El truco de seguridad más simple y que todos deberíamos conocer

El truco de seguridad más simple y que todos deberíamos conocer

Tras toda la polémica de FaceApp, la app que te hace viejo, recordamos un pequeño truco de seguridad que parece obvio, pero que muchos desconocen.
En:

A día de hoy, la seguridad es uno de los aspectos que más nos importa, y la de nuestro móvil es doblemente importante. Tenemos información de nuestras claves, cuentas bancarias, fotografías personales, y queremos que todo se mantenga a salvo.

Con mayor o menor frecuencia, los fabricantes actualizan y mejoran la seguridad de nuestro móvil, y en los mejores móviles es fácil estar protegidos. Pero por muy bien que lo hagan, de nada sirve si después nosotros instalamos voluntariamente aplicaciones que hacen lo que quieran con nosotros.

FaceApp nos vuelve a demostrar cual es el mayor riesgo en la seguridad

A menos que hayas estado viviendo en una cueva, te habrás enterado de uno de los últimos fenómenos virales. La aplicación FaceApp estrenaba un nuevo filtro que permitía a la gente aparentar ser viejos en las fotografías. Te pueda o no hacer gracia, ese filtro ha reflotado la popularidad de una aplicación que está cargada de polémica.

Más allá de lo que FaceApp haga con nuestras fotografías, existe un riesgo mayor que la propia aplicación, y son las propias copias. Tal y como leemos en el blog de la empresa de seguridad Eset, uno de los mayores riesgos actuales está en las propias copias de FaceApp. Aplicaciones que simulan ofrecerte gratis FaceApp Pro o similares son fuentes para realizar ataques maliciosos. Usualmente, estos ataques suelen ser explotados para hacer dinero mandando publicidad a nuestro móvil, pero puede derivarse en mayores problemas.

Es un fenómeno que también ocurrió con Fortnite, y que seguirá ocurriendo con cualquier app popular.

Este riesgo no es culpa de FaceApp, sino que es algo que ocurre con cualquier fenómeno que se vuelve popular. Por mencionar otro ejemplo, pasó también el año pasado con Fortnite, pero no es el único caso. Son varias las ocasiones en las que estudios de seguridad muestran como decenas de apps maliciosas demuestran ser copias absurdas de aplicaciones con mayor o menor popularidad. ¿Cómo podemos estar tan a salvo?

El consejo es fácil de aplicar parece incluso estúpido, pero no todo el mundo lo sigue

«¿Cuál es la moraleja?»

En la vida nada es gratis, y si aparecen copias que te regalan características por las que la versión oficial cobra, desconfía. Los únicos proyectos totalmente gratis sin renuncias a libertades son los de software libre.

«¿Cuál es el consejo?» 

No instales copias de una aplicación, especialmente si la aplicación original es extremadamente popular. De verdad, no es tan difícil.

«Pero si eso es súper obvio, vaya consejo más tonto.»

No lo es, seguramente en tu grupo de amigos o familiares habrá más de una persona que haya caído al menos una vez. Es el típico consejo que recomendamos repetir una y otra vez a nuestros conocidos, especialmente a las personas que sean muy mayores o muy jóvenes.

De hecho, mucha precaución con los niños. Que sean nativos digitales solo significa que tienen más facilidad para moverse en el mundo digital. Pero son tan ignorantes como tú la primera vez que utilizaste un PC, y hoy en día hay más peligros que nunca en Internet.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Descarga la nueva aplicación de Xiaomi para la salud: Mi Health [APK]
La nueva galería de OnePlus permite esconder fotos a ojos ajenos