Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

Análisis del Motorola One Zoom, un teléfono para todos los puntos de vista

La gama Motorola One se amplía con un nuevo miembro. Analizamos el nuevo Motorola One Zoom, un dispositivo con una propuesta fotográfica muy interesante.
25/10/2019 a las 19:43 UTC · Borja Simancas Delgado

Desde que Motorola estrenó su nueva gama One ha ido añadiendo nuevos dispositivos a ella. Junto al One original, vinieron el One Vision y recientemente el One Action. Estos dos dispositivos muy similares entre ellos, algo que no ocurre en el nuevo miembro de la gama, el nuevo Motorola One Zoom.

El nuevo Motorola One Zoom rompe con todo lo establecido hasta ahora en la gama One. Apostando por un escalón superior en la gama media/alta y aventurándose en un terreno lleno de duros rivales. ¿Estará a la altura? Habrá que hacer zoom para verlo al detalle.

Características del Motorola One Zoom

Un breve repaso a las especificaciones del nuevo Motorola One Zoom nos da una primera idea sobre este dispositivo. Siendo un dispositivo que rompe de manera radical la tendencia impuesta hasta ahora por el resto de la gama One.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 155 x 75 x 8.8 mm
    • Peso: 190 gramos
    • Colores:
      • Gris eléctrico
      • Morado cósmico
  • Pantalla
    • Tipo: OLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19.5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 675
      • Ocho núcleos hasta 2 GHz @ Kryo 460
    • GPU: Adreno 612
    • Sistema Operativo: Android 9 Pie
  • Memoria
    • Interna: 128 GB + 4 GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1 TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/1.7 OIS PDAF
      • Ultra gran angular: 16 MPX f/2.2 Campo de visión de 117º
      • Telefoto: 8 MPX f/2.4 Zoom óptico x3 OIS
      • Profundidad: 5 MPX
    • Delantera: 25 MPX f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS | GALILEO
    • NFC
    • USB 3.1 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas bajo pantalla
    • Acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula
  • Protección: Nano recubrimiento Pi2 hidrófugo
  • Batería
    • 4000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: TurboPower 15W

El nuevo Motorola One Zoom ha subido la apuesta, desmarcándose de los One Vision y Action. Dispone de una pantalla más tradicional, con una relación de aspecto 19,5:9 de 6.4 pulgadas. Pero en esta ocasión encontraremos un panel OLED y lector de huellas bajo la pantalla.

Bajo la carcasa nos reencontramos con Qualcomm, en esta ocasión un Snapdragon 675 unido a Android 9 Pie. La versión de Android es otra de los detalles diferenciadores, que más adelante acometeremos. En el apartado fotográfico, haciendo honor a su nombre, encontramos cuatro sensores siendo uno de ellos un Zoom.

Un cristal que no lo parece

Nada más sostener el nuevo Motorola One Zoom en la mano notamos dos detalles de su personalidad. Uno es su peso, unos 190 gramos que le aportan solidez al dispositivo. El segundo es su diseño trasero,un panel de cristal que a primera vista parece aluminio cepillado.

Regresando al panel delantero, tal como hemos comentado anteriormente sigue una línea más tradicional, gracias al uso de una pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que lo aleja de los 21:9 usados en modelos anteriores. La cámara delantera ha abandonado el diseño en forma de isla, abrazando de nuevo el notch en forma de gota.

Un cristal que no lo parece

Si hacemos un repaso por el borde, de aluminio serie 6000, encontraremos algunas peculiaridades en la disposición de los elementos. Destacando el botón de encendido, que recupera la textura rugosa que tanto nos gusta, junto al botón listo para controlar el volumen. Ambos situados en el lado derecho del dispositivo.

Deslizándonos hacia la zona inferior nos encontraremos con la toma de auriculares, el puerto usb tipo C y el micrófono del teléfono. ¿Hechas en falta algo? Sigamos. Subiendo de nuevo por el lado izquierdo, no encontraremos nada que destacar, quedándonos por examinar solo la zona superior.

