Todo está en tu móvil. No exageramos, en él están tus mensajes privados, tus conversaciones por Direct, las de Tinder, decenas de chats y grupos de WhatsApp, miles de fotografías en la galería, las contraseñas a decenas de servicios… Imagina que toda esa información cae en malas manos. Da mucho miedo, ¿verdad?

¿Sabes qué puedes hacer para protegerte? Aquí os vamos a dar una serie de consejos para tener un móvil más seguro.

No compres cualquier teléfono

Mantener el teléfono actualizado es de extrema relevancia. Lo ideal es actualizar el terminal con rapidez, puesto que los fabricantes solucionan vulnerabilidades de seguridad. Aquellos que no lo hagan correrán el riesgo de que sus móviles sean más proclives a ser infectados.

Es importante escoger una marca que esté comprometido con el soporte continuo de sus dispositivos, que ofrezca actualizaciones periódicas con los últimos parches de seguridad para Android con los que estaremos protegidos ante posibles bugs y fallos.

Además, Google también reconoce a los fabricantes que se preocupan de estos aspectos, incorporando al programa Android Enterprise Recommended aquellos terminales que cumplen estrictos requisitos de software, hardware y seguridad. Móviles como el Aquaris X2 Pro del fabricante español BQ tienen este sello, muestra de que están comprometidos con la seguridad y privacidad.

Y como usuarios, ¿cómo podemos protegernos?

Cuidado con las redes Wi-Fi públicas

Una gran cantidad de usuarios no cae en la cuenta de que no es lo mismo conectarse a una red Wi-Fi pública que a una privada. Tenemos la costumbre de conectarnos cuando llegamos a casa, sin embargo, ¿qué podría pasar si me conecto a una red pública?

Las redes Wi-Fi públicas tienen la particularidad de ser, al menos generalmente, bastante inseguras debido a que carecen de cifrado. Esto significa que cualquier persona con unos conocimientos mínimos de redes podría ver lo que están realizando los usuarios conectados e incluso acceder a los datos de sus teléfonos.

De este modo, no recomendamos conectarse a redes Wi-Fi públicas. Creemos que es algo que debería limitarse a casos de extrema urgencia.

Precaución a la hora de descargar apps

Actualmente, existe una gran cantidad de aplicaciones para smartphones. Da igual la rama de la que hablemos, puesto que es un mercado inmensamente amplio que abarca los gustos de casi cualquier persona: información, entretenimiento, salud, videojuegos, deportes, etcétera.

Lo más usual para los usuarios de Android es descargar aplicaciones desde la tienda de Google Play, sin embargo, no todos hacen lo mismo. Determinados usuarios avanzados en informática optan por instalar APK’s de páginas no oficiales. No recomendamos dicha acción, puesto que fuera de Google Play podemos encontrarnos con archivos infectados. En pocas palabras, corremos el riesgo de instalar un malware en nuestro dispositivo.

Si eres de los que solo descarga aplicaciones desde Google Play puedes tomar una precaución extra revisando las opiniones y valoraciones de los usuarios. Esto no nos asegura que una app esté 100% limpia, pero, es bastante probable que así lo sea. Hemos de tener en cuenta que todas las apps de Google Play han sido analizadas y han pasado diversos filtros de seguridad.

También es necesario tener cuidado con los permisos que solicitan las aplicaciones. En este sentido, es lógico que una aplicación de edición nos pida permiso para acceder a nuestra galería de fotos. Si, en cambio, solicita permiso para acceder a los contactos, algo extraño estaría pasando. Hay que tener cuidado con estos detalles que pueden estar buscando acceder a datos que la aplicación no necesita absolutamente para nada.

Importancia de las contraseñas y las actualizaciones

Como es obvio, las contraseñas también son muy importantes para la protección de un teléfono. Aunque pueda parecer lógico, muchos usuarios no se toman la molestia de utilizar contraseñas o patrones complicados y diferentes.

Lo ideal es que la contraseña no sea nuestra fecha de nacimiento o algo demasiado obvio para quien intente acceder al teléfono, como la típica enumeración (1234). Aquellos que no tengan buena imaginación pueden optar por aplicaciones que generan aleatoriamente contraseñas de elevada seguridad. También recomendamos la utilización de métodos de desbloqueo como la huella dactilar o el desbloqueo facial, puesto que ambos son difíciles de suplantar.

Todas estas medidas que hemos dictado durante el artículo serán de gran ayuda para aquellos que quieran tener un buen nivel de seguridad en sus teléfonos. ¡No te la juegues y pon a salvo tu móvil!

Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Cómo usar el aspirador de Xiaomi o Roborock con Google Assistant
El juego de Harry Potter a lo Pokémon Go ya en la Google Play: ¡regístrate!