¿Es realmente mala la pantalla del Xiaomi Mi A3?

¿Es realmente mala la pantalla del Xiaomi Mi A3?

Uno de los puntos más polémicos de la pantalla del Xiaomi Mi A3 está en su pantalla, o más bien en la resolución de la misma. Probamos su calidad.

El Xiaomi Mi A3 era uno de los móviles más esperados del año, dado el éxito de las anteriores generaciones. Lo que podría haber sido un lanzamiento redondo, se ha visto enturbiado por algunos puntos que muchos han considerado negativos, como que la compañía siga sin apostar por el NFC, entre otras muchas.

Quizás el aspecto más polémico para muchos otros sea la decisión de optar por una pantalla con resolución de 1560 x 720 píxeles, una resolución inferior a la que tenían los Mi A2, Mi A2 Lite y el Mi A1. Muchos han utilizado esta cifra para menospreciar el panel del Mi A3, indicando que tiene peor pantalla que el propio Mi A1.

Puesto que gracias a MiAparato (donde podéis comprar el móvil por 239 euros) llevo probando desde el jueves el Mi A3, he querido plasmar mis impresiones sobre la pantalla en este artículo. Este no es un análisis completo, ese lo podréis leer durante los próximos días en el blog.

Conceptos básicos: resolución y densidad de píxeles

Cuando hablamos de resolución en una pantalla nos referimos al número de píxeles que tienen. Cada pixel es un punto de un tamaño minúsculo que se ilumina de un color determinado de forma independiente. En el conjunto global de píxeles, se forman las imágenes y letras que vemos en pantallas de televisión, nuestro ordenador, y nuestro móvil.

Fuente de la imagen: Sitepoint.

La resolución indica el número de píxeles que tiene la pantalla. Mientras mayor resolución en el mismo espacio de pantalla, significa que los píxeles son más pequeños, y que existe una mayor densidad. La densidad de píxeles finalmente es la que decide cómo de nítido es un contenido.

Concretamente, la densidad de píxeles del Mi A3 es de 285 píxeles por pulgada. Este dato es el que ha dado mayor polémica debido a que se encuentra por debajo de los estándares de calidad. En 2010, Apple definió la pantalla del iPhone 4, con una densidad de píxeles de 326, como una pantalla en la que era imposible para nuestras retinas distinguir un píxel de otro (de ahí nació la marca de «Pantalla retina»). ¿Es posible que la pantalla del Mi A3 sea peor que la de un móvil de 2010?

¿Qué significa entonces que la pantalla del Mi A3 sea 720p?

Al tener una menor definición, lo que es inevitable pensar es en un descenso de la nitidez. La cuestión que muchos usuarios están temiendo es si dicha disminución se nota en el día a día. Y la respuesta desde luego, no es fácil de responder. Principalmente porque depende del ojo de cada uno. He mostrado la pantalla a diversos amigos y familiares, y pocos se han dado cuenta de la diferencia.

No es que vayas a tener problemas con la resolución a la hora de leer, pero sí es posible notar la diferencia para el ojo entrenado (en la fotografía se nota mucho menos la diferencia, recomendamos que lo compruebes en persona).

A nivel personal, yo sí percibo la diferencia en un aspecto clave, como son las tipografías. No es que se vean mal las letras, pero sí que es posible que sientas que las letras tienen un menor punto de nitidez respecto a otros móviles.

¿Es importante que las letras se muestren con absoluta nitidez? Pues depende del tiempo que pases leyendo texto en el móvil, pero es posible que puedas considerarlo una característica crucial.

En juegos y contenidos multimedia la resolución no juega un factor de tanta importancia. La razón se debe a que al estar el contenido en movimiento, no estamos centrados en un punto fijo y nuestra mente omite la diferencia en la densidad de píxeles. Percibir aquí la diferencia requiere un enorme grado de atención, y aunque es posible notar las diferencias con un panel superior, es un nivel de exigencia que solo perciben aquellos que están acostumbrados a la gama alta.

Donde notarás la mayor diferencia será en las tipografías, y depende del usuario.

Aspectos clave a considerar con la pantalla del Mi A3

  • A nivel de tecnología, es una pantalla AMOLED, y consideramos que está en una categoría superior: Los colores, sin llegar a estar saturados, ofrecen una gran intensidad (si te gusta o no esto ya depende de tus preferencias, una decisión personal). Como mejora que si ofrecen las pantallas AMOLED, los píxeles se iluminan independientemente, y representan el color negro apagándolo, por lo que es de esperar que el modo oscuro esté mejor implementado que en un panel IPS, consumiendo además menor batería.
  • En ángulos de visión es inferior a una IPS, pero para ser un panel AMOLED no tiene mal ángulo de visión. A simple vista no se percibe una degradación en los colores.
  • Buen brillo máximo: El brillo máximo parece suficiente como para utilizar el Mi A3 en exteriores. Al menos en un entorno tan luminoso como Andalucía, en una calurosa tarde de mediados de julio.

Brillo mínimo Pixel 2 XL (izquierda) frente a brillo mínimo Mi A3 (derecha). Usar el móvil a oscuras puede llegar a ser molesto, siendo este su auténtico punto débil.

  • Mal brillo mínimo: El brillo mínimo es demasiado alto, algo que puede ser molesto si utilizas el móvil a oscuras.
  • Peor brillo automático: El brillo automático tarda en responder más de la cuenta, y tengo la sensación de que en interiores emite demasiada luz.
    • Tanto el brillo automático cómo el brillo mínimo son aspectos que podrían corregirse a través de una actualización de software. De momento son el mayor punto débil de la pantalla, y aunque esperamos que se corrija, es algo con lo que preferimos no contar hasta que se solucione.

El mayor beneficio, estar al máximo con las tendencias del mercado

Las pantallas AMOLED tienen un mayor coste para fabricantes como Xiaomi, razón por la cual haber dado el salto a esta tecnología en un móvil tan asequible haya terminado ofreciendo como compromiso una peor resolución. No obstante, este compromiso se realiza por una buena razón, y es la de poder integrar un lector de huellas bajo la pantalla, algo que solo es posible a día de hoy en este tipo de pantallas.

El lector de huellas en pantalla es algo que suena muy futurista, y que no todos los móviles están implementando bien. En el caso de Xiaomi, el lector de huellas en pantalla es lento, pero fiable y funcional. La animación que realiza el lector de huellas, no obstante, te distrae lo suficiente para evitar pensar que tarda medio segundo en desbloquear el móvil.

Quizás más de uno preferiría que Xiaomi hubiese apostado por un lector de huellas tradicional, más baratos de producir y con mayor velocidad, para así tener margen para un panel de mayor calidad. Yo también lo habría preferido, pero igual esa decisión habría terminado con un terminal que se queda atrás en las tendencias de mercado.

La pantalla del Xiaomi Mi A3 es de calidad. Tiene algunos inconvenientes que sacrifica a favor de estar a las últimas con las tendencias del mercado.

Precisamente, una de las mayores fortalezas de Xiaomi es estar a la última en las tendencias y ofrecerlas al precio más bajo posible. Esa obsesión por estar a la última la vemos en el Mi A3, un terminal que sin ningún tipo de duda sigue se mantiene fresca, a pesar de los sacrificios que ha tenido que realizar para ello.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
El portavoz internacional de Xiaomi deja la empresa y se va a Google
Descarga ya estas aplicaciones gratis: a cero euros por muy poco tiempo