El altavoz se encuentra en la zona superior, junto a la bandeja para la SIM

Una vez en el borde superior, lo primero que nos encontramos es el único altavoz del Motorola One Zoom, unido al micrófono de cancelación de ruido y la bandeja para la SIM + MicroSD. Desde luego, especialmente en el altavoz, usa una ubicación poco habitual en un smartphone. Dotando de personalidad al nuevo Motorola.

Pasando al panel trasero encontramos el mayor exponente del diseño del One Zoom. En la zona superior, situado en el centro, encontramos un área que sobresale unos milímetros del perfil. Ahí encontraremos los cuatro sensores de la cámara de fotos, junto con el logotipo de Motorola. Esta vez no viene unido al lector de huellas, ya que se encuentra bajo la pantalla.

De hecho, el logotipo en el nuevo Motorola One Zoom hace las veces de led de notificaciones, que podemos configurar en los ajustes del dispositivo. Sin embargo, a menos que tengamos siempre el teléfono boca abajo, dicho elemento carece de utilidad. Unido a que solo brilla unos segundos y luego se apaga, desaprovechándose así una buena idea.

El botón de encendido tiene una textura rugosa para poder diferenciarlo sin mirar

Si ponemos todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Motorola One Zoom tiene un diseño elegante, que transmite robustez y sin estridencias. El cristal trasero con ese efecto de aluminio cepillado tiene un tacto suave y no atrapa las huellas en exceso. Su uso en el día a día es realmente cómodo, gracias especialmente a la recuperación de la relación de aspecto 19,5:9 que le dota de ese ancho extra.

Otro aspecto que aporta valor al nuevo One Zoom es la presencia de un tratamiento hidrófugo, que no hace al teléfono acuático, pero añade más protección que si no lo tuviera. Para más protección, Motorola incluye junto al smartphone una funda protectora, un detalle muy positivo aunque nos oculte el diseño del smartphone.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Motorola ha regresado a Qualcomm para dotar de potencia al nuevo One Zoom, en concreto el Snapdragon 675, ha sido el elegido para ocupar el interior del dispositivo. Una elección un tanto extraña, ya que muchos de sus rivales hacen uso de la gama 700 de Qualcomm e incluso la gama 800.

Dejando a un lado este detalle, el nuevo Motorola One Zoom muestra una gran fluidez en el uso diario. Moviéndonos entre aplicaciones sin retraso alguno y ofreciendo una respuesta instantánea en todo momento. Un trabajo bien desempeñado no solo por el Snapdragon, sino por el uso de un software limpio casi AOSP.

Me llamo Snap, Snapdragon 675

Hemos probado el nuevo One Zoom con varios juegos, desde los exigentes Asphalt 9 y Shadowgun Legends, junto a novedades como el reciente Mario Kart Tour. La experiencia de juego es totalmente satisfactoria, pese a las pequeñas ralentizaciones de microsegundos, algo que no encontramos en los One que usan Exynos.

El conjunto se completa con una configuración basada en 4 GB de memoria RAM, que nos permiten ejecutar un gran número de aplicaciones y mantenerlas en segundo plano. Unido a unos extensos 128 GB de almacenamiento que además de permitirnos guardar todo aquello que necesitemos, goza de una velocidad de lectura/escritura destacable.

El Motorola One Zoom se sitúa un escalon por debajo en rendimiento en juegos respecto al resto de la gama

Si ponemos en la mesa todos estos elementos, podemos ver que en el nuevo Motorola One Zoom han decidido dotar de una experiencia distinta respecto al resto de la gama. Ofreciendo un conjunto solvente y equilibrado, que gracias a la eficiencia energética del procesador, no se calienta en exceso ni en situaciones estresantes.

Pero, siempre hay uno, tal como decíamos al principio el nuevo Motorola One Zoom quizá muestra alguna desventaja si lo comparamos con sus rivales. Debemos recordar que aspira a una gama superior, respecto al resto de la gama One, en la que encontramos rivales basados en Snapdragon 730 o similares.

