Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El OnePlus 7T Pro no deja indiferente. Ya sea por su tamaño, por su degradado trasero, por su extrema potencia... Es una gran recomendación, lo analizamos.

Aún no me había acostumbrado del todo a tener el enorme OnePlus 7 Pro en el bolsillo, a pasar los días junto a ese monstruo de limpieza, rapidez y potencia, y ya tengo un nuevo modelo luchando por hacerse con mi atención. Faltan unos pocos días para que cumplan exactamente cinco meses desde que salió el citado OnePlus 7 Pro. Y ya está aquí el OnePlus 7T Pro.

El ritmo de renovación no da para mejorar lo que ya era muy poco mejorable. El Pro anterior es un móvil excepcional en todos los sentidos y se mantiene al día incluso con la salida de su hermano. Pero no hay tregua en el mundo de los móviles: la mejor manera de seguir captando la atención es renovar el catálogo cada poco tiempo. Y si solo tienes dos móviles…

Si el OnePlus 7T supuso un enorme salto en diseño y prestaciones para el modelo más básico, no ocurre lo mismo con el hermano mayor: el OnePlus 7 Pro es prácticamente idéntico al 7T Pro. Sí cambia algún aspecto que logra potenciar el uso y la experiencia, pero son detalles mínimos. No obstante, que apenas evolucione no implica que deje de ser recomendable: el OnePlus 7T Pro es una absoluta delicia. En todos los sentidos, también en el fotográfico.

Características del OnePlus 7T Pro

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El protagonista del análisis que tienes entre manos no aporta excesivas novedades con respecto al modelo anterior. Esto resulta indiscutible, también el hecho de que el OnePlus 7T Pro trae bajo las capas de cristal todo lo mejor del panorama móvil. O casi lo mejor, que hay algún aspecto donde la marca aún no ha decidido meterse, como en la carga inalámbrica. Quitando algunos detalles, el hardware es «top de tops», todo un objeto de deseo.

A continuación tienes la hoja técnica al completo del OnePlus 7T Pro.

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 855 Plus de ocho núcleos.
    • 4 núcleos Kryo 485 Gold a 2,96 GHz (Cortex-A75).
    • 4 núcleos Kryo 485 Silver a 1,80 GHz (Cortex A55).
  • Memoria RAM: 8 GB DDR4X.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 256 GB UFS 3.0.2-LANE.
  • Gráfica: Adreno 640.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6,67 pulgadas.
    • Resolución: QHD+ (3120 x 1440 px).
    • Tecnología Fluid AMOLED.
    • Soporte sRGB y Display P3.
    • 90 Hz.
    • Ratio de aspecto: 19,5:9.
  • Cámara trasera.
    • Sensor angular de 48 Mpx Sony IMX586 con apertura f/1.6, estabilización óptica.
    • Sensor gran angular de 16 Mpx con f/2.2 y ángulo de visión de 117 grados.
    • Sensor telefoto de 8 Mpx con zoom óptico 3x, apertura f/2.4, estabilización óptica.
    •  Otros: LED Flash, PDAF, CAF, modo macro, grabación súper estabilizada…
  • Cámara delantera.
    • Resolución: sensor Sony IMX471 de 16 Mpx con f/2.0, EIS.
    • Sistema: mecánico pop up.
  • Puertos:
    • Conector USB 3.1 Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
  • Otros: WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0, NFC, GPS de doble banda, GLONASS, Beidou, Galileo de doble banda…
  • Batería: 4085 mAh con carga rápida de 30 W (WARP Charge 30T).
  • Medidas: 162.6 x 75,9 x 8.8 mm.
  • Peso: 206 g.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 10.
    • Capa del fabricante: OxygenOS 10.

Enorme y con una construcción tan envidiable como sólida

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Uno de los aspectos donde se ve claramente la escasa evolución con respecto al OnePlus 7 Pro es el del diseño. Es calcado al modelo anterior a excepción del enfoque láser del módulo fotográfico trasero; que sale de dicho módulo para integrarse en el lateral del conjunto. También el color de degradado es ligeramente distinto (tengo ambos modelos en azul). Esto implica que resulta casi imposible distinguir un modelo del otro con solo posar la vista.

