre el papel esto asegura más del día sin preocupaciones, lo cual ocurre: durante las jornadas del MWC, y siempre teniendo en cuenta el exceso de trabajo al que se somete todo teléfono, el S10+ me ha aguantado como un campeón. No puedo decir que su batería sea “nuclear”, sí que puede extenderse más allá del día y medio con un uso más o menos normal.

La autonomía no es sobresaliente, sí se queda en un notable alto

La Inteligencia Artificial del Samsung Galaxy S10+ colabora en la gestión de la autonomía al aprender de cómo se utiliza el teléfono; optimizando así las aplicaciones en consecuencia. Esto implica que la duración de la batería aumente con respecto a las primeras jornadas de uso y sin que se utilice el móvil de manera distinta. Además, One UI provee de distintos modos de rendimiento para así exprimir aún más hasta el último mAh.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

En términos de carga, el Samsung Galaxy S10+ incluye un cargador de 15 W con el que se puede aplicar la carga rápida. Esta no es la más rápida ya que móviles como el Huawei Mate 20 Pro tardan mucho menos de la mitad, pero tampoco puedo decir que, teniendo en cuenta que el S10+ posee una batería de 4100 mAh, esta se cargue despacio. Y siempre de modo adaptativo, para que los componentes sufran lo menos posible.

A continuación tienes los tiempos de carga con el móvil apagado:

  • 5 minutos: 7 % de batería.
  • 10 minutos: 14 % de batería.
  • 20 minutos: 28 % de batería.
  • 30 minutos: 42 % de batería.
  • 50 minutos: 67 % de batería.
  • Total: 1 hora y 34 minutos.

Samsung es de los pocos fabricantes que lleva apostando por la carga inalámbrica desde hace varios años, de ahí que todos los modelos de S10 la incorporen. No solo eso, dicha carga sin cables también es rápida. Y también incluye carga inversa, la misma que estrenó en móvil el Huawei Mate 20 Pro: basta con activar “Wireless Power Share” desde los ajustes rápidos del área de notificaciones para que el Samsung Galaxy S10+ (y resto de S10) cargue cualquier otro dispositivo Qi a 9W. Incluidos los últimos iPhone. Los S10 pueden cargar otro dispositivo incluso cuando se cargan ellos mismos.

Lector de huellas en pantalla que funciona con ultrasonidos

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Samsung se apunta a la tendencia de incluir el escáner de huella dactilar bajo la pantalla con un sensor ultrasónico que apunta en la mejora de la fiabilidad y de la seguridad. La tecnología promete una lectura más rápida en todas las circunstancias, incluso bajo el agua. Y todo esto es cierto, puedo corroborarlo. Eso sí: el lector a menudo desespera.

El lector por ultrasonidos funciona de manera muy diferente a cómo lo hacen los habituales lectores ópticos bajo la pantalla. Ofrece mucha más seguridad ya que el escaneo se realiza en tres dimensiones, no haciendo una foto como ocurre en el caso de los citados ópticos. El problema es que hay que adaptarse por completo a la nueva manera de funcionar: el dedo debe posarse lo máximo posible en la zona de lectura habilitada y sin ejercer demasiada presión. El resultado es que a menudo tengo que poner varias veces el dedo, algo que también me ocurre en otros lectores ópticos bajo la pantalla. El proceso de adaptación es arduo.

“Lo estás desbloqueando mal”, dice una vocecilla en mi cabeza cada vez que tengo que poner de nuevo el dedo

Repetir la lectura de la huella es algo habitual en un inicio. Y no solo me ocurre a mí, es algo generalizado: la mayoría de los que estamos probando un Samsung Galaxy S10 nos encontramos con este inconveniente. Aun así, y cuando le tomas el truco, el lector ultrasónico saca a relucir el salto evolutivo que supone frente al escáner óptico: basta posar ligeramente el dedo para que la pantalla se desbloquee al instante. Aparte de la mayor seguridad, otra de las ventajas es que el escáner ultrasónico identifica las huellas con los dedos mojados.

Lo máximo en conexiones y el primer móvil con WiFi 6

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Distinguir un gama premium de uno inferior es cada vez más complicado porque la calidad en diseño, materiales y prestaciones clave de los teléfonos son cada vez más uniformes. Antes bastaba con fijarse en el procesador; ahora las diferencias quedan patentes en las conexiones inalámbricas y sensores que incluyen los smartphones.