 OLED en un regreso a lo tradicional

Seguimos avanzando en el análisis del nuevo Motorola One Zoom y seguimos encontrándonos elementos que lo diferencia cada vez más del resto de la gama. En el caso de la pantalla, destaca su panel OLED de 6.4 pulgadas y relación de aspecto 19,5:9 que goza de una resolución de 2340 x 1080 píxeles.

Un conjunto que ofrece un gran nivel de detalle, junto con una reproducción de colores vibrantes que entra dentro de lo que podemos esperar de un panel de este tipo. Pudiendo elegir entre tres perfiles de color en los ajustes del dispositivo, siendo el Saturado el que mejor partido le saca a la pantalla del One Zoom.

La relación de aspecto más tradicional, unido a un notch en forma de gota, pone a nuestra disposición una gran superficie de la pantalla que podemos disfrutar en cualquier situación. Luciendo sus mejores galas en el apartado multimedia, ya sea jugando o consumiendo contenido de las diversas plataformas que tenemos disponibles.

A pesar de ser un panel OLED, no disponemos de compatibilidad con HDR como alguno de sus rivales. Pero gracias al uso de este tipo de panel, si contamos con un lector de huellas situado bajo la pantalla. El cual tiene un funcionamiento correcto, a veces un poco perezoso, pero nada que una actualización de software no pueda solucionar.

La pantalla OLED aporta un plus de calidad al nuevo Motorola One Zoom

Poniendo en perspectiva todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom ofrece una experiencia visual que está a un gran nivel, pese a la ausencia de HDR. La apuesta por un diseño más tradicional, saca a la luz que los 21:9 aún están un poco verdes, siendo la pantalla del One Zoom la que aprovecha mejor los contenidos que tenemos a nuestra disposición.

Una autonomía que sorprende

Las apariencias pueden engañar al ver el nuevo Motorola One Zoom, estamos ante un smartphone de grandes dimensiones, ancho y pesado. Siempre respecto al resto de la gama One, no olvidemos ese detalle. Un conjunto de aspectos que pueden hacernos pensar que es un dispositivo con el que necesitaremos un enchufe siempre a nuestro alrededor.

Y nada más lejos de la realidad, gracias principalmente a su batería de 4000 mAh, unida a la carga rápida Turbo Power de 15w que viene de la mano de Motorola. Ofreciendo unas respetables cifras en términos de autonomía e igualmente respetables a la hora de cargar el dispositivo.

Disponemos de gran autonomía y carga rápida, una combinación excelente

Si hablamos de autonomía, haciendo un uso intensivo del nuevo Motorola One Zoom, hemos obtenido unas 8 horas y media de autonomía como valor más bajo, alcanzando casi 10 horas en un uso más relajado del dispositivo. Algo a lo que contribuye un gran trabajo realizado en el apartado de software por parte de Motorola.

Todas las conexiones y un sonido especial

Aquellos que gusten de tener la mayor cantidad de opciones de conexión, están de enhorabuena. El nuevo Motorola One Zoom incluye todas y cada una de las que existen en la actualidad. Empezando por las conexiones inalámbricas, encontramos la presencia de WiFi 802.11ac, bluetooth 5.0 y a los asiduos de pagar con el móvil, dispone de NFC.

Todas las conexiones y un sonido especial

Poniendo la guinda la presencia de USB 3.1 Tipo C, algo poco habitual en esta gama, unido a la irreducible toma de auriculares para nuestro gozo y disfrute. Un apartado sonoro que destaca por incorporar la imprescindible Radio FM, que se complementa con el único altavoz con el que cuenta el nuevo One Zoom.

Más allá de la situación en el borde superior del dispositivo, teniendo las mismas probabilidades de taparlo al sujetar el teléfono que si se encontrara en el borde inferior. Goza de una potencia y nitidez sorprendentes, una pena no poder disfrutarlo en estéreo, evitándonos la necesidad de auriculares según la situación.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Junto a la llegada de la nueva gama Motorola One sentimos un soplo de aire fresco, Android One nos garantiza que tendremos actualizaciones si o si durante al menos 2 años. Y teniendo en cuenta que Motorola en los últimos tiempos flojea en ese aspecto, esta nueva gama situaba a la compañía en una posición de la que nunca debió bajarse.

