Mi móvil se ha mojado: qué hacer y qué no hacer cuando pasa esto

Mi móvil se ha mojado: qué hacer y qué no hacer cuando pasa esto

¿Se te ha mojado tu teléfono Android? Descubre todo aquello que se tiene que hacer y lo que no conviene hacer en estos casos.

En la actualidad, cada vez hay más smartphones Android que tienen resistencia al agua. Pero, por desgracia, la mayoría de modelos en las tiendas no tiene esta característica. De modo que si se mojan en un momento determinado, puede haber terribles consecuencias. Este es uno de los mayores temores para muchos usuarios en la actualidad.

Aunque hay una serie de consejos que se tienen que tener en cuenta. De manera que si un teléfono Android se moja, se pueda actuar de la mejor manera. Solucionando este problema y evitando que se vayan a causar daños en el dispositivo. En este sentido, hay algunas cosas que es bueno hacer, pero hay otras que se tiene que evitar hacer bajo toda circunstancia.

Qué no hacer si un móvil Android se ha mojado

La trampa de los móviles resistentes al agua

Es comprensible que este tipo de situaciones generen mucho estrés y nerviosidad para los usuarios. Ya que temen que se haya estropeado su smartphone, en el que hay mucha información que no quieren perder. Aunque lo mejor en estas situaciones es mantener la calma. Ya que de esta manera se va a poder actuar de una forma mucho más precisa, que vaya a llevar a una solución. Evitando hacer que el problema sea mayor de lo que es.

En primer lugar se muestran algunas acciones que no se deben llevar a cabo cuando un smartphone Android se ha mojado. Puede que se haya caído al agua, o se haya caído un vaso de agua encima del mismo, por ejemplo. Pero es importante mantener la calma y evitar hacer algunas cosas.

NO se debe hacer

Debido al nerviosismo del momento, es posible que haya personas que comiencen a agitar el teléfono. Esto es algo que no se tiene que hacer bajo ningún concepto. No se debe sacudir ni agitar, y mucho menos darle golpes. Ya que esto no es algo que ayude a un buen funcionamiento del dispositivo. Porque se podría mover el agua a través del dispositivo. Lo mismo ocurre con soplar, puede ser una reacción lógica para muchas personas, pero lo que se hace en este caso es mover el agua y hacer que llegue a nuevas partes, que posiblemente no estuvieran mojadas.

Si el smartphone Android estaba apagado en dicho momento, es mejor no encenderlo. Mantenerlo apagado y no empezar a pulsar teclas o botones en el mismo. Además, también hay que evitar una de las tentaciones más habituales, que es la de empezar a retirar piezas del mismo. Muchas personas tienen la tendencia a retirar alguna pieza del mismo. Pero esto no debería hacerse, porque en muchos casos no se sabe si ya se ha colado o no agua en dicha parte. Hay que esperar en este sentido.

Por otro lado, otra reacción que es muy lógica es la de aplicar calor, como usar un secador. Muchas personas pueden pensar que esto es algo que va a ayudar a su smartphone en dicho momento. Pero la realidad es que en muchos casos puede suponer un problema. Ya que se puede hacer que haya partes en este dispositivo Android que se vayan a calentar en exceso debido a este secador. Así que mejor evitar hacer esto, para evitar mayores problemas.

Qué hacer si el teléfono Android se ha mojado

Por otro lado, hay una serie de cosas que sí que conviene hacer, si el teléfono Android en cuestión se ha mojado. Son aspectos simples, pero que en algunas ocasiones pueden ser de ayuda en este proceso, para dar una solución más rápida al problema en el mismo. Por tanto, si esto ha ocurrido, es mejor hacerlo. Probablemente muchos de estos consejos sean ya conocidos para usuarios. Pero siempre es bueno recordarlos, para evitar cometer errores.

SÍ se debe hacer

Si el teléfono no estaba apagado, se suele recomendar proceder a apagarlo y luego ponerlo en posición vertical. Si ya estaba apagado, simplemente ponerlo en dicha posición vertical. Lo más probable es que se tenga alguna funda en el dispositivo. Por eso, se debe retirar, con cuidado y luego intentar extraer tanto la SD como la SIM de las ranuras del dispositivo, en caso de que se sitúen en estas ranuras externas. Ya que hay modelos en los que es posible que se tenga que retirar la batería para poder hacer esto. Aquellos usuarios con un teléfono Android con batería extraíble deberían retirarla.

