Análisis a fondo del OnePlus 7 Pro: el mejor móvil de OnePlus llega a las grandes ligas

Análisis a fondo del OnePlus 7 Pro: el mejor móvil de OnePlus llega a las grandes ligas

El OnePlus 7 Pro es el móvil más caro de OnePlus, pero también representa un extraordinario salto de calidad respecto a los anteriores.
En:

Hace varias generaciones que OnePlus lleva renovando su gama de móviles cada seis meses. La estrategia ha surtido efecto: la marca se ha colocado entre las más populares dentro de la gama más alta, especialmente en países como India. Europa siempre ha sido un continente obligado para OnePlus; con España como uno de esos países donde el fabricante fue creciendo con ayuda de las recomendaciones y de las buenas críticas de la prensa especializada.

Casi seis meses después del último lanzamiento ya tenemos nuevo smartphone de OnePlus. Aunque esta vez la estrategia cambia por más que las bases continúen inalterables: dos versiones del mismo teléfono, una por debajo de los 600 euros y otra con una etiqueta algo más inflada que, a cambio, ofrece un hardware al nivel de una gran marca. Bueno, en realidad son tres modelos, pero la versión con 5G aún queda lejos ya que las redes no están listas en España.

OnePlus 7 Pro, este es el móvil que he tenido como smartphone principal durante la última semana. He convivido con lo más potente de OnePlus, un teléfono con el que consigue sobresalir como fabricante innovador. Son muchas las claves que definen a este teléfono, pero prefiero resumirlas en una frase como anticipo del análisis que estás a punto de leer: «el OnePlus 7 Pro es un móvil que no solo busca incluir lo mejor, también se empeña en demostrar que lo es«. Y lo consigue.

Características del OnePlus 7 Pro

Este es un móvil que aspira a tener su espacio destacado en el Olimpo de los smartphones. OnePlus siempre puso empeño en ofrecer un gran hardware al mejor precio, pero con el 7 Pro ese empeño asciende al nivel de los fabricantes que también apuestan por la innovación. Ahí está su pantalla, por ejemplo: la primera AMOLED de Samsung con HDR10+, resolución 2K y 90 Hz de frecuencia. Casi nada.

Son muchos los elementos destacados en el smartphone, también muchos los componentes incluidos bajo las capas de cristal y aluminio. El resultado es un móvil capaz de aplastar a cualquier contrincante. Una delicia solo apta para quienes buscan lo más potente y geek y, no se puede olvidar, disponen de un presupuesto holgado.

A continuación tienes todas las características del OnePlus 7 Pro. El modelo que analizo es la variante más completa de todas las disponibles: 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento.

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 855 de ocho núcleos.
    • 4 x Cortex A55 a 1.8 GHz.
    • 3 x Cortex A76 a 2.4 GHz.
    • 1 x Cortex A76 a 2,8 GHz.
  • Memoria RAM: 6/8/12 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 128/256 GB
  • Gráfica: Adreno 640.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,67 pulgadas.
    • Resolución: QHD+ (3120 x 1440 px).
    • Tecnología Fluid AMOLED.
    • 90 Hz.
    • Ratio de aspecto: 19,5:9.
  • Cámara trasera.
    • Sensor angular de 48 Mpx Sony IMX586 con apertura f/1.7, estabilización óptica.
    • Sensor gran angular de 16 Mpx con f/2.2 y ángulo de visión de 117 grados.
    • Sensor telefoto de 8 Mpx con zoom óptico 3x, apertura f/2.4.
    •  Otros: LED Flash, PDAF, CAF…
  • Cámara delantera.
    • Resolución: sensor Sony IMX471 de 16 Mpx con f/2.0, EIS
    • Sistema: mecánico pop up.
  • Puertos:
    • Conector USB 3.1 Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
  • Otros: WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS de doble banda…
  • Batería: 4000 mAh con carga rápida de 30 W.
  • Medidas: 162.6 x 75,9 x 8.8 mm.
  • Peso: 206 g.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie.
    • Capa del fabricante: Oxygen OS.

