Análisis del Xiaomi Mi Note 10: un punto de inflexión hacia el sector premium

Análisis del Xiaomi Mi Note 10: un punto de inflexión hacia el sector premium

Analizamos el nuevo Xiaomi Mi Note 10, una nueva apuesta del fabricante chino en búsqueda de la calidad pura y dura, sin excusas por precios bajos.

Xiaomi ha anunciado el lanzamiento de un nuevo móvil llamado Mi Note 10. En los últimos días hemos podido probar a fondo el dispositivo, dejándonos unas impresiones muy positivas.

No es el típico móvil de Xiaomi que prioriza en ofrecer un precio competitivo y después añadir el mejor procesador posible, sino que se trata de una nueva apuesta en un sector algo más premium al que acostumbra la marca. Un móvil que no gustará a los más entusiastas de Xiaomi, pero que aún así tiene mucho terreno a favor.

Características técnicas del Xiaomi Mi Note 10

  • Procesador – Qualcomm Snapdragon 730G.
  • Memoria RAM: 6 GB.
  • Almacenamiento.
    • Interno: 128 GB.
    • Tipo: UFS 2.1.
  • Gráficos: Adreno 618.
  • Pantalla.
    • Tamaño: 6.47pulgadas.
    • Resolución: 1080 x 2340 píxeles.
    • Tecnología AMOLED.
    • Pantalla curvada.
    • Brillo en modo elevado de 600 nits.
    • Certificación de TÜV Rheinland para protección ocular.
  • Cámaras traseras.
    • Sensor principal Samsung ISOCELL Bright HMX de 108 Mpx con estabilización óptica.
    • Sensor gran angular de 20 Mpx.
    • Teleobjetivo de 2 aumentos de 12 Mpx.
    • Teleobjetivo de 5 aumentos de 5 Mpx con estabilización óptica.
    • Sensor de fotografía macro de 2 Mpx.
  • Cámara delantera.
    • Resolución: 32 Mpx.
  • Puertos:
    • Conector USB Tipo C.
    • Sensor de huellas óptico en pantalla.
    • Jack de auriculares 3.5 mm con radio FM.
  • Otros: Bluetooth 5, WiFi, NFC, emisor de infrarrojos.
  • Batería: 5260 mAh con carga rápida de 30 W.
  • Dimensiones: 157,8 x 74,2 x 9,67 mm.
  • Peso: 208 gramos.
  • Sistema:
    • Versión de Android: Android 9 Pie.
    • Capa del fabricante: MIUI 11.

Aspectos clave del Xiaomi Mi Note 10

Logo Xiaomi Mi Note 10

  • Pantalla: posiblemente esta pantalla sea la mejor que ha utilizado Xiaomi nunca. La calidad del panel está al nivel de las mejores, con un modo de color estándar bien calibrado.
  • Cámara: Su mayor reclamo comercial va a ser el sensor principal de 108 Mpx con tecnología tetracell, que usa la imagen de 4 píxeles pequeños para producir uno mejor definido (ofreciendo imágenes de 27 Mpx finalmente). Es importante destacar que más megapíxeles no se traduce en mayor calidad fotográfica, pero en este caso es un sensor de gran calidad.
    • El software es un aspecto clave en los resultados finales, y Xiaomi sigue mejorando mucho aquí. No obstante, veremos cómo el procesador elegido lastrará la experiencia fotográfica.
  • Batería: un defecto que Xiaomi lleva arrastrando en sus terminales más premium es el uso de baterías de poca capacidad. Es incomprensible que se tomasen más en serio la autonomía en sus modelos más baratos, y en este Mi Note 10 le han puesto remedio con la mayor batería que han puesto nunca en un buque insignia.
  • Puertos: este móvil tiene jack de audio y puerto infrarrojo, algo que le da mucha versatilidad.
  • Vibración táctil nada recomendable: no sé que tiene Xiaomi en contra de la vibración táctil, pero una vez más tenemos un motor háptico que roza lo patético. Cuando escribes en el teclado, más que la sensación de tocar una tecla tienes la de estar tocando un muelle. Inadmisible en un producto que intenta considerarse premium.
  • Anuncios: otro aspecto que hemos llegado a odiar es encontrarnos anuncios cuando abrimos o instalamos una aplicación. No son muchos, y entendemos que Xiaomi tome esta decisión en móviles más baratos. Pero en un móvil de este precio es un insulto.
    • Si, ya sabemos que se pueden desactivar, pero quien compre el móvil no tiene por qué saberlo ni debería ser su responsabilidad retirarlos. Tampoco podemos garantizar que vaya a ser posible desactivarlos para siempre.

