Análisis del Oppo Reno Z, la atención al detalle como mayor virtud

Análisis del Oppo Reno Z, la atención al detalle como mayor virtud

Analizamos a fondo el Oppo Reno Z, un móvil de gama media y altísima calidad. Buena construcción, gran cámara y la personalización de ColorOS.
2/08/2019 a las 19:52 UTC · Borja Simancas Delgado

Dentro del despliegue de Oppo en territorio europeo nos llega un nuevo miembro de la familia Reno. En concreto tenemos entre manos el nuevo Oppo Reno Z, un smartphone que, siguiendo la filosofía de la marca, trae detalles que son realmente curiosos.

Y es que, como ya veremos a lo largo del análisis, una de las principales bazas de Oppo es la atención al detalle, pequeños aspectos repartidos aquí y allí. Algunos gustarán más y otros gustarán menos, pero todo ello forma parte del sello de identidad del nuevo Oppo, así que ¿Empezamos?

Características del Oppo Reno Z

Características del Oppo Reno Z

Si leemos las especificaciones del nuevo Oppo Reno Z encontraremos aspectos que llaman la atención, especialmente por ser propios de gamas superiores. Pero como siempre decimos, una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica. Algo que veremos al analizar el dispositivo en todo su conjunto.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 1570.3 x 74.9 x 9.1 mm
    • Colores:
      • Jet Black
      • Aurora Purple
  • Pantalla
    • Tipo: AMOLED | HDR10
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19,5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Mediatek Helio P90 Octa-Core
      • 2 x 2.2 GHz @ Cortex-A75
      • 6 x 2.0 GHz @ Cortex-A55
    • GPU: PowerVR GM9446
    • Sistema Operativo: ColorOS 6 basado en Android 9.0 Pie
  • Memoria
    • Interna: 128 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: No
  • Cámaras
    • Trasera:
      • 48 MPX f/1.7 PDAF
      • 5 MPX f/2.4 | Profundidad
    • Delantera:
      • 32 MPX f/2.0
  • Sonido
    • Altavoces Estéreo
    • 24 bit / 192 kHz
    • Dolby Atmos
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Jack 3.5 mm
    • A-GPS | GLONASS | Galileo
    • NFC
    • USB Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula
  • Batería
    • 4035 mAh
    • Carga rápida: VOOC 3.0 @ 20W

La joya alrededor de la cual gira el nuevo Oppo Reno Z es su pantalla AMOLED que además es compatible con HDR 10, algo poco común en su gama. También destaca su almacenamiento, aunque últimamente es habitual encontrarnos 128GB de almacenamiento, pero no deja de ser algo a destacar. Y, por supuesto, la poderosa carga rápida de Oppo con su tecnología VOOC 3.0 de 20W.

Un diseño que te atrapa en los detalles

Nada más tener el nuevo Oppo Reno Z en la mano, aún sin encenderlo, ya capta nuestra atención su diseño. Un acabado en cristal que cuenta con un degradado que reacciona ante la luz, algo que resulta muy llamativo hasta que encendemos el teléfono y vemos su colorida pantalla AMOLED.

Dicha pantalla posee 6.4 pulgadas, una relación de aspecto 19,5:9 y cámara delantera en forma de gota, un diseño limpio a la par de elegante en su parte frontal. Que sigue en su parte trasera, de líneas suaves en la que destaca la ausencia del lector de huellas… ¿Dónde está el lector de huellas?

Un diseño que te atrapa en los detalles

En la parte trasera del nuevo Oppo Reno Z destaca su banda central que recorre el dispositivo de abajo hasta arriba. Conteniendo en su interior el logotipo de la marca, el flash y una pequeña cúpula que levantará el teléfono lo justo para no arañar las cámaras. Las cuales no sobresalen del cuerpo del dispositivo y se sitúan de manera discreta en la zona superior.

La ausencia del lector de huellas en la zona trasera tiene una explicación: el nuevo Oppo Reno Z usa un lector de huellas situado debajo de la pantalla. Uno de los tantos detalles de los que hace gala el dispositivo, del que hablaremos más adelante.

