add_circle_outline
Tablets Android
    Trucos Android
      Vídeos EAL Vertical
        Timeline

          El popular ES File Manager expulsado de Google Play por posible fraude

          Iván Linares

          Esta semana está siendo movida para algunos desarrolladores de la Play Store porque Google está haciendo una criba de todas las apps creadas por una empresa china, DO Global. Como explicábamos en un artículo anterior, una investigación ha demostrado que ciertas apps de la empresa implicada establecían un proceso en segundo plano para generar clicks falsos en anuncios publicitarios. Y a Google no le está temblando el pulso a la hora de aplicar sanciones.

          Todas las aplicaciones de DO Global han sido eliminadas de la Google Play. En total superaban los 600 millones de descargas, una cifra enorme que pone a la empresa como la mayor desarrolladora expulsada de la tienda de aplicaciones Android. Aunque no es la única ya que ahora están desapareciendo otras apps relacionadas de manera algo más indirecta, como ES File Manager.

          Todas las aplicaciones de ES Global, propietaria de ES File Manager, desaparecen de la Google Play

          La desarrolladora de ES File Manager, ES Global, es propiedad de DU Global, una subsidiaria de la empresa DO Global, la que se vio afectada por el bloqueo de Google tras descubrirse que aplicaban el fraude publicitario a sus aplicaciones. Con esta relación confirmada por Android Police, y sin que sepamos si ES File Manager también estafaba clicks publicitarios en segundo plano, todas las apps relacionadas están ya fuera de la tienda.

          Las aplicaciones de ES Global se han eliminado de la Google Play durante la última semana de abril, tal y como refleja AppBrain. La desarrolladora acumulaba más de 200 millones de descargas en la Google Play Store; con más de 100 millones solo para la aplicación ES File Manager, que mantenía una media de 4,6 estrellas en valoración.

          Eliminación de aplicaciones de ES Global por fecha. Imagen de AppBrain

          La caída de desarrolladoras y aplicaciones tan importantes es un enorme toque de atención por parte de Google para que se perciba que en la Play Store no todo vale. También es una demostración de que el fraude publicitario, un tipo de fraude que afecta especialmente a Google ya que posee la red de anuncios AdMob, va a perseguirse hasta las últimas consecuencias. Veremos si a Google tampoco le tiembla el pulso ante otras desarrolladoras que abusan de los usuarios, como las que integran malware en sus aplicaciones o amenazan su privacidad.