Diseño: un Mi A3 más grande, con curvas y un desequilibrio

Una gama muy interesante que Xiaomi ha presentado este año son los CC9, una gama de productos que abarca tres modelos: un CC9e económico, CC9 como móvil estándar, y CC9 Pro como producto premium.

Una orientación y nombres muy bien diferenciados, que a España han llegado de forma caótica y confusa:

  • El CC9e llegó a España con Android One bajo el nombre de Xiaomi Mi A3.
  • El estándar CC9 aquí es llamado como Xiaomi Mi 9 Lite.
  • Por último, el CC9 Pro que acaba de ser presentado es el móvil que hemos estado probando, el Mi Note 10.

Hay que entender que estos tres móviles pertenecen a la misma familia, razón por la que los Mi A3, Mi 9 Lite y Mi Note 10 siguen un mismo lenguaje de diseño.

El logo de Xiaomi se encuentra en la esquina inferior izquierda, escrito de forma alineada a las cámaras. Este tipo de logotipo está pensado para mostrarse mientras hacemos fotos en horizontal.

Hablando de la cámara, se muestra con una gran protuberancia para los sensores principales. Esto es problemático porque al estar en esta posición y con tanta altura, dejar el móvil en la mesa hace que sea incómodo utilizarlo a menos que balanceemos la altura con una funda. Sin funda, usar el móvil en la mesa es molesto.

Por lo demás, es un móvil de metal y cristal más, en el que la curvatura trasera contribuye a que el móvil sea muy ergonómico y fácil de manejar. Tampoco se siente excesivamente pesado, teniendo en cuenta su tamaño de batería.

Los marcos son metálicos y utilizan un diseño cilíndrico en las esquinas y plano en las zonas centrales del superior e inferior.

En el lado izquierdo apreciamos únicamente un marco metálico limpio.

En el lado derecho, los botones de encendido y volumen, en una ubicación de altura que nos parece la correcta, además de la bandeja para las tarjetas nanoSIM. Soporta dos y no incluye ampliación para tarjetas microSD.

Parte inferior, altavoz, micrófono, USB C y jack de auriculares con radio FM.

Parte superior, puerto infrarrojos y micrófono para cancelación de ruido.

Un excelente panel al que sólo le faltaría tener HDR

Tenemos una pantalla AMOLED curvada de 6,47 pulgadas, con un brillo máximo de 600 nits, contraste de 400.000:1, espacio de color DCI-P3 y protección ocular certificada por TÜV Rheinland.

Con esos datos, cabe mencionar que se trata de un magnífico panel, en lo que lo único que echamos en falta es el puntito extra de calidad que aportaría tener una pantalla HDR, que con este añadido ya tendríamos el sobresaliente.

Tenemos varios esquemas de colores en la pantalla:

  • Auto: es el modo por defecto y el que recomienda Xiaomi, ya que ajusta los colores en función de la luz ambiental.
  • Saturado: para los amantes de la intensidad que las pantallas AMOLED han ofrecido desde siempre.
  • Predefinido:  es curioso que el modo que se llama predefinido sea un modo que no viene por defecto. En mis días de prueba ha resultado ser mi preferido, ya que es el que ofrece unos colores más fieles a la realidad. El blanco, eso si, ofrece una temperatura más cálida.

La pantalla es excelente para disfrutar de películas y series en cualquier lugar, y aunque habríamos agradecido un doble altavoz estéreo, el que incluye es lo suficientemente bueno para que la experiencia sea agradable. Aún así, lo ideal para estas situaciones es usar auriculares, y aquí no solo tendremos puerto jack, sino un excelente ecualizador.

