Análisis Huawei P Smart Z: pantalla total con cámara motorizada

Análisis Huawei P Smart Z: pantalla total con cámara motorizada

Analizamos el nuevo Huawei P Smart Z, el primer móvil de la marca china con pantalla total sin recorte y con cámara delantera motorizada.

Huawei esta lanzando muchos terminales en 2019. Uno de los últimos, que hemos podido analizar en El Androide Libre, es el Huawei P Smart Z, un terminal que presume de ser el primero de la marca con un sistema de cámara delantera motorizada, lo que hace que la pantalla no tenga ningún tipo de notch  ni de recorte.

Comprar Huawei P Smart Z en Amazon

Características Huawei P Smart Z

  • Procesador: Kirin 710 de ocho núcleos (hasta 2.2 GHz).
  • Memoria RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 64 GB.
    • MicroSD: Sí, hasta 512 GB.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.59 pulgadas.
    • Resolución: FHD+ (2340 x 1080 px).
    • Ratio de pantalla 19.5:9.
  • Cámara trasera.
    • Sensor principal de 16 Mpx con apertura f/1.8.
    • Sensor para medir la profundidad de 2 Mpx.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 16 Mpx.
    • Apertura: f/2.2.
  • Conectividad: 4G/LTE, Bluetooth 4.2, WiFi, NFC…
  • Puertos:
    • Jack 3.5 mm.
    • Conector USB-C.
    • Sensor de huellas trasero.
  • Batería: 4000 mAh con cargador de 10 W.
  • Dimensiones: 163.5 x 77.3 x 8.8 mm .
  • Peso: 196,8 g.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie.
    • Capa del fabricante: EMUI 9.

Un diseño sobrio pero genial

Lo más llamativo de este móvil es sin duda su frontal. No es especial en forma, marcos reducidos o diseño pero tiene la particularidad de ser uno de los pocos smartphones que es todo pantalla.

Esto se debe a que la cámara delantera está escondida en el marco superior en el que también se aloja la bandeja para doble SIM o microSD. De esta forma, podemos disfrutar de la pantalla sin recortes ni problemas.

En la mano es grande y es que su pantalla es de casi 6.6 pulgadas, y pesado, casi llegando a los 200 gramos. Pese a eso es muy agradable al tacto (aunque use policarbonato y no cristal) y es tremendamente cómodo en el día a día. Me ha sorprendido no cansarme demasiado con él en la mano.

En la parte negativa hay que hablar de la posición del altavoz, lo que junto con el tamaño del dispositivo hace que sea fácil taparlo cuando jugamos.

El rendimiento esperado, sin alardes

Huawei sigue apostándolo todo al Kirin 710 cuando hablamos de un gama media pero teniendo en cuenta el precio de este modelo, no lo vemos un problema, como sí lo vimos en el Huawei P30 Lite que analizamos hace poco.

La RAM, de 4 GB, y la memoria interna, de 64 GB, también nos parecen correctas, dentro de lo que podemos esperar. No son el motivo de compra del móvil pero tampoco hace que te replantees su adquisición.

En el apartado de conectividad, se agradece la inclusión del NFC, así como de la radio FM, que podremos escuchar al conectar nuestros auriculares con el puerto jack 3.5 mm. Tenemos bluetooth 5.0 y Wifi de doble banda que rinde a un buen nivel.

Una pantalla enorme

Si antes hemos dicho que no íbamos a comprarnos este móvil por su potencia, ahora decimos que sí lo haríamos por su pantalla. No es que tenga una tecnología de última generación o una resolución increíble pero sí que tiene un tamaño muy generoso, 6.59 pulgadas, y un diseño perfecto.

Esto último es gracias a que al no tener visible la cámara delantera podemos tener todo el frontal dedicado al panel, sin recortes. Es cierto que los marcos son algo mayores que en los terminales de gama alta, pero tampoco nos parece un fallo demasiado significativo.

En las opciones de software tenemos la posibilidad de calibrar la visibilidad del panel, activar el modo noche, el modo lectura y muchas más cosas. Esta es de las partes positivas de EMUI.