Un diseño arriesgado en el que destaca la pantalla curva y sin notch

Cuando comenzaron a surgir los primeros rumores, y todo apuntaba a que el OnePlus 7 incluiría la cámara motorizada del OPPO F11 Pro, fui uno de los que no me terminaba de creer que la marca apostase por un sensor telescópico. Esto no es así en el modelo de base, pero sí que queda incluido en el de gama más alta, el OnePlus 7 Pro. No es que le vea inconveniente dentro del diseño ya que el frontal se ve increíble con casi toda la superficie para la pantalla. Pero…

No hay duda de que cualquier componente móvilva a ser el rival más débil dentro del hardware de un smartphone. Es cierto que el espacio que ocupa la cámara en el interior es mínimo y que esta queda bien protegida cuando esconde la cabeza cuan tortuga, pero el riesgo de avería tras un uso excesivo está ahí. OnePlus asegura que habría que hacerse cientos de selfies diarios durante cinco años para que la cámara motorizada se averiase, pero siempre habrá más riesgo de que la cámara frontal se rompa en este móvil que en uno con el objetivo fijo.

Dejemos la cámara frontal a un lado (si no te haces muchos selfies, como es mi caso, tampoco apreciarás sus peculiaridades) y entremos de lleno en el aspecto exterior del OnePlus 7 Pro. Podría definirlo en una palabra: espectacular. La marca da un salto cualitativo para conseguir que el sobreprecio ante el modelo básico valga la pena. Bajo mi punto de vista, tanto los materiales como el diseño se mantienen a la altura. Y ese frontal casi limpio con la pantalla ocupando sus dimensiones es una delicia,

Aluminio para el cuerpo del smartphone, como suele ocurrir en la gama a la que pertenece el OnePlus 7 Pro. Doble cara de cristal Corning Gorilla Glass 5
con una cualidad: tanto por delante como por detrás los bordes aparecen curvados, también la pantalla AMOLED posee los extremos con la curva. El canto es ligeramente afilado y recuerda al del Huawei P30 Pro, también el resto del móvil me trajo esa sensación al sostenerlo por primera vez. Aunque el corte superior e inferior no es recto como en el móvil de Huawei, sino redondeado.

El OnePlus 7 pro es bastante ancho, algo grueso y, como habrás observado en las características, también bastante pesado. Es algo que se nota al tenerlo en la mano y sin que aporte molestia: es un móvil que se aprecia sólido en todo momento, con una construcción impecable. Eso sí, no se pueden obviar las dimensiones: para quienes tengan una mano pequeña no es el móvil más cómodo del mundo.

En el costado derecho se aprecia el botón de encendido, a la altura perfecta para llegar con una cómoda pulsación. Y justo encima queda el selector de modos de sonido, que se mantiene de anteriores modelos: un deslizado en el Alert Slider y se cambia el modo de sonido entre silencio, vibración y sonido normal. Es muy cómodo, me parece uno de esos elementos añadidos al hardware que siempre viene bien tener, no como los botones de acceso directo al asistente de voz.

Cambiando de costado, en la izquierda se aprecian los botones de volumen, algo más altos que el de encendido y bien colocados para llegar con el dedo corazón. Arriba se observa la apertura de la cámara frontal y uno de los micros de cancelación de ruido. Y en el borde inferior se localiza el altavoz externo, otro micro de cancelación de ruido, el USB-C y la bandeja para extraer la doble nano SIM. El OnePlus 7 Pro destaca por su doble altavoz: el de la parte inferior y un segundo en el frontal, donde el auricular de llamadas. La combinación de ambos es bárbara, tanto en potencia como en fidelidad: ver una película en el móvil consigue una notable inmersión, tanto por el sonido como por la calidad de imagen, especialmente si el contenido es en HDR.

Por detrás el OnePlus 7 Pro ofrece la máxima limpieza a excepción del núcleo vertical para la triple cámara con el LED fuera del conjunto de objetivos. Destaca el logo de OnePlus casi en el centro del dispositivo y el degradado en azul del móvil que ocupa el análisis. He tenido en la mano los tres colores disponibles (este azul, gris espejo y el almendra) y creo que la elección de las tonalidades es muy acertada. Estoy enamorado del color de mi OnePlus 7 Pro; con un acabado mate que, aparte de minimizar el brillo, tiene otra ventaja: no atrapa en exceso las huellas dactilares. Sí resbala de las manos, algo menos que otros móviles de doble cristal.

