Análisis del Redmi Note 8 Pro: perfecta normalidad

Análisis del Redmi Note 8 Pro: perfecta normalidad

Analizamos el Redmi Note 8 Pro, un móvil que sin destacar en nada consigue un perfecto equilibrio en todas sus características.

Hace unas semanas que Redmi anunció sus nuevos Redmi Note 8 y Redmi Note 8 Pro. Este último destaca por ser el primer móvil de la submarca de Xiaomi en integrar una cámara de 64 megapíxeles, además de contar con un excelente rendimiento y batería.

La mejor versión de los Redmi Note 8 ha llegado a España y hemos pasado unos días utilizándolo como móvil principal para contaros nuestras impresiones. Un móvil que nos ha encantado, no por lo que tiene, sino por no prescindir absolutamente de nada en una época en la que la gama alta cada vez es más limitada en según qué características.

Características del Redmi Note 8 Pro

  • Procesador – Mediatek G90T
    • 2 Arm Arm Cortex-A76 hasta 2,05 GHz.
    • 6 ARM Cortex-A55 hasta 2 GHz.
    • Proceso de fabricación: 12 nm.
    • GPU: Arm Mali-G76 3EEMC4. a  800 MHz.
  • Memoria RAM: 6 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 64 / 128 GB UFS 2.1.
    • MicroSD: sí.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.53 pulgadas.
    • Resolución: 2340 x 1080 píxeles.
    • Tecnología: LCD.
    • Relación de aspecto: 19.5:9.
  • Cámara trasera.
    • Resolución: 64 + 8 + 2 + 2 Mpx (angular, gran angular, macro y profundidad).
    • Otros: LED Flash.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 20 Mpx.
  • Conectividad: 4G/LTE, Dual SIM, Bluetooth 5, WiFi 802.11 Dual, NFC, emisor de infrarrojos, jack de auriculares…
  • Otros:
    • Conector USB C.
    • Sensor de huellas trasero.
    • Desbloqueo facial.
  • Dimensiones: 161.3 x 76.4 x 8.8 mm
  • Peso: 199 g
  • Batería: 4500 mAh.
    • Soporte de carga rápida Quickcharge 3.0, 4.o+, USB PD y MediaTek PE. Hasta 18W.
  • Sistema:
    • Versión de Android: 9 Pie.
    • Interfaz del fabricante: MIUI 10

Un diseño conocido que funciona

El diseño del Redmi Note 8 Pro no deja ningún tipo de sorpresas. Es un diseño que no arriesga ni destaca entre los demás móviles. Quizás el modelo en color Verde bosque sea el que más atractivo capte, pero el modelo en negro que hemos probado no es muy distinto del resto de móviles del mercado.

Tenemos un terminal que usa Gorilla Glass 5 tanto en la parte frontal como en la trasera, así como unos marcos de plástico con acabado brillante. Como es habitual en este tipo de móviles, tiene facilidad para mancharse con la grasa de nuestras manos, algo que tampoco es una sorpresa dada la tendencia del mercado de añadir cristal a todos los móviles.

Nos gusta la ubicación de los botones de encendido y volumen, ambos ubicados en la parte derecha del equipo. Accesibles y muy útil para usar los botones de volumen como disparador de la cámara.

En la zona inferior encontramos el altavoz, puerto USB C y jack de auriculares. No solo tenemos el conector, sino compatibilidad con Radio FM, algo que más de un usuario agradecerá.

Por otro lado, en la parte superior apreciamos otro puerto que cada vez está menos presente, pero que no por ello ha dejado de tener importancia mencionarlo. Hablamos del puerto infrarrojos, el cual nos permitirá controlar la televisión, el aire acondicionado o cualquier otro dispositivo que tenga control por infrarrojos.

Por último, en el lado izquierdo apreciamos la bandeja para tarjetas SIM y microSD. Podemos optar por dos tarjetas SIM o por una SIM y ampliar la memoria con una tarjeta microSD, algo muy útil si consideramos lo baratas que están las tarjetas de 128 GB.

Sin embargo, hay una parte del diseño que nos ha horrorizado, recordándome directamente a la peor parte del Pocophone F1. La protuberancia de la cámara es un poco afilada, algo que si fuese únicamente un aspecto de la cámara no sería gran molestia, pero lo es al afectar también al lector de huellas. Un lector no muy grande que hace que la experiencia de desbloquear no sea demasiado agradable.

En lo único que destaca el diseño del Redmi Note 8 es en su mal diseño para el lector de huellas, que nos obliga a llevar funda obligatoriamente.