Una cámara que se mueve y otra que deja indiferente

El P Smart Z opta por una solución para la cámara delantera que hace que la gente lo mire. El sistema motorizado del frontal permite esconder la cámara para los selfies cuando no la usemos, lo que nos parece genial.

El problema es que el sensor elegido no es especialmente bueno y las fotos no destacan, si bien podemos hacerlas con desenfoque y en condiciones normales nos sacan de un apuro.

Si el móvil detecta que se cae, el propio dispositivo cierra la cámara, lo que la protege contra posibles impactos.

En la zona trasera tenemos un sensor dual con uno principal de 16 Mpx y otro de apoyo de 2 Mpx que sirve para captar datos de profundidad y usar el modo retrato mejor que con un solo sensor.

Las fotos con buena luz son correctas, quizás algo sobreexpuestas pero con un rango dinámico decente salvo en las situaciones más complicadas.

El problema viene con la falta de luz. De noche la calidad baja bastante y las fotos parecen lavadas, con el temido efecto acuarela. Pese a eso consigue imágenes equilibradas con puntos de luz controlados.

En la galería de fotos tenéis múltiples tomas  también algún vídeo. De noche los vídeos muestran más ruido del esperado y la falta de estabilización también los perjudica.

La batería es lo mejor del móvil

El Huawei P Smart Z es un dispositivo con una batería tremendamente grande. Los 4000 mAh no son normales en este rango de precios y dado el hardware que usa se nota que el rendimiento está incluso por encima de bestias como el P20 Pro o el Mate 20 Pro.

En la primera prueba de batería hemos estado haciendo fotos, hemos jugado mucho y hemos hablado por teléfono mas de una hora. Hemos llegado a las 7 horas y media de pantalla con 36 horas de autonomia.

En la segunda prueba de batería hemos hecho un uso menos intenso y eso se ha notado, además de no haber escuchado música ni haber hablado mucho por teléfono. Hemos llegado a las 8 horas de pantalla con 48 horas de autonomia.

En el resto de tiempo que hemos estado con el móvil hemos comprobado que las cifras eran consistentes, siendo este uno de los móviles de menos de 300 euros con mejor batería.

Una interfaz conocida con alguna carencia

La apuesta de Huawei por EMUI sigue férrea, como era de esperar. El terminal no se demuestra lento en ningún momento aunque es cierto que no es el móvil de la firma más rápido que hemos probado.

Entre las opciones que echamos en falta esta la de poder desbloquear el terminal con nuestra cara y es que parece que Huawei ha decidido no implementar esa opción dado que haría que la cámara delantera saliera muchas veces al cabo de una jornada. Nos obliga esto a usar el sensor de huellas, que no va mal, pero hemos visto cómo otros móviles con esta cámara no ponen impedimentos para usar el desbloqueo facial.

En cuanto a las opciones de personalización, launcher o notificaciones, funciona igual que en otros móviles con EMUI 9 aunque es cierto que el tener una pantalla sin recortes es algo que hace que la interfaz vista más.

Conclusión

Y llegamos al final. Como siempre, en este apartado explicamos y resumimos si merece la pena comprar este móvil.

En cuanto a lo que ofrecer por el precio que cuesta, podemos decir que si buscamos una gran pantalla, un rendimiento correcto que no deslumbra pero no se queda corto, una ergonomía adorable y una batería casi infinita, sí, merece la pena.

En la parte negativa estaría la cámara, que no deja de ser testimonial comparada con la de otros móviles del mismo precio.

El problema es que hoy por hoy no sabemos qué va a pasar con las actualizaciones de Android en los móviles Huawei, y eso es algo a considerar.

Comprar Huawei P Smart Z en Amazon

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Cómo crear tu propio ROBOT
Cómo ver HISTORIAS de Instagram SIN SER VISTO
Análisis Black Shark 2
Análisis OnePlus 7 Pro
Redmi K20: 5 motivos para esperar este Xiaomi con muchas ganas
Ahorra dinero con estas aplicaciones gratis que antes eran de pago