Más allá de la experiencia multimedia, el panel ofrece mucho más. Por ejemplo, tenemos un lector de huellas óptico que funciona particularmente bien. Destaca, eso si, que la luz utilizada para leer la huella dactilar es en color blanco. Llama la atención porque en situaciones de poca luz, el fogonazo ilumina tu dedo, aunque no es algo que sea negativo por si mismo.

Destacar también la tecnología always on de la pantalla, que es capaz de mostrar la hora en varios estilos a elegir, así como una especie de halo de luz en las curvas cuando recibamos una notificación. Está muy chulo el efecto.

Experiencia del Mi Note 10 con MIUI 11 bajo Android 9

Comencemos a hablar de la experiencia de uso, algo que está ligado a la combinación entre hardware y software. Tenemos MIUI 11, la última versión de la capa de personalización de Xiaomi. Una vez más, Xiaomi hace gala de su inconsistencia entre capa de personalización y versión de Android.

La compañía da excesiva importancia a MIUI, que al final es su plataforma de software. MIUI es una versión que actualizan a prácticamente todo su catálogo, con un pequeño truco. Actualizar a la última versión de MIUI no siempre implica estar a la última en Android.

Estando en la época que estamos, este móvil debería haber contado con Android 10 de fábrica, ya que ya han pasado dos meses desde el lanzamiento oficial. Muy mal tratamiento si tenemos en cuenta que se trata de un producto que espira a estar entre los mejores del catálogo.

No obstante, si tu única preocupación sobre Android 10 era el modo oscuro, mencionar que MIUI 11 lo tiene integrado en la capa de personalización a nivel de sistema, por lo que las aplicaciones que tengan este modo irán cambiando su tema según la propia decisión del sistema.

Puedes activarlo y desactivarlo, o mejor, programarlo para que durante el día tengas el modo claro y durante la noche el modo oscuro. Esto no lo tiene Android 10 de serie, y es un acierto que las capas de personalización ofrezcan esta automatización.

Esta no es la única función útil, ya que MIUI está cargado de funciones útiles en el día a día. No obstante, si tuviese que destacar algunas, serían las siguientes:

  • Cast de pantalla con pantalla apagada: Xiaomi aquí ha sido muy inteligente, solucionando uno de los mayores problemas de enviar la pantalla del móvil a una tele a través de Cast. En esta función, lo normal es que si apagas la pantalla se apague también en la televisión. MIUI permite que si quieres, la pantalla de televisión permanezca activa aunque apagues la del móvil.
  • Aunque la gestión energética por defecto es un tanto agresiva, puedes determinar individualmente las restricciones en segundo plano para cada aplicación de forma individual.
  • Aplicación dual es una función que lleva mucho tiempo en MIUI, pero también en otras capas de personalización. La diferencia crucial a favor de MIUI es que, mientras en muchas solo funciona con apps de mensajería, MIUI contempla que podamos crear aplicaciones duales para juegos, pudiendo tener varias cuentas.
  • Libertad para configurar el notch: Aunque el recorte en pantalla es reducido, tenemos tres opciones para dejarlo a nuestro gusto. Pantalla completa, que la barra de estado sea negra para disimularlo, o tener una pantalla que comience donde el recorte ya no aparece.
  • Ecualizador para auriculares: si usas auriculares de cable, el ecualizador que incluye MIUI está muy bien, aunque en nuestras pruebas solo parece funcionar con auriculares de la marca. En otros auriculares si que tenemos acceso a sonido Hi-Fi.
  • Respuestas rápidas: si activas esta opción, cuando vayas a responder a una notificación, aparecerá la aplicación en una ventana flotante.
  • Game Turbo: lejos de las funciones de mejoras de rendimiento, Game turbo te permite añadir ciertas automatizaciones cuando juegas como desactivar el brillo automático o el modo lectura, así como evitar abrir las notificaciones o cerrar el juego por accidente.

Pasando a los inconvenientes, mi mayor molestia es la publicidad. Cuando abres alguna aplicación del sistema como el navegador o calendario, antes de poder utilizarlo te comes un banner de anuncios. Cuando instalas una aplicación en Google Play salta directamente a un escáner de seguridad que te dice que está todo en orden, pero que mires ese anuncio. Entiendo que Xiaomi, en su estrategia de vender móviles baratos tenga que recuperar el dinero con publicidad, pero este móvil no es de precio bajo. Se puede retirar fácil, pero es que debería venir deshabilitado por defecto.