El Samsung Galaxy S10+ incluye lo mejor en términos inalámbricos

Samsung siempre se ha caracterizado por incluir lo mejor del panorama móvil en su gama “S”. Echar mano a un Samsung Galaxy S10+ supone disfrutar de la máxima velocidad en conexiones móviles (en 4G, hay que remarcarlo) y también en la conexión a redes locales WiFi. En este punto, cobra especial atención el WiFi 6.0, estándar que garantiza mayores tasas de transferencia y una mejor estabilidad, entre otros factores. No he podido probarlo aún ya que no dispongo de un router con WiFi 6, pero justo la semana que viene me llegará uno de Asus. Actualizaré está parte de la review cuando lo pruebe con el Samsung Galaxy S10+.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Otra muestra de la calidad de los componentes se encuentra en la geolocalización. GPS, GLONASS, Galileo y Beidou, el Samsung Galaxy S10+ se conecta simultáneamente a las cuatro redes de satélites con suma rapidez y precisión. En mis pruebas el móvil me situó en segundos con una precisión de hasta cuatro metros. Incluso dentro de edificios.

¿Y el sonido? Lo único que echo de menos es la radio FM: pese a que es compatible con ella, solo ciertos mercados la tienen activada. En España nos quedamos sin ella, es una lástima: pese a que una conexión de datos puede acceder a la mayor parte de emisiones que transmiten por Internet, siempre es de agradecer que el fabricante incluya el máximo de opciones.

El S10+ dispone de conector de auriculares, algo extraño en la gama más alta

El Samsung Galaxy S10+ ofrece un audio superior sea cual sea el soporte de escucha. Incluye conector de auriculares, todo un punto positivo para la marca. Además, Samsung mete unos excelentes auriculares AKG con cable junto con el móvil; y regala unos Galaxy Buds inalámbricos con la precompra del teléfono. Si te decidiste a comprar el S10 resérvalo cuanto antes.

El S10 dispone de conector de auriculares, algo extraño en la gama más alta

Samsung regala unos Galaxy Buds a los primeros compradores

Es una delicia escuchar música con el Samsung Galaxy S10+. Muy buen sistema de audio, compatible con Dolby Atmos, multitud de mejoras y personalizaciones de sonido… Tanto da que se escuche música con cable como utilizando el Bluetooth 5.0, la experiencia auditiva es superior. Incluso usando los altavoces externos: el móvil dispone de audio estéreo con la salida principal en la parte inferior del teléfono y la secundaria en el auricular de llamadas, sobre la pantalla. El nivel de sonido que alcanza es muy alto sin que distorsione en exceso a máximo volumen.

Sobresaliente alto en la calidad de sonido y en las maneras de escucharlo

Además de lo anterior, el Samsung Galaxy S10+ incluye el pertinente NFC, doble SIM en un zócalo compartido con la SD Card, dispone de un sistema de vibración preciso y bien calibrado… Y, por desgracia, los S10 pierden el botón de Home sensible a la presión que lleva en la gama alta del fabricante desde el Samsung Galaxy S8. Yo lo he echado mucho de menos.

One UI le sienta genial al Samsung Galaxy S10+

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Samsung dio un salto enorme en términos de software el año pasado cuando liberó las primeras betas de Android 9 Pie para los Samsung Galaxy S9. Pude probar la nueva capa personalizada desde esas primeras betas y caí rendido a su nuevo estilo. Samsung adaptó su interfaz, pesada como ninguna, a las reglas de Material Design con el estilo de Android 9 para menús y tarjetas. De rebote, se mejoró la usabilidad al conseguir que los elementos de One UI, y de las Samsung Apps, queden al alcance del uso con una mano. El resultado es tan atractivo como cómodo, especialmente con el modo oscuro integrado.