Uno de los primeros pasos a seguir es usar un paño o alguna toalla de papel. Con ella se debe secar el teléfono Android con sumo cuidado, intentando en todo momento evitar que el agua llegue a nuevas zonas. Puede que haya personas que tengan un aspirador con adaptadores, que permite aspirar este agua, como aspiradores de mano. Si se tiene dicha posibilidad, es posible hacerlo, pero con mucho cuidado. Ya que esto permite llegar a zonas a las que en otros casos no se llega con un paño.

Cuando se ha hecho esto, llega el momento de usar el truco más conocido para los usuarios en Android. El mito del arroz es totalmente cierto. Por tanto, hay que introducir el smartphone en una bolsa de plástico llena de arroz crudo. Como se sabe ya, el arroz es realmente bueno para la absorción de líquidos. El tiempo que debe permanecer depende de muchos factores. Hay personas que dicen que unas cuantas horas bastan, otros que mínimo uno o dos días. La verdad es que un par de días es lo necesario, de modo que se pueda asegurar que no queda rastro de agua en el dispositivo.

Por otro lado, puede que haya usuarios que tengan bolsas de secado para teléfonos (disponibles en tiendas de electrónica). Para aquellos que tengan una, es el momento de usarla para ayudar que este smartphone Android se vaya a secar. Al igual que con el arroz, dejar el teléfono en dicha bolsa un par de días, para que se seque por completo. También se pueden recurrir a métodos profesionales, al alcance de pocos.

Tras haberlo secado

Tras haber usado alguna de estas soluciones, llega el momento de encender el teléfono. Hay casos en los que dicho smartphone Android se enciende de inmediato. Lo ideal es usar el teléfono brevemente, para comprobar que no hay problemas de funcionamiento. Comprobar el sonido, las cámaras del teléfono, sensores, etc. Ya que puede que a primera vista no haya un problema, pero que algún componente vaya a dar algún fallo. Así que es mejor asegurarse.

Si el teléfono no enciende, es bueno conectarlo al cargador. Ya que es posible que la batería esté vacía en este caso. Si al ponerse al cargador se ve que no hay reacción, no se debe descargar que haya un problema con la batería. Puede que el agua se haya acumulado en dicha batería. Por eso, se puede probar a dejarla secar más tiempo, o reemplazarla. Aunque tampoco hay garantías de que esto vaya a hacer que dicho teléfono Android funcione de nuevo.

En ese caso, puede ser recomendable el uso del servicio técnico de la marca. Para que se analice el teléfono, en caso de que haya algún daño que no se ha podido solucionar. Son casos algo más graves, pero es bueno considerar esta posibilidad. En el peor de los casos, el teléfono podría estar dañado, de modo que no se podrá usar más.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
3 trucos para la cámara del Samsung Galaxy M20
Xiaomi Mi 9 SE: unboxing y primeras impresiones
Probamos el Samsung Galaxy Fold: cambiando la esencia del smartphone
5 APLICACIONES imprescindibles en SEMANA SANTA
Disney + TODA LA INFORMACIÓN | ¿El fin de Netflix?
Convierte tu Android en una llave de seguridad
Toma de contacto del Samsung Galaxy A40
Probamos el Samsung Galaxy A70
Samsung Galaxy A80: probamos lo más innovador de Samsung
La respuesta de SAMSUNG a XIAOMI | Enfrentamos los Galaxy A
Análisis Samsung Galaxy A50
Cómo usar un PENDRIVE USB con ANDROID
Samsung Galaxy A50: unboxing y primeras impresiones
ACELERA tu conexión a INTERNET con esta app
Cómo moverte entre pestañas de Chrome y otros gestos que agradecerás

Lo más visto

Cómo sincronizar tu smartwatch con tu smartphone
El Samsung Galaxy A50 se actualiza y corrige su principal problema