Análisis del Redmi Note 8T: un teléfono barato y casi para cualquiera

Análisis del Redmi Note 8T: un teléfono barato y casi para cualquiera

Acaba de anunciarse la llega del Redmi Note 8T al mercado español, ¡pero nosotros ya llevamos un par de semanas con él! Os contamos nuestra experiencia.

Acaba de finalizar la presentación de Xiaomi en Madrid, donde al fin ha presentado sus primeros televisores para el mercado español y sus nuevos smartphones, el Xiaomi Mi Note 10 y el Redmi Note 8T. Hemos tenido la suerte de poder probar este último durante un par de semanas, así que venimos a contaros cómo ha sido nuestra experiencia con él. ¡Adelante análisis!

Características del Redmi Note 8T

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 665.
    • GPU: Qualcomm Adreno 610.
  • Memoria RAM: 3 o 4 GB.
  • Almacenamiento interno: 32, 64 o 128 GB.
    • Ampliable: sí, mediante microSD.
  • Pantalla
    • Tamaño: 6,3 pulgadas.
    • Tipo: LCD.
    • Resolución: Full HD +.
    • Relación aspecto: 19.5:9.
    • Otros: Corning Gorilla Glass 5, cristal 2.5D.
  • Cámaras
    • Traseras: 48 Mpx + 8 Mpx + 2 Mpx + 2 Mpx.
    • Delantera: 13 Mpx.
  • Batería
    • Capacidad: 4000 mAh.
    • Carga rápida: 18 W.
  • Otros
    • NFC.
    • Puerto jack de 3,5 milímetros.
    • Bluetooth 4.2.
    • Dual SIM.
    • Desbloqueo facial.
  • Colores: blanco degradado, azul y negro.
  • Precios
    • 3 GB + 32 GB: 179 €.
    • 4 GB + 64 GB: 199 €.
    • 4 GB + 128 GB: 249 €.

Bonito, aunque sobrio

El Redmi Note 8T no destaca demasiado por su diseño en un mercado en el que las firmas parecen copiarse unas a otras. Es bonito, sí, pero falta un toque de originalidad que le otorgue algo de personalidad. Pese a ello, entiendo que es difícil hacerlo en cada terminal y más siendo una marca que lanza teléfonos como churros.

Eso sí, no es tan parecido como pudiéramos pensar a su hermano, el Redmi Note 8 Pro, que analizamos hace apenas unas semanas. Para empezar, el cristal de la trasera del 8T es mucho más bonito, aunque eso también supone que nuestras huellas dactilares quedarán impregnadas más fácilmente. El modelo que he probado, en color azul, resulta bastante sobrio, por lo que podría ser perfecto si no queréis llamar la atención. Este smartphone también estará disponible en una especie de blanco degradado y en negro.

Respecto a la posición de las cámaras, éstas se sitúan en la zona superior derecha, mientras que en el Note 8 Pro se encontraban en la mitad superior. El dispositivo también me ha parecido bastante resistente, una característica importante teniendo en cuenta que resbala muchísimo al apoyarlo en ciertas superficies.

El sensor de huellas, su talón de Aquiles

Pese a ser alguien con manos pequeñas, el teléfono me ha resultado muy cómodo, tanto por sus dimensiones como por su ligereza, aunque ésta aumenta si usamos una funda protectora. Para presumir hay que sufrir, o eso dicen, ¿no?

Lo único que no me ha gustado de este apartado es el sensor de huellas dactilares ubicado en la trasera. Y no lo digo por dónde está situado, sino por su tamaño. Es demasiado pequeño, incluso para alguien con los dedos pequeños, no me quiero imaginar lo incómodo que debe ser para alguien con manos grandes.

Para mí este sensor sí es un problema que me haría dudar a la hora de escoger un smartphone, ya que en muchas ocasiones el terminal no se me desbloqueaba y me terminaba resultando más fácil hacerlo mediante desbloqueo facial. Un desbloqueo facial que, por cierto, funciona de sobresaliente hasta en condiciones lumínicas pésimas.

Pantalla excelente para su precio

El Note 8T incorpora una pantalla LCD de 6,3 pulgadas con resolución Full HD + y relación aspecto 19.5:9. En términos generales, la pantalla es una delicia para disfrutar de contenidos multimedia, tiene poquísimos marcos, lo que ayuda a tener una sensación de inmersión.

No es la mejor pantalla del mercado, sin embargo, es excelente teniendo en cuenta el bajo precio del terminal, que empieza desde los 179 € en su versión más modesta. El marco inferior sí que es un poco más grande y está protagonizado por incluir el nombre de la marca, Redmi. Creo que podrían habérselo ahorrado, pues también han hecho lo mismo en la trasera. Como ya es costumbre en los Redmi, éste integra un notch en forma de gota que le sienta bastante bien.

Rendimiento moderado

Si hablamos de rendimiento, el Note 8T equipa un procesador Qualcomm Snapdragon 665, la posibilidad de escoger entre 3 o 4 GB de RAM y entre 32, 64 o 128 GB de almacenamiento interno, que podrá ampliarse mediante tarjeta microSD.

Empezaré diciendo que si quieres un móvil ultrarrápido, el Note 8T no es lo que buscas. Navegar por las distintas aplicaciones del teléfono no es que sea lento, pero, sí he de admitir que me ponía nervioso ese par de segundos de más que tardaba en comparación con otros terminales de su rango de precio. Cabe recalcar que hemos estado usando una versión de prueba que, posiblemente, no sea exactamente igual que los modelos finales, en los que quizás se pulan aspectos como el que comento.