El salto cualitativo en la interfaz del Galaxy S10+ es enorme

Los Samsung Galaxy S10 parten con la ventaja de todo el bagaje de One UI en los modelos previos, pero saliendo al mercado ya actualizados. La mayor parte de los ajustes y aplicaciones de las generaciones anteriores siguen presentes: Samsung mantiene lo anterior mientras implementa novedades. Las más claras tienen que ver con la Inteligencia Artificial, especialmente con Samsung Bixby.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

El móvil que nos ocupa es el primero que sale con un asistente personal propio que por fin es útil en nuestro idioma. Samsung actualizó Bixby oficialmente justo cuando lanzó los S10, por lo que podemos utilizar la voz, con todo lo que ello conlleva, para controlar al asistente. Incluso el botón dedicado puede resultar práctico: ahora hasta se puede personalizar. Ha costado dos años, ya era hora.

Aparte del uso de la voz, del Home y de los comandos rápidos, Samsung Bixby estrena las nuevas rutinas. Son muy prácticas para conseguir que los Samsung Galaxy S10+ ejecuten multitud de acciones de forma automática, lo cual amplía las posibilidades del asistente de forma casi exponencial. Y lo mejor es que se pueden personalizar; o crear de cero según las necesidades. Mi valoración de Bixby ha sumado muchos puntos.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Personalización de la pantalla, del sonido, duplicación de aplicaciones de mensajería, multitud de gestos y funciones rápidas, el citado (y espléndido) modo oscuro, aplicaciones propias para que el usuario no tenga que instalar nada para el uso básico… Es cierto que el Samsung Galaxy S10+ es un móvil que mantiene el carácter pesado de su capa, pero Samsung ha hecho un notable esfuerzo por adaptar lo ofrecido a todos los gustos.

Gran número de cámaras y un desempeño a la altura

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Basta mirarlo por detrás, y también por delante, para descubrir que el Samsung Galaxy S10+ pone en el desempeño fotográfico gran parte de su esfuerzo. No es de extrañar ya que, dada la categoría del teléfono, este ha de enfrentarse a su competencia justo donde el terreno de lucha es más cruel: la fotografía. Tanto en número como por la versatilidad, el S10+ da la talla.

Veamos cuáles son las características concretas de los sensores y ópticas. Triple cámara trasera y doble delantera, todo para conseguir la foto que mejor se adapte al momento. Empecemos por detrás:

  • Cámara principal (77º de angular) de 16 Mpx con apertura variable entre f/1.5 y f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
    • Útil para fotos de calidad, a personas o en condiciones de poca luz.
  • Cámara gran angular (123º) de 12 Mpx con apertura f/2.2 y autoenfoque. Dual Pixel.
    • Útil para fotos de grupos en espacios pequeños o amplios paisajes
  • Cámara telefoto de (45º de angular) de 12 Mpx con apertura de f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico. Dual Pixel.
    • Útil para objetos lejanos. Da un resultado mucho mejor que el zoom digital que simplemente amplia la imagen original.

Y la doble cámara delantera:

  • Cámara frontal principal de 10 Mpx con apertura f/1.9 y autoenfoque.
    • Puede grabar en 4K y da buenos resultados en poca luz por su apertura y la tecnología Dual Pixel.
  • Cámara frontal de profundidad.
    • Permite detectar tu cara en 3D para mejorar las fotos de la cámara frontal principal.

Gracias a todos los sensores y ópticas el Samsung Galaxy S10+ consigue muy buenos resultados en fotografía y también en la grabación de vídeo. La aplicación se mantiene a la altura; incluyendo multitud de modos, desde los profesionales a los más lúdicos. Sí, tenemos stickers, una suerte de Animojis (algo decepcionantes) y la opción de crear animaciones personalizadas a partir de una foto. Quienes gusten de decorar sus fotos sociales seguramente aprecien todo este extra de software.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Entrando de lleno en la calidad de las imágenes, Samsung logra un gran desempeño en términos de detalle, nitidez y equilibrio de color. Cada sensor y objetivo posee sus cualidades más allá del efecto óptico: con la cámara principal se obtienen las mejores imágenes; el gran angular acusa cierta falta de exposición cuando desciende la iluminación; y el telefoto logra acercar la imagen perdiendo cierta capacidad de detalle.