Este problema desaparece si utilizamos una funda para el móvil, por lo que tampoco es un problema mayor. Afortunadamente Redmi incluye una funda en la caja del dispositivo. Su tacto gomoso no es muy agradable, pero al menos sirve para proteger el móvil mientras buscamos una funda que encaje con nuestro estilo.

Un móvil rapidísimo con un procesador poco conocido

EL Redmi Note 8 Pro es rápido, rapidísimo. El sistema no sufre ralentizaciones, las aplicaciones se abren rápido, los juegos funcionan con un buen nivel de fluidez. Es de los gamas media más rápidos que hemos probado, siendo más rápido que incluso móviles de la propia Xiaomi con un precio mayor.

¿Cuál es el secreto para este rendimiento? Además de tener un sistema tan pulido como lo es MIUI 10 sobre Android 9 Pie, el aspecto clave está en el hardware, una de las fortalezas de Redmi.

Tenemos 6 GB de RAM acompañados de memorias UFS2.1 de gran velocidad y un procesador Helio G90T que según Xiaomi es más potente que el Snapdragon 710, un chip que extrañamente utilizan en móviles de mayor precio, como el Mi 9 Lite. Este chip es poco conocido, y muchos pueden tener dudas sobre su desempeño. ¿Qué ofrece el mejor procesador de MediaTek?

¿Pero qué problemas puede tener un MediaTek? Mitos y realidades

MediaTek potenciará móviles gaming con su nuevo procesador Helio G90

MediaTek ha sido durante años un fabricante de procesadores poco recomendable para aquellos que buscasen buenos móviles. La razón principal es que durante años han estado centrados en crear procesadores de bajo coste para móviles de bajo coste, algo que ha dañado a la imagen de la marca hasta el punto de que muchos quieran evitar directamente a la marca.

Pero el MediaTek Helio G90T es un chip muy distinto a esos procesadores móviles de categoría baja que recuerdas. Sigue sin llegar al nivel de los mejores Qualcomm, Samsung o Huawei, pero si que ha alcanzado unas cotas de rendimiento que hacen que sea un producto a la altura de los chips de gama media-alta. ¿Qué tiene de especial este MediaTek que no tenían los demás?

  • Arquitecturas estándar de alto rendimiento: A nivel de CPU tenemos 2 núcleos Cortex A76 de alto rendimiento, solventando el típico problema de la marca, que tradicionalmente sólo usaba núcleos de alta eficiencia y rendimiento limitado.
  • Al estar enfocado a los videojuegos, también incluye una GPU Mali G-76 de 4 núcleos. Una arquitectura estándar de la propia ARM.
  • No hay problemas de GPS: esto ya es cosa del pasado.
  • No hay problemas de carga rápida: muchos móviles con MediaTek tienen ausencias con carga rápida. En este Redmi no es así, ya que cuenta con el estándar Power Delivery, con Qualcomm Quickcharge 4+ y la propia carga rápida de MediaTek. Hemos probado con nuestros cargadores que ya teníamos en casa que cumplen con los estándares y funcionan.
  • Primera preocupación, las ROMs: Si vas a dejar el móvil con la versión del sistema de Xiaomi esto te da igual, pero si eres de los que disfruta instalando ROMs esto puede ser un problema. En teoría, al ser un móvil que soporta Project Treble no debería tener problemas, al estar el sistema y el soporte del hardware en módulos distintos, pero hasta que comiencen a llegar las ROMs recomendamos prudencia.
  • La mayor preocupación de este chip sería la incompatibilidad con la cámara de Google: A día de hoy, el software de procesado de imágenes de Google es el mejor, y hace maravillas al instalarlo en estas cámara de gama media. Instalar la cámara de Google no es un proceso trivial, y que exista una aplicación compatible con nuestro móvil en muchos casos depende de tener un hardware lo más parecido posible a los Google Pixel. Puede que este móvil nunca reciba un port de la cámara de Google, y es algo que debes considerar.

Una batería extraordinaria

Más allá de un rendimiento adecuado, quizás el aspecto que más nos ha gustado de este móvil es su batería, al ser un móvil que nos ha ofrecido mucho más de lo que esperábamos.

Con una batería de 4500 mAh combinada con unos componentes que no consumen demasiada energía y una gestión eficiente del sistema hemos podido aguantar la mayoría de jornadas con un 55% aproximado de batería en un uso típico de navegación, mensajería, GPS, fotografía y música a través de bluetooth. Con un uso más moderado es un móvil con el que hemos podido aguantar hasta dos días.