El teléfono es grande, mucho. Además, también es pesado, dos inconvenientes claros para alguien que tenga las manos pequeñas. Pese a la física del dispositivo, este ofrece un tacto sólido en la mano y no dificulta su uso: el OnePlus 7T Pro se adapta bien al agarre, pero no lo facilita en exceso ya que resbala mucho. Mi recomendación es ponerle la funda nada más salga de la caja: en el paquete viene una carcasa transparente que saca del paso hasta conseguir una mejor (las oficiales son una maravilla).

En mano es una auténtica delicia: el tacto arroja la máxima calidad

El diseño del teléfono es limpio: mantiene el frontal todo pantalla característico mientras aprovecha para curvar los bordes del panel Fluid AMOLED. La curva es pronunciada, no exagerada como la tendencia «waterfall» que se nos avecina.

Doble cara de cristal templado que carece de carga inalámbrica y certificación contra polvo y agua; botones de volumen en el costado izquierdo y de encendido en lado derecho; Alert slider en la posición acostumbrada, sobre el botón de encendido (controla los modos de sonido); en el borde superior aparece la cámara frontal motorizada; y en el borde inferior se encuentra el USB C, uno de los altavoces externos (el móvil cuenta con sonido estéreo) y la bandeja de la doble SIM. El OnePlus 7T Pro no cuenta ni con tarjeta SD ni con jack de auriculares. Esto no es novedad.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus ha optado por mantener el módulo triple de cámara en vertical en lugar de integrarlo en un círculo, como hizo en el OnePlus 7T. Para mi gusto, queda mejor integrado en el diseño del dispositivo, también le resta menos atractivo al exquisito degradado en azul que luce el teléfono. El color le sienta de maravilla.

Pese a que no se hace incómodo en la mano, el OnePlus 7T Pro no facilita el uso con una extremidad, especialmente si hay que acceder a las notificaciones superiores o a los ajustes rápidos. El tacto que arroja es de una calidad soberbia: la doble cara de cristal, protegida por cristal Corning Gorilla Glass, y el marco de aluminio, otorgan la sensación «premium» que todo móvil de la gama más alta debe tener.

Sin discusión: el OnePlus 7T Pro es uno de los móviles más potentes que puedes comprar

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La gran excusa para renovar la gama más potente de OnePlus es el SoC integrado en el nuevo dispositivo. Resulta imposible sorprenderse: el Snapdragon 855+ es lo mejor en procesamiento a lo que puede aspirar un móvil Android. Tanto por sus prestaciones masticando los juegos de carga gráfica más alta, como por la extrema fluidez administrando las distintas funciones del teléfono: el OnePlus 7T Pro se siente tan fluido que casi va más rápido que los propios dedos. Más incluso que los propios pensamientos: vas a pulsar en algo y ya está abierto. Impresionante.

El software que tengo en el dispositivo aún está en pruebas, por lo que tiene limitado el acceso a los benchmarks. Más adelante actualizaré este análisis con las pruebas de rendimiento.

Ya hemos visto que el Snapdragon 855+ no tiene parangón en términos de potencia bruta. Así que, para estar acorde con el SoC, el teléfono integra la mejor memoria RAM y almacenamiento para evitar así los cuellos de botella: 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento UFS 3.0.2-LANE. El resultado es un combo al que no se le puede sacar ni medio lag, con independencia de lo que haga el teléfono.

La bandeja para la doble nano SIM no posee espacio para SD Card, por lo que no resulta posible expandir el almacenamiento del smartphone. Tampoco está disponible el modelo con 12 GB de memoria RAM ya que esa capacidad queda reservada para el OnePlus 7T Pro McLaren Edition, la edición exclusiva de esta renovación de catálogo. No obstante, con 8 GB de memoria RAM el 7T Pro funciona a las mil maravillas y no debería de tener problemas en un futuro a medio plazo.

Sigue siendo el rey de las pantallas a 90 Hz; con presencia de honor en el podio de los mejores paneles

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus sorprendió con su pantalla a 90 Hz, el primer panel AMOLED fabricado por Samsung que ofrecía alta tasa de refresco y unas características de contraste, detalle, correspondencia de color y saturación excepcionales. Resulta lógico que el fabricante no solo haya querido repetir, también asegurarse de que dicha pantalla será un estándar dentro de su catálogo: desde el OnePlus 7T actual a los futuros modelos que vengan a partir de ahora.