Remato la sección de diseño con un detalle clave: ¿es resistente al polvo y al agua este OnePlus 7 Pro? No está certificado y no conviene jugársela. Ahora bien, OnePlus me confirmó que el interior del dispositivo está protegido, por lo que podría resistir cualquier inconveniente «húmedo» (no será la primera vez que se me cae un móvil dentro de la taza del váter). Has de ser consciente de que no tendrás ninguna garantía de protección contra el agua, pero el móvil sí posee cierta protección.

Si lo que buscas es potencia y rendimiento el OnePlus 7 Pro es tu móvil

OnePlus siempre se ha caracterizado por integrar el mejor procesador en sus teléfonos junto a suficiente memoria RAM y almacenamiento. Esto se mantiene en el OnePlus 7 Pro, como es obvio, por lo que adquiriendo este smartphone ya sabes que te llevas lo más potente en términos de números. Gran capacidad de procesado, el más alto nivel en gráficos 3D, espacio para instalar más apps y juegos de los que cualquiera necesita y una cantidad de RAM que llega hasta los 12 GB. Esto en términos de capacidad, porque el móvil que protagoniza este análisis también hace gala de velocidad.

La memoria RAM integrada es DDR4X, la más veloz en smartphones actualmente. E integra almacenamiento UFS 3.0, el más rápido hasta la fecha. Ambos componentes, sumados al Snapdragon 855, consiguen un rendimiento altísimo en todos los ámbitos; con una respuesta al toque soberbia y apoyada en la baja latencia y alta tasa de refresco de la pantalla.

Los tests de benchmarks nunca son la demostración fehaciente del potencial de un dispositivo, pero en móviles como el OnePlus 7 Pro, que buscan ofrecer las más altas prestaciones, sí tienen algo más de sentido. Aquí tienes las cuatro pruebas habituales de rendimiento: AnTuTu, Geekbench 4 Pro, 3D Mark y Androbench.

No solo de capacidad máxima vive el OnePlus 7 Pro ya que también destaca el rendimiento y rapidez de la memoria incluida. DDR4X para la RAM; que llega hasta los 12 GB, la que tengo yo en el móvil que me encuentro analizando. El almacenamiento es UFS 3.0, con lo que ello implica: la máxima velocidad en un smartphone.

El conjunto consigue, junto con el Snapdragon 855, un nivel muy alto en velocidad de procesamiento y traslado de datos; lo que redunda en la rapidez general del dispositivo. Ahora bien: ¿se nota? Es muy difícil apreciarlo en la práctica más allá de la experiencia ágil y veloz que arroja el OnePlus 7 Pro en todo momento. Es uno de los Android más rápidos que he analizado.

La única pega a nivel de la base de hardware es que, como es mandatorio en OnePlus, se queda fuera la tarjeta SD. Es una decisión premeditada ya que, como explica la marca, esta busca darle al usuario la experiencia más fluida posible. Y usar según qué tarjetas puede lastrar el teléfono, algo que menoscabaría la experiencia que comentaba. No es algo que yo comparta: bajo mi opinión, cuantas más opciones tengamos en el móvil mejor. Especialmente con el importe que cuestan los smartphones de gama más alta, OnePlus 7 Pro incluido.

La pantalla es exquisita y con una fluidez que impresiona

Los 90 Hz llegan a la pantalla de un móvil que no está destinado específicamente al público «gamer». Este es uno de los detalles más llamativos, pero no el único ya que es aquí donde OnePlus pone toda su innovación con la ayuda de Samsung.

El panel incluido en el OnePlus 7 Pro es Fluid AMOLED, una denominación de OnePlus que apunta a la fluidez y la rapidez del contenido impreso en pantalla. La marca sube por fin la resolución hasta el 2K (3120 x 1440 px), algo que magnifica su nitidez y detalle. Es compatible con HDR10+
y ofrece un altísimo nivel de contraste, muy buena reproducción de color ajustable con distintos modos de representación (desde los ajustes) y con una calibración algo saturada de serie. Display P3 con un ligero toque hacia la tonalidad fría, así la he configurado yo. Perfecta.