Esta batería es más limitada si somos jugones, al ser los videojuegos el tipo de aplicación que más energía consume. Y aún así será capaz de aguantar un día en el que juguemos durante varias horas. En este aspecto, el Redmi Note 8 Pro es sobresaliente.

Tenemos batería, eficiencia y compatibilidad con todas las cargas rápidas.

La compatibilidad con todas las cargas rápidas estándar es también un factor a tener en cuenta. El propio móvil cuenta con un cargador de 18 W, capaz de cargar la batería a la velocidad que indicamos en la siguiente gráfica. Quizás no sea la más rápida del mercado, pero al menos tenemos compatibilidad para tener carga rápida con prácticamente cualquier powerbank (si lo necesitases, claro).

64 megapíxeles que cumplen, pero no enamoran

Quizás la parte que más esperábamos, y la que nos ha terminado sorprendiendo menos, es la fotografía. En un principio, uno puede pensar que con cuatro cámaras y un sensor de 64 megapíxeles, la fotografía iba a ser uno de los puntos más fuertes del móvil. Y quizás nos ha dejado fríos precisamente por todo lo que prometía.

Comencemos por más sencillo. ¿Qué es lo que nos ofrecen las cuatro cámaras y para qué sirven?

  • El sensor principal es un Samsung ISOCELL Bright GW1, un sensor de 64 Mpx. Este sensor aplica la tecnología Pixel Binning, que consiste en usar píxeles más pequeños y combinarlos en un pixel de mayor tamaño, consiguiendo una información más precisa.
    • En el caso de los 64 Mpx, el resultado final que producen estos sensores son imágenes de 16 Mpx. Existe un modo que si toma imágenes de 64 Mpx, pero está más limitado al no poder usar HDR, recomendado sólo para escenas con una iluminación óptima.
  • Sensor de 8 Mpx ultra gran angular: la última moda en fotografía, imágenes con mayor información a cambio de una mayor distorsión. Un modo de fotografía que resulta adictivo en determinadas situaciones.
  • Sensor de 2 Mpx para profundidad: Ayuda a la cámara principal a detectar la profundidad, consiguiendo un modo retrato más preciso.
  • Sensor de 2 Mpx para fotografía macro: Cuando pulsamos el modo macro, podemos acercarnos mucho al punto que queremos fotografiar y conseguir que la imagen esté bien enfocada.

En cuestión de versatilidad no tenemos ningún tipo de queja, ya que salvo telefoto (por software podemos conseguir un zoom de 2 aumentos sin mucha pérdida) no tenemos ningún tipo de ausencia. Aunque por resultados tampoco resulta sorprendentes.

Fotografías tomadas por el Redmi Note 8 Pro.

Parte de la culpa está en la ausencia de un modo HDR guardado, ya que cada vez que queramos utilizarlo tendremos que activarlo manualmente. Aún así, al activarlo el rango dinámico deja un poco que desear, y el procesado de las imágenes tampoco es mucho mejor que el resto de equipos que hemos visto en la gama media.

Esperábamos mucho del sensor de 64 Mpx y lo que más nos ha convencido es el modo macro.

Ojo, no es una mala cámara, pero queremos que evites pensar que por tener 64 megapíxeles vas a tener mejor cámara que móviles más caros que «tan solo tienen 12 megapíxeles». Al final, el trabajo del sensor es importante, pero es el software quien hace que brille. Y el software aún no está preparado para sacar el máximo potencial de estos sensores.

Su mayor virtud es la ausencia de defectos

Hay muchos aspectos en los que no nos hemos parado a hablar detenidamente. La razón es que no destacan, a pesar de que cumplan.

Por ejemplo, el brillo de la pantalla está genial, al poder usar el móvil a pleno sol sin ninguna dificultad, pero el panel en si no tiene más virtudes. Lo mismo ocurre con el sonido: suena fuerte y con la calidad suficiente, pero tampoco te va a enamorar.

El Redmi Note 8 Pro es un móvil hecho para los que buscan un equipo fiable, con la rapidez suficiente, una batería extraordinaria y sin ningún tipo de ausencias.

Potencia, batería, cámara, memoria, jack, microSD, infrarrojos, hasta radio FM. El Redmi Note 8 Pro es excelente por no prescindir de nada.

Un móvil que no solo pone en aprietos a la competencia, sino también al propio catálogo de Xiaomi, al tratarse del producto más completo al precio más equilibrado y un gran competidor para los extraordinarios Galaxy A50 y Motorola One Vision.

Redmi Note 8 Pro en Amazon.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Cómo pasar la voz a texto: las mejores apps para transcribir audio
El Xiaomi CC9 Pro con 108 Mpx ve filtrada sus principales características