El botón de encendido tiene una hendidura para situarlo a oscuras

Si pasamos al marco que rodea el nuevo Oppo Reno Z encontraremos otra de las peculiaridades del dispositivo. La distribución asimétrica de los botones, situándose el botón de encendido en el lado derecho y los botones de volumen en el lado izquierdo, junto con la bandeja para la SIM. Todos ellos con un tacto que denotan solidez y calidad de los mismos.

El borde superior es el hogar del solitario micrófono de cancelación de ruido, siendo el borde inferior el más poblado del teléfono. Encontrándonos el altavoz principal, el conector de carga USB Tipo C, el micrófono de llamadas y el jack de audio. Otro detalle más de este nuevo Oppo.

El diseño del nuevo Oppo Reno Z destaca por los pequeños detalles

Tal y como mencionamos al principio, el material principal del nuevo Oppo Reno Z es el cristal. Habitualmente los teléfonos que utilizan este material suelen caracterizarse por una sensación de fragilidad y tendencia a atrapar huellas. Sin embargo en el nuevo Oppo lo que transmite es robustez.

Las huellas están ahí, pero el smartphone tiene un tratamiento oleofóbico que en pocos segundos dejaremos el dispositivo como nuevo usando un trapo. Quizá el aspecto más destacado es que se nota un poco más pesado de lo habitual, aunque es algo que olvidaremos a los pocos segundos de su uso. En líneas generales es un dispositivo robusto y cómodo de usar a diario.

Rendimiento de sobra que rompe prejuicios

El nuevo Oppo Reno Z pertenece a una gama en la que tiene que pelear con todo tipo de dispositivos, desde aquellos dispositivos que usan los eficientes a la vez que solventes Snapdragon 700. Sin olvidarnos de la presencia del todopoderoso Snapdragon 835 dentro de dicha competencia.

 

La respuesta ante esta situación por parte de Oppo ha sido un tanto arriesgada ya que han decidido dotar al nuevo Reno Z con un Mediatek Helio P90. Un procesador que en el uso diario se desenvuelve a las mil maravillas sin encontrarnos ningún lag o bajada de rendimiento, incluso en condiciones extremas.

Algo que sí notaremos, especialmente en juegos muy exigentes, es la temperatura que alcanza el dispositivo. No llega a ser incomodo de usar, pero se sitúa por encima de lo habitual. Aquí hay que tener en cuenta la época del año en la que estamos.

El Oppo Reno Z nos permite ejecutar multiples aplicaciones de manera fluida

La ejecución de aplicaciones, moverse por el sistema y la multitarea son una experiencia totalmente satisfactoria. Pudiendo ejecutar varias aplicaciones sin esperas, gracias a sus 4GB de memoria RAM y una gestión eficiente de ColorOS. En el apartado más lúdico el nuevo Oppo Reno Z se ha mostrado a la altura.

Hemos probado una gran batería de juegos, especialmente exigentes, como Asphalt 9, Shadowgun Legends o Honkai Impact 3rd. Rindió de manera más que solvente en todos ellos; exceptuando Asphalt 9, que se solucionó con una actualización del sistema. Por lo que, si dejamos al lado la temperatura, el nuevo Oppo se sitúa como un gran dispositivo para jugar.

El nuevo Oppo Reno Z ofrece un rendimiento más que sobrado para nuestro uso diario

Desde luego el conjunto que propone el nuevo Oppo Reno Z con la elección de su procesador, memoria RAM y almacenamiento son más que solventes, algo que no supondrá ningún problema para la gran mayoría de los usuarios. La única sombra que podemos encontrarnos es la presencia de Mediatek dentro de la receta.

Solo el tiempo nos dirá si Oppo está a la altura en cuanto actualizaciones del sistema y de seguridad. Lo que sí podemos decir que a día de hoy el nuevo Oppo Reno Z lleva la última versión de Android 9 bajo la capa del sistema ColorOS y el último parche de seguridad disponible. Algo que pocos pueden decir a día de hoy.

Pantalla de cine

Aquí es donde el nuevo Oppo Reno Z muestra sus mejores galas, su pantalla de 6.4 pulgadas que hace uso de un panel AMOLED compatible con HDR10. Un panel con una resolución de 2340 x 1080 que, además de proporcionar nitidez, pone sobre la mesa una representación de colores muy agradable.