La experiencia con la pantalla del OnePlus 7 Pro está al nivel muy alto con una especial atención por el contenido multimedia. Ver series y películas en Netflix con HDR es una delicia, por ejemplo: tanto por el tamaño de la pantalla como por la ausencia de obstáculos y, obviamente, también por la compatibilidad del móvil con HDR10+. Suficiente brillo en todas las condiciones, desde en exteriores (quizá le falte un poco para ver cómodamente el panel bajo el sol) hasta en interiores. Con un detalle: el brillo mínimo es de 0,2 LUX, por lo que usar el móvil de noche no deslumbra en ningún momento. A esto se le suma el modo noche mejorado.

La respuesta al toque se mantiene al nivel de la excelencia, también los ángulos de visión y sin que los colores pierdan tonalidad apreciable a simple vista al girar el teléfono. Se nota la mano de Samsung en la fabricación de la pantalla: tengo la del Galaxy S10+ al lado y en términos de calidad, resolución o representación de color no aprecio diferencias entre ambas. Y la fluidez del OnePlus es encomiable: los 90 Hz le sientan muy bien a la interfaz ya que se mueve como el agua. En las apps y juegos no se nota ya que la mayoría no están adaptadas a esa tasa de refresco.

Hablemos del lector de huellas. OnePlus repite con el escáner bajo la pantalla tras el OnePlus 6T, aunque mejora su funcionamiento. El sensor es ahora más grande, lo que ayuda a detectar mejor la huella a la primera; apoyado en el sistema de reconocimiento mejorado. Esto hace que por fin me haya encontrado con un lector de huellas bajo la pantalla que realmente es cómodo, rápido y fiable. OnePlus destaca que está a la altura de uno capacitivo posterior, pero yo no llegaría a tanto.

Eso sí, por muy poco: basta aplicar la huella para que el móvil esté desbloqueado en décimas de segundo. Y a la primera en un 95 % de las veces, lo cual es una ventaja incluso sobre el lector de huellas ultrasónico del Samsung Galaxy S10+. Eso sí, el lector del OnePlus 7 Pro sigue siendo óptico, con los inconvenientes de seguridad que trae implícitos.

Muy buena autonomía con una carga rápida a la altura

El OnePlus 7 Pro dispone de una batería de gran capacidad con 4000 mAh, en la media que están poniendo muchos de los móviles de gama alta. Aguanta de sobra para una jornada y puede extenderse mucho más con un uso moderado: mi media es de un día cuando salgo de casa y dos días cuando el uso mayoritario es bajo WiFi. El sistema economiza bien la energía con la pantalla encendida, pero he notado un gasto notorio con la pantalla apagada (se reduce desactivando Bienestar digital). Nada de lo que haya que preocuparse.

Nadie que se compre un OnePlus 7 Pro tendrá problemas con la autonomía del teléfono, tampoco con la carga rápida incluida. En este punto cabe destacar el cargador de 30 W heredado del OnePlus 6T McLaren Edition: el móvil gana casi la mitad de carga con solo 20 minutos, lo cual es más que loable en un smartphone.

A continuación tienes los tiempos de carga desde el agotamiento, por debajo del 1 %. Algo que he notado es que apura mucho los últimos restos de batería; dando como resultado hasta una hora de uso por debajo del 3 %. Las primeras veces me costó agotar el móvil por completo.

  • 5 minutos: 11 % de batería.
  • 10 minutos: 23 % de batería.
  • 20 minutos: 45 % de batería.
  • 30 minutos: 63 % de batería.
  • 50 minutos: 90 % de batería.
  • Total: 1 hora y 7 minutos.

Durante la carga el móvil apenas se calienta ya que el calor se produce en el cargador; sin que este llegue a un nivel de temperatura exagerado. Además, el OnePlus 7 Pro destaca por no ganar excesiva temperatura ni siquiera cuando se carga y se juego: lo he comprobado hasta con Fortnite.

Buena autonomía y más que excelente carga rápida, pocas pegas se le pueden poner en este apartado al OnePlus 7 Pro. Sí le tiraría de las orejas por no incluir carga inalámbrica: es de las pocas características que le quedan para ser un verdadero «gama premium». Desde OnePlus se justifican alegando que no es una manera de recargar demasiado eficiente, lo cual no deja de ser cierto, pero creo que eso no es excusa para no incluirla: cuantas más opciones se le den al usuario mucho mejor. Encima se evita el desgaste del puerto USB, otro detalle a tener en cuenta.