El Motorola One  y más tarde los recientes One Action o One Vision venían de la mano de Android One en su interior. Por lo que al asistir a la presentación del nuevo miembro de la gama, el Motorola One Zoom, dábamos por sentado que vendría con Android One. Un pensamiento lógico, excepto para Motorola que ha decidido prescindir del mismo.

El nuevo Motorola One Zoom lleva un Android limpio, con personalizaciones que aportan utilidad

Así que tenemos un Motorola ONE Zoom, que no lleva Android One, pero por otro lado sabemos que Motorola suele usar una personalización de Android muy limpia. Notando dicha personalización en la presencia de las acciones Moto o la pantalla Moto, que aportan valor a la experiencia de uso.

Sin embargo, el punto débil de Motorola, tal como hemos mencionado anteriormente, está en las actualizaciones. Algo que sale a la luz al ver que los One Action y One Vision disponemos de Android 9 actualizado a septiembre de 2019, esperando la llegada del parche de octubre.

Un Motorola One ¿sin Android One?

Mientras que en el One Zoom disponemos de Android 9 actualizado a julio de 2019, una evidente prueba de la ausencia de Android One en el dispositivo. Desconocemos la razón de prescindir de Android One en el buque insignia de la gama Motorola One, pero si no lo compensan con un trabajo impecable en actualizaciones, es algo que resta puntos a la experiencia.

Una experiencia que como hemos comentado es muy satisfactoria en el día a día, disfrutando de un sistema que se mueve de manera muy fluida. El añadido de las acciones Moto nos beneficia con accesos directos que mejoran el uso del teléfono, ojalá otras marcas añadieran acciones similares a sus dispositivos.

No encontrar Android One en un smartphone llamado Motorola One es, desconcertante

Poniendo todo el apartado del software en el Motorola One Zoom en perspectiva, la sensación es agridulce. Disponemos de una experiencia de uso diario realmente pulida y con añadidos que aportan valor. Pero por otro no disponemos de aquello que da nombre al dispositivo, la ausencia de Android One se nota y mucho.

La fotografía multiplicada por cuatro

Hemos llegado al apartado que da nombre al nuevo Motorola One, una fotografía que viene acompañada de la presencia de cuatro sensores, uno de ellos un zoom óptico de tres aumentos. Pudiendo disfrutar, al menos sobre el papel, de una experiencia fotográfica adaptada para casi cualquier situación.

Disponer de cuatro sensores, es ideal para dar rienda a nuestra creatividad

Como principal tenemos un sensor de 48 megapíxeles, con filtro Quad-Bayer similar al usado en el One Vision. El uso de dicha tecnología nos brindará fotografías de 12 megapíxeles llenas de detalles, incluso en condiciones escasas de iluminación. La incorporación del estabilizador óptico nos ofrecerá grandes resultados.

Si pasamos al siguiente sensor nos encontramos con un UGA, ultra gran angular, de 16 megapíxeles. Similar al usado en el One Action, con la diferencia de no estar girado 90 grados y que en el One Zoom podemos usar para hacer fotos. Proporcionándonos un campo de visión de 117 grados, idóneo para paisajes o edificios..

La fotografía multiplicada por cuatro

Y llegamos al sensor que da nombre al nuevo Motorola One Zoom, un telefoto de 8 megapíxeles y zoom óptico de tres aumentos. Que gracias a la presencia del estabilizador óptico, nos permite captar con todo detalle aquello que encontremos a lejos de nosotros. Ideal para captar los detalles en la fotografía urbana.

Completando el cuarteto encontramos un sensor de profundidad de 5 megapíxeles, que se usará principalmente en el modo retrato y dotará de un bello desenfoque a nuestras fotografías. Este es el hardware, el cual sitúa al nuevo One Zoom como una de las opciones más completas en este apartado.

Los cuatro sensores del Motorola One Zoom proporcionan una gran polivalencia

Pero como ya sabemos y Google recientemente nos ha recordado, la fotografía no es solo el número de sensores o los megapíxeles, sino que un alto porcentaje se basa en el software que interpretará toda esa información. Un software de cámara que ofrece grandes posibilidades en el nuevo Motorola One Zoom.

