Cómo debería ser el Xiaomi Mi Watch

Cómo debería ser el Xiaomi Mi Watch

Aunque aún estamos lejos de conocer el supuesto Xiaomi Mi Watch con Wear OS en el que estaría trabajando Xiaomi, analizamos sus aspectos clave.
En:

En los últimos días, ha llamado mucho la atención un nuevo reloj llamado Xiaomi Mi Watch en la aplicación de Wear OS. Aunque esta referencia no es un indicativo de que el reloj vaya a llegar al mercado, sí que es un indicio de que Xiaomi tiene un proyecto común con Google para lanzar al mercado un smartwatch que terminaría teniendo ese nombre.

Desde luego, esta aparición ha captado el interés de muchos, y no es para menos. En los últimos años, Xiaomi se ha convertido en una marca imparable, pero aún con esa trayectoria, crear un reloj con Wear OS, y convertirlo en un superventas, no es una tarea sencilla. ¿Qué podemos esperar de este posible reloj en caso de que termine llegando?

Qué esperar del Xiaomi Mi Watch a nivel técnico

Si miramos el mercado de los relojes inteligentes, el Apple Watch es el rey absoluto en cuestión de tecnología. Año tras año, Apple ha conseguido perfeccionar un reloj inteligente que está perfectamente integrado con iOS.

¿Cómo puede Xiaomi rivalizar aquí frente a Apple? Habría muchos asuntos que tratar, pero el hardware es, sin duda, uno de los más relevantes. Aquí si Xiaomi quiere ofrecer un rival a la altura de los mejores, tiene que ofrecer los mejores componentes a nivel técnico.

El aspecto más crucial sería el procesador principal. Y es que, si Xiaomi quiere evitar la mayoría de problemas de los relojes Android, tiene que eliminar el denominador común entre todos ellos. En este caso, Qualcomm.

El procesador es fundamental para no ser un Wear OS más

Sí, los Snapdragon móviles son procesadores de un nivel excepcional, pero en el sector wearable no son para nada competitivos. El Snapdragon Wear 3100 no deja de ser una versión del Snapdragon 400 con mejores sensores. Un chip que, aunque fue presentado el año pasado, sigue estando fabricado en un proceso de 28nm.

El proceso de fabricación hace referencia al tamaño de los transistores que componen el chip. A menor proceso de fabricación, un chip es capaz de ofrecer más transistores manteniendo el mismo consumo. O, simplemente, seguir ofreciendo lo mismo con un consumo energético muy inferior.

Los procesadores más punteros a día de hoy están construidos en 7nm; asegurando un nivel de eficiencia que deja en ridículo a los Snapdragon Wear. ¿Y cómo está la competencia?

  • Samsung Exynos 7270: este chip se utiliza en el Samsung Gear S3, reloj que fue presentado en 2016, con un proceso de fabricación de 14 nm.
  • Samsung Exynos 9110: utilizado por los Galaxy Watch, Watch Active 1 y Active 2, el último chip para wearables de Samsung está fabricado en 10nm.
  • Pero el más interesante es el rumoreado procesador de Huami: el fabricante de los relojes Amazfit (además de ser quien fabrica las Mi Band de Xiaomi) parece estar trabajando en un procesador con el mejor proceso de fabricación actual, proceso que hemos visto únicamente en procesadores móviles de alta gama.
  • Otra alternativa podría ser usar el Snapdragon 855 de móviles y ajustar su rendimiento al mínimo necesario para ahorrar batería. No es la alternativa más óptima, pero parece más viable que usar los Snapdragon Wear.

Si Xiaomi quiere hacer un reloj que merezca la pena, el primer paso será prescindir de Qualcomm.

Puliendo los puntos débiles de Wear OS

Una vez solventado el principal problema de los relojes inteligentes Wear OS, habría que echar un vistazo al sistema operativo. Aunque parezca que no avanza, Wear OS es un sistema que ha tenido una continua progresión y que está cargado de bondades, pero algunas no funcionan tan bien como deberían. Concretamente, estos serían los aspectos clave que hacen de Wear OS único, también cuáles pueden mejorar.

  • En lo que respecta a notificaciones, Wear OS no tiene rival: leer mensajes y responderlos es mucho mejor que en las alternativas de Samsung, Fitbit, Garmin, Amazfit, etc..
  • Google Pay es un gran valor añadido para Xiaomi, porque implementar un sistema de pagos global de la propia marca no es algo que puedan conseguir a largo plazo. Cuando te acostumbras a pagar con el reloj, no vuelves a pagar con el móvil.
  • Google Assistant: aquí empiezan las dificultades. Tener el asistente de voz en la muñeca es realmente conveniente, pero por algún motivo no termina de convencer. En las primeras versiones de Android Wear teníamos Google Now, un asistente que era muy básico, pero funcionaba. Por alguna razón, Google Assistant es demasiado complejo para los relojes Wear OS y funciona terriblemente mal. Si Xiaomi quiere un móvil impecable, necesitará trabajar con Google para arreglar el asistente.
  • Deporte: otro de los mayores retos de Xiaomi ya que Google Fit es una aplicación deportiva que deja mucho que desear. Aquí la gran dificultad es que Xiaomi tampoco tiene una gran aplicación para este propósito.
    • Ejemplos de buenas aplicaciones de salud los hay a montones. La de Apple es la mejor, pero en Android también hay geniales apps como la de Samsung o Fitbit. ¿Quizás sería buena idea para Xiaomi comprar Fitbit y ahorrarse parte de ese trabajo?