Muy buen sonido, gran conectividad y solo algunas carencias «típicas»

Empiezo este apartado por algo que me parece sobresaliente: el sonido exterior. Doble altavoz estéreo, uno en la parte baja del móvil y otro en el frontal situado en el auricular de llamadas. Gran potencia con cierto refierzo de bajos, sin apenas distorsión a altos niveles de volumen y ofreciendo una inmersión notable en el contenido reproducido en pantalla. Es un sonido a la altura de lo que se espera en un smartphone que aspira a dominar la gama alta: tanto da que se vea una película como que se juegue o se escuche música, la experiencia es excelente.

El audio inalámbrico también es de gran calidad y mantiene el nivel de lo obtenido por el sonido exterior. Tanto por Bluetooth como por la salida de audio a través del USB-C: escuchar música es una delicia. Audio equilibrado, buen refuerzo de graves, compatibilidad con archivos de alta resolución y con aptX HD para los auriculares Bluetooth compatibles. Si tienes la oportunidad de conjuntar la compra con los nuevos Bullet Wireless 2 de OnePlus obtendrás un conjunto que no solo funciona en consonancia, también dispondrás de un audio sobresaliente. Y con mucho volumen a través del cable y también de forma inalámbrica. ¿La única pega?

Ya la imaginas: el OnePlus 7 Pro no tiene jack de 3,5 mm. Tampoco radio, a ninguno de los dos se le espera en la marca.

El compendio de tecnologías inalámbricas se completa con GPS y Galileo duales; obteniendo un posicionamiento de alta precisión en segundos. Todas las bandas 4G que necesites y de alta velocidad, una versión del OnePlus 7 Pro compatible con 5G y WiFi de doble banda. Tampoco se escapa el NFC, que viene de serie para que los pagos móviles sean una realidad. No tanto el WiFi 6, otra de esas carencias incomprensibles y con la que OnePlus podría redondear el concepto «premium».

Apostar por OnePlus es elegir una experiencia Android casi pura y de gran calidad

Los móviles de la marca siempre han destacado por ser una recomendación de quienes somos más fanáticoas de la tecnología, también de quienes llevamos en Android desde sus inicios. No es extraño que OnePlus apueste por una interfaz pulida y sin exagerados artificios: después de los Google Pixel, y de los móviles con Android One, los smartphones de OnePlus son de los que ofrecen una experiencia más pura de sistema. Siempre sin menospreciar los añadidos de calidad; unos añadidos consensuados por la enorme comunidad de usuarios.

No hay sorpresas en la versión de sistema: el OnePlus 7 Pro parte con Android 9 Pie y con la última versión de OxygenOS. Además, es un smartphone eligible para la beta 3 de Android Q, por lo que sus futuros dueños pueden experimentar con la próxima versión de Android mucho antes de que se distribuya de manera estable. OnePlus está cuidando la gama más reciente, por lo que será un teléfono suficientemente actualizado durante los próximos años. Teniendo en cuenta que los OnePlus 3 y 3T reciben Android 9 Pie es de esperar que el OnePlus 7 Pro actualice durante al menos dos años.

Como decía, la experiencia con el sistema sigue siendo muy pura. Mínimos artificios, capa muy ligera y fluida, aspecto casi stock y diversos añadidos que otorgan un mayor valor al smartphone. Por ejemplo, OnePlus ofrece distintas aplicaciones propias, como la de la galería, la de la comunidad, un práctico gestor de archivos o una app de notas. Todo sin incluir apps bloatware, como Facebook o Instagram: las apps que hay son las apps que el usuario necesita. Más allá de añadidos de Google que sí hay que comerse, como Duo (se puede desactivar).