Lo que rompe un poco la tradición de que un panel AMOLED es sinónimo de colores algo saturados y lejos de la realidad. En este aspecto Oppo ha hecho un gran trabajo en términos de calibración de color, convirtiendo al nuevo Reno Z en una delicia visual en todos sus aspectos.

Pantalla de cine

La presencia de la compatibilidad con HDR 10 es otro de los pequeños detalles con los que Oppo quiere dar su sello de identidad propia en el nuevo Reno Z. Dicho modo podemos disfrutarlo en YouTube, Netflix o Amazon Prime Video, ofreciendo una experiencia totalmente distinta a lo que podemos encontrar en otros dispositivos.

Dejando a un lado el modo HDR, la pantalla del Oppo Reno Z es un disfrute ante cualquier contenido que deseemos consumir. Ya sea leyendo textos, que gozan de gran nitidez, o viendo nuestras fotos, la experiencia es de las mejores que podemos encontrar en un smartphone de su gama.

El lector de huellas bajo la pantalla, un aspecto diferenciador

Otra de las bondades de usar un panel AMOLED es la posibilidad de usar un lector de huellas bajo la pantalla. Para lo cual ilumina la zona dedicada a ello y así realizará la lectura de la misma. Un lector de huellas al que acostumbrarse: su funcionamiento es correcto, aunque un poco más lento que los lectores tradicionales.

Batería que brilla por su carga rápida

De nada sirve una gran pantalla o un rendimiento solvente si la autonomía del dispositivo no está a la altura… algo de lo que el nuevo Oppo Reno Z no debe preocuparse. Gracias a su enorme batería de 4035 mAh y la gestión de su sistema ColorOS llevada a cabo.

Un sistema en el que podemos configurar la «agresividad» ante la eficiencia energética. Pero que en los modos normales ofrece unas cifras más que solventes, llegando a unas 8 horas largas de pantalla haciendo un uso intensivo del dispositivo. Ya sea viendo contenido multimedia, jugando o chateando, estar lejos de un enchufe no supondrá un problema.

Hablando de enchufes, el nuevo Oppo Reno Z incorpora la tecnología VOOC 3.0 de carga rápida. Gracias a sus 20W permite una carga completa en poco más de 1 hora. Algo que no deja de sorprender, teniendo en cuenta que la batería es de 4035 mAh. Un conjunto que otorga al nuevo Reno Z una autonomía de la que podemos olvidarnos durante su uso a diario.

Sonido estéreo y conexiones al 100%

Entramos de lleno a uno de los apartados más completos del nuevo Oppo Reno Z. Tanto en las conexiones como en el aspecto sonoro encontramos todo aquello que podemos esperar y un poco más allá. Es una de las opciones más redondas que podemos encontrar dentro de su gama.

Sonido estéreo y conexiones al 100%

Si ponemos el foco en el apartado sonoro, el nuevo Oppo Reno Z cuenta con bastantes ases bajo su manga. Más allá de la presencia del jack de audio, destacamos el uso del auricular como un segundo altavoz. No es lo mismo que tener dos altavoces dedicados, pero mejora sustancialmente la experiencia.

Disponer de Radio FM es un valor añadido

Es notable la presencia de la tecnología Dolby Atmos que nos ayudará a personalizar la experiencia sonora y la compatibilidad con sonido de alta definición. Una vez más el nuevo Reno Z destaca en esos pequeños detalles, que marcan la diferencia con el resto. Ofrece un sonido de calidad y sin distorsiones.

No falta nada en el apartado de conexiones del Oppo Reno Z

Trasladándonos al repertorio de conexiones, el nuevo Oppo Reno Z marca todas las casillas. Ya que contamos con USB de tipo C, el anteriormente mencionado jack de audio y en el apartado inalámbrico tenemos WiFi 802.11 ac, Bluetooth 5.0 y NFC para los pagos móviles. Ofrece conexiones estables durante su tiempo de uso.

