Hemos probado el 5G y lo tenemos claro: es el futuro

Hemos probado el 5G y lo tenemos claro: es el futuro

Tenemos una tarjeta ilimitada de Vodafone y un LG V50 ThinQ 5G. Así que había que hacerlo: hemos probado las capacidades actuales de las conexiones 5G.

No recuerdo los años que llevamos hablando del 5G y de cómo revolucionará nuestras comunicaciones móviles, parece una de esas promesas eternas que no terminan de materializarse. Pero no, el 5G es real, puedes probarlo si te apetece y no supone un gasto extra al de una tarifa que ya estuviera en el mercado. Doy fe: llevo una semana y media en 5G. Bueno, más o menos.

Actualmente me encuentro en pleno proceso de analizar el LG V50 ThinQ 5G, uno de los tres móviles que se distribuyen actualmente en España para probar las conexiones 5G de Vodafone, única operadora que dispone de parte de la red ya habilitada. Y antes de publicar el análisis del teléfono, que saldrá esta semana, me he decidido a dar mis impresiones sobre el tan traído y llevado 5G.

El equipo utilizado es el LG V50 ThinQ 5G y una SIM Vodafone ilimitada. Vivo en Barcelona, una de las 15 ciudades españolas donde la operadora roja ha puesto en marcha la primera prueba de la nueva tecnología móvil; así que realicé las pruebas en las calles de la ciudad y siguiendo el mapa de cobertura de la propia Vodafone. Spoiler: encontrar el 5G es más difícil que recibir tres años de actualizaciones Android para un mismo teléfono.

La cobertura 5G aún es muy limitada y posee dos obstáculos técnicos: redes no adaptadas al 100 % y falta de frecuencias

Hemos probado el 5g y lo tenemos claro: es el futuro

Cobertura actual del 5G de Vodafone en Barcelona

Vodafone ha avanzado la llegada del 5G a España para así convertirse en la primera operadora nacional en ofrecer este servicio. Ello conlleva serias limitaciones ya que las redes aún no están adaptadas; ofreciendo como resultado cierta dificultad a la hora de localizar la cobertura 5G y carecer de las mejoras implícitas en la tecnología más allá de una mayor velocidad de descarga.

Recuerdo el primer día que entré en Barcelona ciudad con el LG V50 encendido y la SIM ilimitada de Vodafone activa. Iba de copiloto en el coche observando el icono del 4G en el área de estado del teléfono. A la altura del Hipercor de Meridiana (lugar tristemente conocido por hechos que no vienen al caso) el icono del 4G cambió a 5G; provocándome una emoción y alegría tales que no pude evitar soltar el grito: «¡5G, he pillado 5G!«. Burlas de mi mujer aparte, la ilusión se diluyó conforme realicé mi primer test de velocidad sobre la estrenada conexión. No vi excesivas diferencias con respecto al 4G+.

No esperes una latencia mínima: las redes 5G actuales ofrecen una conexión muy parecida al 4G

Ese primer día estuve un par de horas bajo 5G. No de manera constante porque la cobertura aún no es muy extensa; por lo que, al moverme unas calles más allá de la antena, la cobertura se deshacía como un helado recién adquirido. Todas mis pruebas de Speedtest, la aplicación con la que realicé los tests de velocidad, arrojaban una velocidad de descarga alta con respecto al 4G y 4G+; ofreciendo una latencia y velocidad de subida similares a dichas conexiones 4G. Siempre sobre servidores cercanos de Vodafone, por lo que la compañía jugaba con cierta ventaja.

Hemos probado el 5g y lo tenemos claro: es el futuro

Izquierda, test de velocidad de Speedtest; derecha, test de velocidad de Google Stadia

El LG V50 ThinQ 5G se portó como un campeón ya que no tuve problemas para conectarme más allá de las dificultades técnicas de la propia conexión. Sí es cierto que percibí dos inconvenientes: el principal es que el 5G consume más  batería, tanto a la hora de activar la red para realizar la búsqueda (el móvil permite activar o no dicho 5G) como estando conectado; también se calienta algo más sin que esto sea motivo de alarma. Debes tener en cuenta que el clima era muy caluroso.

