Análisis del realme 5: calidad/precio que roza la excelencia

Análisis del realme 5: calidad/precio que roza la excelencia

Probamos el realme 5, un móvil muy barato, con una gran batería y buena versatilidad en fotografía. Un móvil a tener en cuenta.

A principios de la semana realme anunciaba que su catálogo de teléfonos crecía en España con la incorporación del realme 5. Precisamente venimos a hablaros sobre este smartphone tras haberlo probado durante una semana, ¡así ha sido nuestra experiencia con él!

Características del realme 5

  • Peso: 198 gramos.
  • Dimensiones: 16 x 7,5 x 0,9 centímetros.
  • Colores: Crystal Blue (azul) y Crystal Purple (púrpura).
  • Pantalla
    • Tamaño: 6,5 pulgadas.
    • Tipo: LCD.
    • Ratio de pantalla: 89%.
    • Resolución: HD + (1600 x 720 píxeles).
    • Protección: Corning Gorilla Glass 3 +.
  • Cámaras
    • Traseras: 12 Mpx (principal) + 8 Mpx (gran angular) + 2 Mpx (macro) + 2 Mpx (profundidad).
    • Delantera: 13 Mpx.
  • Rendimiento
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 665 AIE.
    • Memoria RAM: 4 GB.
    • Almacenamiento interno: 128 GB, ampliable mediante microSD.
  • Batería: 5.000 mAh.
  • Sistema operativo: ColorOS 6 basado en Android 9.
  • Otros
    • DualSIM.
    • Bluetooth 5.0.
    • Sensor de huellas dactilares.
  • Precio:
    • 169 euros para una única versión de 4 / 128 GB.

Bonito y cómodo

Hay firmas que parecen olvidarse de lo importante que es el diseño en un teléfono, sobre todo en los de gama media o de entrada. A mi parecer es un error garrafal, puesto que antes de pensar en las características de un dispositivo tiene que entrarnos por los ojos, si no es así lo más probable es que ni siquiera nos interese. Los móviles son prácticamente una extensión de nosotros mismos, es obvio que el diseño es fundamental. En realme parecen saberlo y cumplen con las más elevadas expectativas.

Lo digo porque el realme 5 me parece una preciosidad. Su trasera está protagonizada por distintas formas con aspecto de rombos o piedras preciosas, tales como las estalactitas. Es un diseño que se sale de lo convencional y que le sienta como un guante. No estoy diciendo que sea el mejor diseño que he visto, pero es muy original y más bonito que la mayoría de teléfonos de su rango de precio. De este modo, el realme 5 está disponible en los colores Crystal Blue (azul) y Crystal Purple (púrpura).

Lo único que no me gusta de su diseño es la ubicación de los botones de volumen, que se encuentran en el lado izquierdo, quizás la costumbre haya tenido mucho que ver, puesto que éstos suelen situarse en el lateral derecho normalmente. También tener en cuenta que soy diestro, si fuera zurdo seguramente agradecería esa disposición de los botones.

Por lo general, el teléfono me ha resultado bastante ergonómico, y os lo dice alguien con las manos pequeñas, si tú las tienes grandes será aún más cómodo para ti. Lo que no ha terminado de convencerme es el peso, 198 gramos que pasarán a ser más si usamos funda. Tampoco esperaba que fuera ultra-ligero, ya que incorpora una batería bastante grande, de la que hablaremos más adelante.

La pantalla, su talón de Aquiles

Cabe recordar que estamos ante un teléfono de 179 € con una relación calidad/precio asombrosa. Como es lógico, por algún lado han tenido que recortar y en este caso le ha tocado a la pantalla, su talón de Aquiles sin ninguna duda.

El realme 5 integra una pantalla LCD de 6,5 pulgadas con resolución HD+ (1600 x 720 píxeles) y un ratio de pantalla del 89%. En lo referente a su aspecto, la pantalla cuenta con unos marcos muy pequeños tanto en la zona superior (con notch en forma de gota) como en los laterales. El marco inferior sí que es un pelín más grande, aunque no estropea en absoluto la sensación de inmersión.

Hasta ahí todo bien, pero la resolución del panel deja mucho que desear. Hablamos de tan solo 1600 x 720 píxeles que me han parecido insuficientes, en su lugar hubiera estado bien alcanzar los 1080 píxeles. Pese a ello, es cierto que la mayoría de usuarios a los que va dirigido este teléfono apenas notarán la diferencia, en El Androide Libre sí que lo hacemos porque somos más exigentes que los usuarios estándar, pero es algo que había que destacar. Eso no impide que puedas disfrutar de contenidos multimedia a la perfección, solo que la calidad estará un escalón por debajo.

Otro aspecto que no me ha gustado de la pantalla es su poco brillo. Ésta alcanza hasta 261 PPI que serán suficientes en entornos corrientes o vagamente iluminados, pero la situación será más complicada si la luz del día impacta directamente sobre la pantalla, en la que no veremos demasiado.

Grata sorpresa en su rendimiento

El realme 5 se encuentra un peldaño por debajo de su hermano mayor, el realme 5 Pro, en diferentes aspectos. Uno de ellos es el rendimiento, aunque la diferencia es mucho menor de lo que me esperaba. Este smartphone incorpora un procesador Qualcomm Snapdragon 665 AIE, una memoria RAM de 3 o 4 GB y un almacenamiento interno de 32, 64 o 128 GB. La versión de prueba que he utilizado equipaba 4 GB de RAM y 128 GB de ROM.

Respecto a un uso real, el teléfono responde con soltura cuando navegamos por sus interfaces. De hecho, el abrir y cambiar entre aplicaciones es sorprendentemente rápido. En este sentido, hace poco estuve probando el nuevo Redmi 8T (que tiene el mismo procesador que el realme) y la sensación es que me iba bastante más lento que el realme 5.