Entre las opciones incorporadas a los ajustes se encuentran los gestos de control, múltiples opciones de configuración de pantalla, OnePlus incluye un modo oscuro muy pulido (recomendado), este móvil incluye Dolby Atmos, pueden duplicarse aplicaciones como WhatsAppo Instagram, se permite el apagado y encendido del móvil automáticos…

Y no he de olvidarme del modo juego: siempre que se arranque un juego instalado el móvil puede potenciar sus rendimiento para mejorar la experiencia. Y se incluye un nuevo modo Fnatic: el OnePlus 7 Pro se convierte en una máquina de juegos para que no haya interrupción alguna. OxygenOS
es una de esas capas personalizadas que no suelen toparse con críticas o quejas. Funciona muy bien, es ligera, no aporta una personalización extrema, permite cambiar fácilmente el pack de iconos, se actualiza con frecuencia y mejora la fluidez del móvil y el cambio entre aplicaciones. También optimiza la batería, otro punto añadido.

Un salto enorme en fotografía para OnePlus que se queda a un paso de la excelencia

El compendio de sensores y de objetivos colocados en el OnePlus 7 Pro no deja lugar a dudas: este es un smartphone que pelea de tú a tú con los auténticos colosos, esos que venden catálogos de móvil solo por aparecer entre las páginas. Esa es la intención del móvil que estoy analizando: ofrecer la experiencia más «premium» con independencia del terreno que se analice, inclusive en fotografía. Yo, que he probado toda la gama más alta de este 2019 en Android, y que tengo en casa un OnePlus 6T, puedo corroborar que el salto evolutivo para OnePlus en captura multimedia es notorio.

El modelo Pro apuesta por una cámara posterior más para así concebir una triple cámara capaz de ofrecer una experiencia versátil. Esto es lo mejor de este apartado ya que permite seleccionar entre el modo ultra panorámico, la captura con alto detalle del sensor principal o, de estar algo lejos el objeto clave de la escena, también resulta posible aproximarse gracias al teleobjetivo 3x.

El salto entre una cámara y otra es sencillo e intuitivo: se puede seleccionar desde los iconos de árbol de la derecha o apostar por el dial giratorio si se arrastran hacia arriba o hacia abajo dichos iconos. La interfaz de captura es la ya vista en OxygenOS, aunque adaptada a los requerimientos del smartphone.

Los datos de hardware fotográfico están acorde con las aspiraciones del dispositivo. Nos encontramos con un sensor principal Sony IMX586 que ofrece 48 Mpx para la dimensión máxima de las fotos y que combina los píxeles de 4 a 1 para obtener una imagen de 12 Mpx con alto nivel de detalle, muy luminosa y con un tamaño para cada píxel de 1,6 μm. La apertura es de f/1.7, tiene un objetivo de 7 lentes, ofrece estabilización óptica de imagen (OIS) y enfoque PDAF. Además, el OnePlus 7 Pro incorpora un sistema láser para obtener un autoenfoque híbrido dependiendo de las condiciones de la escena.

Aparte del sensor principal, la triple cámara trasera del OnePlus 7 pro ofrece un segundo sensor con un objetivo gran angular de 117º; apertura f/2.2 y16 Mpx. En el caso del objetivo telefoto, este equipa un sensor de 8 Mpx con tamaño de píxel de 1.0 μm; incluyendo OIS y apertura f/2.4.

La versatilidad es clave en un móvil con distintos objetivos y sensores, de ahí que el OnePlus 7 Pro ofrezca un tipo de disparo para cada situación o escena. Como es obvio, el sensor principal es el más todoterreno de todos ya que gana en luminosidad y es el que obtiene siempre los mejores resultados, tanto en nitidez como en detalle.

Es muy rápido a la hora de enfocar, consigue guardar las ráfagas a gran velocidad y, como media, diría que los resultados se acercan al notable alto. Como pega diría que el móvil tiene cierta tendencia a la subexposición y a lavar ligeramente los colores, también el rango dinámico es mejorable (dispone de HDR automñatico). El resto de sensores también acusan estos inconvenientes, forma parte del procesado de OnePlus (el móvil aún no tiene la versión de software definitiva, por lo que los resultados son susceptibles de cambiar).

Utilizar el objetivo de gran angular consigue que la escena gane en amplitud para así aumentar la visión de la cámara. El móvil incorpora reconocimiento de escena mediante Inteligencia Artificial, aún algo limitado; siendo capaz de aconsejar el mejor modo de disparo tras reconocer las características del encuadre. Además, OnePlus incorpora en el software un corrector para la clásica deformación en los extremos del gran angular. Dicha corrección funciona tal y como se espera ya que corrige suficientemente bien los excesos de la lente.