La pantalla es enorme ya que asciende hasta las 6,63 pulgadas. Destaca por aprovechar el frontal casi al completo huyendo del notch, también por curvarse en los laterales para abrazar parte del contorno. Su visibilidad es excelente, también los ángulos de visión. Ofrece compatibilidad con el espectro de color Display P3, mejora su modo de lectura para soportar contenido a todo color, también aumenta ligeramente su brillo máximo con respecto al OnePlus 7 Pro y tiene un brillo mínimo realmente bajo. No he tenido problema alguno utilizando el teléfono en exteriores.

La pantalla es enorme y aprovecha muy bien el frontal del teléfono

Ver contenido en el OnePlus 7T Pro es una delicia. Tanto da que sea vídeo como jugar en el teléfono, la sensación es de enorme calidad en todo momento. Especialmente gracias a los 90 Hz: pese a que no están activos continuamente, tanto la interfaz como las apps compatibles fluyen de manera más visible. También ofrecen el máximo nivel de detalle y nitidez: 515 PPI, una densidad de píxeles altísima propiciada por la resolución QHD+. Puede reducirse a FHD+ sin que se aprecien diferencias excesivas; ganando con ello un extra de autonomía.

Bajo la pantalla vuelve a situarse el lector óptico de huellas. Este ha mejorado ligeramente en software para ser algo más preciso y rápido en la identificación: basta poner la huella para que el sistema se active en décimas de segundo. No me he encontrado con muchas falsas lecturas, señal de que está muy cerca de equipararse a un lector capacitivo fuera de la pantalla. Sin que OnePlus lo haya conseguido todavía, claro.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

No hay duda de que la pantalla es uno de los grandes valores del OnePlus 7T Pro. Si aprecias el entretenimiento por encima de todo, o vas a exprimir el teléfono jugando, este es tu móvil. Además, no se calienta ni con los juegos de alta carga gráfica ni tampoco recargándolo con su cargador de 30 W. El trabajo interno realizado en refrigeración da excelentes resultados.

Sin sorpresas: no solo tiene gran autonomía, también se recarga en un suspiro

Otra de las pinceladas en forma de mejora con respecto al anterior OnePlus 7 Pro llega con la batería. El aumento es mínimo, pero está ahí: de los 4000 mAh del modelo anterior pasamos a los 4085 del actual. Ni es enorme ni se nota en el día a día, pero siempre es de agradecer. Sobre todo porque el móvil no solo se mantiene en el mismo peso y con idénticas dimensiones, también ha mejorado en términos de recarga.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azulAnálisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Con la gama 7T OnePlus ha estrenado su nueva carga superrápida Warp Charge 30T. Gracias al cargador de 30 W incluido, el móvil obtiene su jugo de mAh en menos tiempo que la generación anterior. Todo con el menor riesgo posible y alejando al máximo el calor del teléfono: casi toda la gestión de la carga la realiza el cargador. Este es mucho más grande de lo habitual sin que tampoco suponga un inconveniente.

En términos de autonomía, no hay demasiado problema para alcanzar las dos jornadas lejos del enchufe. Como suele ocurrir, cada persona es un mundo, también cada jornada: cuando se utiliza de manera moderada la autonomía sobresale; si se abusa de los juegos, puede acabarse la batería en unas 7 u 8 horas. Por lo general, a mí me ha aguantado día y medio sin problemas con una 7 horas de pantalla. Sí he encontrado que el gasto en reposo puede incrementarse, lo achaco a que mi móvil aún no tiene una versión definitiva de OxygenOS 10.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

¿Cuánto tarda en cargar el OnePlus 7T Pro desde que se apaga por no tener energía hasta completar el 100 % de la carga? Estos son los números que me ha arrojado con su cargador oficial, el que trae en el paquete.

  • 5 minutos: 7 % de batería.
  • 10 minutos: 20 % de batería.
  • 20 minutos: 44 % de batería.
  • 30 minutos: 66 % de batería.
  • 50 minutos: 92 % de batería.
  • Total: una hora y cuatro minutos.

El último tirón de orejas en este apartado es recurrente, pero he de darlo: creo que OnePlus tendría que haber apostado ya por la carga inalámbrica. La marca me aseguró que sigue ausente porque aún no encontraron una carga inalámbrica que se mantenga al alto nivel que buscan ofrecer para los usuarios. Espero que, con el estreno de la carga sin cables en OPPO, termine llegando por fin al OnePlus 9. Sería una alegría por más que cargar con el cable sea súper rápido y carezca de dificultades.