Gracias a la diversidad de sensores, contamos con distintos modos de fotografía y un modo manual que nos permitirá exprimir hasta el último megapíxel de los mismos. En dicho modo podemos realizar fotografías en RAW, por lo que captaremos toda la información del sensor y disfrutaremos hasta del más mínimo detalle.

Unos detalles que a veces se pierden al hacer uso del modo automático, el cual nos brinda JPG con un procesado a veces agresivo. Algo que no notaremos al fotografiar a plena luz del día, donde obtendremos fotografías coloridas y llenas de detalle. Sin embargo, a medida que la luz brille por su ausencia, el procesado será más notorio.

Especialmente al hacer uso del UGA o del Telefoto, sensores en los que notaremos la perdida tanto de detalle como de colorido en condiciones de poca luz. Siendo el sensor principal el único que mantiene un nivel aceptable en tal situación. Algo que, como hemos mencionado anteriormente, podemos solventar haciendo uso del modo manual y la fotografía en RAW.

Si ponemos sobre le mesa todo lo anterior, el nuevo Motorola One Zoom pone a nuestra disposición una de las experiencias fotográficas más completas que podemos encontrar. Y la polivalencia de disponer de distintos sensores, adecuándonos a cada situación, unido a la estabilización óptica. Simplemente es una gozada, siempre que evitemos el procesado del jpg.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Durante este año hemos asistido a la llegada de la gama Motorola One, la cual tiene como principal reclamo el estar basado en Android One. Lo que pone a nuestra disposición dispositivos de Motorola que recibirán actualizaciones durante mínimo 2 años. Algo que no veíamos en mucho tiempo.

Si hablamos del Motorola One Zoom, es un smartphone del que esperábamos dos puntos principales. El primero, al ser un Motorola One, la presencia de Android One. El segundo, que da nombre al teléfono, la presencia de un Zoom. La sorpresa salta cuando no encontramos ni rastro de Android One por ningún lado.

Motorola One Zoom, brillante a pesar de sus sombras

Este simple aspecto hace que de igual que se llame One Zoom, como podría haberse llamado G Zoom. Ya que ni se parece en diseño, ni en software al resto de la gama. Al menos en el aspecto fotográfico si está dentro de lo esperado, incluso por encima de lo esperado gracias a la presencia de cuatro sensores.

Y aquí es donde el Motorola One Zoom empieza a brillar, su propuesta fotográfica tan variada. Unido a un diseño robusto, que dota de personalidad al dispositivo gracias a la disposición de sus cámaras y al uso del cristal con ese efecto de aluminio cepillado que enamora. Siguiendo por un desempeño más que solvente en líneas generales.

El nuevo Motorola One Zoom pudo ser un smartphone perfecto...

Todo esto en conjunto hace que tengamos la sensación de que Motorola ha tenido la oportunidad de oro de hacer un teléfono redondo, casi perfecto. Pero la ausencia de Android One, la elección del Snapdragon 675 y su precio inicial lo alejan de dicho honor. Haciendo que se disuelva en un segmento lleno de duros rivales, que no tendrán piedad.

Nombres como Xiaomi Mi 9T Pro, Samsung Galaxy A70, Huawei P30 y OnePlus 6T son tiburones que nadan en la misma piscina. Algo que no habría sido un problema si el Motorola One Zoom tuviera algo más de potencia bajo su carcasa, pero no es así. Y la ausencia de Android One resta argumentos para justificarlo.

Puedes adquirir el nuevo Motorola One Zoom en Amazon.es por 429€

Un pequeño reajuste en el precio colocaría al nuevo Motorola One Zoom como una gran opción a recomendar, especialmente si somos amantes de la fotografía. Su software limpio, casi Android puro con la genialidad de las acciones Moto, son otro punto positivo de un smartphone que casi roza la gloria. Ay Motorola, Motorola… que oportunidad desaprovechada.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Cómo activar el modo oscuro en el realme X2 Pro
Cómo abrir un archivo PKPass de Passbook en Android