La cámara principal se basta y se sobra para captar las mejores fotografías

Por lo general, basta con usar la cámara por defecto reservando las otras dos para las circunstancias puntuales. El rango dinámico es bueno, aunque podría ser mejor. Los colores sí se presentan bastante naturales. Y los resultados nocturnos son acertados; acusando las acuarelas en las zonas menos iluminadas de la imagen. Por cierto, Samsung no incluye un modo noche en la aplicación, algo extraño dado que la estabilización de las cámaras debería contribuir a una mejora en la captura a pulso.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Samsung hace uso de la Inteligencia Artificial en el caso de que desees que esta elija los mejores ajustes para cada captura. Por la experiencia acumulada lo mejor es desactivarla, pero sí he encontrado que es bastante más precisa que las “IAs” de otras marcas. La interfaz posee el selector de cámara para así seleccionar en todo momento el tipo de enfoque: gran angular, principal y telefoto. Cada icono es una hoja de un tamaño acorde.

El efecto desenfoque mantiene el protagonismo con el nombre de “Enfoque dinámico“. No solo permite crear retratos de personas con bokeh ajustable, el efecto es aplicable a cualquier objeto. Además, el Samsung Galaxy S10+ incluye distintos efectos de desenfoque seleccionables, incluso el “Área de color“: resulta posible destacar un área de la foto para que mantenga los colores mientras el resto de la imagen tiende al monocromo.

A continuación tienes una galería con tomas en multitud de circunstancias diferentes. Todas las fotos están sin editar, tal cual el Samsung Galaxy S10+ las guarda en la galería. Recuerda: pulsa sobre la siguiente imagen para acceder a dicha galería.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

El recorte de la pantalla del Samsung Galaxy S10 no es en balde: ahí queda la doble cámara delantera. Gracias a este pack el móvil consigue un buen desempeño en selfies con cierta pérdida de detalle en iluminación media, también se aprecian las acuarelas. A nivel de opciones, la aplicación ofrece distintos modos y también realces de belleza, como es menester. Y dispone de dos modos de encuadre: normal y gran angular, perfecto para selfies en solitario o en grupo.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

El compendio de captura multimedia lo completa una grabación de vídeo que se mantiene en línea con las prestaciones fotográficas. Gran calidad, posibilidad de grabar en 4K y 60 fps, estabilización mecánica que logra vídeos sin trepidaciones, opción a registrar vídeo en HDR10+ (solo en 1080p y 30 fps), también dispone de cámara superlenta a 960 fps y cámara rápida… Vamos, que es uno de esos móviles que hará las delicias de quienes busquen un smartphone para grabar vídeos casuales y también tomas más profesionales.

Uno de los inconvenientes es el autoenfoque: suele mostrarse demasiado errático incluso aunque se marque un objetivo a seguir. El rango dinámico puede verse penalizado en circunstancias de gran contraste de iluminación, esta es otra de sus penalizaciones. Y, pese a que ofrece multitud de opciones de grabación, estas solo pueden aprovecharse en la resolución 1080p.

Lo mejor y lo peor del Samsung Galaxy S10+

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Creo que ha quedado patente que este es un smartphone del que cuesta mucho desprenderse una vez se ha probado, es uno de esos teléfonos que ensalzan el potencial de Android por más que este quede oculto bajo la capa One UI. Resulta obvio que es un grandísimo móvil ya que cada Galaxy S lo ha sido y lo será, pero también es obvio que no todo está al mismo nivel en el teléfono.

Análisis del Samsung Galaxy S10+, un gran móvil que solo recorta en pantalla

A continuación haré un resumen con los puntos fuertes y débiles del Samsung Galaxy S10+. Si no quieres leerte toda la review bastará con que prestes atención a lo más destacado.