Sonido espectacular que no solo se disfruta, también asombra

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus dio un salto enorme con el anterior Pro en términos auditivos: no solo se escuchaba bien con los auriculares, su pareja de altavoces externos estéreo deslumbraba en la reproducción de películas. Con estos antecedentes, el OnePlus 7T Pro se mantiene como una gran elección para aquel que quiera llevarse su música a cualquier parte sabiendo que tiene un reproductor de audio a la altura donde disfrutarla.

Alta calidad de audio, es compatible con música en alta resolución, ofrece un volumen alto a través de los auriculares y por los altavoces sin que estos distorsionen en exceso a niveles altos, dispone de mejoras de sonido para optimizar la reproducción, el audio es nítido y con gran riqueza de matices, muy balanceado y con refuerzo de graves, la grabación de audio se mantiene también en lo más alto… El OnePlus 7T Pro es un equipo altamente recomendado para los amantes de la música.

Si bien el audio es importante, la vibración no debe dejarse de lado. No suelo destacar este componente en los análisis ya que la mayor parte de los fabricantes no le presta demasiada atención. No es el caso de OnePlus: si en el 7 Pro la vibración háptica era deliciosa, en el OnePlus 7T Pro queda aún más destacada. El motor es preciso, muy suave en el toque de los botones y arroja una gran experiencia en los juegos, es aquí donde más se nota la calidad del mecanismo.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El móvil dispone de bandeja inferior para doble SIM donde falta la tarjeta SD, sí pueden utilizarse el 4G en ambas a la vez. También incluye WiFi de doble banda que aprovecha  la perfección la cobertura dentro de los edificios. El Bluetooth es 5.0 e incluye conexión de audio con los protocolos de mayor calidad, incluido el aptX HD de Qualcomm (conectar los Bullets 2 es una delicia). Se completa el elenco de conexiones inalámbricas con el pertinente NFC para los pagos móviles y el completo sistema de posicionamiento: GPS y Galileo de doble banda, GLONASS y Beidou. Todas las veces que he utilizado Google Maps o juegos como Pokémon GO el OnePlus 7T Pro me ha colocado en el mapa con precisión y a los pocos segundos. Incluso a cubierto.

Entre las carencias dentro del apartado de puertos y conexiones se encuentran tanto el jack de 3,5 mm como la radio FM. Puede escucharse el audio a través del puerto USB C, por lo que basta un adaptador (no hace falta que incluya DAC) para conectar unos auriculares tradicionales. El móvil viene sin adaptador, tampoco trae de serie auriculares. Solo cable de carga y cargador de alta velocidad.

OxygenOS 10 y con Android 10 de serie. Así sí, OnePlus

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Como debería ser obligatorio para todos los fabricantes que estrenan teléfono móvil tras una nueva versión estable de sistema, el OnePlus 7T Pro parte actualizado a Android 10, también posee la última versión de su capa personalizada, OxygenOS 10. Esto consigue no solo la sensación de que la marca se lo toma en serio en términos de actualizaciones, también una experiencia sumamente fluida, actual y con especial énfasis en privacidad y seguridad.

OxygenOS 10 es una de esas capas que no busca distinguirse con un aspecto extremo y personal ya que se mantiene cerca de lo que debería ser Android puro. Esto no implica que se aleje de la personalización del dispositivo o que deje de incluir opciones propias con las que exprimir el teléfono, que las tiene. Bajo mi punto de vista, OxygenOS 10 es una de las capas personalizadas más recomendables.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

No abusa del bloatware y mantiene una colección de aplicaciones justa, pero completa. Posee un sistema propio de intercambio de archivos (FileDash), permite la duplicación de apps de mensajería y redes sociales, OxygenOS estrena un sistema de personalización en los ajustes donde se puede cambiar el color de los acentos o el pack de iconos, su modo oscuro es excelente (también se cambia desde los ajustes de personalización)… Y posee de serie los gestos de navegación de Android 10, incluido el de inicio de Google Assistant deslizando en diagonal desde la parte inferior de la pantalla.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La capa mantiene la línea afianzando la sensación de rapidez extrema que ofrece en todo momento el OnePlus 7T Pro. Yo no me he encontrado problemas con ella más allá de los detalles de autonomía que reseñé; fruto, seguramente, de que mi móvil no tiene aún la versión definitiva de software.

