Xiaomi Mi Watch aparece en Wear OS y nos hemos vuelto locos

Xiaomi Mi Watch aparece en Wear OS y nos hemos vuelto locos

En las últimas horas han aparecido referencias a un Xiaomi Mi Watch en la aplicación de Wear OS, algo que nos ha vuelto locos.

En las últimas horas se ha desvelado una referencia en la app de Wear OS para un nuevo reloj cuyo nombre sería Xiaomi Mi Watch. Sin que esto llegue a ser una confirmación de nada, nos hace pensar en las posibilidades de un reloj del fabricante chino con un sistema que no termina de convencer.

La relación de Google con los wearables no termina de cuajar. La compañía empezó con buen pie en 2014 con Android Wear, pero desde entonces parece haber perdido el rumbo, creando un ecosistema que progresa a un ritmo menos ágil que la competencia y con cada vez menos socios. Pero aún hay esperanza, una esperanza que podría llamarse Xiaomi.

El Xiaomi Mi Watch aparece en la app de Wear OS

En las últimas horas, la aplicación de Wear OS ha recibido una actualización que no ha pasado desapercibida. Si bien la propia aplicación no revela ninguna nueva función, el código de la aplicación si ha dejado una pista de una gran novedad.

Entre toda la información de la aplicación, hay una sección en la que aparecen los dispositivos y aplicaciones soportados por Wear OS. En esta versión aparecen dos nuevas referencias, a una app llamada Mi Wear, y un dispositivo llamado Mi Watch.

¿Qué puede aportar Xiaomi a Wear OS?

La noticia en si no tiene mucha más trayectoria, porque aunque el hecho de que aparezca en la aplicación indica que Xiaomi está trabajando en un reloj con Wear OS, esto no es garantía de que finalmente vayan a lanzarlo al mercado. Incluso la propia Google canceló a última hora su Pixel Watch.

Lo que si que podemos especular es sobre qué puede aportar Xiaomi a Wear OS, porque esta alianza puede ser lo que el sistema necesite para recuperar la relevancia que merecía en un principio. ¿Cuáles serían los aspectos clave de este Mi Watch?

  • El más importante es la relación de Xiaomi con Huami, que es quien fabrica los wearables de Xiaomi. Huami está haciendo relojes impresionantes como el Amazfit GTR o el GTS.
  • Otro aspecto clave a nivel de hardware está en los propios procesadores de Huami. Uno de los grandes lastres de Wear OS es culpa directa de Qualcomm, y es que incluso el último Snapdragon Wear 3100 no deja de ser un Snapdragon 400 de 2013 con más sensores y un proceso de fabricación muy lejano a los niveles de eficiencia de los procesadores de 2019.
  • Aunque Google no permite grandes modificaciones en Wear OS, tampoco las permitía en Android TV, decisión que revocaron recientemente para Patchwall, la capa de personalización de Xiaomi para Android TV.
  • Algo que Google si ha permitido a Mobvoi era el uso de su propia app de deporte en la pantalla principal. Cualquier Wear OS que quiera destacar necesita una app de deporte que no sea Google Fit. De verdad, que duro es llevar un entrenamiento con Google Fit.

A pesar de que el estado de Wear OS no sea el mejor, si que es un sistema con grandes virtudes que merecen ser destacadas. En lo que respecta a integración de notificaciones con Android sigue siendo el mejor sistema de relojes inteligentes, además de tener otras virtudes como Google Pay y Google Assistant, que cuando funciona (en las últimas versiones no va muy bien) es tremendamente útil.

Ojalá este rumor vaya a más y Xiaomi pueda hacer junto a Google el reloj que los fans de Wear OS merecemos (si, soy muy crítico con el sistema, pero lo soy porque realmente me encanta).

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Nuevo Redmi 8A de Xiaomi: un móvil decente a precio ridículo
Probamos Mario Kart Tour: carreras frenéticas con un control algo pobre