En un móvil premium, quitar la publicidad de MIUI no debería ser responsabilidad del usuario.

Por otro lado, hemos percibido algunos pequeños errrores. Posiblemente sean corregidos en actualizaciones del sistema y no son demasiado graves, pero a fecha de hoy están ahí.

  • Si cambias la calibración de la pantalla, en la pantalla de bloqueo seguirá estando la calibración estándar. Esto es molesto porque la pantalla cambia y corrige la calibración cada vez que bloqueas y desbloqueas.
  • La cámara tarda a veces en encenderse, y lo normal es que tengas que esperar unos tres segundos desde que quieres tomar una foto hasta que la aplicación está lista para tomarla.
  • Por alguna razón, el icono de WhatsApp me indica en ocasiones que hay una notificación sin que la aplicación tenga notificaciones.
  • El sistema de gestión de memoria en ocasiones es agresivo y sin abrir grandes aplicaciones, en muchos casos cuando abro cualquier aplicación abre desde cero. No es un gran problema porque si queremos, podemos eliminar las restricciones para las aplicaciones que queramos, pero creemos que el modo por defecto podría ser un poco más laxo.

Las cinco cámaras del Mi Note 10: calidad y versatilidad

Comencemos hablando del sensor que más importa, el Samsung ISOCELL Bright HMX de 108 Mpx. Este año ha habido mucha controversia en cuanto a los sensores que utilizan una gran cantidad de megapíxeles, ya que los hemos tenido de 48, 64 y ahora 108. Es un sensor fruto de una colaboración directa entre Samsung y Xiaomi, razón por la que el fabricante chino tiene el privilegio de estrenar esta tecnología con sus mejores móviles, el Mi Mix Alpha y este Note 10.

Comencemos por lo más importante, y es que más megapíxeles no implica mayor calidad. Las cámaras móviles suelen tener una limitación física en el tamaño de los sensores, por lo que el aumento de píxeles significa que cada píxel captura menos información.

Fotografías tomadas por el Xiaomi Mi Note 10 en su tamaño original.

Un sensor con muchos megapíxeles obtendrá mucha más información con menor detalle, mientras que un buen sensor de menor resolución tendrá menor cantidad de información mucho más detallada. Toda esa información será tratada por algoritmos de procesamiento de imagen para conseguir una fotografía. Quien manda es el software, y la elección de un sensor de 12, 40 o 108 megapíxeles va a estar supeditada a decisiones sobre cómo los algoritmos trabajan con las imágenes.

Y hablando de los resultados del Mi Note 10, creo que es la primera cámara de Xiaomi que me encanta a nivel de resultados. Las imágenes producidas obtienen un gran nivel de detalle y colores bien contrastados.

En esta escena, la iluminación es mucho más cálida y los blancos deberían estar más anaranjados.

El balance de blancos apuesta por ofrecer una aproximación a cómo es realmente en blanco, por lo que en condiciones de iluminación más anaranjada el software va a ofrecer un resultado que más que la realidad muestra cómo sería si la iluminación fuese la adecuada.

Funciona genial de día, pero también en fotografías nocturnas, una de las áreas más importantes en la fotografía móvil.

Tengo una pequeña molestia, de nuevo, con la publicidad. Por defecto las fotografías vienen con una marca de agua que tienes que ir tu a deshabilitar para que tus fotografías no tengan una marca de agua. No solo tienes que sufrir anuncios, sino que si no andas con cuidado también haces publicidad gratuita a la marca en redes sociales.

La limitación de un procesador de gama intermedia

El Snapdragon 730G es lo suficientemente potente para que el sistema funcione fluido y los juegos tengan una gran experiencia, pero es en el apartado fotográfico donde demuestra que para que un móvil sea bueno en fotografía, necesita también un procesador potente.

La situación que tiene el Mi Note 10 es similar a la que sufre el Google Pixel 3A, y es que optan por algoritmos de procesamiento de la información demasiado avanzados para sus capacidades. La consecuencia no repercute en la calidad, sino más bien en el tiempo que tenemos que esperar entre que tomamos la imagen y obtenemos el resultado final.