¿Por qué no son las redes 5G lo que prometían? Porque aún están en el despliegue inicial

Hemos probado el 5g y lo tenemos claro: es el futuro

Vodafone está ofreciendo el 5G a los clientes que poseen actualmente una de sus tarifas ilimitadas total. No restringe capacidad de descarga cuando el móvil se encuentra bajo esta cobertura, tampoco se limitan los GB de descarga. Al menos en teoría: ignoro si la compañía aplica el límite no especificado de los 400 GB también en aquellos móviles que están utilizando 5G.

La razón principal para no cobrar un extra por la conectividad 5G es la más obvia: Vodafone aún no ha desplegado la red con una cobertura 100 % 5G. Esto es debido a que las torres y equipos de comunicación utilizados son 5G NSA (Not Stand Alone o basados en tecnologías 4G) y que la compañía opera en una frecuencia de 3,7 GHz, mucho más limitada y sin capacidad para penetrar en los edificios. Esto se traduce en que, como pude comprobar personalmente, resulta posible conectarse de manera estable si se mantiene la cercanía con la antena emisora; a medida que el móvil se aleja, o el dueño se introduce en un edificio, la cobertura baja de intensidad hasta perderse.

Las descargas son veloces: pude completar la descarga de una serie completa de Netflix en pocos minutos

El verdadero despliegue de las redes 5G comenzará cuando Vodafone (y el resto) adapte su red a 5G SA (Stand Alone) y se libere la frecuencia de los 700 mHz, actualmente ocupada por los canales de la TDT. Esto implicará la materialización del 5G para todas las operadoras y, en contrapartida, la obligación de resintonizar todos los televisores.

Lo tenemos claro: el 5G es el futuro, pero no el presente

Hemos probado el 5g y lo tenemos claro: es el futuro

Mi experiencia con el 5G ha sido algo agridulce, pero sí que pude comprobar las altas capacidades de descarga de esta conexión: los más de 500 Mb eran habituales, hasta 4 veces lo habitual en mis tests de velocidad sobre 4G+. La lástima es la escasa cobertura que hay actualmente disponible, tanto en ciudades como Barcelona como en Sevilla: mi compañero Fernando está probando un Xiaomi Mi Mix 5G y se encuentra con los mismos problemas que yo.

Actualmente resulta complicado recomendar un móvil 5G; a no ser que vivas en un área con cobertura y desees realizar la inversión para así tener un teléfono apto para el futuro. Los smartphones actuales con 5G valdrán para las próximas frecuencias, por lo que no tendrás problemas próximamente. Sobre todo si no cambias tu teléfono frecuentemente.

Todos los móviles compatibles con las nuevas redes móviles, como es el caso del LG V50 ThinQ 5G, son válidos para operar en redes 4G, por lo que puedes adquirirlos sin temor a que dejen de funcionar en las redes actuales. Además, suelen incluir mejoras sobre otros teléfonos de la propia marca, otro punto a tener en cuenta. Al final debes valorar lo que mejor se adapta a tus necesidades.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis del Samsung Galaxy A80
Análisis de Samsung Galaxy Tab A 10.1 2019
Guía de compra para móviles Xiaomi
Controla tu móvil SIN TOCARLO – SÓLO CON LA VOZ!
Cómo AHORRAR DATOS en INSTAGRAM
Análisis Xiaomi Mi 9T
Análisis Xiaomi Mi True Wireless
Análisis Amazon Kindle Fire 7 2019
TRUCAZO: Acelera los audios de WHATSAPP #STOPTURRAS
Cómo pasar de audio a texto automáticamente
Análisis OPPO Reno 10x Zoom
Samsung Galaxy M20 vs Xiaomi Redmi Note 7
¿Sin ESPACIO en Android? Cómo LIMPIAR tu móvil
Análisis Huawei P30 Lite
Google ROMPE con Huawei: cómo te afecta
Vivo iQOO Neo: características, precio y mucho más
Cómo saber si WhatsApp dejará de funcionar en tu móvil