¿Y el telefoto? Con un zoom óptico de 3x el móvil pega un empujoncito en pos de acercarse al objetivo del encuadre. Es un zoom correcto y suficiente para mejorar el plano, también para aplicar el efecto retrato. Dicho efecto se ha reducido con respecto al software de cámara del OnePlus 6T; perdiendo profundidad de bokeh, algo que desluce el retrato.

La aplicación de cámara de OnePlus es algo menos compleja que la de marcas como Huawei o Samsung; ganando con ello en sencillez mientras pierde cierta versatilidad. Sí ofrece modo panorámico, cámara lenta a 240 fps y 720p, Timelapse, modo profesional con ajustes manuales y guardado en RAW… Y modo noche con el nombre de «Paisaje nocturno«. Como es mandatorio en este tipo de modos, el móvil tomará varias imágenes con distinta exposición para combinarlas en una sola toma y robar así la máxima luz de la escena. El funcionamiento de este modo está a muy buen nivel: el OnePlus 7 Pro puede rescatar imágenes de suficiente calidad cuando el ambiente está casi en penumbra.

A continuación tienes una galería de fotos tomadas con el OnePlus 7 Pro. Están sin editar, tal cual salen de la cámara.

[Enlace a la galería de fotos]

La cámara frontal una de las máximas curiosidades del teléfono, apuesta por un sensor Sony IMX471 de 16 Mpx con apertura f/2.0, tamaño del píxel de 1.0 μm, estabilizador electrónico de imagen (EIS) y retoque de belleza para selfies. Permite el modo retrato y también ofrece desbloqueo facial. En términos de calidad, los selfies salen bien definidos y con suficiente detalle. No abusa de las acuarelas, ni siquiera en situaciones de iluminación media o tirando a deficiente; al menos mientras haya cierta luz, claro. El funcionamiento es rápido y también la cámara sale y se esconde con celeridad: esperar unas décimas de segundo para hacer el selfie no es ninguna tragedia.

En el comportamiento de vídeo el OnePlus 7 Pro mantiene ese empujón de calidad visto en el ámbito de la fotografía viéndose potenciado por la estabilización óptica de los objetivos principal y telefoto y por las prestaciones de grabación incluidas en el Snapdragon 855. También la mejora en rapidez del almacenamiento colaboran en la grabación de vído, especialmente cuando toca registrar en 4K y 60 fps: a pesar de que los archivos creados son enormes, el teléfono los maneja con suficiente soltura.

En términos de calidad he quedado bastante satisfecho con las tomas. Estables, con un rango dinámico adecuado, con un sonido registrado sin excesivos alardes y teniendo la sensación de que el OnePlus 7 Pro pierde ligeramente en vídeo con respecto a fotografía; sin que por ello ofrezca resultados que vayan a decepcionar a quienes utilicen el móvil para guardar sus recuerdos en movimiento.

Esto es lo mejor para mí del OnePlus 7 Pro

Dadas las características del teléfono, resulta obvio que es imposible no tener una buena experiencia con él: se mire por donde se mire el OnePlus 7 Pro
es uno de esos móviles que despiertan envidia cuando están sobre la mesa. Es precioso, tiene un pantallón, es perfecto para juegos dada su extraordonaria potencia y rapidez en sus componentes base… Si has llegado hasta aquí ya habrás descubierto todo lo bueno de este móvil, que es muchísimo.

¿Con qué me quedaría yo? A continuación te resumo todas las claves por las que yo recomendaría el OnePlus 7 Pro.