Como iba diciendo, el rendimiento me ha decepcionado un poco. De todos modos, eso no quiere decir que le pase lo mismo a todos los usuarios, seguramente una persona normal y corriente apenas notaría ese par de segundos de diferencia. Con el móvil también podrás jugar a videojuegos, aunque no esperes un rendimiento brutal en títulos exigentes.

En definitiva, el rendimiento no es malo, para nada. Son 179 € de teléfono y tampoco se puede pedir mucho más, el problema es lo que vemos en otras marcas. Igual que durante mucho tiempo Xiaomi ha sido imbatible en calidad/precio, ahora realme nos hace dudar de su reinado. Lo digo porque hace cosa de un mes tuve la oportunidad de probar el realme 5 Pro, que por 199 € ofrecía un rendimiento muy superior al Redmi Note 8T.

Otro aspecto que no me ha agradado demasiado es el almacenamiento interno. En pleno 2019 no veo muy normal comercializar una versión de 32 GB, memoria insuficiente casi para cualquier usuario, bastaría con hacer algo de fotos o vídeos y adiós. Es cierto que es posible ampliar el almacenamiento mediante micro SD y también que habrá versiones de 64 y 128 GB, pero, no me sirve como excusa. Como en el caso anterior, el realme 5 Pro por solo 20 euros más (199 €) ofrece 128 GB en lugar de 32.

Cámara que cumple sin caprichos

El teléfono monta cuatro cámaras traseras que están distribuidas de la siguiente manera: una lente principal de 48 Mpx, un gran angular de 8 Mpx, un macro de 2 Mpx y una lente de profundidad de 2 Mpx. En cambio, solo cuenta con una cámara delantera, concretamente de 13 megapíxeles.

El Note 8T es muy versátil fotográficamente hablando, ya que da a los usuarios la posibilidad de utilizar un gran angular (una lente que me encanta y sé que a muchos usuarios también), la lente de profundidad para ese modo retrato que tanto gusta en redes sociales e incluso un macro para fotografiar cosas más pequeñas.

Es versátil sí, pero los resultados son modestos, no es un apartado fotográfico que vaya a contentar a los que quieran hacer fotos de gran calidad. No obstante, creo que le vendrá como anillo al dedo a usuarios que no hagan un uso tan profesional de las cámaras, que es realmente el público al que va dirigido este teléfono.

También hago mención especial al modo nocturno, que mejora bastante los resultados, otorgando un mayor nivel de detalle en condiciones lumínicas pésimas. Y no nos olvidamos de la cámara delantera, de 13 megapíxeles, que ofrece buenos resultados, aunque prefiero quitar la IA para que los resultados sean más realistas, no soy muy partidario de perfeccionar tanto la cara del usuario, cosa que le encanta a los asiáticos por norma general.

Autonomía para aburrir

Como ya es norma en la compañía, este nuevo integrante de la familia Redmi cuenta con una gran autonomía gracias a su batería de 4000 mAh. Si de algo puede sacar pecho este teléfono es de batería, que según nuestras pruebas puede aguantar perfectamente una jornada completa sin despeinarse tras darle caña durante todo el día, ya sea usando redes sociales, haciendo fotos o viendo tus series preferidas. El teléfono también cuenta con carga rápida de 18 W, lo que podría salvar a más de un usuario en un apuro. Una característica de agradecer en un terminal tan barato.

Una tímida respuesta de Xiaomi a realme

El Redmi Note 8T es un teléfono moderado accesible para casi cualquier persona, no puedo negar que por solo 179 € está muy bien lo que ofrece. Pero, me esperaba algo más. Esperaba un terminal con el que Redmi diese un golpe sobre la mesa, como diciendo: «realme, nos habíamos relajado, pero, volvemos a mandar aquí».

Suena genial, ¿eh? Pero no, Redmi no lo ha hecho y el Note 8T se encuentra un peldaño por debajo de su competidor directo, el realme 5 Pro. Es peor que este último en rendimiento, cámaras y batería. Esperaba una respuesta acorde y lo único que he visto es una respuesta tímida. No cabe duda de que Xiaomi y Redmi tienen en España, a día de hoy, un público muy amplio que les otorga una ventaja enorme respecto a realme, mas, no deberían confiarse. El dinero es el dinero y seguro que más de uno valorará pasarse a realme si ofrecen algo mejor por menos dinero.

Aprovecho para recordaros los precios del Redmi Note 8T según la configuración elegida. A continuación las diferentes versiones:

  • 3 GB + 32 GB: 179 €.
  • 4 GB + 64 GB: 199 €.
  • 4 GB + 128 GB: 249 €.
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
La estafa del móvil de 40 euros
Análisis Samsung Galaxy Fold
Análisis Huawei Nova 5T
Unboxing Samsung Galaxy Fold
Análisis realme X2 Pro
Análisis realme X2
realme en España
Análisis del OnePlus 7T
Unboxing OnePlus 7T
Análisis de la Honor Band 5
El iPhone 11 visto desde Android
Análisis de EMUI 10
Análisis del Xiaomi Mi Note 10: un punto de inflexión hacia el sector premium
Xiaomi Mi Note 10, el móvil con más cámaras llega a España