En la fotografía estándar apenas son 3 segundos, pero como quieras tomar una fotografía en el modo de 108 Mpx, nocturno, retrato, vas a tener que esperar un rato hasta ver la imagen final. De hecho, algunas imágenes en el modo de 108 Mpx han llegado a no procesar nunca, no recomendando para nada este modo.

El telefoto de 5 aumentos y su utilidad práctica

En situaciones con perfecta iluminación, los 5 aumentos resultan ser extremadamente prácticos.

Telefoto de 5 aumentos con zoom digital de hasta 50: Este año hemos visto varias implementaciones de este tipo de fotografía que nos permite tomar capturas definidas a gran distancia. Creemos que Xiaomi necesita aún trabajo para alcanzar a Oppo o Huawei, pero los resultados son geniales.

El teleobjetivo decae drásticamente en calidad cuando las escenas dejan de tener una iluminación perfecta.

Normalmente este tipo de fotografía suele venir ilustrada con un paisaje ampliado para admirar la espectacularidad de un zoom, pero algo en lo que no muchos suelen hacer hincapié es en lo práctico que es este tipo de fotografía. En nuestro caso hemos utilizado el telefoto de 50 aumentos para enfocar un cartel que está a una distancia de unos 20 metros.

¿Veis el texto que pone Speakers? a la distancia a la que me encuentro del cartel me es imposible leerlo, y soy una persona con muy buena vista. El resto del texto sigue sin poder leerse claramente, muestra de que esta tecnología tiene margen de mejora, pero es una escena complicada. En un texto más cercano puede servirte para ayudarte como herramienta de accesibilidad, algo que nos parece importante.

Fotografía macro con un sensor poco ambicioso

La fotografía macro está bien, pero tampoco nos ha terminado impresionando. Utiliza un sensor de 2 Mpx específico con una lente capaz de enfocar a una distancia muy cercana.

Lo que consigue es fantástico, pero el uso de un sensor tan cutre repercute en fotografías con un nivel de detalle en el que, a nada que las condiciones lumínicas no sean excelentes, el resultado que ofrece es deficiente, con un exceso de nitidez muy poco realista.

Vamos con un ejemplo. Hemos apuntado al mismo vaso de café con el sensor principal (la imagen borrosa) e intentado conseguir ese primer plano con el sensor de fotografía macro y alejándonos un poco usando la fotografía en 2 y 5 aumentos. He pasado las 4 fotografías a ciegas, y la que más ha convencido a la gente ha sido la última, en la que nos alejamos y usamos la lente de 5 aumentos. Y curiosamente, es el 5X el que ha captado los colores con mayor realismo.

No significa, eso si, que no sea un sensor que no tenga sentido. Pero si con una lente de 2 Mpx consigue eso, nos gustaría saber de lo que sería capaz con un mejor sensor.

Cámara ultra gran angular

Para la fotografía ultra gran angular tenemos un sensor de 20 Mpx, algo poco común en este tipo de fotografía que muchos fabricantes implementan pero que muy pocos terminan cuidando.

La cámara lo muestra como 0,6X, y aunque tiene en cuenta no distorsionar demasiado, hay un cambio muy notorio en el tratamiento de los colores y luz de la cámara principal y la que ofrece el sensor ultra gran angular.

No es una mala fotografía gran angular, pero no está al nivel de consistencia que han logrado Samsung, Apple o LG, que serían el sobresaliente.

Selfie made in China

El selfie de Xiaomi sigue sin gustarme, ya que nos aplica el retoque artificial para mejorar nuestra piel y corregir nuestras imperfecciones. Lo peor no es que venga activado por defecto, sino que desactivarlo es tremendamente confuso (tienes que darle a la varita mágica y pulsar en la última opción, una especie de papelera) y aún así mi piel es más pálida y rojiza.

Entiendo que estas decisiones son debidas a una demanda de usuarios que lo que buscan es aparentar en redes sociales que tienen menos moreno e imperfecciones que los que tienen en realidad. Pero yo amo mis imperfecciones y cuando tomo un selfie me gusta salir yo, no una versión idealizada de mí según Xiaomi.

