Análisis de la Honor Band 5: una gran alternativa a la Xiaomi Mi Smart Band 4

Análisis de la Honor Band 5: una gran alternativa a la Xiaomi Mi Smart Band 4

Hemos analizado durante unos días la nueva pulsera inteligente Honor Band 5, posiblemente la mejor alternativa a la Xiaomi MI Smart Band 4.

Hace unos años empezamos a ver cómo todas las marcas de telefonía móvil empezaban a lanzar wearables, dispositivos ponibles. Normalmente eran relojes, pero también empezamos a ver pulseras de cuantificación.

En 2019 son pocas las grandes firmas que siguen apostando año a año por un modelo de este tipo, pero Honor es una de ellas. Hemos podido probar durante un tiempo la Honor Band 5, una pulsera presentada hace unas semanas pero que ahora llega a España, y lo hace a un precio muy atractivo, 29.90 euros.

¿Su principal rival? Está claro, la Xiaomi Mi Smart Band 4, que curiosamente cuesta algo más.

Un diseño ligeramente agresivo, pero atractivo

La Honor Band 5 es un accesorio económico. Por eso no deberemos esperar acabados en materiales caros, pero es cierto que si bien el diseño es bastante bonito (aunque algo agresivo), el material de la correa da la sensación de ser demasiado plasticoso.

Eso sí, que se haya optado por una correa tipo reloj, con engranajes normales, se agradece ya que las pulseras similares a las del Apple Watch que he probado en otras pulseras (no en el reloj de Apple), acaban rompiéndose por un lado u otro. No he usado tanto la Honor Band 5 como para saber si se acabará rompiendo también, pero no lo parece.

La parte superior, donde está la pantalla dispone de un botón grande, de ejecución de tareas, aunque la pantalla sea táctil. En primera instancia llama mucho la atención, por el tamaño y por el contorno plateado, pero al poco tiempo nos hemos acostumbrado y no molesta.

En la parte inferior tenemos el sensor de medición cardíaca y los pines de carga. Como no podía ser de otra forma, esta pulsera es resistente al agua, nada menos que hasta 50 m de profundidad.

Una gran pantalla

La Honro Band tiene una pantalla con tecnología OLED de 120 x 240 px, que es capaz de reproducir el color de manera viva y sobre todo que cuenta con un brillo suficiente como para no ir buscando la sombra en exteriores, como me pasaba con la Xiaomi Mi Band  3 que usaba antes.

Aunque cuando arrancamos la primera vez la aplicación de la pulsera, y la propia pulsera, sólo teníamos tres carátulas, tras algunas actualizaciones tenemos disponibles muchas más, algunas más serias, otras más deportivas y otras muy alegres. La verdad es que en cuando a personalización no tenemos quejas.

El control de la pantalla se realiza pulsando encima del icono o sección que queremos. Para volver podemos o bien deslizar de izquierda a derecha para subir un nivel en la interfaz, o bien pulsar el botón inferior para volver a la pantalla principal.

Los menús son correctos pero en algunas ocasiones los textos se acumulan y es complicado pulsarlos, quizás sería mejor hacerlo todo con iconos para que sea más fácil tocarlos, aunque implique más desplazamientos en la interfaz.

Bastante funciones disponibles

La Honor Band 5 está pensada para hacer deporte, para lo cual incorpora un pulsómetro (que obviamente no es tan precioso como los profesionales), es capaz de medir nuestras horas de sueño, los pasos que damos con el podómetro… Eso sí, aunque en China tiene la función de medición del oxígeno en sangre, parece que en España no la tendrá.

También podemos medir los ejercicios que realizamos, habiendo varios disponibles, que se van actualizando con más opciones cuando se actualiza el sistema operativo de la pulsera.

También tiene funciones de aviso de sedentarismo, para recordarnos que nos movamos cada hora, y de medición de sueño avanzado, con TrueSleep, una función que permite detectar algunos problemas relacionados con el descanso.

Se hecha en falta la posibilidad de poder controlar la reproducción de música desde la pantalla, algo que puede ser práctico en algunas situaciones. No sabemos si será posible tener esta función con una actualización de firmware, pero sería genial.

Nos ha gustado la posibilidad de encender la pantalla girando la muñeca y de cambiar entre los menús haciendo el mismo gesto, útil cuando no queremos tocar la pantalla.

También es posible buscar el teléfono con la opción dedicada en el menú. Lo curioso es que en vez de emitir un pitido, el móvil dirá con voz femenina «I`m here» (estoy aquí).

Controlándolo todo desde la aplicación

La Honor Band usa una aplicación de Huawei para conectarse a nuestro móvil. Se llama Huawei Health o Huawei Salud, y se puede descargar gratis desde la Play Store.

Versión:
Autor:
Requiere

En ella podemos configurar algunos parámetros de la interfaz, como los elementos que queremos que aparezcan, o el orden. También podemos cambiar las carátulas, descargar más, o actualizar el firmware de la pulsera.

Por otro lado, se integra con la propia app ya que la sección de la pulsera no es más que una de las que hay en este servicio.

Una batería aceptable, con un cargador mejorable

La batería de esta pulsera nos da una autonomía real de unas dos semanas, al menos en nuestra experiencia. Hemos tenido activa la función de avisos de llamadas, de alarmas y de control de cámara, pero no las notificaciones de la mayoría de aplicaciones. Honor indica que se pueden tener casi tres semanas de autonomía, aunque quizás eso sea usándola algo menos. En cualquier caso parece que hagamos lo que hagamos pasaremos de los 10 días.

Lo que no nos ha gustado es el cargador ya que hay que encajarlo de una manera muy concreta y da la impresión de que se podría romper. Además, aunque viene con un cable de carga, este es microUSB a USB, y siendo el cargador negro, es raro que el cable sea blanco.

Es una queja casi baladí, lo sabemos, pero Honor podría cuidar este tipo de detalles.

Honor se toma en serio las actualizaciones

No sabemos cómo se comportará el fabricante cuando la pulsera lleve en nuestro país unos meses pero no tenemos queja de cómo está tratándola al inicio.

En el tiempo que la hemos probado hemos actualizado su firmware tres veces. Alguna era sólo para mejorar la velocidad en los menús y la estabilidad del sistema, pero en otros casos hemos visto cambios mayores, como el de los iconos de la interfaz, que han cambiado para ser mucho más bonitos y menos esquemáticos.

Es cierto que las actualizaciones tardan bastante, unos 20 minutos, pero no esperamos que este ritmo de recepción sea el normal.

Conclusión

Sinceramente, no me esperaba que una marca pudiera hacer frente tan claramente a Xiaomi en pulseras de cuantificación. La Honor Band no es perfecta, y alguna función nos falta, pero la verdad es que, aunque nos gustaría poder usar el NFC y el medidor de oxígeno en sangre como en China, nos parece un producto realmente recomendable.

Y ni siquiera es caro. Desde luego, vale los 29.90 euros que piden por ella.

Comprar Honor Band 5 en Amazon

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
Honor Play 3e: así son los móviles básicos en 2019
La mejor app de podcasts ahora es gratis: nuevo Pocket Casts con suscripción