¿Qué precio debería tener el Xiaomi Mi Watch?

Este es un asunto complicado, y es que Xiaomi está teniéndolo realmente difícil para subir el precio medio de sus productos, un objetivo propuesto por los inversores de la compañía.

Xiaomi Mi Smart Band 4Teniendo dominado el mercado más asequible con la Mi Band, lo más seguro es que el Mi Watch apueste por algo diferente.

El primer movimiento de la marca para subir el precio medio de las ventas fue separar su gama de productos más asequible en la marca independiente Redmi, pero esto podría ser insuficiente para los próximos lanzamientos de la marca.

Quizás la elección del precio para su futuro reloj sea la decisión más complicada posible ya que se trata de una marca conocida por ofrecer una excepcional relación calidad / precio intentando aumentar el precio medio de venta.

Es difícil para Xiaomi escapar de su imagen de marca barata.

Para saber el precio adecuado, nada mejor que analizar a los rivales

  • Por un lado tenemos el Apple Watch: es el mejor reloj inteligente, pero parte de un precio de 449 euros. Si Xiaomi quiere estar a nivel comercial de este reloj debe ofrecer un precio lo más cercano posible. Siempre que puedan justificar ese coste con tecnología punta.
  • El precio que ofrece Samsung con el Galaxy Watch Active 2 es elevado, pero este dispone de muchísima tecnología. En este caso, partimos de 299 euros para un reloj que promete marcar el estándar de excelencia en Android.
  • El Huawei Watch 2 GT es el último reloj de Huawei, el cual analizamos recientemente: es excepcionalmente bueno en deporte y batería, pero tiene serias carencias en el sector premium al no contar con asistente ni sistema de pagos en el reloj; además de un ecosistema cerrado a las aplicaciones de Huawei.
  • Por último, es importante considerar que el rango de los relojes entre 70 y 200 euros parece estar reservado para Amazfit. Este punto es muy importante ya que esta compañía es quien fabrica las Mi Band para Xiaomi, y vemos poco probable que quieran fabricar un reloj que termine fusilando su catálogo. Si ambas compañías quieren mantener una relación saludable, lo más probable es que su catálogo de productos no llegue nunca a solaparse.

Sabiendo los precios de los rivales, la filosofía y desafíos de Xiaomi y las capacidades de Wear OS (suponiendo que Xiaomi arregle los inconvenientes de la plataforma), apostaría por que el supuesto Xiaomi Mi Watch terminaría teniendo un precio oficial base de 269-279 euros en España.

Con este precio mandarían un mensaje claro: «nuestro reloj es mejor que el de Huawei al ser de mayor precio, pero somos capaces de competir contra Samsung manteniendo parte de nuestra filosofía en cuanto a precios asequibles». Del mismo modo, lanzarían un producto que no apuntaría al mercado que ya tiene Amazfit, sin suponer un riesgo para las relaciones de la compañía.

¿Cuándo podría salir al mercado?

Esta pregunta es aún más difícil de responder ya que, como hemos mencionado, no hay garantías de que ese producto que ha aparecido en la aplicación de Wear OS termine llegando al mercado. Incluso si este dato fuese una confirmación con la credibilidad suficiente, sería complicado anticipar el lanzamiento de este reloj.

No obstante, tal y como funciona el mundo de las filtraciones, si el lanzamiento estuviese planificado para antes de Navidades, seguramente ya llevaría un tiempo en fase de producción y habríamos visto filtraciones.

A menos que Xiaomi nos sorprenda con un evento sorpresa, de existir el Mi Watch creemos que la fecha idónea escogida por Xiaomi sería el próximo Mobile World Congress; presentándolo junto a un futurible Xiaomi Mi 10.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
2019 acaba fuerte
Android 10 es oficial
Análisis del Huawei Mate 20X 5G
Análisis de la Xiaomi Mi Smart Band 4
Análisis del Samsung Galaxy S10 5G
LG Q60: triple cámara y alta resistencia
Análisis del Xiaomi Mi A3
4 motivos que justifican dar el salto al 5G en 2019
Ahorra 30 euros en tu Huawei Watch GT 2 con esta oferta de Amazon
Análisis del Xiaomi Mi 9 Lite: apuesta segura por la calidad y bajo precio