Cámara todoterreno y un procesado de imagen a la altura

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La combinación de sensores fotográficos presentes en el OnePlus 7 Pro ve incrementada su calidad en el 7T Pro a costa de mejorar el procesado de imagen, ampliar mínimamente la apertura, ofrecer mayor estabilización en captura de vídeo y, sobre todo, OnePlus introduce un modo macro que es una absoluta delicia. Las fotografías tomadas son de gran calidad en la mayor parte de situaciones, incluso con media iluminación: la cámara principal extrae luz incluso de escenas que aparentan mayor oscuridad. Todo sin olvidar el modo noche, lo que la marca denomina como Paisaje nocturno.

Antes de comentar los resultados fotográficos, repasaré el hardware de captura. Por detrás, el móvil dispone de la triple cámara mencionada con un sensor de 48 Mpx firmado por Sony (IMX586), el tamaño de cada píxel es de 0,8 μm (combina cuatro en uno para crear un píxel de 1,6 μm), dispone de un conjunto de lentes con apertura f/1.8, ofrece estabilización óptica (OIS y EIS) y dispone de modo macro gracias al mayor recorrido del motor de enfoque. La cámara ultra gran angular ofrece un sensor de 16 Mpx con óptica 117 ° que dispone de una apertura f/2.4. Por su parte, el teleobjetivo alcanza los 3x de zoom óptico, dispone de estabilización (OIS) y de una apertura f/2.4.

Por delante nos encontramos con una cámara única de 16 Mpx firmada por Sony (IMX471), apertura f/2.0 y tamaño de los píxeles de 1.0 μm.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

A grandes rasgos, lo cierto es que me ha sorprendido el desempeño fotográfico. No es que partiese de una mala posición ya que el modelo anterior mantenía bien el tipo, pero sí es cierto que OnePlus ha trabajado a fondo para pulir los defectos. Y eso que el hardware es muy similar.

Las tres cámaras traseras obtienen buenas imágenes, cada una con sus características propias debido a sus objetivos. Por lo general, no tienen problemas en la mayor parte de situaciones: fotos luminosas, buen rango dinámico (el ultra gran angular sufre más que sus hermanos), capturas con un alto nivel de detalle que llega incluso a los objetos del fondo, contornos muy nítidos y acuarelas que aparecen con la iluminación bastante baja. La correspondencia de color también es adecuada, con el contraste no siempre acierta: el procesado puede abusar de él, especialmente en interiores.

Si bien el sensor principal es todoterreno, y es el que consigue mejores resultados de media (totalmente lógico), el resto mantiene el tipo. El ultra gran angular obtiene una enorme porción de escena sin que se noten en exceso las deformaciones ópticas de los extremos gracias al procesado de OnePlus (hay que activarlo en los ajustes); con un rango dinámico mejorable que suele salvar más o menos bien el HDR automático (también puede forzarse el HDR y dejarlo en manual). La cámara telefoto tampoco se comporta mal, incluso manteniendo el detalle; por más que sea la que más lava la imagen. El zoom óptico es de 3x; con zoom digital hasta los 10x.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

OnePlus ha mejorado el procesado de manera apreciable. Por contra, la IA que se encarga de detectar las escenas, mantiene una presencia meramente testimonial aportando más recomendaciones obvias que ajustes apropiados. La aplicación de cámara incluye modo retrato con un funcionamiento mejorable con las personas y decente con objetos; permite hacer timelapse o fotografía automática con lapso de tiempo; incluye modo panorámico para retratar aún más escena que la obtenida por la cámara ultra gran angular; y no se olvida de la grabación de vídeo en cámara lenta: 1080p y 240 fps.

No puede faltar el modo noche en un móvil de la categoría del OnePlus 7T Pro, por más que la marca rebautice esta función como Paisaje nocturno. No sale mal parado por más que no termine de salvar las escenas con iluminación mínima. Sí que obtiene buenos resultados en situaciones con iluminación artificial uniforme: el realce de nitidez es notorio, también consigue fotos más vívidas.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

La aplicación de cámara se completa con un modo Pro donde se puede ajustar la mayor parte de opciones de captura. Guarda las fotografías en RAW, también se pueden hacer al máximo tamaño que permite el sensor: los 48 Mpx del Sony IMX586. No echo mucho en falta, sí algo que me parece muy útil enfocando en manual: el Focus peaking o resaltado de las áreas enfocadas en la imagen. Espero que OnePlus lo introduzca, es un añadido que la cámara merece.