Obviamente su rendimiento no le llega ni a la suela de los zapatos al de un gama alta, pero no está nada mal para tratarse de un terminal tan barato. También podrás disfrutar de videojuegos, aunque al móvil le costará tirar de los títulos más exigentes, por eso recomiendo juegos más básicos que vayan acordes con el nivel del teléfono en cuestión.

Creo necesario recordar que mi versión de prueba contaba con 4GB de RAM y 128 GB de ROM, por lo que es de esperar que las versiones más básicas rindan un pelín peor. En mi caso 128 GB de almacenamiento han sido más que suficientes, sin embargo la versión de 32 GB sí que puede quedarse corta para casi cualquier usuario. Sí, es cierto que podemos ampliar el almacenamiento mediante tarjeta microSD, pero, creo que el mínimo deberían ser 64 GB, quizás en la industria deban ir planteándoselo, los 32 GB parecen del siglo pasado.

Versatilidad en mediana calidad

Respecto a sus cualidades fotográficas, el realme 5 integra cuatro cámaras traseras: una principal de 12 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles, un macro de 2 megapíxeles y una lente de profundidad de 2 megapíxeles. También una delantera de 13 megapíxeles.

En general, la calidad de las fotos es muy aceptable, sobre todo cuando hay buena luz. La situación empeora bastante cuando es de noche, aunque el modo «paisaje nocturno» mejora mucho la calidad de las fotos en dichas condiciones lumínicas.

Como digo, hablamos de una calidad fotográfica media que nos servirá para las fotos del día a día, no obstante, olvidaros de un uso más profesional. Lo que sí me ha gustado es su versatilidad. Hasta hace muy poco los teléfonos de gama media solo servían para hacer unas fotos penosas, ahora la situación ha cambiado radicalmente, no solo se ha mejorado la calidad, sino que también se ofrecen muchas más posibilidades.

El realme 5 es un ejemplo perfecto de ello. A mí la lente que más me ha gustado (obviando la principal) es la del gran angular, que nos permitirá capturar espacios más amplios sin la necesidad de movernos, creo que es la que más apreciará el usuario medio. Este smartphone también dispone de macro y un modo retrato que pueden sernos útiles en momentos muy concretos, aunque su calidad es más bien modesta.

Del mismo modo, la cámara ofrece zoom de dos aumentos y de cinco aumentos. Pasa algo similar a lo que os acabo de comentar, no es un zoom con una calidad asombrosa (ni mucho menos) pero puede servirnos en situaciones puntuales. En términos generales, las cámaras del realme 5 ofrecen unos resultados de calidad media, aunque os aseguro que su mayor baza es su versatilidad.

Fotografías tomadas por el realme 5.

Batería para un bombardeo

La batería es una de las características más apreciadas por los usuarios y no es para menos. Por muy potente que fuera, ¿de qué serviría un teléfono que hay que estar cargando cada dos por tres? En esto tiene mucha experiencia Xiaomi, que ha enamorado a muchos con grandes baterías en sus teléfonos de gama media.

Pero, cuidado, porque realme puede competir perfectamente de tú a tú contra Xiaomi en lo que a batería se refiere y lo ha demostrado con creces con el realme 5. Éste equipa una batería de…¡5000 mAh! Una brutalidad que en mis pruebas me ha aguantado, de media, entre 8 y 9 horas de pantalla.

Vamos, que no tendrás que preocuparte por quedarte sin batería a lo largo del día, lo más normal sería que te sobrase pese a estar todo el día utilizándolo de manera intensiva, como me ha pasado a mí. Desgraciadamente, el teléfono no dispone de carga rápida, aunque eso ya hubiera sido tremendo.

Conclusión

El realme 5 tiene sus pros y sus contras, no obstante, el sabor de boca que me llevo es muy agradable. Tengo la sensación de que la telefonía está evolucionando de tal manera que los usuarios somos los principales beneficiados y el smartphone que he probado es la prueba tangible de ello.

Hasta hace un par de años los teléfonos de gama media eran verdaderas catástrofes. Dispositivos que parecían creados por obligación y no por satisfacer la demanda de un tipo de usuario concreto. Primero Xiaomi y ahora realme están derrumbando ese muro y desarrollando teléfonos verdaderamente increíbles para el precio al que se comercializan.

He de admitir que yo no me compraría el realme 5, básicamente porque necesito una cámara de más calidad y un rendimiento mayor, pero, tengo claro que es un teléfono que recomendaría al 100 % a cualquier persona que quiera algo bueno y barato. Un diseño original, cámaras versátiles que cumplen con lo básico de sobra, un buen rendimiento y una batería colosal. Solo puedo quejarme de su pantalla y no es una desventaja suficiente para no recomendarlo.

Queridos lectores, no sé quién ganará la guerra de la relación calidad/precio, pero tened claro que algo así solo nos beneficia a los usuarios. Y sí, a día de hoy creo que realme puede arañar clientes de Xiaomi. ¿Por qué no? En su día los usuarios también confiaron en Xiaomi y salió bien, no hay razón alguna para no hacerlo con realme y menos si sigue haciéndolo como hasta ahora.

Por un precio de 169 euros en su versión de 4 y 128 GB es un producto muy recomendable, aunque por 30 euros más, el realme 5 Pro nos parece que tiene mucho más que ofrecer, siendo esta la variante más recomendable. No obstante, si esos 30 euros de diferencia y el extra de batería tienen un gran peso en tu decisión, es un móvil del que no te vas a arrepentir.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
Nueva Xiaomi Mi Band 3i: más barata y con pantalla AMOLED
El realme 5 llega a España: muchísima memoria y una batería gigantesca al precio más bajo