En este apartado Oppo ha sabido desmarcarse de su competencia más directa, Xiaomi, la cual no ofrece en todos sus dispositivos tecnologías como NFC. Un hecho que posiciona al nuevo Oppo Reno Z como un smartphone a tener en cuenta si le damos importancia al apartado de conexiones.

ColorOS, personalidad múltiple en Android

Hemos mencionado durante todo el análisis algunas de las bondades de ColorOS, así se llama la personalización que hacen los chicos de Oppo sobre Android. Una capa que mantiene la tradición de los dispositivos llegados de Asia: fuerte personalización que hacen a veces un tanto irreconocible a Android.

Dicha personalización tiene sus ventajas, como la incorporación de opciones que aportan un valor añadido a la experiencia de uso diario. Pero también saca a relucir algunos detalles que no serán a gusto de todos los usuarios, en especial el complejo de iOS del que palidece en ocasiones ColorOS.

El Oppo Reno Z está actualizado al último parche de seguridad

Un punto positivo que debemos destacar es que bajo ColorOS corre la última versión disponible a día de hoy, Android 9 Pie. Junto con el último parche de seguridad disponible, algo que, como mencionamos anteriormente, no todos los smartphones pueden presumir. Esperemos que Oppo siga a la altura en este aspecto.

Ahora entremos de lleno en la gran pregunta: ¿qué nos espera al usar ColorOS? En líneas generales, especialmente si eres un usuario de Android puro, te encontrarás como un pulpo en un garaje al principio. Si has sido usuario de MIUI o EMUI la transición será menos traumática, por así decirlo.

ColorOS tiene un diseño claramente inspirado en iOS

No es que sea complicado de usar ColorOS en el día a día, solamente hay opciones de Android que están más ocultas de lo habitual. Nada que un rato de exploración por los menús le ponga solución, haciéndonos al sistema en poco tiempo sin demasiados problemas.

Bajo detalles aquí y allá que denotan cierta pasión por el diseño de iOS encontramos opciones interesantes:

  • Bloqueo con 1 toque: No lleva a engaños, bloqueamos el teléfono al pulsarlo.
  • Clonar teléfono: Nos permitirá transferir todos los datos de un teléfono a otro en segundos.
  • Espacio de juegos: Optimizará el sistema cuando ejecutemos un juego.
  • Gestor de teléfono: En un par de toques optimizará el teléfono para una mejor experiencia.

Además, encontraremos el Asistente inteligente, en sustitución del panel de Google que nos aparece al deslizar hacia la derecha en el escritorio. Un apartado donde encontraremos el calendario, el tiempo, accesos rápidos a aplicaciones o utilidades como un contador de pasos

ColorOS supone un cambio respecto al uso de Android habitual, pero un poco de práctica lo soluciona

Quizá este sea el mayor hándicap del nuevo Oppo Reno Z, una capa por encima de Android que a veces no nos parece estar usando Android. Pero, como hemos mencionado anteriormente, si dejamos los prejuicios de lado, no supondrá ningún problema en nuestra experiencia de uso diario.

Un apartado fotográfico que enamora

Oppo históricamente se caracterizaba por cuidar el apartado fotográfico de sus dispositivos, hablamos de aquella época en la que solo se podían importar de Asia. Y su llegada a Europa no ha mermado la calidad en este apartado, siendo una experiencia muy gratificante en el nuevo Oppo Reno Z.

El despliegue de sensores que disponemos consta de un sensor principal de 48 megapíxeles y un sensor secundario de profundidad de 5 megapíxeles. Un sensor principal que hace uso del popular filtro Quad-Bayer que combina 4 píxeles en uno solo. Permitiéndonos elegir entre fotografías de 48 megapíxeles o de 12 megapíxeles si hacemos uso de dicha tecnología.

Un apartado fotográfico que enamora

Una vez cubierto el apartado del hardware, pasemos al software de la cámara. Uno de los aspectos que puede encumbrar o arruinar la experiencia de uso de un smartphone a la hora de realizar fotografías. Y debemos decir que nos encontramos con una aplicación de lo más completa, llena de opciones:

  • Foto: El modo básico que usaremos en la mayoría de ocasiones.
  • Retrato: Haciendo uso del sensor de profundidad nos brinda un desenfoque a nuestros retratos.
  • Experto: Disponemos de todos los ajustes necesarios para personalizar nuestras fotografías.
  • Noche: Gracias al procesado, obtendremos buenas fotografías en condiciones de poca luz.
  • Panorámica: Ideal para capturar paisajes o un gran nivel de detalle.