  • Es un móvil excepcional en todos los sentidos.
  • Que sea un excelente móvil no quita lo más negativo: pagar más de mil euros por un teléfono sigue siendo una obscenidad. No obstante, vale la pena esperar a que descienda de precio: de aquí a unos meses será aún más recomendable.
  • Me ha parecido que la captura multimedia se mantiene a un excelente nivel. No hay un salto excesivo a nivel de procesado con respecto al Samsung Galaxy S9+, pero sí que se añade más versatilidad gracias a la multiplicación de sensores.
  • La grabación de vídeo está a un excelente nivel. Y ahora con HDR10+; por más que no lo reproduzcan demasiados dispositivos.
  • El recorte frontal para las cámaras es un mal menor: pese a que puede parecer una molestia, lo cierto es que el sistema minimiza bien los inconvenientes.
  • El Samsung Galaxy S10+ es un móvil grande y también ancho. Los bordes Edge están pronunciados, pero no en exceso.
  • La carga es rápida, pero está muy por detrás de competidores como Huawei u OPPO. Samsung debe espabilar.
  • La carga inalámbrica siempre es bienvenida. Ahora es más rápida en cargadores compatibles. Y tiene el aliciente de la carga inversa, mucho más que una curiosidad.
  • Batería de 4100 mAh que da mucha vida sin que dure de manera exagerada.
  • Resistencia al polvo y al agua IP68, siempre es una buena noticia.
  • Samsung mantiene el conector de auriculares, otra muy buena noticia.
  • El sonido del Samsung Galaxy S10+ es excelente. Además, en la caja vienen unos auriculares de gran calidad AKG y la marca regala unos Galaxy Buds a los primeros compradores.
  • El móvil resbala mucho y se le pegan todas las huellas.
  • El botón de encendido queda demasiado arriba para una pulsación cómoda, igual que los de volumen.
  • Samsung Bixby por fin es útil en un Galaxy: además de estar en español, las rutinas incorporan muchas más opciones al asistente personal.
  • Me encanta One UI, creo que es de las mejores capas personalizadas en Android.
  • Pese a que One UI es muy buena, Samsung se empeña en inundar de aplicaciones y servicios el Galaxy S10+; con el gasto extra de batería que esto supone.
  • Cuesta acostumbrarse al lector de huellas ultrasónico, pero, una vez lo consigues, descubres lo bueno que es.
  • Samsung ha quitado el sensor de presión en el botón de Home. Quizá no añadiese excesiva utilidad, pero a mí me gustaba la vibración al presionar.

Conclusión: uno de los mejores móviles que puedes comprar si es que lo puedes comprar

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Reconozco que yo acudía a mi encuentro con el Samsung Galaxy S10+ presentando ciertas reticencias, pero he terminado con la sensación de que el teléfono se comporta mucho mejor de lo que puede dar a entender en un inicio. Está claro que es potente, que ofrece lo mejor en hardware, que su conjunto de cámaras va a estar en lo más alto. No solo eso, posee un carisma propio que consigue vencer cualquier resistencia,

1009 euros vale el móvil con el que he pasado los últimos días, una auténtica fortuna para la mayoría de bolsillos. Justificar ese precio es muy difícil, especialmente cuando existen móviles como el Xiaomi Mi 9 compitiendo por menos de la mitad. En este sentido, Samsung ofrece lo que se espera de la marca en términos de innovación y calidad de componentes; construyendo un smartphone soberbio. Decidirse o no por él ya será cuestión de gustos, también de economía.

Análisis del Samsung Galaxy S10+

Yo recomendaré el Samsung Galaxy S10+ a un público muy específico: aquel que quiera el mejor móvil sin importar lo que cueste; también a aquel que ya sabe lo que ofrece Samsung y aprecia todos los detalles extra de la marca, tanto a nivel de software como de hardware. No decepcionará, de eso estoy seguro.

¿Te interesa hacerte con el Samsung Galaxy S10+? Lo tienes en precompra a través de Amazon. Recuerda que, si lo adquieres ahora, te llevas gratis los Samsung Galaxy Buds: tienes que apuntarte a la promoción a través de la app Samsung Members (viene preinstalada en los Samsung Galaxy).

Compra aquí tu Samsung Galaxy S10+ en Amazon

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
10 consejos para que tu móvil dure más de dos años
Activa Google Assistant con el Botón Bixby
Lo MEJOR y lo PEOR del Honor View 20 tras 1 mes de uso
Cómo saber el IMEI del móvil
Xiaomi Redmi Note 7 o Xiaomi Mi A2 Lite: cuál comprar
Minigolf, tensión y diversión: este juego lo tiene todo
Personaliza el botón de Bixby
Así es el OnePlus 7
Los móviles Xiaomi serán más caros
Samsung Galaxy S10 Plus: análisis en español
Análisis del Xiaomi Redmi Note 7
EXPRIME BIXBY con las rutinas – Comandos rápidos de Samsung
Cómo poner tipografías diferentes en Instagram
Análisis del Xiaomi Mi 9
Lo mejor Mobile World Congress 2019

Lo más visto

Cómo activar la verificación en dos pasos en WhatsApp, Google, Facebook…
Así es el OnePlus 7, sin notch y con cámara deslizable