Y un modo retrato que a veces desenfoca

Me pone muy nervioso que me hagan fotos. No solo porque soy malísimo posando, sino que además cuando salgo bien, me encuadran mal. Pero es que ya si estoy bien, me encuadran bien, y después la fotografía sale mal porque la cámara ha decidido desenfocarme, me dan hasta ganas de tirar el móvil por la ventana.

Y esto ha ocurrido bastante estos días, que a veces le da por desenfocar a las personas. Entiendo que será un problema de mi unidad o se solucionará por software, pero era importante mencionarlo.

Por lo demás, este modo funciona con un sensor específico de 12 Mpx y zoom de 2 aumentos y tiene efectos de iluminación de estudio por software. Los resultados aquí nos gustan mucho más que en los selfies, así que poco que comentar.

5260 mAh que casi llegan a los dos días con una carga rápida decente

Sinceramente, cuando descubrimos que la batería de este móvil superaría los 5000 mAh tuvimos mucha esperanza en lo que sería capaz de ofrecer, ya que en varias ocasiones habíamos criticado la poca seriedad que aplicaba Xiaomi en sus móviles insignia. Hace un año estaba probando el Mi 8 Pro, destacando el ridículo de usar 3000 mAh en el móvil más caro del catálogo.

La cifra impresiona más que el resultado final, y es que si bien es la mayor batería que ha usado Xiaomi en un buque insignia, no nos parece que sea mucho mejor que la de exponentes como el Pocophone F1 o el Mi 9T Pro. Seguramente se deba al incremento de consumo de una pantalla de mejor categoría o que el sistema aún necesite algunas actualizaciones extra para funcionar.

Aún así, tenemos pocas quejas respecto al dispositivo en este aspecto, y es que la mayoría de días los hemos finalizado con un 45-50%, dándole muy poca tregua al móvil. Si vas a hacer cargas completas, lo más probable es que debas cargarlo cada día y medio, aunque también puedes seguir cargándolo todos los días y mantenerte entre el 30 y 70% de la batería para evitar el desgaste.

No tenemos carga inalámbrica, aunque sí una carga rápida de 30 W que es capaz de cargar el móvil en 65 minutos según Xiaomi. En nuestras pruebas han sido 75 minutos para cargar del 15 al 100%. Nada mal teniendo en cuenta la capacidad de la batería.

Xiaomi quiere estar entre los mejores, y este Mi Note 10 es su punto de inflexión

El Mi Note 10 es un móvil que intenta escapar de la fama que Xiaomi ha logrado labrarse durante estos años. Ofreciendo la máxima calidad posible a precios muy económicos se han encasillado en una marca que parece ser incapaz de llegar a estar entre las mejores.

Muy pocas personas que aspiren a comprarse el mejor móvil piensan en Xiaomi como marca, y esto no es negativo, ya que por cada usuario entusiasta dispuesto a tener lo mejor de lo mejor existen otros 20 que únicamente necesitan el mejor móvil para su presupuesto.

El Mi Note 10 es una apuesta por la calidad sin concesiones por ofrecer un precio bajo.

El Mi Note 10 es una nueva apuesta de precio más elevado, es una apuesta por la excelencia, una apuesta que poco a poco veremos más en la marca sin que esto signifique que vayan a dejar de apostar por su mercado principal ni que abandonen la filosofía de producto de ofrecer precios competitivos.

Xiaomi Mi Note 10 protuberancia cámara

Y el Mi Note 10 en ese sentido sigue estando lejos de los mejores. Es el Xiaomi más caro en términos de potencia / precio, pero sigue siendo un producto muy competitivo en cuanto al precio. Haber pasado de los 449 del Mi 9 a 700-800 euros así de golpe habría sido un salto demasiado brusco, pero sabemos que es un punto al que Xiaomi intentará alcanzar cuando estén preparados para competir con los pesos pesados.

De momento, el Mi Note 10 es un terminal que destaca en diseño, pantalla, batería y con un nivel de fotografía que nos ha gustado. Un gran móvil que va en la dirección correcta, pero que aún debe comprender que el usuario premium y exigente no debería ser objetivo de sus maniobras de publicación de anuncios.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Cómo saber qué aplicaciones en desarrollo tienes en tu móvil
Análisis del Redmi Note 8T: un teléfono barato y casi para cualquiera