Si la triple cámara trasera mantiene el tipo y consigue hacer muy buenas fotografías en casi cualquier entorno, la cámara delantera no se queda demasiado atrás. Tiene el pequeño inconveniente de lo que tarda en salir y esconderse, también la resistencia en el tiempo que mantendrá. Por mi experiencia, no debería preocupar: la cámara motorizada sale y se esconde sin complicaciones. Incluso la utilizo con el desbloqueo facial…

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

El OnePlus 7T Pro toma selfies con buen detalle y muy iluminados, al menos mientras no haya que pelearse con la luz. Conforme esta desciende aparece algo de acuarela, pero mantiene el tipo incluso de noche. Ofrece captura gran angular para hacer selfies en grupo y no faltan los habituales modos de belleza. No son exagerados, básicamente manipula el contraste para suavizar las arrugas de la piel.

¿Quieres ver cómo hace fotos el OnePlus 7 Pro? pulsa sobre la siguiente imagen: te llevará a la galería de Google Fotos con muestras de cámara sin editar.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

¿Y la grabación de vídeo? Lo cierto es que a mí me resulta más que satisfactoria: no solo por la resolución y tasa de cuadros por segundo altas (4K y 60 fps), también permite grabar con cualquiera de las cuatro cámaras. Obtiene muy buenos resultados, pero hay algo en lo que destaca especialmente: la estabilización. Gracias al conjunto que forman el OIS y el EIS, grabar con la cámara principal en vilo es casi como llevar el OnePlus 7T Pro en un gimbal. Eso sí, esta grabación, denominada Súper estable, solo funciona en 1080p y con el sensor de 48 Mpx; sin que a máxima resolución el móvil deje de estabilizar, que los vídeos grabados en 4K tampoco acusan de trepidaciones.

A continuación tienes una grabación de vídeo en 1080p con el modo súper estable activado.

Y aquí tienes una muestra de vídeo grabado en idénticas condiciones, aunque en 4K y sin la opción de modo súper estable.

Conclusión: una compra inmejorable siempre que no tengas el OnePlus 7 Pro (y tu cuenta corriente sea holgada)

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

Fiel a su política y compromiso, OnePlus ha creado un móvil que ofrece una colección de hardware de altísima calidad junto a un software a la altura y un diseño que da gusto verlo. El degradado en azul de la cara trasera es exquisito, también su tacto sólido y la dureza en apariencia del dispositivo. Lástima que sea excesivamente grande y que se resbale en la mano, dos circunstancias que pueden provocar un desastre. A mí no se me ha caído en ningún momento, tampoco ha recibido arañazo alguno.

La captura fotográfica ha mejorado mucho, es una buena noticia. La triple cámara trasera, junto a la cámara motorizada delantera, consiguen unos resultados altos en calidad y grandes en diversión. Sí he notado cierto lavado en las telefotos, también cierta falta de rango dinámico en los paisajes con gran angular. Pequeños inconvenientes que quedan en pañales ante el modo macro incluido en el teléfono: nunca pensé que iba a sacar fotos tan de cerca, y tan bien definidas, con un teléfono móvil. Es asombroso.

Análisis del OnePlus 7T Pro, una auténtica bestia vestida de azul

En software se mantiene en lo más alto, igual que en potencia. La fluidez es pasmosa gracias a la combinación de Snapdragon 855+, la memoria RAM DDR4X y el almacenamiento UFS 3.0. Espacio de sobra, una capa que es un gustazo y actualizado a Android 10. Bajo mi opinión, es todo lo que cualquier usuario debería demandar como mínimo en un gama alta.

Yo lo tengo claro. ¿Que tienes un OnePlus 7 Pro? Ni te plantees el salto al 7T Pro porque las diferencias no van a compensarte el coste. ¿Que buscas un teléfono a la última en potencia y con garantía de actualizaciones y de fluidez? Para mí el OnePlus 7T Pro es una decisión 100 % acertada. Eso sí, no hay que engañarse: sigue siendo un móvil caro. Y, dada la enorme cantidad de competencia que OnePlus tiene por debajo de los 500 euros, es para pensárselo

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
OnePlus 7T Pro, más potencia para una renovación casi calcada al original
Algunos usuarios reciben Android 10 con One UI 2.0 en sus Galaxy S10