  • Es un gama premium en toda la extensión del concepto: no tiene nada que envidiar de otros contrincantes de más de mil euros.
  • La sensación en mano es de gran solidez y extraordinaria calidad.
  • Qué pantalla… Tanto por nitidez como por representación de color, contraste y, por supuesto, fluidez gracias a esos 90 Hz: el panel Fluid AMOLED
    del OnePlus 7 Pro es una maravilla.
  • A estas alturas de 2019 el Snapdragon 855 no tiene que demostrar su potencial: mastica cualquier juego o aplicación como si fuese puré.
  • El móvil se mueve veloz en todo momento, es un gustazo.
  • Tener la cámara frontal escondida permite aprovechar toda la extensión de la pantalla
    . Para mí, que no soy de selfies, carece de importancia que dicha cámara tenga un mecanismo motorizado.
  • El motor de vibración es sutil cuando debe serlo y potente cuando toca responder a un disparo del adversario.
  • Siempre he sido muy fan de OxygenOS: me parece una capa limpia que no llega a la desnudez de Android stock.
  • El Alert Sliderme parece un acierto.
  • Sonido estéreo, con altavoz en el frontal, de gran potencia y sin distrosión: tanto para ver películas como para escuchar música, es sobresaliente.
  • Por fin un lector de huellas bajo la pantalla que funciona casi como uno capacitivo.
  • La experiencia fotográfica es de un alto nivel, se nota la evolución en este campo.
  • La capacidad de la batería y su carga rápida de 30 W permiten disfrutar del teléfono sin cortapisas.
  • El color del móvil es precioso: el azul degradado y mate le queda genial.

Y lo peor…

No todo es de color de rosa por más que los inconvenientes solo le hagan una mínima sombra a las bondades. Ningún móvil será perfecto, es una norma que también cumple el OnePlus 7 Pro. Tras la semana de uso estos son los principales errores que le veo al smartphone, algunos que llevan arrastrándose desde hace un tiempo.

  • Es muy grande y pesado
    . Se siente sólido y de muy buen material, ya lo dije en los puntos positivos, pero lo cierto es que sus dimensiones no son precisamente contenidas. Aun así no ve dificultado su uso, al menos mientras no se tengan manos muy pequeñas.
  • El mecanismo motorizado de cámara no es tan confiable como un sensor fijo
    . Este punto no lo veo demasiado negativo ya que, aparte de que no me hago demasiados selfies, valoro más el tener casi todo el frontal de pantalla.
  • No hay carga inalámbrica
    . Sé que es una decisión premeditada, pero no concibo esta ausencia en un terminal tan premium. La echo mucho de menos ya que llevo años cargando mis móviles así.
  • Sin tarjeta SD ni jack de auriculares. Nada nuevo en OnePlus, pero es un inconveniente cuando la competencia sí incluye este hardware en sus móviles top.
  • No lo puedo obviar: el precio del OnePlus 7 Pro se sale, y por mucho, de lo habitual en la marca
    . Es más económico que otros móviles de gama premium equivalentes, pero supone un gran sobreprecio al OnePlus 7 «básico». Y cuidado, que móviles como el Samsung Galaxy S10+ o el Huawei P30 Pro pueden encontrarse ya con buenas ofertas.

¿Merece la pena el sobreprecio del OnePlus 7 Pro?

Tener en mi poder, y haber probado, la mayor parte de móviles «top» de este 2019 me pone en la tesitura de preguntarme si el OnePlus 7 Pro está a la altura de su competencia, como los ya mencionados Samsung Galaxy S10+ o Huawei P30 Pro. La respuesta es un sí rotundo: con el OnePlus más potente de lo que llevamos de 2019 obtienes un móvil al que no le hace sombra nada. Es cierto que podría haberse llevado a la excelencia corrigiendo algunos inconvenientes, pero eso no empaña la sensación palpable de que OnePlus ha conseguido equipararse como marca a lo más granado en fabricantes de smartphone.

Pagar más por el OnePlus 7 Pro supone invertir en un mejor teléfono, también en uno que posee prestaciones que dan verdadera forma al concepto «premium». La pantalla, la captura multimedia, los componentes clave de hardware, la gran sensación en la mano… No hay duda: basta sostener unos segundos el OnePlus 7 Pro para no querer soltarlo. Siempre que uno se acostumbre a sus dimensiones y a su peso, está casi en el límite de lo que yo definiría como manejable.

¿Que quieres un gran OnePlus a un precio más accesible? Con el OnePlus 7 vas a tener más que de sobra. ¿Tu presupuesto es holgado y deseas comprobar de primera mano a qué nivel ha llegado la marca como fabricante? Mi recomendación es que le des una oportunidad al OnePlus 7 Pro. No es un móvil para todos, pero todos se quedarán satisfechos con este móvil.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
La gran innovación del OnePlus 7 Pro es su pantalla
OnePlus Bullets Wireless 2: Análisis de los nuevos auriculares de OnePlus