Si ponemos el foco en el modo vídeo, además de los modos de time lapse y cámara lenta, tenemos a nuestra disposición la grabación desde 720p a 60fps hasta 4k a 30fps. Este último hará que agradezcamos la presencia de 128GB de almacenamiento en el nuevo Oppo Reno Z.

La aplicación de la cámara está llena de posibilidades

En líneas generales el comportamiento del nuevo Oppo Reno Z en fotografía ha sido bastante satisfactorio. Se obtiene un gran nivel de detalle en múltiples situaciones de iluminación, incluso de noche, donde la luz brilla por su ausencia. Destaca el buen desempeño del HDR automático, que nos ayudará en alguna ocasión complicada.

Oppo ha dotado al nuevo Reno Z de un procesado suave, aunque si dejamos la IA activada podemos llevarnos alguna sorpresa, en el que no notaremos en exceso su presencia. Lo que nos permitirá unas fotografías de buena calidad, si desactivamos la IA de la aplicación.

Usar el nuevo Oppo Reno Z para hacer fotografías ha sido una de las experiencias más positivas que hemos podido probar últimamente. Destaca especialmente en la fotografía nocturna, donde obtendremos en un alto porcentaje fotografías hasta ahora impensables en un teléfono.

Si eres de los que, además de una buena experiencia al hacer fotos, buscas ese extra especial, el software de la cámara del Reno Z incorpora una variedad de filtros que se aplican en tiempo real. Pudiendo ver en directo el efecto de cada uno a nuestra fotografía. Siendo en resumen un gran trabajo por parte de Oppo en este apartado.

Oppo Reno Z, una gran opción en la sombra

Teníamos expectación ante la posibilidad de analizar el nuevo Oppo Reno Z, una marca que poco a poco está llevando a cabo su despliegue por europa. Y las sensaciones que nos ha transmitido este nuevo smartphone no han podido ser más positivas.

Oppo Reno Z, una gran opción en la sombra

Aquellos que busquen una experiencia en Android que sea totalmente distinta a lo habitual tendrán en el nuevo Oppo Reno Z un teléfono en el que se sentirán como pez en el agua. No solo por su exquisito diseño, que entra por los ojos en segundos, sino por la tecnología que pone sobre la mesa.

Disponer de una pantalla AMOLED que es compatible con HDR 10 es algo que pocos dentro de su gama ofrecen. Por no hablar del lector de huellas bajo la pantalla, un elemento que se está popularizando y siempre es bienvenido contar dentro de un nuevo smartphone.

El diseño del Oppo Reno Z es uno de los más sencillos a la par que elegante

La presencia de la carga rápida VOOC 3.0 de Oppo es una de sus señas de identidad, que unido a su enorme batería de 4035 mAh otorga una experiencia lejos del enchufe en nuestro día a día. Pero donde brilla el nuevo Reno Z junto con su pantalla es en el apartado fotográfico: tiene poco que envidiar a gamas superiores.

Obviamente, el aspecto que puede determinar si el nuevo Oppo Reno Z es para nosotros o no es el uso de ColorOS. Un sistema que, si abrimos la mente un poco, descubriremos que es una manera distinta de usar Android, para lo bueno y para lo malo. Pero si analizamos el conjunto, el nuevo Oppo Reno Z es una de las propuestas más interesantes que hay en el mercado.

Puedes adquirir el nuevo Oppo Reno Z en Amazon.es por 350€ apróximadamente

Junto con el nuevo Oppo Reno Z viene una funda protectora, unos auriculares y el cargador con tecnología VOOC 3.0: es un conjunto a tener en cuenta. Si buscas una gran experiencia visual, y hacer fotografías es tu pasión, el Oppo Reno Z es un gran candidato a elegir.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
La app de YouTube estrena emisión en directo de la pantalla del móvil
Facebook le cambiará el nombre a WhatsApp e Instagram